Menu

Monitores Blue Sky Media Desk 2.1.

Al desembalar esta segunda pareja pensé que el tamaño “diminuto” de los satélites tal vez fuera un inconveniente para mostrar una escena “verdadera” (que dice algún amigo). Personalmente, grabar y mezclar con un subwoofer no me “pone” mucho. Pues las frecuencias están muy dispersas y si el sistema no está perfectamente equilibrado, puede llevar a confusiones con cierta facilidad. Especialmente a alguien que no sea un experto. Por otra parte, los subwoofer en ocasiones son muy “teatreros”. Quiero decir que hinchan de forma desproporcionada el abanico sonoro. De forma peligrosa, pues suele resultar atractivo al oído, y por tanto adictivo, pero engañoso.

Como bien nos contaba Roger Montejano en uno de sus bancos de pruebas ISP, muchos fabricantes tienden a preparar un producto que enamore. Realzando agudos y graves. Consiguiendo así un sonido más espectacular. Lo que necesitamos en mezcla es seguridad. Trabajar cómodos, si, pero sin dejarnos llevar por la pasión del realce de frecuencias que posteriormente no constarán (o lo harán de forma inesperada) en la mayoría de equipos de los oyentes.

Al grano. Conectamos los Blue Sky
Los satélites son tan pequeños y ligeros por que el amplificador está dentro del sub. Me parece una idea del todo acertada. Personalmente, no necesito unos trastos aparatosos que “tuneen” mi estudio. Por el contrario, quiero poco bulto, poco trasto pero con calidad, chicha de la buena.

Por otra parte, todo el cableado (salvando el envío a los satélites lógicamente), irá hacia el subwoofer, lo cual hace también más discreto y estético su montaje. Evitando cables por la zona superior.

Concretando. Tenemos dos cajas laterales de 55 w con altavoz de 4” y tweeter de 1”. El subwoofer, sin embargo cuenta con 65 w de potencia.

Aspectos llaman la atención
Estupenda predisposición de los satélites para ser ubicados y orientados de muy diversas maneras. Los recintos de las cajas superiores vienen preparados para ser montados sobre soportes o para situarlos sobre una superficie en plano, e incluso ligeramente alzados gracias a una rueda que nos permite modificar su inclinación.

El subwoofer, como comentaba más arriba, es la unidad central del sistema. En él encontramos las salidas balanceadas en XLR, las no balanceadas en RCA, los switch modo 2.1 o 5.1, atenuadores, ganancia etc..

Conclusiones

Sería muy resumido a la hora de definir este conjunto. Me ha gustado especialmente la precisión del sistema. Es cristalino, muy definido. No se pierde ni un solo detalle de la mezcla cuando trabajamos con el Blue Sky 2.1 Monitoring System. La resolución de las frecuencias graves mediante el sub, es lo que más me ha satisfecho. Se trata una unidad que refuerza, como era de esperar, los graves. Sin excesos, sin florituras. No aportan una masa informe, vaga e indeterminada de graves. Se trata de un grave conciso, “apretado”, contenido.
El importador no mentía. En efecto se trata de un conjunto fiable, de excelente relación calidad precio.

Aunque los veo perfectos como segunda escucha para buscar matices y obtener una mezcla ligeramente “fina”, pueden ser una alternativa de escucha única sin lugar a dudas. Personalmente la complementaría con otro sistema un poco más “grueso”, para contrastar. Por ejemplo, los DSM2. Hacen buen equipo.

 

Especificaciones
2 x satelites
Potencia: 55 w
Medidas: 15,7 x 15,7 x 21,5 cm
Peso: 2,25 kg por unidad
1 x subwoofer
Potencia: 65 w
Medidas: 35,56 x 35,56 x 38 cm
Peso: 20,25 kg
 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec