X

Menu

Los músicos en tiempos de pandemia: diversificar

Toni Mateos u47 y sala 6

El azote de la COVID-19 ha sido devastador para la gran mayoría de las empresas y autónomos del mundo. Una vez más, el sector de la cultura y en especial el de la música, se han llevado la peor parte. Miles de músicos han visto como su actividad económica, ya sea la relacionada con la docencia, música en directo o programas de televisión, se ha reducido prácticamente a cero. Desafortunadamente, los datos no son muy esperanzadores, así que ha llegado el momento de reinventarse, diversificar nuestras fuentes de ingresos y tratar de encontrar ventajas donde aparentemente todo son impedimentos.

 Los pros y los contras del confinamiento

El encierro obligatorio ha modificado muchos de nuestros hábitos cotidianos. La alimentación, el tele-trabajo, los momentos de ocio e incluso las horas de sueño se han visto afectadas por la nueva situación. La compra online y la adquisición de productos y servicios a través de internet se ha normalizado. Según diferentes estudios llevados a cabo, los usuarios de música en streaming han aumentado más de un 50 % el consumo de ésta. Por otra parte, muchos compositores y creadores han aprovechado el confinamiento para grabar nuevas canciones y acabar aquellos proyectos que tenían pendientes. Lejos de lo que podría parecer en un principio, es un buen momento para que los músicos vayan un paso más allá y ofrezcan servicios de grabación online desde sus propios estudios.

Tonimateos43 2bJulioGrabando desde casa

Si eres músico y tienes conexión a internet ha llegado la hora de montar tu propio estudio de grabación online. Las ventajas son muchas y muy diversas. Por una parte, tal y como decíamos al principio, conseguiremos diversificar nuestras fuentes de ingresos y no dejarlo todo a expensas de los conciertos o la docencia. La potencialidad de un negocio online es casi infinita. Podrás conseguir clientes de cualquier parte del mundo sin moverte de casa. Por otra parte, se trata de un tipo de trabajo que no está sujeto a horarios concretos, con lo que te resultará muy fácil combinarlo con otras tareas. Eso sí, ¡vas a necesitar invertir mínimamente en equipos de grabación!

¿Qué necesito para grabar online?

Las necesidades técnicas y la inversión que deberás realizar van a estar sujetas, evidentemente, al instrumento que quieras grabar. No requerirás lo mismo para una batería que para un teclado electrónico. Vamos a tratar de repasar uno por uno los elementos necesarios:

La sala

Si tu instrumento es acústico, ya sea una batería, una trompeta o un ukele, deberás buscar un recinto adecuado para poder llevar a cabo tus grabaciones. Necesitarás una sala insonorizada y tratada acústicamente en su interior. Este es quizá uno de los ingredientes más caros de la receta, aunque con un poco de imaginación e ingenio podrás abaratar los costes sustancialmente. La insonorización es indispensable para poder captar tu sonido sin que se vea alterado por la contaminación acústica exterior (el tráfico, los truenos, el perro del tercero primera…). Por otro lado, es importante no infringir la normativa municipal en cuanto a emisión de ruidos, que actualmente en España está sobre los 25 dB de inmisión (el ruido que llega a casa del vecino). Ten en cuenta que algunos instrumentos pueden emitir picos de 130 dB, así que los 105 dB restantes deberán ser amortiguados por tus paredes. Existen soluciones muy efectivas para tales efectos, como las cabinas modulares insonorizantes, aunque también puedes hacértelo tú mismo con materiales de construcción reciclados. Encontrarás mucha información en Youtube.  Si optas por la última opción, ¡es importante que seas un manitas con el tema del bricolaje!

La sala tonimateosjul2020

El tratamiento acústico es también indispensable para poder grabar con una mínima calidad. Las ondas sonoras emitidas por tu instrumento rebotan por las paredes, suelo y techo de manera caprichosa y casi impredecible. Estos rebotes pueden arruinar tu grabación, creando crestas indeseadas (bolas de graves, etc…) o cancelaciones de algunas frecuencias. Como norma general, procura que las paredes de tu sala de grabación no sean paralelas ni lisas. Y si lo son, trata de colocar elementos que ayuden a la difusión y absorción del sonido. Algunas soluciones “caseras” pueden ser los sofás, librerías, alfombras, mobiliario diverso… Por cierto, ¡las hueveras no sirven para nada!… tenlo en cuenta.

Los micrófonos

Siguiendo con los instrumentos acústicos, otro de los requisitos técnicos va a ser la microfonía. Este es el eslabón número uno en la cadena de captación del sonido. Antes de decidirte por una u otra tipología deberás tener en cuenta dos cosas: su construcción y su patrón polar. Estos dos parámetros son muy importantes a la hora de grabar cualquier tipo sonido. Los micros se dividen en dinámicos, de condensador o de cinta según su construcción. Veamos sus características principales:

Micrófonos dinámicos

Los micrófonos dinámicos suelen caracterizarse por ser muy robustos y fiables, y no necesitan baterías ni alimentación externa. Además, no son muy sensibles, por lo que son una buena opción para la grabación de baterías, amplificadores o instrumentos que generen mucha señal… Sin embargo, también se pueden usar con voces, por lo que son muy polivalentes. Por otro lado, cuentan con la ventaja de ser bastante asequibles y con un cuidado básico suelen durar mucho tiempo.

Micrófonos de condensador

Generalmente son mucho más sensibles que el resto de tipos de micrófonos, por lo que la señal será más fuerte. Son una opción perfecta para la grabación de voces, cuerdas, pianos, etc… Si prefieres uno más polivalente, elige un micrófono de condensador de diafragma grande, pues captará un mayor rango de frecuencias.

Micrófonos de cinta

Se caracterizan por captar los sonidos de forma suave, generando un sonido vintage que nada tienen que ver con los de condensador. Son muy delicados, por lo que requieren de un exhaustivo cuidado y de ciertas aplicaciones para evitar su deterioro.

COLLAGE MICROS tonimateos julio20

Como decíamos, es importante también que te fijes en el patrón polar, que es la zona por donde el micrófono capta el sonido. Veamos algunos de los diferentes tipos:

Omnidireccional

Los micrófonos omnidireccionales son aquellos micrófonos que captan el sonido con igual ganancia desde cualquier lado o dirección del micrófono. Aunque puede parecer la mejor opción para cualquier caso, tiene sus inconvenientes, ya que puede captar ruidos o reflexiones no deseadas.

Cardioide

Su rango de sensibilidad está en la parte frontal, minimizando (aunque no del todo) la sensibilidad trasera. Su direccionalidad es similar a la forma de un corazón, captando así las fuentes de señal que se sitúen en frente de él. Se suele utilizar para las grabaciones de voz en mano, guitarras, bombos, snares, toms

Hipercardioide

El patrón polar hipercardioide se caracteriza por tener un ángulo de captación mucho más cerrado, por lo que elimina de forma más eficaz los ruidos y la realimentación. Se reduce por lo tanto el ángulo de captación frente al cardioide.

Bidireccional o Figura de ocho

Un micrófono bidireccional tiene un patrón polar con la forma de un número ocho, por lo que capta el audio de la misma manera desde la parte frontal que la trasera, evitando los sonidos laterales.

 

Los previos

Cualquier señal acústica captada por un micro será convertida a un microvoltaje, una señal eléctrica muy pequeña que viajará por tus cables. Para que esta sea funcional y operativa deberemos amplificarla con un previo de micro o preamp. En este proceso de amplificación el sonido puede verse sutilmente alterado y enriquecido (hablaremos entonces de previos que “colorean” tu sonido) o bien puede mantenerse fiel a la fuente original (previos “transparentes”). Es importante que hagas las pruebas necesarias y te informes bien para que elijas el previo que mejor se ajuste a tus necesidades.

Los previos toni mateos

Interface o conversor AD/DA

También llamado “tarjeta de sonido” será el dispositivo que convierta nuestra señal eléctrica proveniente de micros y previos (por ahora analógica) a unos y ceros (sistema binario digital), que es el único lenguaje que puede entender nuestro ordenador. La calidad de la conversión es un parámetro importante a tener muy en cuenta y que hará que encontremos en el mercado conversores con precios muy dispares.

Ordenador y software de grabación (DAW)

El ordenador será el “cerebro” de todo el proceso de grabación, edición y cómo no, envío de los archivos hacia nuestros nuevos clientes. Las necesidades técnicas de éste irán también muy relacionadas con el número de pistas simultáneas que vayamos a grabar. Tenlo en cuenta a la hora de calcular la RAM y CPU necesarias. Deberás instalar un software para grabación y edición de audio (hoy en día existen muchos gratuitos en el mercado). Todo ello conformará tu Estación de Trabajo Digital (o DAW según sus siglas en inglés)

Una vez tengas todos estos elementos conectados y bien calibrados podrás empezar a grabar con músicos, compositores y productores de todo el mundo. Sin duda, se convertirá en una herramienta que te ayudará a superar los difíciles tiempos que estamos viviendo. Es el momento, como decíamos, de reinventarnos y adaptarnos a las nuevas realidades. Los músicos necesitamos crear, estar activos y comunicarnos. Y es que, como dijo Freddie Mercury: “la peor enfermedad es el aburrimiento”.