Menu

lupa    Login

Software daw y librerías

Mark Studio 1. Tratamiento de bajo en el estudio.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Jorge Quesada

Por fin un plugin específico de bajo, profesional y al alcance de todos

Introducción
Durante este último período, hemos ido descubriendo abundantes aplicaciones software específicamente diseñadas para el tratamiento de guitarras eléctricas a través del ordenador. Diseños informáticos concebidos para simular amplificaciones, recintos, salas, distorsiones y efectos en general, simulación de tomas microfónicas, etc.

Unos avances realmente útiles para todos los que grabamos y producimos nuestros proyectos a través de un ordenador central, máquina que maneja todos nuestros plugins, software maestro, instrumentos virtuales y demás periféricos.

Eleven, Guitar Rig, Amplitube y otros tantos. Pero ¿y qué hay del tratamiento del bajo? Parece que hasta ahora la mayoría se ha ido manejando con compresores, limitadores y retoques de ecualización. Utilizando los propios plugins del software maestro. En principio, parece menos dañino para el sonido pasar un bajo por línea “a pelo”, que una guitarra eléctrica. Y digo en principio, ya que esto es en realidad una simpleza, pues tiene mucha más enjundia de la que a primera vista parece. Perdonen los bajistas experimentados por lo evidente de mis comentarios, pues lo sabrán ya ustedes de sobra.

Muchos de los guitarristas (la mayoría), han encontrado un gran aliado en la simulación de amplificación y recinto. Tanto si es vía hardware (racks, multiefectos varios, pedales, etc.), como si es gracias a programas informáticos de calidad. Supone el ahorro de molestias a la hora de utilizar el amplificador, los micrófonos, etc. El proceso es más rápido, puede hacerse a niveles de volumen muy inferiores (incluso de noche en un domicilio particular, vía cascos), etc. En fin, la mayoría de vosotros ya debéis conocer todos estos progresos.

Hasta ahora, si teníamos la misma pretensión de ahorrar micros y ampli con la grabación del bajo, la mayoría optábamos por la línea. Posteriormente aplicábamos los retoques que hemos mencionado unas líneas más arriba. Evidentemente, la señal pegada y, sobre todo, el carácter de nuestro bajo, se veía gravemente limitado, a no ser que utilizáramos un previo o herramienta externa al propio soft maestro.



Por fin una marca, de reconocida calidad en amplificación de bajos, ha tenido la ocurrencia de generar un plugin directamente dirigido al tratamiento del bajo. Mark Studio 1 es el resultado.

Quien esté acostumbrado a grabar su bajo por línea (directa), y empiece a curiosear el software en cuestión, empezará a alucinar en colores con la cantidad de variaciones, timbres y matices que puede generar en su pista de bajo. Por supuesto, y como en otros casos, grabamos el bajo limpio (para evitar coloraciones fijas) y, posteriormente, vamos moldeando su sonido en función de lo que el tema nos va pidiendo. Con ayuda del plugin, claro.

Aunque muchos piensan que el sonido de un bajo, en esencia, es “siempre parecido”, especialmente si lo comparan con las variaciones que sufre una guitarra eléctrica amplificada, la riqueza de matices en función del amplificador, recinto, tipo de compresión, sala y forma de captar el sonido a través de los micros, es aplastante.



Las pruebas
Instalamos Mark Studio 1 en uno de nuestros sistemas. La instalación fue fluida y sin problemas ni “enganchones”. Hicimos correr la aplicación bajo Pro Tools, añadiendo después el plugin en nuestro mixer, pista del bajo.

El software va de maravilla, Pro Tools lo reconoce a la primera. Insertamos en la pista la herramienta y a funcionar. Su interfaz gráfica va totalmente en línea con el diseño de sus amplificadores, característicos por los negros y los remates amarillos, también por su mezcla del vintage y lo digital contemporáneo en su aspecto.



Se trata de un soporte muy visual e intuitivo. Vemos de forma muy gráfica el dibujo del cabezal elegido; también del recinto. Además podemos ver qué tipo de micros (y cuántos) hemos seleccionado, así como su posición. Esto quiere decir que con un simple vistazo tenemos clara la configuración.

A golpe de ratón podemos ir variando los diferentes parámetros. Desde elegir cabezal entre los propuestos (Mark Bass TA501, R500 y Classic 300), hasta los recintos disponibles (STD 151HR, STD 152HR, STD 104HR, STD 104HF, STD 106HF y Classic 108). También ratios de compresión, micros, posición de estos, etc.

Para los que buscan resultados rápidos, sin tener siquiera que complicarse la vida retocando los parámetros, encontramos 64 Presets de fábrica fácilmente asignables y con un más que extenso repertorio de posibilidades. Desde bajos limpios, saturados, poperos, funky loco, funk vintage, rock y un enorme etc.

Para los más perfeccionistas se brindan todas las opciones de retoque, y 64 presets más de asignación por el usuario. Es en este apartado en el que podemos disfrutar al máximo las recreaciones de las tomas microfónicas, intercambio de cabezales con recintos, posición de los micros (cercanos, lejanos, más próximos a las trompetas de agudos, cerca de los conos graves, un micro, dos...). También podremos intervenir en el ruteo de señal/salida, utilizando y combinando opciones de línea, mic, etc.

Mark Bass ha contemplado con gran fidelidad todas las opciones posibles, de tal modo que el software nos ofrece una versatilidad y realidad gratamente apetecible.

Conclusiones
Me parece una herramienta muy potente. Nos brinda una gran versatilidad en la pista del bajo. Sus presets de fábrica están muy bien elaborados, de tal modo que obtenemos unas compresiones y sonidos muy específicos para nuestro instrumento. En definitiva, mejoran notablemente nuestras posibilidades.

El bajo gana en carácter y nuestros temas pueden ser llevados a nuevos horizontes. Es increíble apreciar cómo puede girar una canción cuando variamos el estilo de sonido del bajo. También es sumamente relevante el cambio en pegada y empaste con el bombo. Instalando esta aplicación, el juego bombo/bajo es mucho más rico y nos permite generar bases rítmicas con gran énfasis y personalidad.

La firma profesional, y claramente específica para el bajista, nos ha sorprendido con su tecnología, estupenda visión de futuro y gran calidad en el desarrollo de este trabajo. Queremos dar las gracias a esta compañía por pensar tanto en los bajistas, pues muchos de nosotros nos sentimos algo “abandonados” con respecto a los mimados guitarristas (sonrisa), que siempre tienen a mano centenas de nuevas herramientas para juguetear y mejorar sus timbres.

Tabla De Presets De Fábrica Que Encontrás En El Mark Studio 1
Preset, nombre, cabezal, recinto, micrófono, comp, room

A1 Pop 1 TA501 104 HR Condenser 47
A2 Pop 2 (JB) TA501 104 HF Dynamic 57
A3 Pop Kant (comp) R500 152 HR Ribbon 122 Post
A4 Heavy Pop R500 104 HR Dynamic 112
A5 Pop 3 (PB) R500 104 HF Dynamic 57
A6 Pop Rock 1 CL300 104 HR Dynamic 57
A7 Pop Rock 2 TA501 104 HR Dynamic 57
A8 Pop Art R500 104 HR Dynamic 52
B1 Old Pop (PB) TA501 151 HR Dynamic 112
B2 Bluepop TA501 152 HR Ribbon 122
B3 Tube pop CL300 104 HR Ribbon 122
B4 Pop Light R500 104 HR Dynamic 57
B5 Livepop R500 104 HF Tubed
B6 Acipop (comp) TA501 108 CL Tubed Post
B7 Rock Radio TA501 106 HR Dynamic 57
B8 Just Head TA501 - - Pre
C1 Rocking Fretless R500 151 HR Ribbon 122
C2 Fly (MM) CL300 151 HR Dynamic 52
C3 Yellorock TA501 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122 Post
C4 Pushrock (comp) R500 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
C5 Tuberock CL300 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122
C6 Hi Tube CL300 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
C7 Tube Bottom CL300 108 CL Tubed
C8 Tube Full CL300 108 CL Ribbon
D1 Big Finger R500 104 HR Dynamic 57
D2 Rhythm Soul R500 104 HF Dynamic 57
D3 Rocco 'n B TA501 104 HF Ribbon 122
D4 R & Black (comp) R500 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122 Pre
D5 R & White TA501 106 HF Condenser 47
D6 Bluejam TA501 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122
D7 Classic Motsound R500 151 HR Ribbon 122
D8 Classic Motsound CL300 151 HR Condenser 47
E1 Jazz Club TA501 151 HR Dynamic 52
E2 Overjazz TA501 104 HR Dynamic 112
E3 Rich Jazz Bass TA501 104 HR Dynamic 52
E4 Tubedown CL300 151 HR Tubed
E5 Old Bass 2 R500 152 HR Tubed
E6 Old Bass 1 R500 151 HR Tubed
E7 Papua Bob TA501 151 HR Dynamic 52 + Ribbon 122
E8 Bass Tone CL300 151 HR Ribbon 122
F1 Fun Kantele (comp) TA501 104 HF Condenser 47 Post
F2 Groovology TA501 104 HR Dynamic 112
F3 Big Stone TA501 106 HF Tubed
F4 Furock Fly (comp) R500 104 HF Dynamic 112 Pre
F5 Mellofunk CL300 104 HR Condenser 47
F6 Steely Soul CL300 104 HF Dynamic 57
F7 Soul Rock (PB) TA501 151 HR Condenser 47 Yes
F8 Funk Tie TA501 104 HR Ribbon 122
G1 Rock & Roses (PB) CL300 108 CL Dynamic 52 Yes
G2 Clean Active Fretless TA501 151 HR Dynamic 52 + Ribbon 122 Yes
G3 Wonderbass TA501 106 HF Tubed
G4 King Bass R500 152 HR Dynamic 52 + Ribbon 122
G5 XXL Soul CL300 104 HR Dynamic 52
G6 Chic Dead Strings TA501 104 HR Dynamic 57
G7 Ultra Bass (comp) TA501 151 HR Tubed Post
G8 Rubber Power TA501 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
H1 Morning Rock Room (comp) CL300 108 CL Ribbon 122 Post Yes
H2 Deep Groove (comp) CL300 151 HR Dynamic 52 Post Yes
H3 Soft Rock in California (comp) TA501 151 HR Dynammic 52 Pre Yes
H4 Pick Punk Rock (comp) R500 104 HR Dynamic 52 + Ribbon 122 Pre Yes
H5 Rock Square (comp) R500 108 CL Tubed Pre Yes
H6 Bass on Feet CL300 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122 Yes
H7 Ambient Head (comp) TA501 - - Pre Yes
H8 Highdeep CL300 152 HR Dynamic 52 Yes

Para quienes no conocéis aún la marca, y os apetezca tener una referencia más exacta de lo que es capaz de hacer físicamente el producto MARK BASS, reeditamos varios fragmentos de bancos de pruebas realizados en nuestros laboratorios a diversos productos físicos (amplificadores y recintos) de la compañía.

Banco de pruebas Cabezal Mark Bass classic 300 y recinto Classic 104

Banco de pruebas CABEZAL STANDARD 104 HF

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Mark Studio 1. Tratamiento de bajo en el estudio.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Jorge Quesada

Por fin un plugin específico de bajo, profesional y al alcance de todos

Introducción
Durante este último período, hemos ido descubriendo abundantes aplicaciones software específicamente diseñadas para el tratamiento de guitarras eléctricas a través del ordenador. Diseños informáticos concebidos para simular amplificaciones, recintos, salas, distorsiones y efectos en general, simulación de tomas microfónicas, etc.

Unos avances realmente útiles para todos los que grabamos y producimos nuestros proyectos a través de un ordenador central, máquina que maneja todos nuestros plugins, software maestro, instrumentos virtuales y demás periféricos.

Eleven, Guitar Rig, Amplitube y otros tantos. Pero ¿y qué hay del tratamiento del bajo? Parece que hasta ahora la mayoría se ha ido manejando con compresores, limitadores y retoques de ecualización. Utilizando los propios plugins del software maestro. En principio, parece menos dañino para el sonido pasar un bajo por línea “a pelo”, que una guitarra eléctrica. Y digo en principio, ya que esto es en realidad una simpleza, pues tiene mucha más enjundia de la que a primera vista parece. Perdonen los bajistas experimentados por lo evidente de mis comentarios, pues lo sabrán ya ustedes de sobra.

Muchos de los guitarristas (la mayoría), han encontrado un gran aliado en la simulación de amplificación y recinto. Tanto si es vía hardware (racks, multiefectos varios, pedales, etc.), como si es gracias a programas informáticos de calidad. Supone el ahorro de molestias a la hora de utilizar el amplificador, los micrófonos, etc. El proceso es más rápido, puede hacerse a niveles de volumen muy inferiores (incluso de noche en un domicilio particular, vía cascos), etc. En fin, la mayoría de vosotros ya debéis conocer todos estos progresos.

Hasta ahora, si teníamos la misma pretensión de ahorrar micros y ampli con la grabación del bajo, la mayoría optábamos por la línea. Posteriormente aplicábamos los retoques que hemos mencionado unas líneas más arriba. Evidentemente, la señal pegada y, sobre todo, el carácter de nuestro bajo, se veía gravemente limitado, a no ser que utilizáramos un previo o herramienta externa al propio soft maestro.



Por fin una marca, de reconocida calidad en amplificación de bajos, ha tenido la ocurrencia de generar un plugin directamente dirigido al tratamiento del bajo. Mark Studio 1 es el resultado.

Quien esté acostumbrado a grabar su bajo por línea (directa), y empiece a curiosear el software en cuestión, empezará a alucinar en colores con la cantidad de variaciones, timbres y matices que puede generar en su pista de bajo. Por supuesto, y como en otros casos, grabamos el bajo limpio (para evitar coloraciones fijas) y, posteriormente, vamos moldeando su sonido en función de lo que el tema nos va pidiendo. Con ayuda del plugin, claro.

Aunque muchos piensan que el sonido de un bajo, en esencia, es “siempre parecido”, especialmente si lo comparan con las variaciones que sufre una guitarra eléctrica amplificada, la riqueza de matices en función del amplificador, recinto, tipo de compresión, sala y forma de captar el sonido a través de los micros, es aplastante.



Las pruebas
Instalamos Mark Studio 1 en uno de nuestros sistemas. La instalación fue fluida y sin problemas ni “enganchones”. Hicimos correr la aplicación bajo Pro Tools, añadiendo después el plugin en nuestro mixer, pista del bajo.

El software va de maravilla, Pro Tools lo reconoce a la primera. Insertamos en la pista la herramienta y a funcionar. Su interfaz gráfica va totalmente en línea con el diseño de sus amplificadores, característicos por los negros y los remates amarillos, también por su mezcla del vintage y lo digital contemporáneo en su aspecto.



Se trata de un soporte muy visual e intuitivo. Vemos de forma muy gráfica el dibujo del cabezal elegido; también del recinto. Además podemos ver qué tipo de micros (y cuántos) hemos seleccionado, así como su posición. Esto quiere decir que con un simple vistazo tenemos clara la configuración.

A golpe de ratón podemos ir variando los diferentes parámetros. Desde elegir cabezal entre los propuestos (Mark Bass TA501, R500 y Classic 300), hasta los recintos disponibles (STD 151HR, STD 152HR, STD 104HR, STD 104HF, STD 106HF y Classic 108). También ratios de compresión, micros, posición de estos, etc.

Para los que buscan resultados rápidos, sin tener siquiera que complicarse la vida retocando los parámetros, encontramos 64 Presets de fábrica fácilmente asignables y con un más que extenso repertorio de posibilidades. Desde bajos limpios, saturados, poperos, funky loco, funk vintage, rock y un enorme etc.

Para los más perfeccionistas se brindan todas las opciones de retoque, y 64 presets más de asignación por el usuario. Es en este apartado en el que podemos disfrutar al máximo las recreaciones de las tomas microfónicas, intercambio de cabezales con recintos, posición de los micros (cercanos, lejanos, más próximos a las trompetas de agudos, cerca de los conos graves, un micro, dos...). También podremos intervenir en el ruteo de señal/salida, utilizando y combinando opciones de línea, mic, etc.

Mark Bass ha contemplado con gran fidelidad todas las opciones posibles, de tal modo que el software nos ofrece una versatilidad y realidad gratamente apetecible.

Conclusiones
Me parece una herramienta muy potente. Nos brinda una gran versatilidad en la pista del bajo. Sus presets de fábrica están muy bien elaborados, de tal modo que obtenemos unas compresiones y sonidos muy específicos para nuestro instrumento. En definitiva, mejoran notablemente nuestras posibilidades.

El bajo gana en carácter y nuestros temas pueden ser llevados a nuevos horizontes. Es increíble apreciar cómo puede girar una canción cuando variamos el estilo de sonido del bajo. También es sumamente relevante el cambio en pegada y empaste con el bombo. Instalando esta aplicación, el juego bombo/bajo es mucho más rico y nos permite generar bases rítmicas con gran énfasis y personalidad.

La firma profesional, y claramente específica para el bajista, nos ha sorprendido con su tecnología, estupenda visión de futuro y gran calidad en el desarrollo de este trabajo. Queremos dar las gracias a esta compañía por pensar tanto en los bajistas, pues muchos de nosotros nos sentimos algo “abandonados” con respecto a los mimados guitarristas (sonrisa), que siempre tienen a mano centenas de nuevas herramientas para juguetear y mejorar sus timbres.

Tabla De Presets De Fábrica Que Encontrás En El Mark Studio 1
Preset, nombre, cabezal, recinto, micrófono, comp, room

A1 Pop 1 TA501 104 HR Condenser 47
A2 Pop 2 (JB) TA501 104 HF Dynamic 57
A3 Pop Kant (comp) R500 152 HR Ribbon 122 Post
A4 Heavy Pop R500 104 HR Dynamic 112
A5 Pop 3 (PB) R500 104 HF Dynamic 57
A6 Pop Rock 1 CL300 104 HR Dynamic 57
A7 Pop Rock 2 TA501 104 HR Dynamic 57
A8 Pop Art R500 104 HR Dynamic 52
B1 Old Pop (PB) TA501 151 HR Dynamic 112
B2 Bluepop TA501 152 HR Ribbon 122
B3 Tube pop CL300 104 HR Ribbon 122
B4 Pop Light R500 104 HR Dynamic 57
B5 Livepop R500 104 HF Tubed
B6 Acipop (comp) TA501 108 CL Tubed Post
B7 Rock Radio TA501 106 HR Dynamic 57
B8 Just Head TA501 - - Pre
C1 Rocking Fretless R500 151 HR Ribbon 122
C2 Fly (MM) CL300 151 HR Dynamic 52
C3 Yellorock TA501 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122 Post
C4 Pushrock (comp) R500 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
C5 Tuberock CL300 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122
C6 Hi Tube CL300 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
C7 Tube Bottom CL300 108 CL Tubed
C8 Tube Full CL300 108 CL Ribbon
D1 Big Finger R500 104 HR Dynamic 57
D2 Rhythm Soul R500 104 HF Dynamic 57
D3 Rocco 'n B TA501 104 HF Ribbon 122
D4 R & Black (comp) R500 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122 Pre
D5 R & White TA501 106 HF Condenser 47
D6 Bluejam TA501 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122
D7 Classic Motsound R500 151 HR Ribbon 122
D8 Classic Motsound CL300 151 HR Condenser 47
E1 Jazz Club TA501 151 HR Dynamic 52
E2 Overjazz TA501 104 HR Dynamic 112
E3 Rich Jazz Bass TA501 104 HR Dynamic 52
E4 Tubedown CL300 151 HR Tubed
E5 Old Bass 2 R500 152 HR Tubed
E6 Old Bass 1 R500 151 HR Tubed
E7 Papua Bob TA501 151 HR Dynamic 52 + Ribbon 122
E8 Bass Tone CL300 151 HR Ribbon 122
F1 Fun Kantele (comp) TA501 104 HF Condenser 47 Post
F2 Groovology TA501 104 HR Dynamic 112
F3 Big Stone TA501 106 HF Tubed
F4 Furock Fly (comp) R500 104 HF Dynamic 112 Pre
F5 Mellofunk CL300 104 HR Condenser 47
F6 Steely Soul CL300 104 HF Dynamic 57
F7 Soul Rock (PB) TA501 151 HR Condenser 47 Yes
F8 Funk Tie TA501 104 HR Ribbon 122
G1 Rock & Roses (PB) CL300 108 CL Dynamic 52 Yes
G2 Clean Active Fretless TA501 151 HR Dynamic 52 + Ribbon 122 Yes
G3 Wonderbass TA501 106 HF Tubed
G4 King Bass R500 152 HR Dynamic 52 + Ribbon 122
G5 XXL Soul CL300 104 HR Dynamic 52
G6 Chic Dead Strings TA501 104 HR Dynamic 57
G7 Ultra Bass (comp) TA501 151 HR Tubed Post
G8 Rubber Power TA501 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
H1 Morning Rock Room (comp) CL300 108 CL Ribbon 122 Post Yes
H2 Deep Groove (comp) CL300 151 HR Dynamic 52 Post Yes
H3 Soft Rock in California (comp) TA501 151 HR Dynammic 52 Pre Yes
H4 Pick Punk Rock (comp) R500 104 HR Dynamic 52 + Ribbon 122 Pre Yes
H5 Rock Square (comp) R500 108 CL Tubed Pre Yes
H6 Bass on Feet CL300 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122 Yes
H7 Ambient Head (comp) TA501 - - Pre Yes
H8 Highdeep CL300 152 HR Dynamic 52 Yes

Para quienes no conocéis aún la marca, y os apetezca tener una referencia más exacta de lo que es capaz de hacer físicamente el producto MARK BASS, reeditamos varios fragmentos de bancos de pruebas realizados en nuestros laboratorios a diversos productos físicos (amplificadores y recintos) de la compañía.

Banco de pruebas Cabezal Mark Bass classic 300 y recinto Classic 104

Banco de pruebas CABEZAL STANDARD 104 HF

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Logic Studio: Potencia y sencillez de uso. Capítulo II.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Alberto González

MainStage
Una de las aplicaciones novedosas de Logic Studio, y que ha despertado mucho interés, es MainStage. Desarrollada completamente para las interpretaciones en directo de cualquier tipo de controlador (teclados, guitarra, etc.), permite tocar los instrumentos software de Logic y sus efectos también, no solamente en una interfaz integrada especialmente para ello, sino en una pantalla diseñada para el escenario.

Vistas de escenario
Una vista optimizada con gráficos de alta resolución, fácil de leer incluso en condiciones de poca iluminación; junto con gráficos de alta resolución ajustables en cualquier monitor, hacen que tengas en el escenario todo el control de las herramientas de Logic.

Control del equipo
La preparación de un repertorio para directo implica muchas cosas. Entre las más importantes se encuentra el control del equipo que vayas a manejar (en este caso MainStage).

La compatibilidad del hardware totalmente integrado es importantísima en este caso. El uso de controladoras (superficies de control o mesas de hardware), tanto vía MIDI, como por USB, (teclados, baterías, guitarras, etc.) no es problema con Mainstage, ya que tanto el diseño como la rápida e intuitiva función de aprendizaje te permitirán hacer uso de todo el material en un instante. Además, el programa detecta de forma automática cualquier periférico que conectes. Nos encontramos una vez más con la misma característica: facilidad. Me apasiona esta filosofía: "dedícate a tocar y no a investigar cacharros".

Tendrás también afinador a pantalla completa para guitarras, bajos o cualquier otro instrumento que necesites.

Por otra parte, puedes controlar sonidos y efectos a partir de las plantillas diseñadas o personalizar las tuyas propias.

Módulos de teclado
La combinación de instrumentos por capas no es ningún problema, hasta el punto de que en cada asignación de capas y división puedes separar el teclado en zonas. Reproducirás sonidos desde el mismo teclado MIDI o desde cualquier otro controlador. Puedes realizar ajustes, por ejemplo configurando un modo en donde parte del teclado de la zona de la mano izquierda sea un bajo y el resto un piano con cuerda (por poner un ejemplo).

Si MainStage detecta que estás haciendo una melodía con el bajo y éste supera la franja que ha sido programada para él, aún así seguirá sonando sólo el bajo. Con todo esto puedes imaginarte hasta dónde puede llegar el nivel de interpretación en un directo. Ten en cuenta también que puedes utilizar tus plug-ins de terceros (siempre Audio Units) en todas estas configuraciones.

Interpretaciones de guitarra
Tampoco podía faltar el uso de la guitarra en directo con Guitar Amp Pro y efectos. Usa sus plantillas prediseñadas, o personalízalas también para tu directo. Además podrás utilizar pedaleras que sincronicen a la perfección y te faciliten el acceso rápido en vivo.

SoundTrack Pro 2
Se trata de una opción que te permite poner música o cualquier tipo de ambiente a una película. A través de completas herramientas de edición, tener opciones de mezcla de sonido envolvente e integración con Final Cut, es posible gracias a SoundTrack Pro 2.

Interfaz multipista optimizada
Al igual que las otras aplicaciones de Logic, ésta es de ventana única también. Así tenemos posibilidad de una edición de sonidos de manera ágil a través de un multipista con editor de ondas integrado.

¿Qué puedo hacer desde dicha aplicación? Recuperar, reordenar, interrumpir o eliminar fácilmente el proceso de edición directamente desde la interfaz de ventana única.

A través de "El baúl" puedes gestionar todos los archivos de sonido, secuencias, marcadores y todo ello de varios proyectos. La reproducción de vídeo HD o SD sincronizado directamente en la ventana de reproducción integrada, a pantalla completa, en un segundo monitor (con Digital Cinema Desktop) o transferirlo a través de un dispositivo de E/S profesional a un monitor de emisión.

Edición de audio avanzada
Mediante el editor de formas de onda multicanal integrado puedes seleccionar la secuencia que quieras, en la línea de tiempo multipista, y continuar realizando tus procesos de audio destructivos o, lo que es más importante, también los no destructivos. Herramientas como la capa de acciones permiten la organización, edición, etc., lo que ofrece más libertad creativa.

La edición mediante vista de espectro proporciona un código de colores con los que podrás editar rangos específicos, como por ejemplo la limpieza de ruidos molestos o restaurar otros.

Al igual que en Logic Pro, puedes editar fundidos de todo tipo fácilmente.

Con la edición avanzada de tomas podrás revisar a la vez todas ellas, como si se tratase de la grabación multitoma de Logic Pro 8, seleccionando los fragmentos que más te gusten. Soundtrack Pro2 incluirá fundidos cruzados entre las tomas para una reproducción limpia y sin cortes. Puedes también seleccionar sonidos contemplados en otras secuencias, así como utilizar un completo juego de herramientas de restauración de sonido.

Dentro de la estética sonora tienes la posibilidad de hacer presentación de tomas multipunto, de manera que, a través de la presentación de vídeo en tres partes, puedas colocar las secuencias de audio en puntos específicos del vídeo. No hace falta decir que en todo momento podrás utilizar plug-ins, Audio Units de terceros, así como Studio Effects, incluido en Logic Studio, con sonido envolvente dentro de su completa biblioteca de efecto y sonido.

Studio Instrument, Studio Effects y Biblioteca de Sonidos de Estudio
Todo lo que he comentado hasta ahora no sería nada sin una gran biblioteca de sonidos, instrumentos, efectos, Apple Loops, etc. Trabajar con herramientas de primera es una base fundamental para un buen producto final.

Studio Instrument

ULTRABEAT
Para crear ritmos, te ofrece más de 50 juegos de batería, 400 patrones de ritmos y más de 100 sonidos sintetizados. Puedes hacer todo tipo de retoques utilizando sus filtros, osciladores y ecualizaciones, así como editar todo tipo de ritmos con su secuenciador de 32 pasos integrados.

EXS24
Como Sample (o muestreador) permite incorporar sonidos basados en muestras. Puedes darle salida como instrumento estéreo o multisalida. También incluye osciladores, envolventes, filtro multimodo y muchísimos parámetros más. Te permite editar de forma gráfica los instrumentos muestreados. Puedes elegir sonidos de piano de primerísima calidad, cuerdas, etc.

Sculpture
Los sonidos creados con Sculpture tienen como base el avanzado modelo sonoro de una cuerda que vibra. Partiendo de este concepto, puedes tantear sonidos exóticos de todo tipo. Sculpture te ofrece los clásicos envolventes ADSR, así como la personalización de onda o los efectos de retardo. Puedes darle salida estéreo o 5.1.

Instrumentos/Sintes-retros

EVB3
Recrea el sonido característico de un órgano Hammond B3 con todas las configuraciones que puedes desear en este tipo de instrumento.

EVD6
Simula todos los matices del clásico Clavinet D6 Hohner mediante un avanzado motor de modelado, junto con todos los efectos de distorsión, Wah, etc. Lograrás sonidos de Clavicordio muy realistas.

EVP88
Los sonidos de Fender Rhodes, Wurlitzer y Hohner a tu alcance. Incluye todo tipo de controles de ajuste para una perfecta simulación.

Sintetizadores
Los más aclamados sonidos "electrónicos" no serían nada sin tener los sonidos de los "primeros sintetizadores".

Con ES1, ES2, EFM1, ES E, ES M y ES P tenemos una colección de los sintetizadores más clásicos de todos los tiempos y, cómo no, con todos los detalles de configuración posibles, no defraudaran a los más exigentes.

Efectos
Todo un despliegue de efectos para nuestros sonidos nos espera en Logic Studio 8. Desde amplificadores para guitarra con un sonido auténtico (sobre todo los más bluseros para mi gusto), reverbs con auténticos presets lógicos que te llevarán a los espacios más definidos (y los creados por ti mismo), de-lays desde los más clásicos y analógicos a los más completos, como Delay De-signer, donde es posible armonizar los retardos que programes y, por lo tanto, crear armonías tipo "Eventide", etc.

Después de haber hablado de sintes tan estupendos, sería ridículo que no fuese acompañado de una "Suite" de efectos tan espectacular. Ecualizadores de primera, así como compresores de todo tipo, puertas de ruido, etc. Sin duda, forman un equipo perfecto para la grabación y edición.

Grabación
Si además incluimos WaveBurner con todo tipo de herramientas para la grabación profesional de CDs tenemos, junto a nuestro Mac (ya dijimos que Logic Studio 8 sólo funciona con ordenadores Macintosh de Apple), la solución perfecta de estudio de grabación.

Como anécdota te diré que soy guitarrista y que aún con toda la gama de sintes que trae Logic, a través de mi guitarra midi (aparte de mis secuencias de audio, evidentemente), puedo trabajar sin problemas con ellos. Logic está hecho para músicos y para imaginar.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Logic Studio: Potencia y sencillez de uso. Capítulo II.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Alberto González

MainStage
Una de las aplicaciones novedosas de Logic Studio, y que ha despertado mucho interés, es MainStage. Desarrollada completamente para las interpretaciones en directo de cualquier tipo de controlador (teclados, guitarra, etc.), permite tocar los instrumentos software de Logic y sus efectos también, no solamente en una interfaz integrada especialmente para ello, sino en una pantalla diseñada para el escenario.

Vistas de escenario
Una vista optimizada con gráficos de alta resolución, fácil de leer incluso en condiciones de poca iluminación; junto con gráficos de alta resolución ajustables en cualquier monitor, hacen que tengas en el escenario todo el control de las herramientas de Logic.

Control del equipo
La preparación de un repertorio para directo implica muchas cosas. Entre las más importantes se encuentra el control del equipo que vayas a manejar (en este caso MainStage).

La compatibilidad del hardware totalmente integrado es importantísima en este caso. El uso de controladoras (superficies de control o mesas de hardware), tanto vía MIDI, como por USB, (teclados, baterías, guitarras, etc.) no es problema con Mainstage, ya que tanto el diseño como la rápida e intuitiva función de aprendizaje te permitirán hacer uso de todo el material en un instante. Además, el programa detecta de forma automática cualquier periférico que conectes. Nos encontramos una vez más con la misma característica: facilidad. Me apasiona esta filosofía: "dedícate a tocar y no a investigar cacharros".

Tendrás también afinador a pantalla completa para guitarras, bajos o cualquier otro instrumento que necesites.

Por otra parte, puedes controlar sonidos y efectos a partir de las plantillas diseñadas o personalizar las tuyas propias.

Módulos de teclado
La combinación de instrumentos por capas no es ningún problema, hasta el punto de que en cada asignación de capas y división puedes separar el teclado en zonas. Reproducirás sonidos desde el mismo teclado MIDI o desde cualquier otro controlador. Puedes realizar ajustes, por ejemplo configurando un modo en donde parte del teclado de la zona de la mano izquierda sea un bajo y el resto un piano con cuerda (por poner un ejemplo).

Si MainStage detecta que estás haciendo una melodía con el bajo y éste supera la franja que ha sido programada para él, aún así seguirá sonando sólo el bajo. Con todo esto puedes imaginarte hasta dónde puede llegar el nivel de interpretación en un directo. Ten en cuenta también que puedes utilizar tus plug-ins de terceros (siempre Audio Units) en todas estas configuraciones.

Interpretaciones de guitarra
Tampoco podía faltar el uso de la guitarra en directo con Guitar Amp Pro y efectos. Usa sus plantillas prediseñadas, o personalízalas también para tu directo. Además podrás utilizar pedaleras que sincronicen a la perfección y te faciliten el acceso rápido en vivo.

SoundTrack Pro 2
Se trata de una opción que te permite poner música o cualquier tipo de ambiente a una película. A través de completas herramientas de edición, tener opciones de mezcla de sonido envolvente e integración con Final Cut, es posible gracias a SoundTrack Pro 2.

Interfaz multipista optimizada
Al igual que las otras aplicaciones de Logic, ésta es de ventana única también. Así tenemos posibilidad de una edición de sonidos de manera ágil a través de un multipista con editor de ondas integrado.

¿Qué puedo hacer desde dicha aplicación? Recuperar, reordenar, interrumpir o eliminar fácilmente el proceso de edición directamente desde la interfaz de ventana única.

A través de "El baúl" puedes gestionar todos los archivos de sonido, secuencias, marcadores y todo ello de varios proyectos. La reproducción de vídeo HD o SD sincronizado directamente en la ventana de reproducción integrada, a pantalla completa, en un segundo monitor (con Digital Cinema Desktop) o transferirlo a través de un dispositivo de E/S profesional a un monitor de emisión.

Edición de audio avanzada
Mediante el editor de formas de onda multicanal integrado puedes seleccionar la secuencia que quieras, en la línea de tiempo multipista, y continuar realizando tus procesos de audio destructivos o, lo que es más importante, también los no destructivos. Herramientas como la capa de acciones permiten la organización, edición, etc., lo que ofrece más libertad creativa.

La edición mediante vista de espectro proporciona un código de colores con los que podrás editar rangos específicos, como por ejemplo la limpieza de ruidos molestos o restaurar otros.

Al igual que en Logic Pro, puedes editar fundidos de todo tipo fácilmente.

Con la edición avanzada de tomas podrás revisar a la vez todas ellas, como si se tratase de la grabación multitoma de Logic Pro 8, seleccionando los fragmentos que más te gusten. Soundtrack Pro2 incluirá fundidos cruzados entre las tomas para una reproducción limpia y sin cortes. Puedes también seleccionar sonidos contemplados en otras secuencias, así como utilizar un completo juego de herramientas de restauración de sonido.

Dentro de la estética sonora tienes la posibilidad de hacer presentación de tomas multipunto, de manera que, a través de la presentación de vídeo en tres partes, puedas colocar las secuencias de audio en puntos específicos del vídeo. No hace falta decir que en todo momento podrás utilizar plug-ins, Audio Units de terceros, así como Studio Effects, incluido en Logic Studio, con sonido envolvente dentro de su completa biblioteca de efecto y sonido.

Studio Instrument, Studio Effects y Biblioteca de Sonidos de Estudio
Todo lo que he comentado hasta ahora no sería nada sin una gran biblioteca de sonidos, instrumentos, efectos, Apple Loops, etc. Trabajar con herramientas de primera es una base fundamental para un buen producto final.

Studio Instrument

ULTRABEAT
Para crear ritmos, te ofrece más de 50 juegos de batería, 400 patrones de ritmos y más de 100 sonidos sintetizados. Puedes hacer todo tipo de retoques utilizando sus filtros, osciladores y ecualizaciones, así como editar todo tipo de ritmos con su secuenciador de 32 pasos integrados.

EXS24
Como Sample (o muestreador) permite incorporar sonidos basados en muestras. Puedes darle salida como instrumento estéreo o multisalida. También incluye osciladores, envolventes, filtro multimodo y muchísimos parámetros más. Te permite editar de forma gráfica los instrumentos muestreados. Puedes elegir sonidos de piano de primerísima calidad, cuerdas, etc.

Sculpture
Los sonidos creados con Sculpture tienen como base el avanzado modelo sonoro de una cuerda que vibra. Partiendo de este concepto, puedes tantear sonidos exóticos de todo tipo. Sculpture te ofrece los clásicos envolventes ADSR, así como la personalización de onda o los efectos de retardo. Puedes darle salida estéreo o 5.1.

Instrumentos/Sintes-retros

EVB3
Recrea el sonido característico de un órgano Hammond B3 con todas las configuraciones que puedes desear en este tipo de instrumento.

EVD6
Simula todos los matices del clásico Clavinet D6 Hohner mediante un avanzado motor de modelado, junto con todos los efectos de distorsión, Wah, etc. Lograrás sonidos de Clavicordio muy realistas.

EVP88
Los sonidos de Fender Rhodes, Wurlitzer y Hohner a tu alcance. Incluye todo tipo de controles de ajuste para una perfecta simulación.

Sintetizadores
Los más aclamados sonidos "electrónicos" no serían nada sin tener los sonidos de los "primeros sintetizadores".

Con ES1, ES2, EFM1, ES E, ES M y ES P tenemos una colección de los sintetizadores más clásicos de todos los tiempos y, cómo no, con todos los detalles de configuración posibles, no defraudaran a los más exigentes.

Efectos
Todo un despliegue de efectos para nuestros sonidos nos espera en Logic Studio 8. Desde amplificadores para guitarra con un sonido auténtico (sobre todo los más bluseros para mi gusto), reverbs con auténticos presets lógicos que te llevarán a los espacios más definidos (y los creados por ti mismo), de-lays desde los más clásicos y analógicos a los más completos, como Delay De-signer, donde es posible armonizar los retardos que programes y, por lo tanto, crear armonías tipo "Eventide", etc.

Después de haber hablado de sintes tan estupendos, sería ridículo que no fuese acompañado de una "Suite" de efectos tan espectacular. Ecualizadores de primera, así como compresores de todo tipo, puertas de ruido, etc. Sin duda, forman un equipo perfecto para la grabación y edición.

Grabación
Si además incluimos WaveBurner con todo tipo de herramientas para la grabación profesional de CDs tenemos, junto a nuestro Mac (ya dijimos que Logic Studio 8 sólo funciona con ordenadores Macintosh de Apple), la solución perfecta de estudio de grabación.

Como anécdota te diré que soy guitarrista y que aún con toda la gama de sintes que trae Logic, a través de mi guitarra midi (aparte de mis secuencias de audio, evidentemente), puedo trabajar sin problemas con ellos. Logic está hecho para músicos y para imaginar.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

La familia Logic se renueva. Express 9 en laboratorio ISP.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Carles Páez

El gran dilema entre los que se inician. Y no sólo de los principiantes. ¿Qué programa utilizar?, ¿cuál es mejor?, ¿qué diferencias hay entre ellos? Hemos tratado en profundidad diferentes herramientas software para la grabación y producción total de nuestras composiciones mediante ordenador. Hasta ahora, investigamos a fondo sobre los productos de Steinberg, en especial Cubase y Nuendo. También seguimos los pasos de Pro Tools, en todas sus versiones. Chequeamos Sonar, Cakewalk y un largo etc. de posibles alternativas.

Hace relativamente poco, pasamos por banco de pruebas a un hermano mayor de nuestro invitado de hoy. Ahora vamos a profundizar un poco más en la familia y concepto Logic. ¿Qué le hace bien diferente del resto?

Introducción
Los desarrollos de las diversas compañías han ido evolucionando en paralelo. Considerando que el software es un producto altamente renovable y nada estático, recibimos actualizaciones de forma periódica. En ellas se van desarrollando las versiones, que crecen sin parar, y que toman las mejores ideas de unos y de otros competidores.

Esto quiere decir que la mayoría de programas ofrecen más o menos las mismas alternativas, bajo distintos nombres. Son bastante parecidos en sí mismos, especialmente para usuarios que no investigan las posibilidades de cada software al 100%. Es decir, la mayoría.

Dentro de las alternativas entre las diferentes marcas, existen ramificaciones que siguen también un paralelismo. Es decir, encontramos versiones para principiantes, intermedias y, por último, las profesionales. Tiene sentido que se hagan estas divisiones, puesto que para alguien que empieza, una versión pro sería ardua y difícil de domar. Por el contrario, las versiones light son como un juguete para los profesionales. Una escalera de productos (común a casi todas las principales firmas) acertada desde mi punto de vista.

Como ya se expresaba en anteriores bancos de pruebas de este sello, Logic fue adquirido por Apple Inc® hace relativamente poco tiempo. Los cambios en la arquitectura e interfaz del programa son significativos tras su adquisición. Personalmente, he tenido la oportunidad de trabajar con versiones de Logic de antes y de “ahora”. También he manejado Cubase, Nuendo, Cakewalk y Pro Tools. Aunque conozco unos mejor que otros, tengo claras referencias de lo que ofrece cada uno. Os confieso que tengo mis preferencias al respecto. Aunque interviene mucho el factor personal e intereses propios de cada cual.

Con respecto al pasado
Como todos los desarrollos de última generación, y si lo comparamos con sus versiones pre-Apple®, observamos un enorme avance en su interfaz gráfica, facilidad de uso, e integración audio/MIDI, cada día más poderosa. Mejora en el tratamiento “real” de guitarras, riqueza de instrumentos virtuales potentes y flexibilidad en el manejo del audio. Incluso en las versiones “mini”.

Con respecto a su competencia
Aunque todas las compañías se han preocupado por mejorar cada día más el atractivo visual, y carácter intuitivo de sus programas, en lo referente a Logic, Apple® ha dado una vuelta de tuerca a estos conceptos. En el pasado era Steinberg® el más reconocido en cuanto a facilidad de manejo y estética visual. Actualmente la competencia entre las grandes firmas es más equilibrada. Incluso Pro Tools, tal vez el más aséptico hasta la fecha, generó su nueva versión más apetecible a la vista.

Del mismo modo que en otros mercados, telefónico, ordenadores etc., encontramos la filosofía Apple® en el Logic Express 9. Pese a quien le pese, esto supone una serie de ventajas importantes. Destacaría, muy en especial, la excelente presentación del producto, su impoluto funcionamiento y, sobre todo, la preocupación del fabricante por hacer llegar al usuario final un perfecto, manejable, bien editado y traducido manual en castellano. Evidentemente, un usuario con poca experiencia, ha de familiarizarse con un montón de nuevos conceptos. Ha de aprender a manejar su nueva y gran (aún en versiones pequeñas) herramienta. Esta labor es tediosa y si tanto software como el manual están en inglés, “que Dios nos pille confesados”.

El usuario senior se maneja mejor. Suele estar familiarizado con la terminología en otros idiomas y le resulta menos latoso hacerse con las novedades de cada versión. Aún así, manifiesto de forma contundente mi alegría al ver que Apple® cuida a sus clientes, ofreciendo algo bien terminado, con instrucciones y fácil de entender. Como debería ser siempre. Esta es para mí su principal ventaja. Muy en especial para los que se inician, que son además el objetivo de esta versión express 9.

La parte más limitativa es su funcionamiento exclusivo en ordenadores Mac. Hecho que impide el acceso al sofware de muchos usuarios (en concreto los que utilizan PC), pero que al tiempo garantiza al resto cierta exclusividad y buen hacer.

¿Qué es el Logic Express 9?
Se trata de un programa maestro, capaz de hacer todas las tareas que una mente creativa puede necesitar para hacer música. De forma intuitiva, rápida y que no precisa de grandes conocimientos musicales. Aunque, como es de suponer, cuanto más sepas del tema, mejor te manejarás. Un músico experimentado encontrará el programa algo básico o cuadriculado, pero uno que desea empezar, estará encantado con él. Logic Express 9 es la última versión del hermano más pequeño de la familia. Y primo mayor del conocido (para los usuarios de Mac) Garage Band. Con el cual, por supuesto, es ahora compatible.

¿Qué nos cuenta el fabricante que es capaz de hacer el invento?
Graba, edita y mezcla tu música. Abre tus archivos de GarageBand en Logic Express 9 y ponte manos a la obra: comienza proyectos desde cero con una nueva composición. Gracias a las herramientas de producción y los más de 100 complementos de instrumentos y efectos de Logic Studio, nunca antes había sido tan fácil traducir la inspiración musical en grabaciones.

Nuevas funciones destacadas
• Totalmente compatible con los proyectos de GarageBand: ábrelos y sigue trabajando en ellos.
• Flex Time permite manipular el ritmo y el compás del sonido.
• Crea potentes sonidos de guitarra con las nuevas funciones Amp Designer y Pedalboard.
• Llena tu música de inspiración con los 36 complementos de instrumentos y los 70 complementos de efectos.

Más opciones para guitarristas
• Conecta el sonido de 25 legendarios cabezales de amplificador y de los altavoces más adecuados gracias al nuevo Amp Designer.
• Disfruta de efectos creativos con el nuevo Pedalboard: 30 pedales stompbox de efectos virtuales inspirados en los modelos clásicos.
• La compatibilidad con la interfaz de Apogee GiO y el controlador de pedal permiten el control de manos libres.

Fácil de usar para los creadores de su propia música
Un innovador conjunto de herramientas de producción musical facilita, aún más, la grabación y desarrollo de inspiraciones musicales.
• Rápida transferencia de contenido de pistas y configuraciones entre proyectos.
• Sustitución o duplicado sencillo de pistas de percusión.
• Trabajo más inteligente y eficaz con más de 150 mejoras de flujo de trabajo.

Manipula el ritmo y el compás del sonido
Flex Time te permite ajustar el sonido. Este nuevo conjunto de herramientas ofrece un método muy sencillo para manipular el ritmo y el compás de todas tus interpretaciones.
• El recorte de beats y la edición de sonido se unen, por lo que ya no tendrás que interrumpir tu trabajo y esperar el renderizado.
• Utiliza Flex Tool para cambiar la posición del sonido con tu propio ratón.
• Cambia el ritmo de tu proyecto con la nueva opción Varispeed.
• Nunca antes había sido tan fácil importar sonido entre proyectos y ajustar el ritmo del proyecto de destino.

Conclusiones
Creo que es una de las mejores opciones para el que quiere empezar a familiarizarse con el funcionamiento de sistemas multipista por ordenador. Muy especialmente, y como ya he dicho, por su presentación, carácter intuitivo y, sobre todo, su excelente manual en castellano, que siempre echo de menos en otras firmas. De precio la cosa no va mal, y aunque has de mirar bien qué hardware es el que más te conviene, Logic es más flexible en este aspecto que Pro Tools, por ejemplo. En cualquier caso, la competencia es muy dura. Las tres compañías que lideran el mercado procuran programas de una calidad excepcional. Es difícil decantarse por uno. A nivel profesional, personalmente sí tengo un claro vencedor, pero eso ya lo analizaremos otro día.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

La familia Logic se renueva. Express 9 en laboratorio ISP.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Carles Páez

El gran dilema entre los que se inician. Y no sólo de los principiantes. ¿Qué programa utilizar?, ¿cuál es mejor?, ¿qué diferencias hay entre ellos? Hemos tratado en profundidad diferentes herramientas software para la grabación y producción total de nuestras composiciones mediante ordenador. Hasta ahora, investigamos a fondo sobre los productos de Steinberg, en especial Cubase y Nuendo. También seguimos los pasos de Pro Tools, en todas sus versiones. Chequeamos Sonar, Cakewalk y un largo etc. de posibles alternativas.

Hace relativamente poco, pasamos por banco de pruebas a un hermano mayor de nuestro invitado de hoy. Ahora vamos a profundizar un poco más en la familia y concepto Logic. ¿Qué le hace bien diferente del resto?

Introducción
Los desarrollos de las diversas compañías han ido evolucionando en paralelo. Considerando que el software es un producto altamente renovable y nada estático, recibimos actualizaciones de forma periódica. En ellas se van desarrollando las versiones, que crecen sin parar, y que toman las mejores ideas de unos y de otros competidores.

Esto quiere decir que la mayoría de programas ofrecen más o menos las mismas alternativas, bajo distintos nombres. Son bastante parecidos en sí mismos, especialmente para usuarios que no investigan las posibilidades de cada software al 100%. Es decir, la mayoría.

Dentro de las alternativas entre las diferentes marcas, existen ramificaciones que siguen también un paralelismo. Es decir, encontramos versiones para principiantes, intermedias y, por último, las profesionales. Tiene sentido que se hagan estas divisiones, puesto que para alguien que empieza, una versión pro sería ardua y difícil de domar. Por el contrario, las versiones light son como un juguete para los profesionales. Una escalera de productos (común a casi todas las principales firmas) acertada desde mi punto de vista.

Como ya se expresaba en anteriores bancos de pruebas de este sello, Logic fue adquirido por Apple Inc® hace relativamente poco tiempo. Los cambios en la arquitectura e interfaz del programa son significativos tras su adquisición. Personalmente, he tenido la oportunidad de trabajar con versiones de Logic de antes y de “ahora”. También he manejado Cubase, Nuendo, Cakewalk y Pro Tools. Aunque conozco unos mejor que otros, tengo claras referencias de lo que ofrece cada uno. Os confieso que tengo mis preferencias al respecto. Aunque interviene mucho el factor personal e intereses propios de cada cual.

Con respecto al pasado
Como todos los desarrollos de última generación, y si lo comparamos con sus versiones pre-Apple®, observamos un enorme avance en su interfaz gráfica, facilidad de uso, e integración audio/MIDI, cada día más poderosa. Mejora en el tratamiento “real” de guitarras, riqueza de instrumentos virtuales potentes y flexibilidad en el manejo del audio. Incluso en las versiones “mini”.

Con respecto a su competencia
Aunque todas las compañías se han preocupado por mejorar cada día más el atractivo visual, y carácter intuitivo de sus programas, en lo referente a Logic, Apple® ha dado una vuelta de tuerca a estos conceptos. En el pasado era Steinberg® el más reconocido en cuanto a facilidad de manejo y estética visual. Actualmente la competencia entre las grandes firmas es más equilibrada. Incluso Pro Tools, tal vez el más aséptico hasta la fecha, generó su nueva versión más apetecible a la vista.

Del mismo modo que en otros mercados, telefónico, ordenadores etc., encontramos la filosofía Apple® en el Logic Express 9. Pese a quien le pese, esto supone una serie de ventajas importantes. Destacaría, muy en especial, la excelente presentación del producto, su impoluto funcionamiento y, sobre todo, la preocupación del fabricante por hacer llegar al usuario final un perfecto, manejable, bien editado y traducido manual en castellano. Evidentemente, un usuario con poca experiencia, ha de familiarizarse con un montón de nuevos conceptos. Ha de aprender a manejar su nueva y gran (aún en versiones pequeñas) herramienta. Esta labor es tediosa y si tanto software como el manual están en inglés, “que Dios nos pille confesados”.

El usuario senior se maneja mejor. Suele estar familiarizado con la terminología en otros idiomas y le resulta menos latoso hacerse con las novedades de cada versión. Aún así, manifiesto de forma contundente mi alegría al ver que Apple® cuida a sus clientes, ofreciendo algo bien terminado, con instrucciones y fácil de entender. Como debería ser siempre. Esta es para mí su principal ventaja. Muy en especial para los que se inician, que son además el objetivo de esta versión express 9.

La parte más limitativa es su funcionamiento exclusivo en ordenadores Mac. Hecho que impide el acceso al sofware de muchos usuarios (en concreto los que utilizan PC), pero que al tiempo garantiza al resto cierta exclusividad y buen hacer.

¿Qué es el Logic Express 9?
Se trata de un programa maestro, capaz de hacer todas las tareas que una mente creativa puede necesitar para hacer música. De forma intuitiva, rápida y que no precisa de grandes conocimientos musicales. Aunque, como es de suponer, cuanto más sepas del tema, mejor te manejarás. Un músico experimentado encontrará el programa algo básico o cuadriculado, pero uno que desea empezar, estará encantado con él. Logic Express 9 es la última versión del hermano más pequeño de la familia. Y primo mayor del conocido (para los usuarios de Mac) Garage Band. Con el cual, por supuesto, es ahora compatible.

¿Qué nos cuenta el fabricante que es capaz de hacer el invento?
Graba, edita y mezcla tu música. Abre tus archivos de GarageBand en Logic Express 9 y ponte manos a la obra: comienza proyectos desde cero con una nueva composición. Gracias a las herramientas de producción y los más de 100 complementos de instrumentos y efectos de Logic Studio, nunca antes había sido tan fácil traducir la inspiración musical en grabaciones.

Nuevas funciones destacadas
• Totalmente compatible con los proyectos de GarageBand: ábrelos y sigue trabajando en ellos.
• Flex Time permite manipular el ritmo y el compás del sonido.
• Crea potentes sonidos de guitarra con las nuevas funciones Amp Designer y Pedalboard.
• Llena tu música de inspiración con los 36 complementos de instrumentos y los 70 complementos de efectos.

Más opciones para guitarristas
• Conecta el sonido de 25 legendarios cabezales de amplificador y de los altavoces más adecuados gracias al nuevo Amp Designer.
• Disfruta de efectos creativos con el nuevo Pedalboard: 30 pedales stompbox de efectos virtuales inspirados en los modelos clásicos.
• La compatibilidad con la interfaz de Apogee GiO y el controlador de pedal permiten el control de manos libres.

Fácil de usar para los creadores de su propia música
Un innovador conjunto de herramientas de producción musical facilita, aún más, la grabación y desarrollo de inspiraciones musicales.
• Rápida transferencia de contenido de pistas y configuraciones entre proyectos.
• Sustitución o duplicado sencillo de pistas de percusión.
• Trabajo más inteligente y eficaz con más de 150 mejoras de flujo de trabajo.

Manipula el ritmo y el compás del sonido
Flex Time te permite ajustar el sonido. Este nuevo conjunto de herramientas ofrece un método muy sencillo para manipular el ritmo y el compás de todas tus interpretaciones.
• El recorte de beats y la edición de sonido se unen, por lo que ya no tendrás que interrumpir tu trabajo y esperar el renderizado.
• Utiliza Flex Tool para cambiar la posición del sonido con tu propio ratón.
• Cambia el ritmo de tu proyecto con la nueva opción Varispeed.
• Nunca antes había sido tan fácil importar sonido entre proyectos y ajustar el ritmo del proyecto de destino.

Conclusiones
Creo que es una de las mejores opciones para el que quiere empezar a familiarizarse con el funcionamiento de sistemas multipista por ordenador. Muy especialmente, y como ya he dicho, por su presentación, carácter intuitivo y, sobre todo, su excelente manual en castellano, que siempre echo de menos en otras firmas. De precio la cosa no va mal, y aunque has de mirar bien qué hardware es el que más te conviene, Logic es más flexible en este aspecto que Pro Tools, por ejemplo. En cualquier caso, la competencia es muy dura. Las tres compañías que lideran el mercado procuran programas de una calidad excepcional. Es difícil decantarse por uno. A nivel profesional, personalmente sí tengo un claro vencedor, pero eso ya lo analizaremos otro día.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Pro Tools 8. Esto nos encontramos en la ocho !

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Roger Montejano

Se presentaba en diversas demos a lo largo del mundo durante los meses de noviembre/diciembre de 2008, y poco tiempo después ya estaba disponible en las tiendas.

La versión 8 de Pro Tools trae consigo un gran número de novedades, entre las que destacan una apariencia visual totalmente renovada, mayor potencia para las versiones LE y M-Powered, múltiples plugins e instrumentos virtuales nuevos, mejora radical en la secuenciación y producción MIDI, editor de partituras, nuevos flujos de trabajo, y expansión en la integración con sistemas externos, especialmente para HD.

En noviembre, ISP asistió en Madrid a una de las presentaciones llevadas a cabo por los expertos de Digidesign, y ya entonces se pudo comprobar que el nuevo Pro Tools era realmente nuevo.

Tres meses después, tras semanas de trabajo con la nueva DAW, la versión 8 no sólo ha consolidado su posición como gran herramienta de grabación, edición y mezcla, también ha demostrado la notable expansión de sus capacidades en el terreno de la composición y la producción musical.

Apariencia visual
Sin duda, lo primero que llama la atención es el nuevo aspecto visual. La gama de colores utilizada ha sido renovada, y tanto el diseño gráfico como los rótulos y textos utilizados proporcionan un aire mucho más moderno y una mejora en la visualización de los múltiples parámetros e información.

La representación de las formas de onda de audio ha cambiado, y ahora ofrecen un contorno que mejora la visualización en niveles de zoom alejados. (Este contorno se puede desactivar en View>Waveforms>Outlines).

También se ha incluido una nueva opción (View>Waveforms>Peak/Power), mediante la cual se puede escoger que la forma de onda represente el nivel RMS de la señal, o el nivel de pico (el de versiones anteriores). Independientemente de la opción escogida, cuando el zoom está en nivel de muestra, el nivel mostrado es el de pico.

El aspecto de los faders ha sido renovado, ofreciendo ahora dos escalas de medición (una a cada lado) y una gradación de color más visual en el medidor. Los nuevos controles de panorama tienen la forma de potenciómetros, y el control para abrir el fader en una ventana flotante se encuentra ahora junto al desplegable para seleccionar la salida del canal.

Otro pequeño detalle que es interesante conocer es el cambio de ubicación de la opción “Commands Keyboard Focus”. Anteriormente estaba disponible en la parte superior izquierda de la ventana de edición, pero ahora se encuentra sobre la barra de desplazamiento vertical (derecha). En este mismo lugar, se han añadido dos opciones para controlar el zoom vertical de las formas de onda y de las notas MIDI.

Como novedad, las barras de herramientas se pueden personalizar, eligiendo tanto los módulos mostrados como el orden de los mismos. Aunque esto proporciona un grado de personalización muy alto para muchos usuarios, para otros puede suponer un pequeño inconveniente.

Si se cambia de lugar de trabajo habitualmente, es posible que en cada sitio la disposición de los controles sea totalmente distinta. Para evitar esto, se puede guardar una sesión que contenga una Window Configuration Layout, con la opción “Include Edit, Mix... display settings” seleccionada, e importarla desde la sesión en que se esté trabajando.

Se ha añadido una nueva barra de marcadores denominada Chords, que permite tomar nota a lo largo de la sesión de las progresiones de acordes. (Esta información es para referencia, no tiene efecto sobre las funciones MIDI).

Otra mejora notable son las nuevas Automation y Controller Lanes, que permiten visualizar simultáneamente distintas vistas de cada pista, como volume, pan, mute, sends, etc. para trabajar cómodamente sobre distintos parámetros.

Más potencia
Al margen de los distintos Toolkits de expansión, en las versiones LE y M-Powered de PT8 el número máximo de pistas de audio simultáneas ha aumentado a 48 pistas mono/estéreo. Sí, mono o estéreo, o lo que es lo mismo, que se pueden tener hasta 96 voces si se trata de 48 pistas estéreo, pero si se emplean sólo pistas mono habría disponibles 48 voces. (Por supuesto, cualquier combinación intermedia es posible).

El número de insertos por canal ha sido aumentado de cinco a diez, para lo cual se ha creado la serie de insertos F-J. En cuanto a los buses, su número no ha aumentado, pero sí la forma en que se diferencian los utilizados de los no utilizados, ahora mucho más visual.

Como novedad, distintos tipos de formato de audio pueden coexistir en una misma sesión (Wav/Aiff, y SDII en Mac), y el tamaño máximo de un único archivo se ha aumentado de 2 GB a 3.4 GB.

También se ha incluido una nueva opción Software Update, que automatiza la descarga de actualizaciones CS (Customer Support) y de plugins de Digidesign, ya sea de forma periódica o bajo petición del usuario.

Otro elemento nuevo es la ventana de Inicio Rápido, que permite abrir sesiones de manera más eficaz, al aunar en una sola ventana de diálogo las opciones “Sesiones recientes”, “Nueva sesión” y “Plantillas”.

En cuanto a estas últimas, se ha creado una nueva gestión de plantillas que proporciona tanto “sesiones tipo”, como toda una nueva funcionalidad de plantillas personalizadas que pueden ser divididas en categorías.

En versiones anteriores de Pro Tools, los cuatro modos de edición (Shuffle, Slip, Spot y Grid) eran mutuamente excluyentes. Ahora se puede trabajar en modos compuestos, como por ejemplo GRID+SPOT, en el cual las selecciones realizadas con la herramienta de selección (F7) se ajustan a la rejilla, pero el movimiento de las regiones se realiza mediante el cuadro de diálogo Spot.

La mayor parte de atajos de teclado anteriores (por no decir todos) se conservan, y se han añadido muchos otros que resultan realmente útiles, como la opción para hacer Solo, Mute y Rec de las pistas seleccionadas con, respectivamente, Shift+S, Shift+M y Shift+R. Estos comandos pasaron a formar parte de la “bolsa de utilizados” casi instantáneamente.

Otras incorporaciones notables son la posibilidad de regresar a una selección anterior de la ventana de edición mediante el atajo Command+Option+Z / Control+Alt+Z (gracias!), o las nuevas opciones para variar el zoom.

Instrumentos virtuales y plugins
Junto con la versión 8 se incluyen las nuevas Creative Collection Effects y Creative Collection Instruments, que en total proporcionan 20 efectos y cinco instrumentos virtuales nuevos, desarrollados por la división AIR (Advanced Instrument Research).

La primera colección se compone de plugins de efecto nuevos, como AIR Vintage Filter (un filtro resonante que puede ser modulado), AIR Dynamic Delay (un delay con funcionalidad ducking), AIR Reverb y AIR Spring Reverb (sucesores de la D-Verb) o AIR FuzzWah (distorsión y efecto de barrido tipo Wah).

Dentro de la colección de instrumentos virtuales se incluye Boom (un plugin de baterías, programable por patrones), DB-33 (emulación de un Hammond), Mini Grand (Piano), Structure Free (la versión gratuita del sampler de Digidesign), Vacuum (un sintetizador analógico) y Xpand!2 (sintetizador con más de 1.5GB de sonidos).

También se han mejorado algunos plugins ya existentes, como el EQ III -que ya puede ser estéreo-, y se incluyen las utilidades TL Metro, TL In Tune y TL MasterMeter, así como los emuladores de amplificador Eleven Free y Tech21 SansAmp.

MIDI y Score
Este es otro de los puntos fuertes de la nueva versión de Pro Tools. La secuenciación y producción con MIDI se ha mejorado mucho, en gran parte gracias a la nueva ventana de edición MIDI.

A grandes rasgos, se puede decir que Pro Tools ahora tiene tres ventanas principales: las ventanas de edición y mezcla tradicionales, y la nueva ventana de edición MIDI, que puede abrirse de modo independiente o ser integrada en la parte inferior de la ventana de edición “normal”.

De hecho, varias ventanas de edición MIDI pueden ser abiertas simultáneamente para trabajar en cada una de ellas con distintas pistas, o conjunto de pistas, de manera independiente.

Esta nueva ventana es similar a las dos ya existentes en que, en la parte izquierda, se encuentra el listado con las pistas sobre las que se quiere trabajar y debajo los grupos de pistas disponibles.

Sin embargo, la diferencia estriba en que, al igual que en otras DAWs, en esta ventana de edición MIDI se puede trabajar sobre todas las pistas de manera simultánea, lo que agiliza enormemente el trabajo. Usando las distintas opciones para visualizar las notas MIDI se pueden mostrar múltiples pistas sin que la ventana de edición se convierta en un caos.

El editor de partituras (Sibelius ha sido integrado dentro de Pro Tools) también cuenta con su propia ventana (Score), que permite realizar, entre otras cosas, la composición y edición MIDI en notación tradicional, o la impresión de las partituras correspondientes a las creaciones realizadas con los instrumentos virtuales.

Nota: en un futuro artículo de ISP se realizará un análisis pormenorizado de los plugins nuevos y la nueva producción MIDI con Pro Tools 8, ya que requiere y merece un banco de pruebas propio.

Otras mejoras
La versión ocho de Pro Tools incluye una nueva función que permite realizar el “Comping” de varias pistas. A la hora de grabar es habitual realizar varias tomas distintas, para después crear una toma maestra, construida a partir de los mejores pasajes de cada toma individual. A este proceso se le denomina track compositing o, de forma abreviada, comping.

Para ello, una de las nuevas vistas de las pistas de audio es la vista Playlists, que permite expandir las diferentes playlists bajo la pista principal, de forma parecida a las también nuevas automation lanes.

Una vez en esta vista, cada toma (que debería haberse grabado en una playlist distinta) puede ser escuchada presionando su respectivo botón Solo, que enmudece las otras tomas, pero no el resto de pistas.

Cuando se ha seleccionado qué toma es la mejor para un pasaje, el botón “Copy to main playlist” (Command+Option+V en Mac o Control+Alt+V en Windows) permite copiar la región seleccionada a la playlist principal.

Otras de las novedades de PT 8 es el Elastic Pitch, que permite variar el tono de una interpretación, de forma parecida a como el Elastic Time (introducido en la versión 7.4) permite modificar variaciones de tempo.

Esta herramienta facilita, por ejemplo, la corrección de errores puntuales de afinación en una voz o instrumento melódico, o la transposición de la tonalidad de un loop para adecuarlo a una canción.

Integración con otros productos
La nueva versión de Pro Tools mejora la integración con las superficies de control y las consolas ICON: acceso a los diez insertos, mapeo de plugins, cambios en las soft keys, mejoras en el workflow de menús...

En ordenadores Mac, la versión HD 8 ofrece soporte profesional para la mayor parte de formatos de vídeo SD y HD Quicktime. En este mismo terreno, la interacción con productos AVID también ha sido mejorada, y la nueva opción Video Satellite LE permite emplear un sistema LE sincronizado a un HD (vía ethernet) para reproducir vídeo.

La también nueva opción Satellite Link permite gobernar hasta cinco sistemas HD mediante un mismo hardware, y en el campo de expansión para los sistemas LE, existen tres Toolkits diferentes que aportan un aumento en el número de voces máximo, mezcla en 7.1, nuevos plugins, etc.

Conclusiones
Hasta aquí un vistazo rápido a algunas de las nuevas opciones de Pro Tools 8. Sin embargo, el espacio físico es finito, y hay muchas otras novedades que no se han podido mencionar, como la opción de abrir sesiones con los plugins desactivados, la mejora al Strip Silence, los nuevos modos para bloquear una región (edit y time lock), mejor accesibilidad a la ventana Universe...

Como ya fuera comentado al principio del texto, el nuevo Pro Tools 8 es realmente nuevo. No sólo contiene una interfaz gráfica modernizada, los nuevos flujos de trabajo en producción y edición MIDI ganan terreno a otras DAWs, y la nueva colección de plugins e instrumentos virtuales expande las posibilidades creativas.

Además, en el campo de la grabación, edición y mezcla “tradicional” hay un gran número de nuevas funciones, atajos de teclado y detalles que harán el trabajo diario mucho más sencillo.

Sin duda, Pro Tools 8 se presenta como una de las versiones más potentes hasta la fecha.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Pro Tools 8. Esto nos encontramos en la ocho !

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Roger Montejano

Se presentaba en diversas demos a lo largo del mundo durante los meses de noviembre/diciembre de 2008, y poco tiempo después ya estaba disponible en las tiendas.

La versión 8 de Pro Tools trae consigo un gran número de novedades, entre las que destacan una apariencia visual totalmente renovada, mayor potencia para las versiones LE y M-Powered, múltiples plugins e instrumentos virtuales nuevos, mejora radical en la secuenciación y producción MIDI, editor de partituras, nuevos flujos de trabajo, y expansión en la integración con sistemas externos, especialmente para HD.

En noviembre, ISP asistió en Madrid a una de las presentaciones llevadas a cabo por los expertos de Digidesign, y ya entonces se pudo comprobar que el nuevo Pro Tools era realmente nuevo.

Tres meses después, tras semanas de trabajo con la nueva DAW, la versión 8 no sólo ha consolidado su posición como gran herramienta de grabación, edición y mezcla, también ha demostrado la notable expansión de sus capacidades en el terreno de la composición y la producción musical.

Apariencia visual
Sin duda, lo primero que llama la atención es el nuevo aspecto visual. La gama de colores utilizada ha sido renovada, y tanto el diseño gráfico como los rótulos y textos utilizados proporcionan un aire mucho más moderno y una mejora en la visualización de los múltiples parámetros e información.

La representación de las formas de onda de audio ha cambiado, y ahora ofrecen un contorno que mejora la visualización en niveles de zoom alejados. (Este contorno se puede desactivar en View>Waveforms>Outlines).

También se ha incluido una nueva opción (View>Waveforms>Peak/Power), mediante la cual se puede escoger que la forma de onda represente el nivel RMS de la señal, o el nivel de pico (el de versiones anteriores). Independientemente de la opción escogida, cuando el zoom está en nivel de muestra, el nivel mostrado es el de pico.

El aspecto de los faders ha sido renovado, ofreciendo ahora dos escalas de medición (una a cada lado) y una gradación de color más visual en el medidor. Los nuevos controles de panorama tienen la forma de potenciómetros, y el control para abrir el fader en una ventana flotante se encuentra ahora junto al desplegable para seleccionar la salida del canal.

Otro pequeño detalle que es interesante conocer es el cambio de ubicación de la opción “Commands Keyboard Focus”. Anteriormente estaba disponible en la parte superior izquierda de la ventana de edición, pero ahora se encuentra sobre la barra de desplazamiento vertical (derecha). En este mismo lugar, se han añadido dos opciones para controlar el zoom vertical de las formas de onda y de las notas MIDI.

Como novedad, las barras de herramientas se pueden personalizar, eligiendo tanto los módulos mostrados como el orden de los mismos. Aunque esto proporciona un grado de personalización muy alto para muchos usuarios, para otros puede suponer un pequeño inconveniente.

Si se cambia de lugar de trabajo habitualmente, es posible que en cada sitio la disposición de los controles sea totalmente distinta. Para evitar esto, se puede guardar una sesión que contenga una Window Configuration Layout, con la opción “Include Edit, Mix... display settings” seleccionada, e importarla desde la sesión en que se esté trabajando.

Se ha añadido una nueva barra de marcadores denominada Chords, que permite tomar nota a lo largo de la sesión de las progresiones de acordes. (Esta información es para referencia, no tiene efecto sobre las funciones MIDI).

Otra mejora notable son las nuevas Automation y Controller Lanes, que permiten visualizar simultáneamente distintas vistas de cada pista, como volume, pan, mute, sends, etc. para trabajar cómodamente sobre distintos parámetros.

Más potencia
Al margen de los distintos Toolkits de expansión, en las versiones LE y M-Powered de PT8 el número máximo de pistas de audio simultáneas ha aumentado a 48 pistas mono/estéreo. Sí, mono o estéreo, o lo que es lo mismo, que se pueden tener hasta 96 voces si se trata de 48 pistas estéreo, pero si se emplean sólo pistas mono habría disponibles 48 voces. (Por supuesto, cualquier combinación intermedia es posible).

El número de insertos por canal ha sido aumentado de cinco a diez, para lo cual se ha creado la serie de insertos F-J. En cuanto a los buses, su número no ha aumentado, pero sí la forma en que se diferencian los utilizados de los no utilizados, ahora mucho más visual.

Como novedad, distintos tipos de formato de audio pueden coexistir en una misma sesión (Wav/Aiff, y SDII en Mac), y el tamaño máximo de un único archivo se ha aumentado de 2 GB a 3.4 GB.

También se ha incluido una nueva opción Software Update, que automatiza la descarga de actualizaciones CS (Customer Support) y de plugins de Digidesign, ya sea de forma periódica o bajo petición del usuario.

Otro elemento nuevo es la ventana de Inicio Rápido, que permite abrir sesiones de manera más eficaz, al aunar en una sola ventana de diálogo las opciones “Sesiones recientes”, “Nueva sesión” y “Plantillas”.

En cuanto a estas últimas, se ha creado una nueva gestión de plantillas que proporciona tanto “sesiones tipo”, como toda una nueva funcionalidad de plantillas personalizadas que pueden ser divididas en categorías.

En versiones anteriores de Pro Tools, los cuatro modos de edición (Shuffle, Slip, Spot y Grid) eran mutuamente excluyentes. Ahora se puede trabajar en modos compuestos, como por ejemplo GRID+SPOT, en el cual las selecciones realizadas con la herramienta de selección (F7) se ajustan a la rejilla, pero el movimiento de las regiones se realiza mediante el cuadro de diálogo Spot.

La mayor parte de atajos de teclado anteriores (por no decir todos) se conservan, y se han añadido muchos otros que resultan realmente útiles, como la opción para hacer Solo, Mute y Rec de las pistas seleccionadas con, respectivamente, Shift+S, Shift+M y Shift+R. Estos comandos pasaron a formar parte de la “bolsa de utilizados” casi instantáneamente.

Otras incorporaciones notables son la posibilidad de regresar a una selección anterior de la ventana de edición mediante el atajo Command+Option+Z / Control+Alt+Z (gracias!), o las nuevas opciones para variar el zoom.

Instrumentos virtuales y plugins
Junto con la versión 8 se incluyen las nuevas Creative Collection Effects y Creative Collection Instruments, que en total proporcionan 20 efectos y cinco instrumentos virtuales nuevos, desarrollados por la división AIR (Advanced Instrument Research).

La primera colección se compone de plugins de efecto nuevos, como AIR Vintage Filter (un filtro resonante que puede ser modulado), AIR Dynamic Delay (un delay con funcionalidad ducking), AIR Reverb y AIR Spring Reverb (sucesores de la D-Verb) o AIR FuzzWah (distorsión y efecto de barrido tipo Wah).

Dentro de la colección de instrumentos virtuales se incluye Boom (un plugin de baterías, programable por patrones), DB-33 (emulación de un Hammond), Mini Grand (Piano), Structure Free (la versión gratuita del sampler de Digidesign), Vacuum (un sintetizador analógico) y Xpand!2 (sintetizador con más de 1.5GB de sonidos).

También se han mejorado algunos plugins ya existentes, como el EQ III -que ya puede ser estéreo-, y se incluyen las utilidades TL Metro, TL In Tune y TL MasterMeter, así como los emuladores de amplificador Eleven Free y Tech21 SansAmp.

MIDI y Score
Este es otro de los puntos fuertes de la nueva versión de Pro Tools. La secuenciación y producción con MIDI se ha mejorado mucho, en gran parte gracias a la nueva ventana de edición MIDI.

A grandes rasgos, se puede decir que Pro Tools ahora tiene tres ventanas principales: las ventanas de edición y mezcla tradicionales, y la nueva ventana de edición MIDI, que puede abrirse de modo independiente o ser integrada en la parte inferior de la ventana de edición “normal”.

De hecho, varias ventanas de edición MIDI pueden ser abiertas simultáneamente para trabajar en cada una de ellas con distintas pistas, o conjunto de pistas, de manera independiente.

Esta nueva ventana es similar a las dos ya existentes en que, en la parte izquierda, se encuentra el listado con las pistas sobre las que se quiere trabajar y debajo los grupos de pistas disponibles.

Sin embargo, la diferencia estriba en que, al igual que en otras DAWs, en esta ventana de edición MIDI se puede trabajar sobre todas las pistas de manera simultánea, lo que agiliza enormemente el trabajo. Usando las distintas opciones para visualizar las notas MIDI se pueden mostrar múltiples pistas sin que la ventana de edición se convierta en un caos.

El editor de partituras (Sibelius ha sido integrado dentro de Pro Tools) también cuenta con su propia ventana (Score), que permite realizar, entre otras cosas, la composición y edición MIDI en notación tradicional, o la impresión de las partituras correspondientes a las creaciones realizadas con los instrumentos virtuales.

Nota: en un futuro artículo de ISP se realizará un análisis pormenorizado de los plugins nuevos y la nueva producción MIDI con Pro Tools 8, ya que requiere y merece un banco de pruebas propio.

Otras mejoras
La versión ocho de Pro Tools incluye una nueva función que permite realizar el “Comping” de varias pistas. A la hora de grabar es habitual realizar varias tomas distintas, para después crear una toma maestra, construida a partir de los mejores pasajes de cada toma individual. A este proceso se le denomina track compositing o, de forma abreviada, comping.

Para ello, una de las nuevas vistas de las pistas de audio es la vista Playlists, que permite expandir las diferentes playlists bajo la pista principal, de forma parecida a las también nuevas automation lanes.

Una vez en esta vista, cada toma (que debería haberse grabado en una playlist distinta) puede ser escuchada presionando su respectivo botón Solo, que enmudece las otras tomas, pero no el resto de pistas.

Cuando se ha seleccionado qué toma es la mejor para un pasaje, el botón “Copy to main playlist” (Command+Option+V en Mac o Control+Alt+V en Windows) permite copiar la región seleccionada a la playlist principal.

Otras de las novedades de PT 8 es el Elastic Pitch, que permite variar el tono de una interpretación, de forma parecida a como el Elastic Time (introducido en la versión 7.4) permite modificar variaciones de tempo.

Esta herramienta facilita, por ejemplo, la corrección de errores puntuales de afinación en una voz o instrumento melódico, o la transposición de la tonalidad de un loop para adecuarlo a una canción.

Integración con otros productos
La nueva versión de Pro Tools mejora la integración con las superficies de control y las consolas ICON: acceso a los diez insertos, mapeo de plugins, cambios en las soft keys, mejoras en el workflow de menús...

En ordenadores Mac, la versión HD 8 ofrece soporte profesional para la mayor parte de formatos de vídeo SD y HD Quicktime. En este mismo terreno, la interacción con productos AVID también ha sido mejorada, y la nueva opción Video Satellite LE permite emplear un sistema LE sincronizado a un HD (vía ethernet) para reproducir vídeo.

La también nueva opción Satellite Link permite gobernar hasta cinco sistemas HD mediante un mismo hardware, y en el campo de expansión para los sistemas LE, existen tres Toolkits diferentes que aportan un aumento en el número de voces máximo, mezcla en 7.1, nuevos plugins, etc.

Conclusiones
Hasta aquí un vistazo rápido a algunas de las nuevas opciones de Pro Tools 8. Sin embargo, el espacio físico es finito, y hay muchas otras novedades que no se han podido mencionar, como la opción de abrir sesiones con los plugins desactivados, la mejora al Strip Silence, los nuevos modos para bloquear una región (edit y time lock), mejor accesibilidad a la ventana Universe...

Como ya fuera comentado al principio del texto, el nuevo Pro Tools 8 es realmente nuevo. No sólo contiene una interfaz gráfica modernizada, los nuevos flujos de trabajo en producción y edición MIDI ganan terreno a otras DAWs, y la nueva colección de plugins e instrumentos virtuales expande las posibilidades creativas.

Además, en el campo de la grabación, edición y mezcla “tradicional” hay un gran número de nuevas funciones, atajos de teclado y detalles que harán el trabajo diario mucho más sencillo.

Sin duda, Pro Tools 8 se presenta como una de las versiones más potentes hasta la fecha.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

ELEVEN. Amplificación virtual de calidad.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Fernando Girón

En los tiempos que corren, la tecnología comienza a ofrecernos cada vez más productos que nos ayudan a solucionar problemas y a cubrir las necesidades que tenemos los guitarristas en nuestro día a día. Es muy común llegar a un estudio y encontrarnos cualquier sistema de simulación de amplificación para guitarra, desde sistemas físicos, a plugins que poder incluir en nuestra pista. Esto, por supuesto, nos hace más sencillo el transporte, mantenimiento, la instalación, etc. Por lo que todo el tiempo, dinero y esfuerzo que nos ahorramos en estos detalles podremos invertirlos en otras facetas guitarrísticas.

Digidesign nos ofrece un nuevo plugin que nos permite tocar con una gran cantidad de amplificadores, así como con una gran cantidad de pantallas (cabinets), micrófonos, etc. y, por supuesto, cientos de combinaciones. Con el primer acercamiento al software te das cuenta de la facilidad de uso, así como de que el entorno es completamente amigable e intuitivo, pero bajo ese aspecto se esconde una gran cantidad de sonidos increíbles. Esto son factores sumamente importantes a la hora de trabajar con herramientas de este tipo, y sobre todo para un colectivo como el guitarrístico; no nos gusta perder demasiado el tiempo en mover botones para que al final, después de dos horas, no hayas tocado ni media. Pero este no es el caso de Eleven, que representa en gran medida el modelo de funcionamiento del equipo de un guitarrista; por tanto se nos hace muy familiar, ya que no dejan de ser los propios amplis que usamos en nuestro día a día. Si además nos aporta un sonido excelente, real y, sobre todo, motivador, nos encontramos ante una gran herramienta preparada para ayudarnos a sonar de una forma increíble.

INSTALACIÓN
La instalación del Eleven es realmente sencilla, ya que corresponde a un plugin de tipo RTAS, sin mayor dificultad que cualquier otro plugin. Simplemente descomprimes el archivo de instalación, doble click y listo para funcionar, pero no sin antes utilizar una llave ilok donde almacenar la licencia para utilizar el software.

Una vez que queramos utilizarlo sólo tendremos que invocarlo dentro de la pista que será la destinataria de la guitarra y, por último, activarlo. Podremos incluir tantos Eleven como nuestra memoria y microprocesador nos permita; no es un plugin que consuma muchos recursos, por tanto podremos tener varias iteraciones del mismo sin necesidad de una gran máquina que lo soporte. Por otro lado, es lógico que este software no demande muchos recursos, ya que en cualquier grabación el hecho de tener varias guitarras registradas (dobladas, etc.) es algo muy común, por tanto debe consumir poco para poder permitirnos el mayor número de Elevens posibles.

MANEJO DE ELEVEN
Comenzaremos viendo cómo funciona el Eleven; desde cómo conectar la guitarra hasta cómo utilizar cada uno de los potenciómetros de los amplificadores.

Una de las principales ventajas de este software es el hecho que no existe nada (físico/hardware) entre el cable de la guitarra y el propio plugin, es decir, con nuestra tarjeta de sonido, simplemente conectaremos el instrumento a una de las entradas de nuestra Mbox, Digi 00X, etc. y no necesitaremos nada más que eso. Esto es una gran tranquilidad y liberación, ya que no debemos cargar con nada más allá que el propio instrumento.

Una vez conectada la guitarra a la tarjeta de sonido, debemos seleccionar la pista que recibirá el instrumento e invocar al Eleven como un plugin más. Por tanto, comenzamos con el entorno de usuario.

ENTORNO DE USUARIO
Como bien decíamos al comienzo del artículo, una de las principales características es lo amigable que se hacía la interfaz con el usuario, ya que era muy intuitivo para un guitarrista manejar Eleven, puesto que representaba muy fielmente a lo que podría ser un set de guitarra. Por así decirlo, podemos elegir entre varios cabezales, ponerle el set de pantalla que queramos y, además, seleccionar qué micros queremos utilizar, aparte de la puerta de ruido, etc. Aunque, llegados a este punto, me gustaría aclarar que Eleven consiste en una simulación de amplificadores, así como de recinto de altavoces y micros, pero no incorpora efectos y, de hecho, creo personalmente que es uno de los grandes éxitos del mismo. Cuando pretendemos hacer algo realmente babilónico, requiere un gran despliegue de medios, pero si lo que queremos hacer es algo más pequeño podremos realizarlo con mayor calidad. Eso siempre ha ocurrido en estos casos de simulación de amplificadores, cuanto más cosas nos proporciona más probable es que el resultado final no llegue a las expectativas deseadas pero, por otro lado, es lógico; simular un pedal es complicado pero muy factible, porque no son muchos los parámetros que hay que tener en cuenta; simular un amplificador con su cabinet es más complicado, pero aún así posible; pero simular un ampli, más una cadena de efectos, etc. son demasiados parámetros y, por tanto, demasiados factores para conseguir un resultado excelente.

Una de las cosas que me saltó a la mente cuando cayó en mis manos Eleven fue: “Tengo una buena cantidad de amplificadores y una gran cantidad de pantallas, podré hacer combinaciones de amplificadores y pantallas que nunca podría escuchar en la realidad”. Por tanto, me vino a la cabeza cómo sonaría una simulación de bassman con Greenb, o un superlead, o cómo sonaría una simulación de twin reverd con un 4x12 con vintage 30. Me proporcionaría una idea de cómo sonarían combinaciones poco probables en la realidad, que a veces te das cuenta por qué realmente no existen.

Como primer vistazo, cuando abres Eleven puedes ver cómo el plugin se divide en tres partes claras, un primer módulo donde podemos elegir tipo de amplificador y tipo de pantalla, así como volumen de entrada y volumen de salida, o incluso puerta de ruido. Por otro lado, tenemos el propio amplificador, que para cada caso será distinto, para cada modelo tendremos unas configuraciones completamente diferentes; y por último el tipo de pantalla que utilizaremos, así como el tipo de micrófono, su colocación, cantidad de saturación que queremos de altavoz, o incluso si no lo queremos y deseamos utilizar nada más que el previo del ampli. Por supuesto que al ser un plugin de tipo Rtas poseemos los mismo parámetros que cualquiera de su especie, es decir, a qué pista le aplicamos el instrumento, la opción de bypass, así como qué tipo de amplificador deseamos, etc. Una de las cosas que más me llama la atención, aunque parezca poco importante, es que al seleccionar cualquier pantalla o amplificador el entorno gráfico cambia, pudiendo ver cómo un nuevo amplificador con todos los controles originales aparece para ser utilizado.

MODELOS DE AMPLIFICADOR
Si pasamos a analizar cada uno de los modelos de amplis y pantallas que nos ofrece el Eleven, entramos de lleno en lo que realmente es rico este plugin, en el sonido y los tipos de amplis:

a) ’59 Tweed lux: Con estas abreviaturas encierran un sonido similar al Fender Tweed Deluxe del 59, con ese tolex marrón característico superblusero. El frontal nos ofrece Tone, Ins Vol y Mic Vol, y en los inputs aparecen representadas, como si estuviesen puenteadas, las entradas del instrumento y el mic. (Es un caso muy típico en este tipo de ampli). Recomiendo utilizarlo con su altavoz de 1x12 Tweed Lux, que simula la situación habitual con la que nos encontraremos. El tipo de micro queda un poco a gusto del usuario, ya que dependerá de qué se quiera conseguir: más ataque, más medios, etc. Yo recomiendo utilizar con este amplificador un 57 y sacarlo fuera del eje del cono. Para realizarlo tenemos un control mediante el cual podemos elegir si colocar el micro directamente en el cono o fuera. También poseemos otro parámetro para poder elegir cuánto de saturación de altavoz queremos, es muy útil cuando necesitamos más saturación y no es precisamente de previo la que queremos.

b) ’59 Tweed Bass: Este amplificador realmente es, para mí, una de las joyas de la corona. Realmente está simulando un Fender Bassman Tweed del 59. Nos proporciona los controles Presence, VolBright y Vol normal, así como una ecualización. En el fondo, los Vol no dejan de ser saturaciones, pero no dándonos sonidos distorsionados sino más bien crunchs. Recomiendo utilizarlo con su cabinet 4x10 Tweed Bass y con un micro COND 67 fuera del eje del cono.

c) ’64 Blackpanel Lux Vibrato/Normal: Son realmente casi el mismo ampli, es decir, son los dos canales que simulan al Fender Deluxe Reverb del 64. Como es de esperar, nos proporcionan un gran sonido limpio, como buena reminiscencia de Fender, y ese sonido semisaturado cristalino. En el caso del primer modelo, nos ofrece un efecto vibrato aparte del propio ampli, además nos proporciona volumen, bajos y agudos, y recomiendo su pantalla de 2x12 con el micro DYN 421.

d) ’66 Ac Hi Boost: Realmente, lo que nos proponen es un sonido que recuerda al VOX Ac 30 del 66, típico ampli de U2, Tom Petty o Brian May. Dos volúmenes, un ecualizador y, además, el trémolo típico del VOX. Recomiendo su uso con la pantalla 4x12 Vintage 30 y con el micro DYN 57.

e) ’67 Black Duo: Está basado en un Fender Twin Reverb del 67, un gran combo dotado con unos sonidos limpios impecables, aún cuando subas el volumen no conseguirás saturarlo. Como en el caso original, tenemos volumen, ecualización y el trémolo típico de este amplificador. Además, nos proporciona un conmutador para resaltar los agudos. La pantalla que se debe utilizar es su 2x12 típica (aunque la de 1x12 Black lux tampoco está mal como combinación) y el micro que más resultado me dio fue el COND 87.

f) ’69 Plexiglas 100W/50W: Estos modelos simulan al Marshall Super Lead del 69 de 100 y 50 W. El sonido es auténticamente como el de Hendrix, Van Halen, Eric Clapton, etc. Amplificador de Rock donde los haya, nos da dos volúmenes, ecualización y presencia. Recomiendo su utilización con la pantalla 4x12 Green o la 4x12 Classic 30 y de micro el COND 87.

g) ’81 Lead 800: En cuanto lo escuchas te viene a la mente el Marshall 800 del 81, típico amplificador de Rock desde Slayer a Slash pasando por Tom Morello, etc. Un amplificador con un solo canal con volumen general y Pre-amplificador (en realidad es ganancia), y ecualización. Recomiendo la pantalla 4x12 Classic 30 y un micro DYN 57.

h) ’82 M – 2 LEAD: Personalmente, me recuerda al Mark II de Mesa Boogie, el canal saturado principalmente. Empezamos a entrar a sonidos menos Rock y rozamos el Metal. Este tipo de ampli lo ha utilizado mucho tiempo James, de Metallica, desde la época del Ride. Sonido gordo y profundo, la saturación está servida, pero sin demasiados medios chillones. Recomiendo utilizarlo con la pantalla 4x12 classic 30 y un micro DYN 57.

i) ’89 SL – 100: Basado en el Soldano SLO-100 Super Lead. Este tipo de amplificador fue utilizado por una gran cantidad de guitarristas en los 80, desde Eric Clapton a Gary Moore. Sonido blues rock con reminiscencia Marshall. Recomiendo hacerlo sonar a poca ganancia, es donde más se puede disfrutar del mismo. La pantalla que le va perfecta es la 4x12 Classic 30 y el micro DYN 57.

j) ’90 Tread Mod: Este modelo se basa en el Mesa Boogie Rectifier de los 90. En esta década lo ha utilizado una gran cantidad del sector Metal, desde Metallica, a Linkin Park. Sonido con graves atronadores y distorsión para dar y regalar. Por supuesto recomiendo la pantalla 4x12 Classic 30 y el micro DYN 57.

k) CUSTOM: Digidesign nos ofrece una opción extra, diseñada por ellos, la cual es una gran implementación de un amplificador versátil y con todos los registros que podemos necesitar. La verdad es que suelo desconfiar mucho de los modelos diseñados por las propias marcas, pero en este caso es todo un acierto. Por así decirlo, por sólo este amplificador merecería la pena tener un Eleven. Sonidos limpios, cristalinos pero modernos, sonidos crunch cálidos y distorsiones potentes, pero sin sobrepasar la ganancia ni los conos.

CONCLUSIÓN
Eleven es una herramienta que nos ofrece Digidesign destinada principalmente a guitarristas, o profesionales que trabajen con ellos (productores, técnicos, etc); en ella encontraremos una paleta de sonidos clásicos y modernos que van a solucionar muchas de nuestras situaciones y, además, nos proporcionará alternativas a clásicos problemas del día a día de la guitarra. Gran sonido y calidad, facilidad de manejo y un entorno de lo más amigable: herramienta perfecta.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

ELEVEN. Amplificación virtual de calidad.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Fernando Girón

En los tiempos que corren, la tecnología comienza a ofrecernos cada vez más productos que nos ayudan a solucionar problemas y a cubrir las necesidades que tenemos los guitarristas en nuestro día a día. Es muy común llegar a un estudio y encontrarnos cualquier sistema de simulación de amplificación para guitarra, desde sistemas físicos, a plugins que poder incluir en nuestra pista. Esto, por supuesto, nos hace más sencillo el transporte, mantenimiento, la instalación, etc. Por lo que todo el tiempo, dinero y esfuerzo que nos ahorramos en estos detalles podremos invertirlos en otras facetas guitarrísticas.

Digidesign nos ofrece un nuevo plugin que nos permite tocar con una gran cantidad de amplificadores, así como con una gran cantidad de pantallas (cabinets), micrófonos, etc. y, por supuesto, cientos de combinaciones. Con el primer acercamiento al software te das cuenta de la facilidad de uso, así como de que el entorno es completamente amigable e intuitivo, pero bajo ese aspecto se esconde una gran cantidad de sonidos increíbles. Esto son factores sumamente importantes a la hora de trabajar con herramientas de este tipo, y sobre todo para un colectivo como el guitarrístico; no nos gusta perder demasiado el tiempo en mover botones para que al final, después de dos horas, no hayas tocado ni media. Pero este no es el caso de Eleven, que representa en gran medida el modelo de funcionamiento del equipo de un guitarrista; por tanto se nos hace muy familiar, ya que no dejan de ser los propios amplis que usamos en nuestro día a día. Si además nos aporta un sonido excelente, real y, sobre todo, motivador, nos encontramos ante una gran herramienta preparada para ayudarnos a sonar de una forma increíble.

INSTALACIÓN
La instalación del Eleven es realmente sencilla, ya que corresponde a un plugin de tipo RTAS, sin mayor dificultad que cualquier otro plugin. Simplemente descomprimes el archivo de instalación, doble click y listo para funcionar, pero no sin antes utilizar una llave ilok donde almacenar la licencia para utilizar el software.

Una vez que queramos utilizarlo sólo tendremos que invocarlo dentro de la pista que será la destinataria de la guitarra y, por último, activarlo. Podremos incluir tantos Eleven como nuestra memoria y microprocesador nos permita; no es un plugin que consuma muchos recursos, por tanto podremos tener varias iteraciones del mismo sin necesidad de una gran máquina que lo soporte. Por otro lado, es lógico que este software no demande muchos recursos, ya que en cualquier grabación el hecho de tener varias guitarras registradas (dobladas, etc.) es algo muy común, por tanto debe consumir poco para poder permitirnos el mayor número de Elevens posibles.

MANEJO DE ELEVEN
Comenzaremos viendo cómo funciona el Eleven; desde cómo conectar la guitarra hasta cómo utilizar cada uno de los potenciómetros de los amplificadores.

Una de las principales ventajas de este software es el hecho que no existe nada (físico/hardware) entre el cable de la guitarra y el propio plugin, es decir, con nuestra tarjeta de sonido, simplemente conectaremos el instrumento a una de las entradas de nuestra Mbox, Digi 00X, etc. y no necesitaremos nada más que eso. Esto es una gran tranquilidad y liberación, ya que no debemos cargar con nada más allá que el propio instrumento.

Una vez conectada la guitarra a la tarjeta de sonido, debemos seleccionar la pista que recibirá el instrumento e invocar al Eleven como un plugin más. Por tanto, comenzamos con el entorno de usuario.

ENTORNO DE USUARIO
Como bien decíamos al comienzo del artículo, una de las principales características es lo amigable que se hacía la interfaz con el usuario, ya que era muy intuitivo para un guitarrista manejar Eleven, puesto que representaba muy fielmente a lo que podría ser un set de guitarra. Por así decirlo, podemos elegir entre varios cabezales, ponerle el set de pantalla que queramos y, además, seleccionar qué micros queremos utilizar, aparte de la puerta de ruido, etc. Aunque, llegados a este punto, me gustaría aclarar que Eleven consiste en una simulación de amplificadores, así como de recinto de altavoces y micros, pero no incorpora efectos y, de hecho, creo personalmente que es uno de los grandes éxitos del mismo. Cuando pretendemos hacer algo realmente babilónico, requiere un gran despliegue de medios, pero si lo que queremos hacer es algo más pequeño podremos realizarlo con mayor calidad. Eso siempre ha ocurrido en estos casos de simulación de amplificadores, cuanto más cosas nos proporciona más probable es que el resultado final no llegue a las expectativas deseadas pero, por otro lado, es lógico; simular un pedal es complicado pero muy factible, porque no son muchos los parámetros que hay que tener en cuenta; simular un amplificador con su cabinet es más complicado, pero aún así posible; pero simular un ampli, más una cadena de efectos, etc. son demasiados parámetros y, por tanto, demasiados factores para conseguir un resultado excelente.

Una de las cosas que me saltó a la mente cuando cayó en mis manos Eleven fue: “Tengo una buena cantidad de amplificadores y una gran cantidad de pantallas, podré hacer combinaciones de amplificadores y pantallas que nunca podría escuchar en la realidad”. Por tanto, me vino a la cabeza cómo sonaría una simulación de bassman con Greenb, o un superlead, o cómo sonaría una simulación de twin reverd con un 4x12 con vintage 30. Me proporcionaría una idea de cómo sonarían combinaciones poco probables en la realidad, que a veces te das cuenta por qué realmente no existen.

Como primer vistazo, cuando abres Eleven puedes ver cómo el plugin se divide en tres partes claras, un primer módulo donde podemos elegir tipo de amplificador y tipo de pantalla, así como volumen de entrada y volumen de salida, o incluso puerta de ruido. Por otro lado, tenemos el propio amplificador, que para cada caso será distinto, para cada modelo tendremos unas configuraciones completamente diferentes; y por último el tipo de pantalla que utilizaremos, así como el tipo de micrófono, su colocación, cantidad de saturación que queremos de altavoz, o incluso si no lo queremos y deseamos utilizar nada más que el previo del ampli. Por supuesto que al ser un plugin de tipo Rtas poseemos los mismo parámetros que cualquiera de su especie, es decir, a qué pista le aplicamos el instrumento, la opción de bypass, así como qué tipo de amplificador deseamos, etc. Una de las cosas que más me llama la atención, aunque parezca poco importante, es que al seleccionar cualquier pantalla o amplificador el entorno gráfico cambia, pudiendo ver cómo un nuevo amplificador con todos los controles originales aparece para ser utilizado.

MODELOS DE AMPLIFICADOR
Si pasamos a analizar cada uno de los modelos de amplis y pantallas que nos ofrece el Eleven, entramos de lleno en lo que realmente es rico este plugin, en el sonido y los tipos de amplis:

a) ’59 Tweed lux: Con estas abreviaturas encierran un sonido similar al Fender Tweed Deluxe del 59, con ese tolex marrón característico superblusero. El frontal nos ofrece Tone, Ins Vol y Mic Vol, y en los inputs aparecen representadas, como si estuviesen puenteadas, las entradas del instrumento y el mic. (Es un caso muy típico en este tipo de ampli). Recomiendo utilizarlo con su altavoz de 1x12 Tweed Lux, que simula la situación habitual con la que nos encontraremos. El tipo de micro queda un poco a gusto del usuario, ya que dependerá de qué se quiera conseguir: más ataque, más medios, etc. Yo recomiendo utilizar con este amplificador un 57 y sacarlo fuera del eje del cono. Para realizarlo tenemos un control mediante el cual podemos elegir si colocar el micro directamente en el cono o fuera. También poseemos otro parámetro para poder elegir cuánto de saturación de altavoz queremos, es muy útil cuando necesitamos más saturación y no es precisamente de previo la que queremos.

b) ’59 Tweed Bass: Este amplificador realmente es, para mí, una de las joyas de la corona. Realmente está simulando un Fender Bassman Tweed del 59. Nos proporciona los controles Presence, VolBright y Vol normal, así como una ecualización. En el fondo, los Vol no dejan de ser saturaciones, pero no dándonos sonidos distorsionados sino más bien crunchs. Recomiendo utilizarlo con su cabinet 4x10 Tweed Bass y con un micro COND 67 fuera del eje del cono.

c) ’64 Blackpanel Lux Vibrato/Normal: Son realmente casi el mismo ampli, es decir, son los dos canales que simulan al Fender Deluxe Reverb del 64. Como es de esperar, nos proporcionan un gran sonido limpio, como buena reminiscencia de Fender, y ese sonido semisaturado cristalino. En el caso del primer modelo, nos ofrece un efecto vibrato aparte del propio ampli, además nos proporciona volumen, bajos y agudos, y recomiendo su pantalla de 2x12 con el micro DYN 421.

d) ’66 Ac Hi Boost: Realmente, lo que nos proponen es un sonido que recuerda al VOX Ac 30 del 66, típico ampli de U2, Tom Petty o Brian May. Dos volúmenes, un ecualizador y, además, el trémolo típico del VOX. Recomiendo su uso con la pantalla 4x12 Vintage 30 y con el micro DYN 57.

e) ’67 Black Duo: Está basado en un Fender Twin Reverb del 67, un gran combo dotado con unos sonidos limpios impecables, aún cuando subas el volumen no conseguirás saturarlo. Como en el caso original, tenemos volumen, ecualización y el trémolo típico de este amplificador. Además, nos proporciona un conmutador para resaltar los agudos. La pantalla que se debe utilizar es su 2x12 típica (aunque la de 1x12 Black lux tampoco está mal como combinación) y el micro que más resultado me dio fue el COND 87.

f) ’69 Plexiglas 100W/50W: Estos modelos simulan al Marshall Super Lead del 69 de 100 y 50 W. El sonido es auténticamente como el de Hendrix, Van Halen, Eric Clapton, etc. Amplificador de Rock donde los haya, nos da dos volúmenes, ecualización y presencia. Recomiendo su utilización con la pantalla 4x12 Green o la 4x12 Classic 30 y de micro el COND 87.

g) ’81 Lead 800: En cuanto lo escuchas te viene a la mente el Marshall 800 del 81, típico amplificador de Rock desde Slayer a Slash pasando por Tom Morello, etc. Un amplificador con un solo canal con volumen general y Pre-amplificador (en realidad es ganancia), y ecualización. Recomiendo la pantalla 4x12 Classic 30 y un micro DYN 57.

h) ’82 M – 2 LEAD: Personalmente, me recuerda al Mark II de Mesa Boogie, el canal saturado principalmente. Empezamos a entrar a sonidos menos Rock y rozamos el Metal. Este tipo de ampli lo ha utilizado mucho tiempo James, de Metallica, desde la época del Ride. Sonido gordo y profundo, la saturación está servida, pero sin demasiados medios chillones. Recomiendo utilizarlo con la pantalla 4x12 classic 30 y un micro DYN 57.

i) ’89 SL – 100: Basado en el Soldano SLO-100 Super Lead. Este tipo de amplificador fue utilizado por una gran cantidad de guitarristas en los 80, desde Eric Clapton a Gary Moore. Sonido blues rock con reminiscencia Marshall. Recomiendo hacerlo sonar a poca ganancia, es donde más se puede disfrutar del mismo. La pantalla que le va perfecta es la 4x12 Classic 30 y el micro DYN 57.

j) ’90 Tread Mod: Este modelo se basa en el Mesa Boogie Rectifier de los 90. En esta década lo ha utilizado una gran cantidad del sector Metal, desde Metallica, a Linkin Park. Sonido con graves atronadores y distorsión para dar y regalar. Por supuesto recomiendo la pantalla 4x12 Classic 30 y el micro DYN 57.

k) CUSTOM: Digidesign nos ofrece una opción extra, diseñada por ellos, la cual es una gran implementación de un amplificador versátil y con todos los registros que podemos necesitar. La verdad es que suelo desconfiar mucho de los modelos diseñados por las propias marcas, pero en este caso es todo un acierto. Por así decirlo, por sólo este amplificador merecería la pena tener un Eleven. Sonidos limpios, cristalinos pero modernos, sonidos crunch cálidos y distorsiones potentes, pero sin sobrepasar la ganancia ni los conos.

CONCLUSIÓN
Eleven es una herramienta que nos ofrece Digidesign destinada principalmente a guitarristas, o profesionales que trabajen con ellos (productores, técnicos, etc); en ella encontraremos una paleta de sonidos clásicos y modernos que van a solucionar muchas de nuestras situaciones y, además, nos proporcionará alternativas a clásicos problemas del día a día de la guitarra. Gran sonido y calidad, facilidad de manejo y un entorno de lo más amigable: herramienta perfecta.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Elastic Time

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Roger Montejano

Pro Tools 7.4
La nueva versión de Pro Tools trae consigo un buen número de mejoras, entre las que destacan una nueva función denominada Elastic Time, la integración con flujos de datos almacenados en Avid ISIS y la sincronización con secuencias de vídeo Avid a través de Avid Media Station|PT 2.7.

Pese a que las dos últimas novedades serán muy del agrado de los estudios que emplean de manera conjunta Avid y Pro Tools, lo cierto es que la novedad estrella de esta nueva versión es Elastic Time.

Con esta funcionalidad, los usuarios pueden manipular el audio en el dominio temporal de manera flexible, para ajustar tanto la duración de los distintos eventos, como su posición relativa en el tiempo (a los usuarios de Live y Logic les sonará esto).

Elastic Time permite, por ejemplo, cuantizar audio de manera automática (incluso a través de múltiples pistas), aplicar Groove Templates, ajustar el timming de distintas interpretaciones, acomodar archivos de audio (como por ejemplo loops) al tempo de la sesión, acompasar velocidades de audio y vídeo diferentes...

Elastic Time se presenta como una potente herramienta en el estudio, tanto en el terreno creativo como en cuanto a posibilidades de corrección y mejora.

Los algoritmos
Para que esta nueva función sea posible ha sido necesaria una importante reprogramación interna y se han creado nuevos algoritmos, funcionalidades y opciones dentro de Pro Tools.

Ahora cada pista de audio puede ser convertida a Elastic Time, proceso a través del cual el audio es analizado para detectar los distintos transitorios. Una vez concluida esta operación, en la nueva vista Analysis (que se añade a Blocks, Waveform, Volume, Pan, etc.) se muestran todos los eventos detectados.

El algoritmo para detectar los transitorios es una mejora que ya existía en las funciones Tab to Transient y Beat Detective, y ha sido añadido a este último como una nueva opción denominada Enhanced Resolution (las antiguas High Emphasis y Low Emphasis siguen disponibles).

La sensibilidad del algoritmo puede ser ajustada en la nueva ventana Elastic Properties, y de forma parecida a como opera Beat Detective, en la vista Analysis se pueden eliminar o crear nuevos eventos al margen de los detectados automáticamente.

Para optimizar el comportamiento de Elastic Time se han creado cinco algoritmos distintos de TCE (Time Compression Expansion), cada uno destinado a un tipo de audio. La elección del algoritmo determina cómo se comporta el proceso, por lo que define “cómo suena” Elastic Time:
Polyphonic: algoritmo diseñado para material polifónico, adecuado para uso general.
Rhythmic: especial para pistas con transitorios rápidos como baterías o loops.
Monophonic: ideal para audio en el que sólo ocurre una nota cada vez, como es el caso de voces, ya que está diseñado para preservar los formantes.
Varispeed: permite crear el clásico efecto conseguido con las grabadoras de cinta, puesto que cambia el timbre en función del tempo y la duración.
X-Form: el algoritmo más preciso, pero no puede ser usado en tiempo real, debe ser renderizado.

De la definición de X-Form se deduce que los cuatro primeros algoritmos pueden operar tanto en tiempo real como en offline. Esto es útil porque Elastic Time puede llegar a consumir muchos recursos y, una vez se han hecho las operaciones deseadas con ET en tiempo real, renderizar los cambios libera la CPU.

Warp View
Para poder manipular el audio hay que pasar a la vista Warp (también de nueva creación), en la que los marcadores de eventos detectados en Analysis (denominados Event markers) pueden ser convertidos en Warp markers con los que comprimir o expandir las regiones (en esta vista también se pueden crear nuevos marcadores adicionales, independientes de los marcadores de eventos).

Una vez creados los distintos marcadores warp, hay tres métodos para modificar el audio: Range, Telescope y Accordion. En el primero, un marcador es colocado a cada lado de la región, y uno o más marcadores entre ellos hacen que la relación entre las distintas partes varíe.

En Telescope, un marcador al principio o final de la región actúa como punto de referencia, y mediante otro marcador en el otro extremo se contrae o expande linealmente la región.

Por último, en el modo Accordion, el marcador de referencia se coloca en medio de la región, y un marcador a izquierda o derecha actúa respectivamente sobre cada lado.

De igual forma que con las regiones y marcadores normales, los marcadores warp se comportan de forma distinta según se esté en modo Slip o Grid, ajustándose en este último caso a la rejilla de la sesión.

Conviene aclarar que toda esta edición es no destructiva. Cuando se trabaja con los plugins en tiempo real, la información de las ediciones se genera empleando los recursos del ordenador. Cuando se trabaja en modo Rendered, en la carpeta de la sesión se crea automáticamente una nueva carpeta denominada Rendered Files, que sirve para guardar todos los archivos nuevos que genera Elastic Time (las regiones originales permanecen intactas).

Si en algún momento se quiere desactivar Elastic Time en una o más pistas, Pro Tools preguntará qué se quiere hacer con las regiones que han sufrido cambios. La primera opción es descartar los cambios y retornar las regiones a su estado original, y la segunda es aplicar los cambios definitivamente a las regiones (Commit). En este último caso, se crean nuevos archivos a partir de los existentes en la carpeta Rendered Files y se colocan en la carpeta Audio Files.

DigiBase
Elastic Time también está presente en la DigiBase, donde se han introducido nuevas opciones para realizar pre-escuchas de los distintos archivos contenidos en los discos duros.

En la barra de herramientas superior hay un nuevo control para activar Elastic Time durante la exploración de los distintos archivos de audio, lo que permite escucharlos, sincronizados con la sesión, incluso cuando se está en reproducción.

Junto a este control hay un selector del algoritmo ET a emplear para analizar los distintos archivos. Una vez analizado el tempo de un archivo, un marcador indica si el análisis ha tenido éxito.

En caso de que se disponga de grandes librerías de sonidos, a través de DigiBase se pueden programar análisis en modo batch, y preparar así por adelantado todos los archivos necesarios.

ET vs. BD
Una de las funciones que más llama la atención de Elastic Time es la posibilidad de cuantizar audio a través de múltiples pistas. Los usuarios de LE y MP por fin ven la posibilidad de arreglar ejecuciones de batería grabadas en varias pistas, sin tener que pagar el extra del Music Production Toolkit para disponer de la versión completa de Beat Detective.

Empleando un método similar al Collection Mode de Beat Detective, hay usuarios que aseguran han llegado a resultados parecidos con Elastic Time, cuantizando varias pistas sin encontrar problemas de fase entre ellas.

Sin embargo, otros usuarios aseguran que, pese a que cuantizar con ET es mucho más rápido que con BD, la calidad de éste último es superior, y que por el momento BD sigue siendo el camino a seguir para trabajar sobre múltiples pistas de batería (detalles más adelante).

En acción
Las pruebas se realizaron en dos equipos distintos. El primero, un Mac Pro con dos procesadores Dual-Core Intel Xeon (2.66GHz), 2GB de RAM DDR2 a 667MHz, sobre Mac OS X 10.4.10. El segundo, un portátil Dell Inspiron 9400, con un procesador Intel Core 2 Duo (2GHz), 2GB de RAM DDR2 a 667MHz, ejecutando Windows XP Pro.

La instalación en ambos se realizó sin ninguna incidencia, y Pro Tools 7.4 (LE) se hizo cargo sin problemas de las sesiones creadas con versiones anteriores, mostrando la misma robustez y estabilidad que ya ofrecía la versión 7.3.

Las primeras impresiones con Elastic Time fueron muy positivas. Su uso es realmente sencillo, y rápidamente se pueden apreciar las grandes posibilidades de esta nueva funcionalidad.

Desde el punto de vista musical, el trabajo con esta nueva versión de Pro Tools resulta más creativo, ya que permite manipular el audio de nuevas formas y facilita el trabajo con loops, muestras, etc.

También simplifica el remixing, la reutilización de pistas en proyectos con tempos distintos, el trabajo de preproducción en el que se prueban varios tempos... la lista de tareas habituales en las que ET puede ser útil es larga.

En cuanto al uso como herramienta de corrección y mejora, ET es un nuevo recurso que puede resultar invaluable en muchas ocasiones, ya que permite atacar problemas que hasta ahora resultaban difíciles o imposibles de resolver, ya fuera físicamente o por la cantidad de tiempo necesaria para ello.

No debe ser tomado como un “arreglalotodo” en el que basar el trabajo (siempre será mejor obtener las cosas bien en primer lugar), pero sí puede convertirse en una herramienta muy útil para solventar muchas y muy variadas situaciones.

Consideraciones
Cuando se graba en pistas con ET activo, al pulsar stop las regiones recién creadas pasan automáticamente a modo offline mientras son analizadas. Pese a que es un proceso bastante rápido, si se está grabando en varias pistas simultáneamente este análisis puede suponer una demora apreciable, por lo que en algunos casos puede ser mejor desactivar ET durante la grabación.

Antes de realizar ninguna edición con ET es aconsejable crear una nueva playlist para ello. De esta forma se puede comparar entre la versión editada y la original rápidamente.

Además, una vez terminada la edición, en esta misma playlist se puede realizar un commit, y con la otra playlist siempre se podrá volver a la versión previa al uso de ET. Esta renderización no sólo libera recursos, también asegura que la sesión llegará exactamente igual a otros sistemas Pro Tools sin Elastic Time, en caso de ser exportada a otros estudios.

En cuanto a la comparación con Beat Detective, lo cierto es que Elastic Time resulta mucho más rápido que BD. Sin embargo, sí es cierto que según el tipo de ejecución, el sonido de ET puede no ser tan bueno como el de BD.

En este sentido, el correcto ajuste del ratio de decay de cada uno de los plugins Rhythmic de Elastic Time puede suponer una gran diferencia en el sonido final del proceso, y no debería ser pasado por alto.

En cualquier caso, cada proceso (BD y ET) tiene sus pros y sus contras, que habrá que evaluar en cada situación. Si hay tiempo para ello, BD puede resultar en un sonido más puro, pero en muchas ocasiones no siempre hay tiempo (=dinero) para ello, y una pequeña cuantización rápida con ET puede suponer una mejora realmente apreciable.

Rendimiento
Pese a que resulta sorprendente la facilidad y transparencia con que opera el proceso, sí que hay que indicar que la diferencia en potencia entre los dos ordenadores era apreciable en según qué casos, como por ejemplo cuantizando de golpe cinco minutos de una grabación de 14 pistas de batería.

Es cierto que este caso es algo “bruto”, pero la diferencia en la respuesta de las dos máquinas era apreciable, y es un indicativo de que ET puede llevar al límite al ordenador.

Conclusiones
En algunas ocasiones, las mejoras en la nueva versión de un producto no llegan a convencer lo suficiente como para querer realizar el upgrade, y es habitual esperar a que pasen una o dos versiones más para considerar que “merece la pena” la actualización.

Sin embargo, en este caso las herramientas que proporciona la versión 7.4 sí parecen más que suficientes para justificar el upgrade, teniendo en cuenta el precio del mismo.

Pese a que en esta versión las diferencias entre las prestaciones de LE, MP y HD son mínimas, es posible que cada uno aporte beneficios distintos, ya que el uso que cada usuario le da al software suele ser distinto.

Para los usuarios de Pro Tools LE y M-Powered, la nueva versión abre un nuevo universo de exploración, proporciona gran flexibilidad y aporta una forma de trabajar la cuantización sobre varias pistas.

En el caso de los estudios profesionales que cuentan con HD, no sólo se beneficiarán de la flexibilidad mencionada en el nivel creativo; el precio de la actualización parece pequeño en comparación con la cantidad de problemas que se pueden resolver de forma rápida con las nuevas herramientas.

Algunos atajos útiles con Elastic Time
Los siguientes atajos funcionan cuando la herramienta activa es el Grabbber:

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Elastic Time

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Roger Montejano

Pro Tools 7.4
La nueva versión de Pro Tools trae consigo un buen número de mejoras, entre las que destacan una nueva función denominada Elastic Time, la integración con flujos de datos almacenados en Avid ISIS y la sincronización con secuencias de vídeo Avid a través de Avid Media Station|PT 2.7.

Pese a que las dos últimas novedades serán muy del agrado de los estudios que emplean de manera conjunta Avid y Pro Tools, lo cierto es que la novedad estrella de esta nueva versión es Elastic Time.

Con esta funcionalidad, los usuarios pueden manipular el audio en el dominio temporal de manera flexible, para ajustar tanto la duración de los distintos eventos, como su posición relativa en el tiempo (a los usuarios de Live y Logic les sonará esto).

Elastic Time permite, por ejemplo, cuantizar audio de manera automática (incluso a través de múltiples pistas), aplicar Groove Templates, ajustar el timming de distintas interpretaciones, acomodar archivos de audio (como por ejemplo loops) al tempo de la sesión, acompasar velocidades de audio y vídeo diferentes...

Elastic Time se presenta como una potente herramienta en el estudio, tanto en el terreno creativo como en cuanto a posibilidades de corrección y mejora.

Los algoritmos
Para que esta nueva función sea posible ha sido necesaria una importante reprogramación interna y se han creado nuevos algoritmos, funcionalidades y opciones dentro de Pro Tools.

Ahora cada pista de audio puede ser convertida a Elastic Time, proceso a través del cual el audio es analizado para detectar los distintos transitorios. Una vez concluida esta operación, en la nueva vista Analysis (que se añade a Blocks, Waveform, Volume, Pan, etc.) se muestran todos los eventos detectados.

El algoritmo para detectar los transitorios es una mejora que ya existía en las funciones Tab to Transient y Beat Detective, y ha sido añadido a este último como una nueva opción denominada Enhanced Resolution (las antiguas High Emphasis y Low Emphasis siguen disponibles).

La sensibilidad del algoritmo puede ser ajustada en la nueva ventana Elastic Properties, y de forma parecida a como opera Beat Detective, en la vista Analysis se pueden eliminar o crear nuevos eventos al margen de los detectados automáticamente.

Para optimizar el comportamiento de Elastic Time se han creado cinco algoritmos distintos de TCE (Time Compression Expansion), cada uno destinado a un tipo de audio. La elección del algoritmo determina cómo se comporta el proceso, por lo que define “cómo suena” Elastic Time:
Polyphonic: algoritmo diseñado para material polifónico, adecuado para uso general.
Rhythmic: especial para pistas con transitorios rápidos como baterías o loops.
Monophonic: ideal para audio en el que sólo ocurre una nota cada vez, como es el caso de voces, ya que está diseñado para preservar los formantes.
Varispeed: permite crear el clásico efecto conseguido con las grabadoras de cinta, puesto que cambia el timbre en función del tempo y la duración.
X-Form: el algoritmo más preciso, pero no puede ser usado en tiempo real, debe ser renderizado.

De la definición de X-Form se deduce que los cuatro primeros algoritmos pueden operar tanto en tiempo real como en offline. Esto es útil porque Elastic Time puede llegar a consumir muchos recursos y, una vez se han hecho las operaciones deseadas con ET en tiempo real, renderizar los cambios libera la CPU.

Warp View
Para poder manipular el audio hay que pasar a la vista Warp (también de nueva creación), en la que los marcadores de eventos detectados en Analysis (denominados Event markers) pueden ser convertidos en Warp markers con los que comprimir o expandir las regiones (en esta vista también se pueden crear nuevos marcadores adicionales, independientes de los marcadores de eventos).

Una vez creados los distintos marcadores warp, hay tres métodos para modificar el audio: Range, Telescope y Accordion. En el primero, un marcador es colocado a cada lado de la región, y uno o más marcadores entre ellos hacen que la relación entre las distintas partes varíe.

En Telescope, un marcador al principio o final de la región actúa como punto de referencia, y mediante otro marcador en el otro extremo se contrae o expande linealmente la región.

Por último, en el modo Accordion, el marcador de referencia se coloca en medio de la región, y un marcador a izquierda o derecha actúa respectivamente sobre cada lado.

De igual forma que con las regiones y marcadores normales, los marcadores warp se comportan de forma distinta según se esté en modo Slip o Grid, ajustándose en este último caso a la rejilla de la sesión.

Conviene aclarar que toda esta edición es no destructiva. Cuando se trabaja con los plugins en tiempo real, la información de las ediciones se genera empleando los recursos del ordenador. Cuando se trabaja en modo Rendered, en la carpeta de la sesión se crea automáticamente una nueva carpeta denominada Rendered Files, que sirve para guardar todos los archivos nuevos que genera Elastic Time (las regiones originales permanecen intactas).

Si en algún momento se quiere desactivar Elastic Time en una o más pistas, Pro Tools preguntará qué se quiere hacer con las regiones que han sufrido cambios. La primera opción es descartar los cambios y retornar las regiones a su estado original, y la segunda es aplicar los cambios definitivamente a las regiones (Commit). En este último caso, se crean nuevos archivos a partir de los existentes en la carpeta Rendered Files y se colocan en la carpeta Audio Files.

DigiBase
Elastic Time también está presente en la DigiBase, donde se han introducido nuevas opciones para realizar pre-escuchas de los distintos archivos contenidos en los discos duros.

En la barra de herramientas superior hay un nuevo control para activar Elastic Time durante la exploración de los distintos archivos de audio, lo que permite escucharlos, sincronizados con la sesión, incluso cuando se está en reproducción.

Junto a este control hay un selector del algoritmo ET a emplear para analizar los distintos archivos. Una vez analizado el tempo de un archivo, un marcador indica si el análisis ha tenido éxito.

En caso de que se disponga de grandes librerías de sonidos, a través de DigiBase se pueden programar análisis en modo batch, y preparar así por adelantado todos los archivos necesarios.

ET vs. BD
Una de las funciones que más llama la atención de Elastic Time es la posibilidad de cuantizar audio a través de múltiples pistas. Los usuarios de LE y MP por fin ven la posibilidad de arreglar ejecuciones de batería grabadas en varias pistas, sin tener que pagar el extra del Music Production Toolkit para disponer de la versión completa de Beat Detective.

Empleando un método similar al Collection Mode de Beat Detective, hay usuarios que aseguran han llegado a resultados parecidos con Elastic Time, cuantizando varias pistas sin encontrar problemas de fase entre ellas.

Sin embargo, otros usuarios aseguran que, pese a que cuantizar con ET es mucho más rápido que con BD, la calidad de éste último es superior, y que por el momento BD sigue siendo el camino a seguir para trabajar sobre múltiples pistas de batería (detalles más adelante).

En acción
Las pruebas se realizaron en dos equipos distintos. El primero, un Mac Pro con dos procesadores Dual-Core Intel Xeon (2.66GHz), 2GB de RAM DDR2 a 667MHz, sobre Mac OS X 10.4.10. El segundo, un portátil Dell Inspiron 9400, con un procesador Intel Core 2 Duo (2GHz), 2GB de RAM DDR2 a 667MHz, ejecutando Windows XP Pro.

La instalación en ambos se realizó sin ninguna incidencia, y Pro Tools 7.4 (LE) se hizo cargo sin problemas de las sesiones creadas con versiones anteriores, mostrando la misma robustez y estabilidad que ya ofrecía la versión 7.3.

Las primeras impresiones con Elastic Time fueron muy positivas. Su uso es realmente sencillo, y rápidamente se pueden apreciar las grandes posibilidades de esta nueva funcionalidad.

Desde el punto de vista musical, el trabajo con esta nueva versión de Pro Tools resulta más creativo, ya que permite manipular el audio de nuevas formas y facilita el trabajo con loops, muestras, etc.

También simplifica el remixing, la reutilización de pistas en proyectos con tempos distintos, el trabajo de preproducción en el que se prueban varios tempos... la lista de tareas habituales en las que ET puede ser útil es larga.

En cuanto al uso como herramienta de corrección y mejora, ET es un nuevo recurso que puede resultar invaluable en muchas ocasiones, ya que permite atacar problemas que hasta ahora resultaban difíciles o imposibles de resolver, ya fuera físicamente o por la cantidad de tiempo necesaria para ello.

No debe ser tomado como un “arreglalotodo” en el que basar el trabajo (siempre será mejor obtener las cosas bien en primer lugar), pero sí puede convertirse en una herramienta muy útil para solventar muchas y muy variadas situaciones.

Consideraciones
Cuando se graba en pistas con ET activo, al pulsar stop las regiones recién creadas pasan automáticamente a modo offline mientras son analizadas. Pese a que es un proceso bastante rápido, si se está grabando en varias pistas simultáneamente este análisis puede suponer una demora apreciable, por lo que en algunos casos puede ser mejor desactivar ET durante la grabación.

Antes de realizar ninguna edición con ET es aconsejable crear una nueva playlist para ello. De esta forma se puede comparar entre la versión editada y la original rápidamente.

Además, una vez terminada la edición, en esta misma playlist se puede realizar un commit, y con la otra playlist siempre se podrá volver a la versión previa al uso de ET. Esta renderización no sólo libera recursos, también asegura que la sesión llegará exactamente igual a otros sistemas Pro Tools sin Elastic Time, en caso de ser exportada a otros estudios.

En cuanto a la comparación con Beat Detective, lo cierto es que Elastic Time resulta mucho más rápido que BD. Sin embargo, sí es cierto que según el tipo de ejecución, el sonido de ET puede no ser tan bueno como el de BD.

En este sentido, el correcto ajuste del ratio de decay de cada uno de los plugins Rhythmic de Elastic Time puede suponer una gran diferencia en el sonido final del proceso, y no debería ser pasado por alto.

En cualquier caso, cada proceso (BD y ET) tiene sus pros y sus contras, que habrá que evaluar en cada situación. Si hay tiempo para ello, BD puede resultar en un sonido más puro, pero en muchas ocasiones no siempre hay tiempo (=dinero) para ello, y una pequeña cuantización rápida con ET puede suponer una mejora realmente apreciable.

Rendimiento
Pese a que resulta sorprendente la facilidad y transparencia con que opera el proceso, sí que hay que indicar que la diferencia en potencia entre los dos ordenadores era apreciable en según qué casos, como por ejemplo cuantizando de golpe cinco minutos de una grabación de 14 pistas de batería.

Es cierto que este caso es algo “bruto”, pero la diferencia en la respuesta de las dos máquinas era apreciable, y es un indicativo de que ET puede llevar al límite al ordenador.

Conclusiones
En algunas ocasiones, las mejoras en la nueva versión de un producto no llegan a convencer lo suficiente como para querer realizar el upgrade, y es habitual esperar a que pasen una o dos versiones más para considerar que “merece la pena” la actualización.

Sin embargo, en este caso las herramientas que proporciona la versión 7.4 sí parecen más que suficientes para justificar el upgrade, teniendo en cuenta el precio del mismo.

Pese a que en esta versión las diferencias entre las prestaciones de LE, MP y HD son mínimas, es posible que cada uno aporte beneficios distintos, ya que el uso que cada usuario le da al software suele ser distinto.

Para los usuarios de Pro Tools LE y M-Powered, la nueva versión abre un nuevo universo de exploración, proporciona gran flexibilidad y aporta una forma de trabajar la cuantización sobre varias pistas.

En el caso de los estudios profesionales que cuentan con HD, no sólo se beneficiarán de la flexibilidad mencionada en el nivel creativo; el precio de la actualización parece pequeño en comparación con la cantidad de problemas que se pueden resolver de forma rápida con las nuevas herramientas.

Algunos atajos útiles con Elastic Time
Los siguientes atajos funcionan cuando la herramienta activa es el Grabbber:

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Quantum Leap Pianos. El gigante de Eastwest.

  • Escrito por Jorge Quesada
  • Categoría: Software

Se han incluido más de medio millón de dólares en pianos para la creación de esta colección. Todos grabados meticulosamente. Entre ellos encontramos un Bechstein D-280 Concert Grand. La misma clase de piano con el que el ingeniero / productor Ken Scott solía grabar a Elton John, David Bowie y Supertramp. Siguiendo esta poderosa línea de instrumentos, hallaremos un Steinway D Concert Grand, un Bösendorfer 290 Concert Grand, y un Yamaha C7 Grand.

Leer más

Quantum Leap Pianos. El gigante de Eastwest.

  • Escrito por Administrador
  • Categoría: Software

Jorge Quesada

Se han incluido más de medio millón de dólares en pianos para la creación de esta colección. Todos grabados meticulosamente. Entre ellos encontramos un Bechstein D-280 Concert Grand. La misma clase de piano con el que el ingeniero / productor Ken Scott solía grabar a Elton John, David Bowie y Supertramp. Siguiendo esta poderosa línea de instrumentos, hallaremos un Steinway D Concert Grand, un Bösendorfer 290 Concert Grand, y un Yamaha C7 Grand.

Introducción
La evolución de los ordenadores en lo relativo a la velocidad del proceso de datos, hace que actualmente podamos disfrutar de instrumentos virtuales sumamente realistas. Hace no mucho, era frecuente encontrar 256 MB de memoria RAM como configuración estándar de un ordenador convencional. Hoy en día hasta los aparatos más sencillos vienen provistos de procesadores y RAM capaces de mover el software más complejo y exigente. Evidentemente, si al comprar el ordenador nos preocupamos de optimizar la configuración para nuestro trabajo “musical” futuro, la cosa irá sobre ruedas. Analizamos una propuesta en pianos virtuales de índole “peso pesado”.

Entre tanto desarrollo, aparece otro de los grandes de Eastwest. Empresa que no deja de sorprendernos por su constante dedicación al desarrollo de librerías e instrumentos virtuales de gran calidad.

Lo que buscamos en los instrumentos virtuales
Siendo resumido por centrarme en el propio producto, esbozo a grandes rasgos lo que se debe buscar en cualquier instrumento virtual que se precie.

• Generalmente, la mayoría buscamos realismo. Librerías de sonido reales que suenen de verdad a la familia de instrumentos que queremos grabar.

• Interfaz de usuario sencillo. Ya es suficientemente complejo tocar, componer y grabar, como para tener que aprender filigranas de cada uno de los programas que vamos utilizando. Sencillez y aspecto intuitivo.

• Buena arquitectura en carga de sonidos y optimización de sistema. Actualmente los buenos instrumentos virtuales vienen preparados para no “derrochar” nuestra memoria RAM. Cargando exclusivamente los samples que necesitamos, incluso congelando muestras, etc.

• Variedad. Aún dirigiéndonos a instrumentos específicos (de cuerda, metales, baterías, pianos etc.), se busca riqueza. Es decir, si queremos tener un completo paquete de pianos, nos gusta que cuando buscamos el sonido perfecto para la pieza, esté a nuestro alcance. Para ello debemos contar con la variedad suficiente.

• Siguiendo el hilo del punto anterior, necesitamos buena capacidad de mezcla y edición. Ya están pasados de moda los sonidos fijos, inamovibles. Se necesita material flexible, dinámico y que podamos moldear a nuestro antojo.

• Compatibilidad y buena integración con el software maestro. Algunos fabricantes suelen concebir el instrumento para que funcione de modo autónomo (software independiente) y de modo “esclavo/maestro”. Por lo general, la parte más interesante es la que nos permite integrar la herramienta en nuestro software de secuenciación maestro (Cubase, Pro Tools, Logic, Sonar, Nuendo, etc.). Es importante que las funciones de ruteo, integración de los mixer, plug-ins, etc., estén bien pensadas; de tal modo que no suponga un esfuerzo su manejo, ni tener que controlar múltiples ventanas a la vez. Flexibilidad sí, pero con integración en nuestro sistema.

EastWest Quantum Leap Pianos
Para conseguir una librería como esta hace falta invertir un gran esfuerzo en la grabación de las muestras (además de su posterior integración a un sistema informático compatible y flexible). En este caso además, al tratarse de pianos de cola, la cosa se complica más aún. Hay que conseguir buenos pianos, meterlos en el estudio y muestrearlos.

Según anuncia el fabricante en sus comunicados, se han incluido más de medio millón de dólares en pianos para la creación de esta colección. Todos grabados meticulosamente. Entre ellos encontramos un Bechstein D-280 Concert Grand, la misma clase de piano con el que el ingeniero / productor Ken Scott solía grabar a Elton John, David Bowie y Supertramp. Siguiendo esta poderosa línea de instrumentos, hallaremos un Steinway D Concert Grand, un Bösendorfer 290 Concert Grand, y un Yamaha C7 Grand.

Scott se encargó de las grabaciones de los micrófonos cercanos empleados con el Bechstein, para ofrecer a los usuarios un sonido pop/rock dinámico, además de otras alternativas más convencionales.

Carga individual de cada piano
La colección Quantum Leap Pianos incluye 270 GB de contenido a 24 bits / 44.1kHz, y es una de las mayores librerías de pianos concebidas hasta el momento. Los usuarios pueden instalar uno, dos, tres o cuatro pianos en su disco duro. De este modo, no estamos obligados a meter de golpe todos los DVDs, adecuando la copia de samples a nuestras necesidades y preferencias.

Búsqueda de realidad. Tomas microfónicas y multisample
Se incluyen tres posiciones de micrófono por piano para brindar máxima flexibilidad de captación. También se ofrecen de diez a dieciséis velocidades por nota y piano. Dieciséis velocidades de “staccato” distintas.

Para lograr un sonido de repetición real, las muestras fueron capturadas en interpretaciones a 180 BPMs. Por su parte, la resonancia de pedal fue grabada para cada nota en múltiples velocidades, para conseguir la riqueza necesaria.

Interfaz gráfica
El fabricante ha dedicado esfuerzo para conseguir una pantalla general que muestre toda la información necesaria. De manera cómoda, intuitiva y completa. Un entorno que permite localizar fácilmente los instrumentos (de entre las librerías), agrupar secciones de nuestros preferidos, acceder a vistas preliminares (pre-view), carga de instrumentos ágil y “rápidamente” (según el peso a cargar). El interfaz cambia de modo automático según el instrumento cargado.

Mezclador de tomas microfónicas
Este apartado tiene extrema relevancia. Ya hemos analizado este concepto en otros instrumentos virtuales del fabricante (como el Superior Drummer). La posibilidad de seleccionar, variar, mezclar y agrupar diferentes tomas microfónicas nos va a proporcionar una sensación real de flexibilidad. Una herramienta realmente potente, que hasta no hace mucho se trataba (en general) de forma superficial. La riqueza de matices y localización exacta del timbre adecuado para cada situación es realmente excelente.

Efectos
No podía ser de otro modo. La naturalidad de las reverbs va a ser otro factor determinante a la hora de conseguir realidad y precisión de ambiente. Instrumentos virtuales muy elaborados, a los que posteriormente se le añaden reverberaciones de mala calidad o artificiales, entorpecen todo el trabajo previo. Consiguiendo un resultado final entristecedor. Para ofrecer solución a esta necesidad, el instrumento nos brinda un sabroso abanico de herramientas con múltiples resonancias, tamaños de salas, etc.

Conclusiones
Este es uno de esos instrumentos virtuales que estimulan el apetito musical. Cuando abrimos la caja se mezclan dos sensaciones. La primera, nuestros ojos quedan pasmados ante la gran cantidad de DVDs que tendremos que copiar a nuestro disco duro. Sí, es una tarea poco entretenida, pero de aquí deriva la segunda sensación. Con tanta muestra, el resultado tiene que ser aplastante. Y así es. Está claro que los usuarios de pianos originales serán especialmente minuciosos y detallistas ante cualquier particularidad. Aún así, hasta los instrumentistas más exigentes podrán acceder a pianos realmente inaccesibles. Difíciles de “tocar” por su precio, tamaño, etc. Por otra parte, disponer de las tomas tan bien grabadas, con los ambientes oportunos, etc., hacen de esta herramientas una opción realmente seria a la hora de grabar pianos de calidad en nuestras sesiones. Disponiendo del ordenador adecuado y de un instrumento maestro con las octavas suficientes y con tacto contrapesado (real), nos haremos con una increíble colección de pianos de cola. Contenidos en una pequeña caja y a un precio muy aceptable.

Nota para el buen funcionamiento: Se trata de una librería profesional que debe instalarse en un sistema informático lo suficientemente rápido y fluido.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Acceder a tu cuenta