Logo

Guitar Rig 2. Todo en uno.

  • Publicado en Software
  • Imprimir

Román Vega

Segunda versión del procesador virtual de guitarra

Introducción
Frente al crecimiento de usuarios que convierten su ordenador en una cada día más completa herramienta de trabajo musical, aparecen nuevas aplicaciones. Desarrollos informáticos de lo más variado que se acompañan, como en el caso de hoy, de hardware específicamente fabricado para el perfecto aprovechamiento de sus recursos.

El sector de los guitarristas ha ido más despacio en estos terrenos (MIDI y aplicaciones informáticas), si bien, ya existen diversidad de marcas y productos fabricados para este tipo de músico, ofreciendo recursos aplicados a las nuevas tecnologías.

La flexibilidad de los procesamientos DSP permite configurar nuestra tarjeta de sonido de infinitas formas y, con ello, darnos multitud de servicios. Se convierte así nuestro ordenador en una poderosa y camaleónica herramienta capaz de adaptarse en cada momento a lo que más nos conviene.
Creo que en este mismo número se hacen reflexiones sobre las diversas opciones para la grabación de guitarras en pequeños estudios caseros. Pequeños amplificadores, simuladores en formato multiefecto (pedalera o rack) y como no, el software. Tenemos la opción de poner a prueba, examinando cada una de sus parécelas y sonidos, a uno de los desarrollos informáticos más populares concebidos para este fin: el Guitar Rig 2.

Instalamos el Guitar Rig
El programa puede instalarse en formato independiente (stand-alone) de tal modo que funciona de forma autónoma. También puedes utilizarlo como plug-in de un programa maestro. En este caso instalamos el Guitar Rig como plug-in VST bajo Cubase SX3.

La instalación es rápida, sencilla y no requiere ninguna filigrana. Para aplicar el plug-in sobre el instrumento, creamos una pista de audio en la que grabaremos. Posteriormente abrimos el mixer y sobre el canal de entrada insertamos como efecto el "Guitar Rig".

Una de nuestras inquietudes era la de comprobar si podríamos utilizar el potencial del software sobre la entrada. Es decir, oír directamente la guitarra procesada antes de grabar, de tal forma que podamos escuchar cómo suena cualquier acción del programa sobre nuestra guitarra o bajo.

Bien, esto es posible y lo constatamos, pues estuvimos tocando bajo las simulaciones y efectos del soft, el cual actuaba sobre el canal de entrada y sumaba su color al sonido del instrumento que teníamos conectado, en este caso una guitarra.

Grabar con o sin efectos
Puestos a grabar tienes dos opciones. La primera se basaría en la grabación de la guitarra en limpio, para aplicar posteriormente los efectos oportunos. Como ventaja contaríamos con la posibilidad de manipular los efectos según nos vaya pidiendo el tema en mezcla. Como inconveniente, nos faltará feeling en la interpretación puesto que grabar, por ejemplo, un solo de rollo saturado con la guitarra limpia se hará más que raro a la hora de tocarlo.
Como segunda alternativa, podemos grabar la guitarra ya editada y "coloreada" (algo que suele hacerse generalmente). De esta manera sacamos el rendimiento total a los efectos mientras interpretamos y siempre podemos añadir o retocar el sonido posteriormente.

Herramientas del software
El programa abre con una ventana clara y muy intuitiva. Además de contar con su correspondiente manual en castellano. Básicamente, contaros que existen dos formas de trabajar: Una mediante presets ya sugeridos por el fabricante y otra "a la carta".

Presets del fabricante
Has de hacerte a la idea de que trabajas con un rack virtual. En éste siempre contamos con piezas modulares fijas:

Componente de entrada: hace coincidir los niveles de volumen de nuestro instrumento con Guitar Rig 2.
Componente de salida: Hace coincidir los niveles de G.R con los de la próxima etapa (mixer, ampli etc.) y permite compensar variaciones de nivel de salida entre diferentes presets.
Afinador. Herramienta de afinación rápida y visual.
Metrónomo. Proporciona ritmo de referencia, también sirve como reloj maestro para efectos de sincronizado.
Tapedeck. Un módulo versátil que permite reproducir archivos, grabar lo que tocas, cambiar de tempo sin cambiar tono, cambiar tono sin cambiar tempo o ambas cosas a la vez. Práctico, por ejemplo, para retrasar solos y poder escuchar con más detenimiento cómo están ejecutados.

En la sección de presets, dispones de una extensa colección de configuraciones ya programadas. Cada una de ellas adecua el sonido a un tipo de estilo o propuesta para tu guitarra. Resulta cómodo cuando no tienes claro qué sonido es el que más te gusta, o si deseas ver abundantes y variados tipos de combinación de elementos en el rack virtual. Tan sencillo como clickear sobre el preset elegido y a tocar.

Como supones el programa está preparado para editar, variar, etiquetar y guardar tus variaciones sobre los presets, así como generar los tuyos propios.

Elementos del rack disponibles
Vayamos a la parte más interesante, bajo mi punto de vista. Una gran cantidad de elementos que puedes incluir en tu rack según tu conveniencia. Partiendo de un rack vacío (solamente con los elementos fijos que mencionaba hace unas líneas), vamos añadiendo las diferentes secciones que están estructuradas de la siguiente manera:

Amplificadores
Disponemos de diversos cabezales de amplificación que intentan ser réplica de algunos famosos y efectivos amplis de la historia.

Tweedman. Un famoso ampli de bajo de los 60 que ahora está considerado como un gran amplificador de guitarra.

AC BOX. Réplica del famoso amplificador que potenció la invasión británica de la musica Pop.

Twang Reverb. Replica la riqueza de sonido de los clásicos amplis de hace algunas décadas. Sonidos de blues y crunchy.

Plexi. Un clásico de la historia, utilizado en multitud de "hits".
Jazz Amp. Válido en sonidos de jazz y atractivo para estos estilos, especialmente con el uso del "ensemble", el cual sirve para añadir chorus y vibrato.

Lead 800. Un amplificador cañero con sonidos luminosos, agresivos y definidos.

Gratifier solo head. Cubre sonidos que pasan desde el limpio, hasta la saturación máxima.

Bass VT. Un ampli de bajo que proporciona un sonido arenoso. Cuenta con un ecualizador gráfico.

Simulación de altavoz
Este apartado es muy completo. Desde su ventana podemos seleccionar el tipo de recinto por el que queremos pasar nuestro sonido, tamaño de la caja, numero de altavoces, tipo de recinto etc. También seleccionamos el tipo de micrófono con el que queremos "captar virtualmente" la emisión, así como la posición del micro. Obviamente el sonido de la guitarra cambia mucho en función de la distancia y situación exacta del micro que toma la señal.

Módulos de distorsión
Diferentes bloques de overdrive y distorsión, como el Fuzz Ace, Big Fuzz, Cat, Skreamer, Distortion, Mezone, Demon Distortion, TransAmp, Treble Booster o Gain Boster.

Para obtener el mejor rendimiento de las saturaciones conviene incluir en nuestro rack un simulador de ampli y retocar a nuestro gusto la caja virtual.

Modulación
Esta sección es una de las más convincentes del Guitar Rig. Contamos con toda la variedad que imágenes en modulación: Trémolo, Ensemble, Chorus + Flanger, Phaser, Rotator, Oktaver y Pitch Pedal.

Filtros
Potentes y efectivas herramientas de ecualización. EQ Shelving, EQ Parametric, EQ Graphic etc. En este apartado están incluidos los módulos de wah como el "pedal waheah" o el Talkwah.

Secciones de volumen y dinámica
Unidades para controlar los niveles de señal que entran o salen de un componente, limitadores, compresores variados, puertas de ruido.

Reverbs y Delays
Pocas referencias hacen falta para describir estos módulos: Spring Reverb, Studio Reverb, Quad Delay, Psychedelay etc.

Herramientas
Aquí se incluyen diversos módulos con variadas funciones. Por ejemplo, nos encontramos el Loop Machine, que permite grabar y reproducir una capa de sonido sobre otra (Overdubbing). Los bucles pueden sincronizarse con el anfitrion o con el tempo del metrónomo. El Split divide la señal en dos direcciones, permitiendo por tanto generar efectos paralelos. Otras herramientas como el Crossover Mix están a disposición de usuario en este apartado.

Modificadores
LFO (osciladores de bajas frecuencias), envolventes, Step Sequencer, Analog Sequencer y otras utilidades se encuentran ubicadas en esta sección.

Sobre el RIG CONTROL
Pese a que no hemos recibido este aparatito, hemos podido probar a la perfección el software. En cualquier caso, comentaros que el Guitar Rig 2 no se vende sin el Rig Control y que es una unidad que proporciona tacto físico sobre esta herramienta virtual. Gracias a sus diversos pulsadores de pie y pedal de expresión, podemos enriquecer las posibilidades de uso. Además, cuenta con dispositivos de conexión hacia el ordenador y opciones suficientes para una máxima optimización del software.

Nuestras impresiones generales
Una vez descrito de forma básica, pues el programa es enorme y también sus posibilidades, pasamos a relataros nuestras impresiones generales sobre el producto y sus recursos.
Cabe destacar las mejoras progresivas que este tipo de herramientas nos van mostrando. La cantidad de componentes que el Guitar Rig te ofrece es realmente amplia, y por tanto su flexibilidad en cuanto a tipos de sonidos es prácticamente infinita.

Cuenta con prácticamente todas las herramientas que el mercado de los guitarristas ofrece, simuladores de diferentes tipos de amplificación, recintos, multitud de efectos, dinámica, puerta de ruido (por cierto bastante efectiva), afinador, metrónomo etc.

En cuanto a la calidad, bajo nuestro punto de vista, existen apartados más potentes que otros. Como positivo destacaría la comodidad de edición y elaboración presets pues trabajamos sobre una gran superficie visual (la del ordenador), frente a pequeñas pantallas de unidades físicas de los multiefectos.

La gran libertad de configuración conseguida tan solo con arrastres del ratón de cualquier módulo disponible a nuestro rack, hace de este software una completa máquina para el guitarrista. Eso de poder seleccionar el ampli, recinto, modulo de distorsión, efectos, etc. tan sólo con unos clicks de ratón es muy "goloso". Las secciones de modulación, reverberación y dinámica están muy bien conseguidas. Tanto, que podrían competir abiertamente con "cacharros" físicos de calidades aceptables.

La parte más compleja, no para este producto sino para todos, es la de amplificación y, como no, la distorsión. Conseguir la calidez de las válvulas y sonidos fieles de distorsión es el reto más alto para cualquier simulador. En este sentido, y tras pasar abundantes horas recorriendo las combinaciones propuestas, hay que manifestar que la flexibilidad es increíblemente amplia, pero algunas de las distorsiones o sonidos calientes son algo artificiales. Hay que considerar el precio. Imagina que te pones a comprar todos los componentes físicos en formato rack, gastarías 40 veces más (depende de lo que compraras lógicamente). Lo que quiero decir es que el gran arma de este software es la gran variedad que nos brinda. Por otra parte, es importante subrayar que dada la buena disposición de controles y efectividad de los mismos, podemos ir retocando el sonido hasta sacarle el mayor jugo posible. Pasando un buen rato buscando la configuración óptima, conseguimos mejorar los resultados.

En definitiva, veo esta alternativa (Guitar Rig) como una muy buena opción para aquellos músicos que necesiten una gran colección de recursos, cientos de sonidos diferentes y una enorme versatilidad. Muy probablemente, el hecho de curiosear las variaciones que procuran los compresores, limitadores, chorus, flanger, wah, rotary speaker, amplis de muy diferentes índoles, posiciones de micros etc. puedan ayudarte a ir definiendo qué es lo que más te gusta. En resumen, aprender a conocer tu sonido personal. Siendo cuidadoso y perfeccionista, podrías llegar a hacer grabaciones bastante curiosas y dejar inmortalizadas tus guitarras de una forma digna.

Como conclusión final, decir que el Guitar Rig nos parece completo, cómodo para quienes intentan integrar todo en el ordenador, muy flexible, barato considerando todas las herramientas que tiene y, en relación a su precio, con calidades aceptables. Según tus necesidades deberás decidir si quieres un sólo cacharro que suene de muerte, o cien dentro de un mismo paquete que permita hacer sonar tu guitarra casi de cualquier manera que imagines.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Revista ISP Música ®