Menu

Mark Studio 1. Tratamiento de bajo en el estudio.

Jorge Quesada

Por fin un plugin específico de bajo, profesional y al alcance de todos

Introducción
Durante este último período, hemos ido descubriendo abundantes aplicaciones software específicamente diseñadas para el tratamiento de guitarras eléctricas a través del ordenador. Diseños informáticos concebidos para simular amplificaciones, recintos, salas, distorsiones y efectos en general, simulación de tomas microfónicas, etc.

Unos avances realmente útiles para todos los que grabamos y producimos nuestros proyectos a través de un ordenador central, máquina que maneja todos nuestros plugins, software maestro, instrumentos virtuales y demás periféricos.

Eleven, Guitar Rig, Amplitube y otros tantos. Pero ¿y qué hay del tratamiento del bajo? Parece que hasta ahora la mayoría se ha ido manejando con compresores, limitadores y retoques de ecualización. Utilizando los propios plugins del software maestro. En principio, parece menos dañino para el sonido pasar un bajo por línea “a pelo”, que una guitarra eléctrica. Y digo en principio, ya que esto es en realidad una simpleza, pues tiene mucha más enjundia de la que a primera vista parece. Perdonen los bajistas experimentados por lo evidente de mis comentarios, pues lo sabrán ya ustedes de sobra.

Muchos de los guitarristas (la mayoría), han encontrado un gran aliado en la simulación de amplificación y recinto. Tanto si es vía hardware (racks, multiefectos varios, pedales, etc.), como si es gracias a programas informáticos de calidad. Supone el ahorro de molestias a la hora de utilizar el amplificador, los micrófonos, etc. El proceso es más rápido, puede hacerse a niveles de volumen muy inferiores (incluso de noche en un domicilio particular, vía cascos), etc. En fin, la mayoría de vosotros ya debéis conocer todos estos progresos.

Hasta ahora, si teníamos la misma pretensión de ahorrar micros y ampli con la grabación del bajo, la mayoría optábamos por la línea. Posteriormente aplicábamos los retoques que hemos mencionado unas líneas más arriba. Evidentemente, la señal pegada y, sobre todo, el carácter de nuestro bajo, se veía gravemente limitado, a no ser que utilizáramos un previo o herramienta externa al propio soft maestro.



Por fin una marca, de reconocida calidad en amplificación de bajos, ha tenido la ocurrencia de generar un plugin directamente dirigido al tratamiento del bajo. Mark Studio 1 es el resultado.

Quien esté acostumbrado a grabar su bajo por línea (directa), y empiece a curiosear el software en cuestión, empezará a alucinar en colores con la cantidad de variaciones, timbres y matices que puede generar en su pista de bajo. Por supuesto, y como en otros casos, grabamos el bajo limpio (para evitar coloraciones fijas) y, posteriormente, vamos moldeando su sonido en función de lo que el tema nos va pidiendo. Con ayuda del plugin, claro.

Aunque muchos piensan que el sonido de un bajo, en esencia, es “siempre parecido”, especialmente si lo comparan con las variaciones que sufre una guitarra eléctrica amplificada, la riqueza de matices en función del amplificador, recinto, tipo de compresión, sala y forma de captar el sonido a través de los micros, es aplastante.



Las pruebas
Instalamos Mark Studio 1 en uno de nuestros sistemas. La instalación fue fluida y sin problemas ni “enganchones”. Hicimos correr la aplicación bajo Pro Tools, añadiendo después el plugin en nuestro mixer, pista del bajo.

El software va de maravilla, Pro Tools lo reconoce a la primera. Insertamos en la pista la herramienta y a funcionar. Su interfaz gráfica va totalmente en línea con el diseño de sus amplificadores, característicos por los negros y los remates amarillos, también por su mezcla del vintage y lo digital contemporáneo en su aspecto.



Se trata de un soporte muy visual e intuitivo. Vemos de forma muy gráfica el dibujo del cabezal elegido; también del recinto. Además podemos ver qué tipo de micros (y cuántos) hemos seleccionado, así como su posición. Esto quiere decir que con un simple vistazo tenemos clara la configuración.

A golpe de ratón podemos ir variando los diferentes parámetros. Desde elegir cabezal entre los propuestos (Mark Bass TA501, R500 y Classic 300), hasta los recintos disponibles (STD 151HR, STD 152HR, STD 104HR, STD 104HF, STD 106HF y Classic 108). También ratios de compresión, micros, posición de estos, etc.

Para los que buscan resultados rápidos, sin tener siquiera que complicarse la vida retocando los parámetros, encontramos 64 Presets de fábrica fácilmente asignables y con un más que extenso repertorio de posibilidades. Desde bajos limpios, saturados, poperos, funky loco, funk vintage, rock y un enorme etc.

Para los más perfeccionistas se brindan todas las opciones de retoque, y 64 presets más de asignación por el usuario. Es en este apartado en el que podemos disfrutar al máximo las recreaciones de las tomas microfónicas, intercambio de cabezales con recintos, posición de los micros (cercanos, lejanos, más próximos a las trompetas de agudos, cerca de los conos graves, un micro, dos...). También podremos intervenir en el ruteo de señal/salida, utilizando y combinando opciones de línea, mic, etc.

Mark Bass ha contemplado con gran fidelidad todas las opciones posibles, de tal modo que el software nos ofrece una versatilidad y realidad gratamente apetecible.

Conclusiones
Me parece una herramienta muy potente. Nos brinda una gran versatilidad en la pista del bajo. Sus presets de fábrica están muy bien elaborados, de tal modo que obtenemos unas compresiones y sonidos muy específicos para nuestro instrumento. En definitiva, mejoran notablemente nuestras posibilidades.

El bajo gana en carácter y nuestros temas pueden ser llevados a nuevos horizontes. Es increíble apreciar cómo puede girar una canción cuando variamos el estilo de sonido del bajo. También es sumamente relevante el cambio en pegada y empaste con el bombo. Instalando esta aplicación, el juego bombo/bajo es mucho más rico y nos permite generar bases rítmicas con gran énfasis y personalidad.

La firma profesional, y claramente específica para el bajista, nos ha sorprendido con su tecnología, estupenda visión de futuro y gran calidad en el desarrollo de este trabajo. Queremos dar las gracias a esta compañía por pensar tanto en los bajistas, pues muchos de nosotros nos sentimos algo “abandonados” con respecto a los mimados guitarristas (sonrisa), que siempre tienen a mano centenas de nuevas herramientas para juguetear y mejorar sus timbres.

Tabla De Presets De Fábrica Que Encontrás En El Mark Studio 1
Preset, nombre, cabezal, recinto, micrófono, comp, room

A1 Pop 1 TA501 104 HR Condenser 47
A2 Pop 2 (JB) TA501 104 HF Dynamic 57
A3 Pop Kant (comp) R500 152 HR Ribbon 122 Post
A4 Heavy Pop R500 104 HR Dynamic 112
A5 Pop 3 (PB) R500 104 HF Dynamic 57
A6 Pop Rock 1 CL300 104 HR Dynamic 57
A7 Pop Rock 2 TA501 104 HR Dynamic 57
A8 Pop Art R500 104 HR Dynamic 52
B1 Old Pop (PB) TA501 151 HR Dynamic 112
B2 Bluepop TA501 152 HR Ribbon 122
B3 Tube pop CL300 104 HR Ribbon 122
B4 Pop Light R500 104 HR Dynamic 57
B5 Livepop R500 104 HF Tubed
B6 Acipop (comp) TA501 108 CL Tubed Post
B7 Rock Radio TA501 106 HR Dynamic 57
B8 Just Head TA501 - - Pre
C1 Rocking Fretless R500 151 HR Ribbon 122
C2 Fly (MM) CL300 151 HR Dynamic 52
C3 Yellorock TA501 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122 Post
C4 Pushrock (comp) R500 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
C5 Tuberock CL300 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122
C6 Hi Tube CL300 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
C7 Tube Bottom CL300 108 CL Tubed
C8 Tube Full CL300 108 CL Ribbon
D1 Big Finger R500 104 HR Dynamic 57
D2 Rhythm Soul R500 104 HF Dynamic 57
D3 Rocco 'n B TA501 104 HF Ribbon 122
D4 R & Black (comp) R500 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122 Pre
D5 R & White TA501 106 HF Condenser 47
D6 Bluejam TA501 108 CL Dynamic 52 + Ribbon 122
D7 Classic Motsound R500 151 HR Ribbon 122
D8 Classic Motsound CL300 151 HR Condenser 47
E1 Jazz Club TA501 151 HR Dynamic 52
E2 Overjazz TA501 104 HR Dynamic 112
E3 Rich Jazz Bass TA501 104 HR Dynamic 52
E4 Tubedown CL300 151 HR Tubed
E5 Old Bass 2 R500 152 HR Tubed
E6 Old Bass 1 R500 151 HR Tubed
E7 Papua Bob TA501 151 HR Dynamic 52 + Ribbon 122
E8 Bass Tone CL300 151 HR Ribbon 122
F1 Fun Kantele (comp) TA501 104 HF Condenser 47 Post
F2 Groovology TA501 104 HR Dynamic 112
F3 Big Stone TA501 106 HF Tubed
F4 Furock Fly (comp) R500 104 HF Dynamic 112 Pre
F5 Mellofunk CL300 104 HR Condenser 47
F6 Steely Soul CL300 104 HF Dynamic 57
F7 Soul Rock (PB) TA501 151 HR Condenser 47 Yes
F8 Funk Tie TA501 104 HR Ribbon 122
G1 Rock & Roses (PB) CL300 108 CL Dynamic 52 Yes
G2 Clean Active Fretless TA501 151 HR Dynamic 52 + Ribbon 122 Yes
G3 Wonderbass TA501 106 HF Tubed
G4 King Bass R500 152 HR Dynamic 52 + Ribbon 122
G5 XXL Soul CL300 104 HR Dynamic 52
G6 Chic Dead Strings TA501 104 HR Dynamic 57
G7 Ultra Bass (comp) TA501 151 HR Tubed Post
G8 Rubber Power TA501 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122
H1 Morning Rock Room (comp) CL300 108 CL Ribbon 122 Post Yes
H2 Deep Groove (comp) CL300 151 HR Dynamic 52 Post Yes
H3 Soft Rock in California (comp) TA501 151 HR Dynammic 52 Pre Yes
H4 Pick Punk Rock (comp) R500 104 HR Dynamic 52 + Ribbon 122 Pre Yes
H5 Rock Square (comp) R500 108 CL Tubed Pre Yes
H6 Bass on Feet CL300 106 HF Dynamic 52 + Ribbon 122 Yes
H7 Ambient Head (comp) TA501 - - Pre Yes
H8 Highdeep CL300 152 HR Dynamic 52 Yes

Para quienes no conocéis aún la marca, y os apetezca tener una referencia más exacta de lo que es capaz de hacer físicamente el producto MARK BASS, reeditamos varios fragmentos de bancos de pruebas realizados en nuestros laboratorios a diversos productos físicos (amplificadores y recintos) de la compañía.

Banco de pruebas Cabezal Mark Bass classic 300 y recinto Classic 104

Banco de pruebas CABEZAL STANDARD 104 HF

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec