Menu

Nuendo 2, así era la versión dos.

Chema Vílchez

Este artículo lo he querido enfocar desde el punto de vista del músico que desea trabajar con la informática musical buscando la mayor cantidad de prestaciones profesionales, pero sin por ello dejar de tocar el instrumento durante varios meses en beneficio del software y del ordenador. En algún otro artículo he comentado que aunque actualmente existe un tipo de músico que puede llegar a crear autenticas obras maestras desde su ordenador, usando únicamente éste como instrumento, lo más habitual en cambio es que los que nos dedicamos a tocar instrumentos convencionales queramos grabar, editar y mezclar con la mayor calidad posible.

Hoy en día hay un gran numero de programas de grabación y edición musical que nos hacen las veces de estudio virtual sin apenas echar de menos otros equipos que no sea el interface de audio y el propio ordenador. Semejante equipamiento era hasta hace algunos años ciencia ficción para la mayoría de los músicos. El siguiente paso para poder hacer realidad el sueño de poder grabar el disco en casa consiste en que todo esto pueda ser fácil de llevar a la práctica; que el aprendizaje del sistema no nos quite demasiado tiempo ni nos meta en laberintos informáticos insondables. Es por esto que, después de ojear diferentes programas, me decidí a profundizar un poco en Nuendo, ya que a simple vista me pareció el mas accesible y completo. Lo que me llamó la atención de este software es lo sencillo de su manejo y lo intuitivo que puede llegar a ser el recorrido de sus funciones.

Voy a dividir el uso de Nuendo en los tres aspectos que generalmente son los que más nos interesan en una producción musical: grabación, edición y mezcla. Vamos a ver de manera resumida lo que me he encontrado en la toma de contacto con Nuendo en cada uno de estos pasos.

Lo primero de todo es decir que la configuración del programa es de lo más sencilla, y no hay nada que destacar especialmente con respecto a otros sistemas del estilo de Cubase, Logic, etc. De entrada podemos usar cualquier interface audio-midi en el mercado. Utiliza un driver ASIO y podemos elegir diferentes latencias de entrada y salida, audio buffer, monitorización directa, puertos midi, etc, pero todo ello de manera bastante sencilla. A partir de aquí se trata abrir un proyecto y empezar a trabajar.

Con Nuendo podemos abrir algunas de las plantillas que aparecen como proyectos o crearnos una plantilla a nuestro gusto. Si elegimos las que ya vienen nos encontramos con proyectos que incluyen producción de cine (con 48k, 32bits y 30 fps), otras de televisión y una plantilla con 32 pistas de audio mono, 16 stereo y 16 pistas midi. Yo he elegido empezar desde cero y crear mis propios tracks. Trabajando desde los menús voy eligiendo crear pistas de audio y voy creando un total de 8 pistas mono. La ventana de proyecto es muy clara y todas las herramientas parecen estar muy a mano. Me llama la atención algunas cosas muy a destacar que no he visto en otros programas. Para hacer un efecto zoom y alejarnos u acercarnos a un punto u onda en concreto simplemente basta con pulsar el cursor y estirar hacía arriba o hacia abajo. Qué cosa tan simple, pero qué práctica resulta cuando quieres trabajar rápido.
La ventana de transporte, stop, play, record, adelantar, atrasar, etc es muy clara y legible. Además podemos configurar como mejor nos parezca la barra de herramientas, la ventana de transporte y otras funciones.

Aparte de crear pistas de audio he creado otras ocho pistas midi para trabajar de manera sencilla. Asigno en la pista de audio el botón “R” de grabación y asigno también por qué canal del interface tendrá lugar la entrada de señal. A partir de aquí, simplemente tengo que accionar la grabación en la barra de transporte, y voy teniendo en tiempo real el dibujo de la onda de lo que voy tocando en la pista seleccionada. Así hasta ocho veces. Hasta ahora todo muy sencillo y la calidad del audio excelente a pesar de estar trabajando con muy baja resolución (16 bits y 44,1 Khz). Las pistas puedes colocarlas en cualquier posición simplemente arrastrándolas.

Con la grabación de pistas midi sigo más o menos el mismo proceso. Después de esto asigno a cada canal el instrumento virtual o el sonido de la tarjeta de audio que me interesa. Muy fácilmente puedo asignar desde el lateral de la ventana de pista el canal midi o el sonido de sintetizador por el que quiero que una u otra pista suenen. Por otra parte, tengo entre estas herramientas una muy útil de transposición de lo tocado en la pista midi.

Con un doble clic sobre la pista midi tengo el editor midi, donde me puedo cerciorar si todas las notas están tocadas correctamente tanto métrica como dinámicamente. También hay un editor de partituras donde puedes ver escrito en notación musical lo que has tocado con una fidelidad más o menos aceptable. Pruebo también a grabar después de asignar al editor de tiempo ciertos cambios de compases y de velocidad. La verdad es que trabaja perfectamente y es una función muy útil y versátil que merece la pena destacar entre sus posibilidades de uso. También tenemos una función de precuenta que podemos activar para entrar a grabar en cualquier parte que nos sea cómoda dándonos un margen de uno o dos compases antes de entrar.

Ahora voy a probar a grabar escuchándome con efectos, aunque no quiero que estos se graben y así poder tener esta opción cuando vaya a realizar la mezcla final. La monitorización en tiempo real de los efectos es sorprendente. Quiero destacar especialmente la calidad de la reverberación. Simplemente es la mejor reverb que he escuchado nunca en un plug-in. Y además es la que viene con el propio programa. Es un autentico deleite. Os doy los parámetros con los que yo he estado monitoreando la guitarra acústica. Reverb A, selección de eq Fire, tamaño de sala 55, delay 0, duración de reverb 2,8, mezcla con respecto a sonido directo 36%.

Después de la agradable sorpresa de la reverb, paso a editar algo de las pistas grabadas. Por lo pronto, en la propia ventana de proyecto puedes subir y bajar el volumen de cada uno de los eventos grabados en cada pista. Mover y desplazar eventos se hace de una manera muy sencilla y puedes moverlos teniendo en cuenta un posicionamiento predeterminado por la posición en el compás, puedes moverlo libremente, o a través de la “función magnética” situarlo justo al final de cada evento. La verdad es que ofrece todas la posibilidades prácticas para desplazar los diferentes eventos. También se pueden agrupar los eventos que queramos y moverlos como deseemos a lo largo y ancho de las pistas. Cortar, copiar o pegar es lo más sencillo del mundo. En la misma ventana de proyecto, sin tener que abrir ninguna otra ventana, puedo editar estas funciones al mas mínimo detalle sin complicarme la vida y viendo las demás pistas al mismo tiempo. De nuevo la función de zoom a través del movimiento del cursor es de inestimable ayuda. Junto con la reverb, esta es la otra función de Nuendo que se lo lleva de calle en sentido práctico.

Por otra parte, los fades y crossfades son sencillísimos de ejecutar. Por ejemplo, he cogido dos tomas distintas, un frase en su comienzo y otra en su final; las he fusionado a través de una nota común y he hecho un crossfade. Resultado: parecen que hubiesen sido siempre una sola frase. El editor de crossfades nos va a permitir fundir las pistas con una calidad y precisión inmejorable. Borrar y mutear eventos se hace también muy cómodo.

Ahora voy a procesar un poco el audio. Hay muchas posibilidades diferentes. Lo primero que hago es “normalizar” los eventos. Esta función me permite la máxima cantidad de ganancia sin llegar a producir ningún clip o distorsión digital. Luego voy a variar la duración de algunos pasajes. La función se denomina “time strech”. Podemos tener una frase tocada a 120 BPM y modificarla por ejemplo como si hubiese sido tocada a una velocidad de 100 BPM. Hay diferentes algoritmos y cada uno de ellos te ofrece un nivel de calidad en el audio. Yo he escogido el de más calidad: Algoritmo MPEX. El resultado es bastante bueno, aunque éste siempre va a ser proporcional a la cantidad de variación que queramos asignar. Por otra parte, he aplicado un par de plug-ins de chorus y delay para ver como podían procesarme la pista y también he quedado contento con el resultado. Otro proceso destacable es la simulación de grabación de cinta a través de un plug-in denominado Magneto, con una calidad notable. De todas formas he echado mano de la función historial para irme unas cuantas acciones atrás y deshacer todos los últimos pasos andados durante el proceso de la señal. La función historial es fantástica, ya que nos permite retroceder y disponer de nuevo del proyecto tal y como lo teníamos en diferentes momentos desde el mismo instante en que lo abrimos.

Voy a pasar a la mezcla. La ventana de mezcla es muy completa y, como todo lo demás, nos deja fácilmente accesibles distintas funciones: solo, mute, entradas , envíos, panorámicos, volumen (por supuesto), automatización, etc. Como en las demás funciones, la información visual es amplia y clara, tanto para los canales de audio como para los canales midi. Podemos tener cuatro mezcladores configurables; aunque realmente no son mezcladores separados, sino cuatro ventanas del mismo mezclador que muestran diferentes configuraciones. En el fondo de la pantalla encuentro la posibilidad de acceder a múltiples funciones de diferentes modos, a cuál más cómodo. La disposición de la ventana denominada “channel settings” nos ofrece de nuevo un sistema de trabajo muy simple. Regulamos volumen y panorámico, podemos asignar, enviar, insertar múltiples plug-ins para esa pista (hasta un total de ocho) y aplicar a su vez un ecualizador grafico de cuatro bandas. Este ecualizador, menos completo que otro que podemos cargar desde un plug-in, tiene un rango que va desde los 20Hz hasta KHz 20 Khz. Después de ecualizar cada una de las pistas, aplicar efectos y asignar volumen y panorámicos, he obtenido una mezcla muy abierta y limpia. En la pista master añado un nivel de compresión adecuado, también desde uno de los plug-ins que trae el propio Nuendo. A pesar del uso de tantos plug-ins el procesador del ordenador tira perfectamente de todo el sistema. La verdad es que el programa gestiona muy bien los recursos de la CPU. En la ventana de VST performance, el medidor apenas sobrepasa la mitad del valor total y no siento que el ordenador vaya especialmente lento, (Mac G4 1,25). Finalmente me decido a realizar un volcado de todas las pistas a un archivo AIFF stereo para poder pasarlo posteriormente a un CD. El resultado final me parece excelente.

Como os comenté en la introducción, mi cometido no era hacer un recorrido de todas las posibilidades de Nuendo, ya que esa información se puede encontrar en cualquier pagina web, sino relatar mi experiencia personal trabajando con este sistema de la forma que cualquier músico profano en temas informáticos haría. Así que espero que mis comentarios puedan servir como una pequeña referencia para aquellos que se introducen en la informática musical desde el punto de vista de un instrumentista. En cualquier caso, para los que tengáis las versiones anteriores, os ofrezco un listado de las mejoras de la nueva actualización en Nuendo 2, extraído de la pagina web soymusico.com.

- 5 modos de automatización en vez de 2
- Plugin de mezcla abajo/arriba/cross
- "Q"
- Magneto
- Denoiser
- Declicker
- Menús personalizables
- Mezcla de proyectos
- Precisión de jog & y funcionalidad del shuttle para pistas de audio y video
- Path asignable de grabación para cada pista
- Opción para anclar localizadores al rango
- S-points scrub audio
- S-points en regiones
- Bloc de notas
- Remuestreo offline
- Loop de grabación bajo las pistas
- Grabación online (la grabación empieza cuando se recibe time code)
- Pre/post roll separado
- Funciones de zoom mejoradas
- Pista en red editar/mezclar
- Soporte para procesadores ilimitados, la carga del procesador es repartida entre todos los procesadores en la misma proporción
- Controles de pista configurables
- Soporte para Open TL 3.0
- Habilidad de convertir archivos estéreo en dos mono durante la importación
- Soporte para Windows Media 9 (Corona) (cuando MS haya finalizado el desarrollo)
- Soporte dts (codificador dts no liberado todavía)
- Nuevo modo grabación en ciclo, apilar y mantener último
- Nuevos modos de grabación: add, normal, punch, mix
- Crossfades a tiempo real
- Editor de crossfades avanzado
- Info line mejorado (selecciones múltiples permitidas)
- Posibilidad de arrastrar y soltar regiones desde el editor de muestras al proyecto
- Fade desde el cursor hasta el final del evento y fade desde el principio del evento hasta el cursor (edición con jogwheel soportado)
- Zoom undo
- Proceso por lotes
- Matriz de routing entradas/salidas con presets
- Ilimitados retornos de efectos, vsti y grupos
- Hasta 12 altavoces disponibles para entradas, pistas de audio, efectos, grupos y salidas.
- Múltiples configuraciones de salidas simultáneas.
- Compensación de retardo en toda la trayectoria de la señal
- Grabación y reproducción de surround interpolado
- Grabación con o sin efecto desde cualquier entrada y en cualquier pista (grabación con y sin efecto a la vez).
- Ganancia (+/- 48 db) en cada canal de entrada
- Inversión de fase en todos los canales
- La automatización se mueve con los eventos de audio
- Soporte VST 3.0: routing interno puede ser cambiado por la aplicación host.
- Plugin de submezcla y compensación de distancia
- Identificador de usuario para permisos de lectura/escritura en proyectos tcp/ip

Mi conclusión es que es un gran programa. Sinceramente, de todos los que he probado, a mi es el que más me gusta. Veo que tiene enormes prestaciones, una gran calidad de sonido, efectos, etc, y una manejabilidad excelente y tremendamente intuitiva. La pega principal, bajo mi parecer, es el precio. Creo que anda en los 1.500 euros, y me pregunto si no sería mucho más interesante para Steinberg bajar los precios y con ello evitar la gran cantidad de copias piratas que andan por ahí funcionando.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec