Menu

Pro Tools|HD Native

Roger Montejano

Te ofrecemos el banco de pruebas del nuevo sistema de Avid y contestamos a las preguntas más habituales sobre Pro Tools|HD Native.

Junto con la versión 9 de Pro Tools, el anuncio del lanzamiento de Pro Tools|HD Native ha sido una de las noticias que más revuelo ha levantado durante los últimos meses del 2010. Así como la nueva versión de la DAW satisface las funcionalidades demandadas por los usuarios durante años (hay un análisis completo de Pro Tools 9 en el número de enero de ISP), el nuevo HD Nativo también cumple los deseos de un buen número de profesionales: productores, compositores, estudios de postproducción, doblaje, etc. para los cuales las funcionalidades del LE se quedaban cortas (incluso con toolkits de expansión), pero el paso a HD suponía una inversión económica muy elevada. Pro Tools|HD Native nace precisamente con el ánimo de ocupar este espacio entre el antiguo LE y el HD, para abrir las puertas de la versión superior a más usuarios. Y es que, con una tarjeta HD Native, no sólo se puede emplear el software Pro Tools HD; también se tiene acceso al uso de las interfaces profesionales de Avid (HD I/O, Omni, MADI, etc.), compatibilidad con las superficies de control ICON y C|24, Satellite Link, Video Satellite…

Como resumen, los puntos más destacables de este sistema son los siguientes:

- Grabación, edición y mezcla con el software Pro Tools HD: automatización avanzada, input monitoring, AFL/PFL solo, destructive recording y quick/track punch, compensación automática de delay en insertos hardware y software, VCA faders…
- Sesiones con 192 voces y hasta 64 canales de entrada y salida.
- Mezcla en surround, Video Satellite, Interplay, Satellite Link.
- Compatibilidad con interfaces HD de Avid y con Sync HD.
- Intercambio de sesiones con usuarios de HD sin pérdida de datos.
- Compatibilidad con superficies de control ICON y C|24.
- Compatibilidad con interfaces ASIO y Core Audio.

Si quieres enterarte de todo, aquí tienes el banco de pruebas:

PCIe
El Pro Tools|HD Nativo -abreviado ya habitualmente como HDN- viene en forma de tarjeta PCI Express, e incluye una licencia completa para el software HD, una llave iLok, un cable DigiLink Mini de 3m y un adaptador a DigiLink “normal”.

La tarjeta cuenta con dos de estos puertos DigiLink Mini -en esencia iguales a los puertos DL anteriores, pero más pequeños- lo que permite conectar hasta cuatro interfaces HD (dos a dos), para un máximo de 64 canales de entrada y salida simultáneos.

El sistema no es ampliable en cuanto a canales IO, el máximo es 64: no se puede ampliar este número añadiendo una tarjeta Native más. Si se necesitan más de 64 canales simultáneos hay que pensar en HD.

Junto con las nuevas HD I/O, OMNI y MADI, el Native también es compatible con las interfaces de la serie “azul” anteriores (192 I/O, 192 Digital I/O, 96 I/O y 96i I/O), de ahí el adaptador incluido en el pack. Las interfaces legacy (888, ADAT bridge, etc.) no son compatibles con HDN.
En cuanto a interfaces de otras marcas, Avid no testea productos de otros fabricantes, pero sí indica que, en principio, cualquier interfaz que funcionase con Pro Tools HD lo hará con el sistema HD Nativo.

La tarjeta HDN también dispone de un puerto DigiSerial, para conectar un reloj SYNC HD de Avid (en el manual se indica que este puerto no acepta conexiones Machine Control).

Respecto al uso de Pro Tools HD Nativo con ordenadores portátiles, la tarjeta Magma ExpressBox 1 (www.magma.com/expressbox1.asp) es oficialmente compatible con el sistema, lo que permite emplear HDN en ordenadores con ranuras ExpressCard.

Native
Avid emplea el término Native para indicar que todo el procesado requerido para el funcionamiento del HDN recae en el ordenador en que se instale el sistema. A diferencia de las tarjetas de Pro Tools HD, la tarjeta Native no incorpora DSPs. Esto quiere decir que, pese a que el software empleado es la versión HD, sólo se pueden emplear plugins RTAS y AudioSuite, los TDM (incluyendo el nuevo HEAT) no se pueden usar con HDN.

Para facilitar el intercambio de sesiones con usuarios de HD, cuando se abre una sesión procedente de estos sistemas con un HDN, todos los plugins TDM son convertidos a su versión RTAS automáticamente. En caso de que no exista versión RTAS, el plugin pasa a estado inactivo (aunque la información se conserva, para cuando la sesión sea abierta de nuevo en HD).

Hablando de procesado nativo, la siguiente pregunta que se harán algunos es: “¿Y el mezclador, es coma flotante o fija?” Cuando se ejecuta Pro Tools HD con una tarjeta Nativa, se emplean cálculos de 64 bits en coma flotante (floating point) para el mezclador y 32 bits en coma flotante para el procesado. Puesto que el mezclador de Pro Tools HD emplea cálculos de 48 bits en coma fija (fixed point), el mezclador del HD Native ha sido completamente rediseñado desde cero.

Latencia
En cuanto a la latencia, Avid asegura que el HDN es el sistema nativo con menor latencia disponible en el mercado. Informan de una latencia (de ida y vuelta) de 1,6ms con el búfer en 64 y trabajando con una frecuencia de muestreo de 96kHz, cuando se usan las nuevas interfaces HD I/O. Como comparación, el mismo test empleando un sistema Pro Tools|HD arrojaría como resultado 0,44ms.

Otras mediciones de latencia proporcionadas por Avid: (empleando HDN e interfaces HD I/O)

(Búfer 32, Búfer 64, Búfer 128)
44.1 kHz: 3,3 ms, 4,7 ms, x
96 kHz: x, 1,6 ms, 3ms

También hay disponible un modo de grabación Low Latency Monitoring, que hace uso de un FPGA (Field Programmable Gate Array) incluido en la tarjeta, para crear una escucha de cascos de baja latencia, encaminando directamente las señales de entrada a una salida determinada sin pasar por el ordenador. Para ello, sólo hay que designar un path como low latency, y cualquier pista armada asignada a él se beneficiará de este modo de grabación. Lógicamente, el LLM está disponible sólo para pistas que reciban señal de la interfaz; no se puede emplear para señal proveniente de buses internos.

Compatibilidad y requisitos
En función de la versión de Pro Tools que se emplee (HDN se puede usar con la versión 8.5 y superiores de Pro Tools HD), los requisitos pueden variar, pero en general éstos son los requisitos mínimos:

Macintosh
- Ordenador aprobado por Avid (ver listado aquí: http://avid.custkb.com/avid/app/selfservice/search.jsp?DocId=377819).
- Snow Leopard: Mac OS X 10.6.4, 10.6.5 ó 10.6.6 (32 ó 64 bit).
- 2GB de RAM o más.

Windows
- Ordenador aprobado por Avid (ver listado aquí: http://avid.custkb.com/avid/app/selfservice/search.jsp?DocId=377823).
- Windows 7 Professional (64 bit).
- 2GB de RAM o más.

Junto con la tarjeta HD Native se necesitará, al menos, una interfaz Pro Tools|HD, y hay que tener en cuenta que no se puede usar más de un HD Omni simultáneamente.

En acción
Las pruebas se llevaron a cabo en Retroestudio (www.retroestudio.com), y coincidieron con la grabación del disco debut de Miguel Tena (www.facebook.com/miguel.tena). El estudio cuenta con un Pro Tools|HD2 sobre un G5 (Dual 2,5GHz, 2,5GB RAM), con un 96 IO que recibe la señal proveniente de los previos. La tarjeta HD Native se instaló en un Mac Pro con dos procesadores Dual-Core Xeon a 2.66 GHz y 2GB de RAM. El objetivo era poder intercambiar fácilmente el sistema de grabación (HD vs HDN) con sólo conectar el cable DigiLink procedente de la interfaz a un ordenador u otro. La instalación de la tarjeta Nativa y Pro Tools 9 en el Mac Pro se realizó sin contratiempos y, como se esperaba, bastó conectar el HDN al 96 IO para integrar el nuevo sistema en el estudio. Con un par de cambios en el Playback Engine y en el IO setup para acomodar los distintos buses y paths, el HDN estaba listo para ser usado.

Con el búfer a 64, las primeras pruebas permitieron comprobar que el sistema reproducía sin problemas las sesiones que se estaban usando en el momento, alguna de las cuales incluían más de 90 pistas de audio activas y ruteos -tanto de mezcla como de escucha de cascos- relativamente complejos. No se apreció ninguna latencia molesta, y el sistema respondió perfectamente durante los overdubs, que en ese momento eran de guitarras (cada guitarra formada por cinco pistas independientes).

Hay que indicar que algunas de las sesiones eran realmente complejas. El productor del disco -Luismi “Huracán”- quería un sonido muy natural en todos los instrumentos, y para preservar todas las opciones para la mezcla, cada instrumento se grababa con microfonía cercana y lejana, sala, línea, etc. Por supuesto, el tema de la latencia en sistemas nativos comienza a complicarse cuando se graba a través de plugins, ya que el propio retardo que introduce el plugin se añade a la latencia del sistema, y en según qué casos puede resultar demasiado. Se entra en este punto en una cuestión de formas de trabajo. En este caso, había varios plugins de EQ y dinámica a lo largo de las distintas pistas, pero en general se estaba incidiendo más en procesadores hardware antes de entrar a la DAW. Con esto no se quiere decir que no se puedan emplear plugins en grabación con HDN. De hecho, se hizo la prueba de colocar un SSL E-Channel y un API 2500 (Waves) en cada una de las pistas, y el sistema ni se inmutó. Ahora bien, si se quiere trabajar exclusivamente grabando a través de plugins complejos (o que incluyan cálculos look ahead) es posible que la latencia obligue a bajar el búfer, pero incluso trabajando en TDM habría que ver cómo responde el sistema. En cuanto a realizar overdubs sobre sesiones completas de mezcla, el modo Low Latency Monitoring (LLM) puede resultar extremadamente útil, aportando una escucha CUE con figuras de latencia próximas a las del HD.

Es una pena que sólo se pueda crear una mezcla de cascos en modo LLM; tener la posibilidad de crear más de una CUE mix de baja latencia ampliaría las aplicaciones en que se puede emplear HDN.

Al pasar a sesiones más cargadas, el ordenador empezó a quejarse, y sólo permitía reproducir con el búfer a 128. Varios pensamientos respecto a esto: aún así, la latencia no era excesiva y se podía seguir trabajando. No olvidemos que el sonido de un ampli llega a los oídos de un guitarrista que esté a dos metros casi 6 ms después… Quizá un cantante lo notaría más, y para ello se puede usar el modo LLM. También hay que tener en cuenta que el Mac Pro en que se instaló el HDN tiene ya unos años. Los ordenadores modernos, con ocho núcleos, probablemente hubieran permitido continuar trabajando en 64 ó 32. En cualquier caso, en este punto estaríamos evaluando el rendimiento del ordenador, no el de la tarjeta HD Native.

Conclusiones
La tarjeta HDN ha dado la talla: con un ordenador relativamente antiguo, podía ocupar el lugar de un sistema de grabación varias veces más caro. Esto no quiere decir que un HDN con tal ordenador pueda sustituir a un sistema HD X. Cada sistema está destinado a usuarios distintos, y cada uno cumple su función en su campo. Por ejemplo, es obvio que las funcionalidades de un HD, con sus DSPs, ofrecen una solidez que, para grabar a muchos músicos simultáneamente, puede ser muy deseable; por eso cuesta más caro. Sin embargo, sí es cierto que, para según qué casos y formas de trabajo, un HDN acompañado de un ordenador potente puede ser un aliado perfectamente válido, a una fracción del coste de un HD, lo que probablemente será bienvenido por muchos. Y no hay que pensar necesariamente en estudios o proyectos pequeños. A menudo, son los estudios más grandes los que emplean su HD casi exclusivamente como grabador (y para alguna automatización), ya que la mezcla, CUE mixes y procesado lo realizan en analógico y/o con la mesa. De forma parecida, un HDN emparejado con una de las nuevas interfaces MADI puede conformar un sistema de grabación portátil realmente potente…

Entrando en el campo de audio para vídeo, habrá muchos usuarios contentos de disponer por fin de un sistema HD que no les obligue a pagar por algo (DSP) que no van a emplear necesariamente. En resumen, damos la bienvenida a un nuevo sistema Pro Tools, que aporta muchas de las funcionalidades del mundo HD a un precio más reducido.

Especificaciones Técnicas
Número máximo de canales de E/S:64
Número máximo de pistas de audio a 48 kHz / 96 kHz / 192 kHz:192 / 96 / 36
Número máximo de pistas de audio estéreo a 48 kHz / 96 kHz / 192 kHz:96 / 48 / 18
Voces:192
Número total de pistas de instrumento:128
Número total de pistas MIDI:256 (512 con HD9)
Número total de pistas auxiliares:160
Buses Internos:256
Vídeo:64
Tarjeta host:1 (PCIe)
Resolución del mezclador:Coma flotante de 64 bits
Resolución de procesamiento:Coma flotante de 32 bits
Streams de ASIO/Core Audio:64
Formatos de plugins compatibles:RTAS, AudioSuite
Mezclador Surround:Sí
Compensación automática del retardo:4.000 a 48 kHz

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec