Logo

Cubase 5.5 y Halion Sonic.

  • Publicado en Software
  • Imprimir

Martín Sequeros

En el número 109 de ISP (marzo de 2009), publicamos lo que entonces se presentaba como una gran novedad: la nueva versión 5 de CUBASE. Ahora llegamos a su versión 5.5, que analizamos con el entusiasmo habitual que la compañía despierta en nosotros. La actualización de Cubase 5.5 y el nuevo Halion Sonic en nuestras manos y, ahora, ante tus ojos.

Y ahora la actualización 5.5
Su instalación no tiene coste para todos aquellos que ya se registraron debidamente en aquella versión 5. Para lograrlo, hay que acudir a la página www.steinberg.com y, desde allí, bajarse al ordenador el correspondiente fichero .exe. Al ejecutarse tal fichero, se comprobará automáticamente que ya estabas registrado y que tienes insertado a un puerto de USB, el pen-drive oficial que se suministra junto con los discos de instalación del CUBASE 5. Sin ese requisito, no conseguirás ningún resultado positivo, ni siquiera copiando los discos del programa, por lo que parece imposible intentarlo “de un modo pirata”. En unos minutos (a mí me llevó unos diez) quedará concluida la nueva instalación, de modo que la próxima vez que decidas abrir el programa, saltará directamente su versión actualizada que, por supuesto, es muy parecida a la que conocías, aunque ahora, como era de esperar, existen funciones nuevas y otras anteriores mejoradas.

Cuando yo instalé mi 5, le puse como opción de lenguaje el español. Ahora, una vez instalada la 5.5, se mantienen muchísimas informaciones en este idioma, pero también hay muchas otras con su denominación original en inglés. Quizá esa es una de las asignaturas pendientes en esta nueva versión, que apuesta más por mostrar sus datos en alemán, inglés o francés. También es verdad que muchas de esas descripciones nos son familiares y, aunque algunas otras parecen más novedosas, sin duda nos acostumbraremos a ellas a medida que vayamos “trasteando” con este programa de tantísimas posibilidades.

En CUBASE podremos encontrar formas de llegar a diferentes resultados a través de distintos caminos. En muchas ocasiones, nos veremos gratamente sorprendidos al hallar herramientas que ni sospecharíamos pudieran aparecer dentro de este programa. Pero aún nos serán válidas las formas en que trabajábamos con versiones anteriores, tanto para grabar como para reproducir a través de CUBASE.
Supongo que ya sabes que con CUBASE puedes trabajar con ilimitadas pistas separadas, y que se comporta más o menos ágil, dependiendo de la estructura y hardware del ordenador con el que lo estemos usando. Funcionaría si nuestro ordenador tan solo contara con una RAM de 1 G, pero resulta mejor si tiene al menos 2 G, y aún mejor si fuera de 4 o más, con un mejor procesador, amplia pantalla, etc. Hoy día, las memorias y componentes de hardware han bajado lo suficiente como para que tal cosa ya no resulte un inconveniente.

Algunas de las nuevas mejoras en esta versión 5.5
Se han reajustado los algoritmos en su motor de audio hasta conseguir una latencia más baja y agilizando sus procesos de ejecución, algo que se notaría aún más si el procesador de nuestro ordenador tuviera cuatro o más núcleos (Intel ya comercializa los de seis núcleos). Ya sabes que en esto de la informática no se para, y esta versión ya va adelantada. Pero, en todo caso, la instalación del CUBASE 5.5 se adapta a cualquier sistema, aunque ya sabes que “con cuanta más leña, la cosa arde más y mejor...” Sus plug-ins en la versión 5.5 están pensados para funcionar a 64 bits, pero se adapta y se ajusta automáticamente a los sistemas de 32 bits.

Le han dado un buen lavado de cara a su imagen en pantalla y de vídeo, lo que nos proporciona una visión más clara en su funcionamiento, en especial en los accesos en cada pista y en los procesos de mezclas. Han simplificado las configuraciones a las conexiones VST y otros detalles que agradecemos los ya acostumbrados a su uso desde versiones anteriores. Han actualizado también algunos medidores de niveles, por ejemplo, en los controles de volúmenes, así como uno nuevo y deslizante para ajustar la densidad de algún bucle en el que se nos ocurra trabajar.

Trae también un teclado integrado que incluye una grabadora virtual de notas que nos permitirá, de forma aún más cómoda, incorporar determinadas frases musicales. Hay una notable mejora que facilita las ediciones. Han mejorado el editor de samples, con 800 nuevos loops y 19 nuevos kits. Su aplicación “LoopMash” ha sido mejorada, con medidores de niveles y nuevos parámetros para su mejor control. Han rediseñado su interfaz, denominado “MediaBay”, al que integraron otras funciones nuevas de ajustes y configuración que facilitan su operatividad, así como su rendimiento. Agregaron ahora nuevas funciones de automatización, expandiendo además el denominado “Quick Control” que simplifica los atajos en el manejo del programa.

HALION SONIC
Es una opción que complementa a CUBASE y que consiste en la creación de sonidos virtuales que pueden ser aplicados a dicho programa. Para ello, Steinberg ha desarrollado y perfeccionado una tecnología de sampling con características propias y eficaces, rediseñadas conjuntamente con los técnicos de Yamaha. Ahora, HALION SONIC ofrece 1.200 sonidos de instrumentos, enormemente variados, y que van desde los más puramente clásicos o convencionales, hasta los más extraños o complejos sintetizados (también los simples o combinación en ellos). Igualmente, contiene muchos kits de baterías acústicas o electrónicas. Muchos de sus sonidos de percusión podrán aplicarse por lotes de diferentes loops preprogramados que acabarán conformando y desarrollando una base rítmica con sonidos realmente muy profesionales, aunque en la realidad no se sepa ni siquiera coger con las manos unas baquetas...

Ahora en HALION, YAMAHA ha aportado e integrado todo ese desarrollo con el que lleva trabajando ya desde hace bastante tiempo y utilizando instrumentos de la serie MOTIF. Es una de las mejores librerías de sonidos de instrumentos musicales por software. Al tratarse HALION de un desarrollo ofrecido por la misma compañía, evidentemente, su integración en CUBASE es la más idónea, pues incluye soporte VST y una serie de características técnicas que facilitan su utilización. HALION SONIC puede instalarse tanto en los sistemas de Windows como en los MAC, aunque la versión de 64-Bit es sólo para Windows.

Se presenta en dos DVD
Es ése el contenido de su paquete, junto a unas pocas instrucciones para su instalación, más una hoja con una clave individual que permitirá activarlo a través de Internet y sin la cual no es operativo. Es decir, que de nada servirá copiar los discos para instalarlos en otro ordenador sin el debido permiso (y pago) a la compañía que lo ha desarrollado. Era de esperar que tuvieran ya bien estudiado este tipo de protecciones...

El precio de este paquete es de unos 249 €. Al introducir el disco número uno en nuestro ordenador, se activa en la pantalla un camino eficiente para conseguir su instalación. A continuación, se empezarán a cargar archivos en nuestro disco duro, sin tener que hacer nosotros ninguna otra cosa en el proceso, salvo cuando nos indique cambiar el disco uno por el dos, continuando con la instalación, que tardará varios minutos, dependiendo de la potencia del sistema informático. Su librería de samples ocupará unos 12 GB en nuestro disco duro. Puede cargar hasta 16 instrumentos simultáneamente y en cuatro capas de sonido. Además, contiene su propio rack de efectos de cuatro vías, entre los que se encuentra el afamado “REVerence”, la última estrella de Steinberg, cuyos ingenieros consideran que es una de las mejores reverberaciones por software que hoy se ofrecen, en comparación con los de la competencia.

FlexPhrase
HALION SONIC dispone también de esas herramientas tan especiales que contienen muchos ritmos de percusión, arpegios diversos y frases musicales, algunas bastante complejas, que combinan automáticamente diversas articulaciones y cambios que podremos alterar a nuestro gusto para “componer” nuestras grabaciones sobre CUBASE. Con este propósito, podremos ayudarnos también de otras herramientas como las denominadas “MIDI Learn”, “Quick Controls” o “MediaBay”, con las que tranquilamente iremos editando diferentes parámetros para cada sonido en nuestras composiciones. También contiene 24 tipos de filtros diferentes y una polifonía virtual y teóricamente ilimitada, mientras su rack de trabajo nos permitirá utilizar simultáneamente hasta 16 programas. Con “MediaBay” es posible lograr una mayor agilidad en la búsqueda de sonidos.

HALION SONIC en mi ordenador
Su gran cantidad de herramientas y procesos, algunos automatizados, nos proporciona espectaculares sonidos musicales y virtuales con diversas estructuras, aplicables a CUBASE. Muchos de estos muestreos se consiguieron empleando reconocidos micrófonos de alta calidad y recogiendo los matices más idóneos para reagruparlos en este paquete.

HALION SONIC se diseñó para que la cantidad de memoria necesaria fuera muy reducida al emular a algunos instrumentos muy complejos, ya que las muestras no deberán estar enteras en el disco duro para funcionar, sino que va leyendo tan sólo las que va necesitando en cada instante.

Se puede afinar a nuestro gusto cada sonido de percusión, así como sus efectos, e incluso controlar aleatoriamente cada golpe de esas percusiones y el orden de los bucles, pudiendo exportar esos bucles como secuencias MIDI. Usando su denominada “síntesis en modo analógico virtual”, que utiliza múltiples osciladores (sinusoidal, dientes de sierra, del tipo triangular, etc.), podremos modificar cada sonido, logrando, por ejemplo, algún bajo muy profundo, un tipo desconocido de sintetizador, etc. Esos sonidos podremos mezclarlos mediante cuatro tipos de algoritmos o modulaciones (ondas cruzadas, variando sus “anchos de pulso”…).

Es posible que pocas veces empleemos ese tipo de minuciosidades, pero si apetece en algún momento, sabes que ahí estánpara cuando uno quiera sacarle más jugo a sus grabaciones... Bastará pues disponer de un “teclado maestro” para introducir con comodidad las notas musicales por MIDI al secuenciador, y si usamos los sonidos de HALION, éstos quedarán integrados en las pistas de audio de CUBASE. Por supuesto que, al tiempo, podremos añadir otros sonidos que provengan de fuentes externas, como desde algún módulo o de un teclado electrónico conectado también al ordenador, incluso mezclando ésos con éstos tan potentes que suministra HALION. Las posibles combinaciones son infinitas, muchas veces impresionantes, y usando un proceso relativamente cómodo. Sus acabados acústicos son, a veces, increíbles y otras veces, casi “explosivos”.

He escuchado, entre los sonidos de HALION SONIC, uno de sintetizador con ecos en estéreo muy potente y espectacular. Otros de cuerdas o de metales, con resultados muy sorprendentes en cuanto a su “cuerpo”, o en lo referido a sus ejecuciones. Hay muchísimas combinaciones entre las que poder elegir.

Usado en directo sobre un escenario, podremos transformar los sonidos que emitamos, por ejemplo, desde nuestro “teclado maestro”, que estará enlazado a algún ordenador portátil en el que tengamos instaladas estas herramientas, modificando parámetros y ajustes a tiempo real, al estilo de lo que hacen los D.J., pero con una gama de herramientas más específica para el músico. Es verdad que deberemos entrenarnos bien para lograr tales objetivos, y sin distraernos demasiado de nuestra interpretación como músicos, ensayando con los procedimientos adecuados y automatizados, e incluso mejor si conseguimos la ayuda técnica de otra persona junto a nuestro teclado. A cambio de ello, la espectacularidad puede llegar a ser TOTAL. Podríamos, por ejemplo, estar usando (desde nuestro teclado) el sonido de una guitarra acústica y, a tiempo real o durante su reproducción, hacerla destacar, jugando con sus armónicos agudos.

Una de sus herramientas importantes es la posibilidad de “Deshacer/Rehacer” cada una de nuestras jugadas o experimentos, por lo que podemos ser atrevidos, ya que siempre podremos regresar paso a paso a algún estado anterior, y volverlo a modificar a nuestro gusto.

Según mis informaciones, parece que ya están trabajando en versiones más actualizadas, como una a la que, según tengo entendido, quieren denominar “VST HALION SONIC”. Lo que sí es prácticamente seguro es que existirán actualizaciones y que, como ya ocurre en CUBASE, podrán actualizarlo a través de Internet y sin coste aquellos “usuarios legales”, es decir, aquellos usuarios que previamente adquirieron esta versión. Ya sabes aquello de que puedes esperar a que pase otro tren, pero te podría ocurrir entonces de que lo hará ya “a tanta velocidad adquirida” que te será mucho más difícil de alcanzar.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Revista ISP Música ®