Menu

SEQUEL 3 de Steinberg. Potente, sencillo y económico secuenciador.

Martín Sequeros

Es un sencillo programa informático-musical híbrido entre las mejores herramientas de Steinberg (Cubase, Nuendo, etc.) y otras de la competencia como las usadas por “LIVE de Ableton” o el Magix Music Maker, pero a un precio más que asequible.

¿Es complicado usar un ordenador para grabar nuestra música?
Un amigo, músico profesional y gran conocedor de los medios musicales informatizados, hace poco me comentaba:

-Mira Ignacio, cada día me estoy dando más cuenta de que pasamos unos cuantos años aprendiendo Solfeo en el Conservatorio y he llegado a la conclusión de que lo que nunca falla es el “papel pautado” de toda la vida. Ese “nunca me deja tirado”...
Por supuesto que él usa programas mucho más sofisticados y costosos que los que aquí estamos tratando y que además requieren máquinas mucho más precisas y preparadas, con potentes procesadores, gran cantidad de RAM, etc… Ese tipo de programas requieren controlar una enorme cantidad de información, sus componentes son extremadamente costosos y, aún así, en algún momento muy inoportuno dan algún problema (“cuelgues”, de “latencia”, etc...) que incomodan el trabajo informático-musical.
Pero estar preparado para manejar con soltura ese “papel pautado” (pentagramas de cinco líneas impresos en papel) no está al alcance de la mayoría de los que queremos hacer cosas interesantes musicalmente y sin grandes “conocimientos oficiales” de Conservatorio.
Desde finales de los años 70 Steinberg ha ido desarrollando y mejorando programas como CUBASE (ahora en su novedosa Versión 6), además de otros como NUENDO, WAVELAB, HALION, etc… Son tan potentes que transforman tu ordenador doméstico en un soberbio estudio de grabación de la máxima calidad profesional al que no le falta casi nada: número de pistas infinitas, enorme cantidad de sonidos de todo tipo (de instrumentos reales y de muchísimos virtuales e impresionantes), así como formidables efectos con los que tratar a cada uno de estos sonidos ( grabados a través de MIDI o en Audio desde algún micro, guitarra, teclado, etc... ), y no solo reverberaciones o vibrados, sino también con otros mucho más sorprendentes. Con mucho menos que todo eso es con lo que se grababa en los más caros estudios de grabación profesionales hace unos 15 años, los cuales tenían altísimos costes para su instalación, utilizando además medios analógicos que ya quedaron más que obsoletos. El desarrollo de estos nuevos programas es una de las causas por la que esos “tan fenomenales y costosos Estudios” han desaparecido, quedando solo algunos de los que han sabido adaptarse a esta otra forma de trabajo digital. Algunos, con los cambios “se arruinaron”... Bajaron tantísimo los costes para obtener resultados similares, incluso mejorados, que los que aún estaban pagando los plazos para la amortización de aquellos equipos no aguantaron.
Con uno de estos nuevos programas, y aunque parezcan de costes “tan ridículos”, obtienes con un ordenador sin grandes recursos profesionales unas grabaciones finales listas para editar y distribuir comercialmente con impecables resultados en cuanto a su producción musical. Sobre la Versión 6 de CUBASE desarrollé una amplia descripción en el número 131 de ISP (Marzo 2011), la cual alcanza un precio de unos 600 € en su opción más desarrollada.

De este programa también sacaron otra versión algo más acotada ( supera los 200 € ) aunque conserva sus principales y más demandadas herramientas.

¿Por qué ahora SEQUEL?
Está claro que Steinberg se ha planteado seguir “dándole fuerte a la competencia”, no solo en cuanto al precio de salida, sino también por sus prestaciones y facilidad de manejo.
Sacan ahora SEQUEL en su tercera versión por unos 80 € (bastante menos si se trata de actualizar a sus dos versiones anteriores) y conteniendo muchas de las principales herramientas de sus otros ya reconocidos productos como CUBASE, y con más de 500 sonidos del acreditado HaLion (otra “estrella” importante de Steinberg)
Se puede cargar tanto en ordenadores con Windows, como en los Macintosh (MAC)
Algo muy importante de este programa es su facilidad de uso y forma sencilla de trabajo.

Tiene incorporado una enorme cantidad de patrones (más de 5.000 bucles y sonidos). Por ejemplo, una pista de “batería” cómodamente. Puedes “colocar” ( e ir “colocando” ) compases enteros ya pre-programados uno tras otro o copiando “trozos” de sonidos y “pegándolos” tantas veces como se quiera.

Tras practicar tal procedimiento unas cuantas veces, podremos formar una base rítmica en alguno de nuestros nuevos proyectos musicales en menos tiempo del que necesitaríamos en pensar como coger unas baquetas ( que quizá jamás hayamos tenido entre nuestras manos...) y en cómo colocar los bombos al gusto propio. Con el procedimiento descrito, y de forma rápida, resultará parecido a la interpretación de un “baterista profesional”...
De un modo similar se pueden componer otras pistas de contrabajo, guitarra etc…, así que en poco tiempo podrás organizar un sorprendente y muy “profesional playback”. Posteriormente puedes incorporarle otra pista con una o varias voces u otros instrumentos que desees sean “interpretados al natural” y muchos más efectos (incluidos en SEQUEL) que le darán bastante más realce.

Así por ejemplo, si grabas en una pista una guitarra eléctrica “directamente al ordenador”, puedes seleccionar diferentes estilos de efectos (entre más de 120 presets) que lo simulan como si “se hubiese grabado realmente”, empleando diferentes tipos de amplificadores muy reconocidos, así como con efectos electrónicos muy diversos o “pedales de efectos” que incorpora SEQUEL, cosas que incluso se podrán modificar después y en otros momentos de la postproducción hasta alcanzar nuestro grado de satisfacción.

Aún más, podremos seguir practicando muchísimas combinaciones y modificando los sonidos tras haber sido grabados ya en sus correspondientes pistas, tanto a las voces realizadas mediante micrófonos, como a cualquier otro contenido musical que hayamos ejecutado previamente, por MIDI o por línea, pudiendo así realizar mezclas diversas hasta encontrar aquella que estimemos más adecuada según nuestro gusto. Tendremos además en cuenta que siempre “podremos volver hacia atrás en nuestros experimentos”, pues SEQUEL permite regresar a estados anteriores tantas veces como lo creamos preciso y sin destruir todos los trabajos preliminares. Igualmente, podremos grabar diferentes ficheros en nuestro ordenador que contengan “diversas versiones experimentales sobre nuestras transformaciones para un tema”.

Este programa admite ser gobernado por cualquier otro controlador MIDI.
Incorpora las nuevas herramientas de CUBASE de “estiramiento o contracción de pistas” así como el uso del “pitch” en ellas. Este programa, tiene acceso a la página MediaBay que permite localizar bucles de audio, presets de instrumentos y otras herramientas útiles. También contiene una opción de “pre-escucha” para localizar mejor lo que realmente queremos acoplar, con detalles minuciosos, a nuestro proyecto musical. Una vez incorporados, podemos ir retocando cada bloque acústico individualmente y a nuestro gusto.

SEQUEL permite realizar transposiciones (cambios en el tono) con facilidad.

También tiene herramientas de cuantización, así como la posible activación de “tresillos” que, en algunos temas, dan una mejor sensación de “interpretación humana”. Al ejercer esa cuantización, el programa traslada las notas del pentagrama hacia el compás correcto y más próximo, para así obtener las partituras (imprimibles) correctamente anotadas.

Si decidiéramos grabar nuestros proyectos en CD, para tal fin, aparece un menú especial con diferentes opciones para facilitar estas tareas.

¿Dónde venden SEQUEL?
Por supuesto que en tiendas en las que se venden instrumentos musicales, pero también se puede descargar directamente desde la WEB de Steinberg, que incluso facilita una “prueba gratuita e íntegra del programa” ( caduca a los 30 días ).

SEQUEL puede realizar diversas mezclas distintas “en vivo”
Tiene una curiosa herramienta que otros programas de este estilo no incorporan y que consiste en que se puede “trocear” un tema que ya tengamos grabado hasta en “24 pads” (por supuesto, mediando un ordenador), de modo que “en directo” los podremos “soltar” en diferentes órdenes y según se nos ocurra a cada momento de esa sesión pública, causando sorpresa a quienes lo escuchen así de desordenado “a nuestro capricho”. A cada uno de esos pads, podremos también añadirles (individualmente) efectos diversos (rever, pitch, decay, etc.) con lo que las sorpresas en su audición se multiplicarán increíblemente.

También es fácil alterar su “tempo” o ritmo en cantidad de bits por segundo en cualquier momento.
Podremos igualmente programar ritmos distintos a los que ya contiene almacenados el programa, dando mayor originalidad a nuestros proyectos musicales.

Requisitos mínimos necesarios para instalar SEQUEL
En cualquier ordenador no trabajaría adecuadamente si este tuviera instalada una RAM menor a 2 GB. Su límite superior es irrelevante, pero cuanto mayor sea esa RAM y mejor dotado su procesador, SEQUEL funcionará más desahogadamente y con menor latencia.

En cuanto a sus procesadores, mejor que sean a partir de doble núcleo.

La pantalla del monitor, mejor grande (al menos de 21”) y con resolución, preferentemente de 1.280 x 800. En cuanto al espacio que requiere en el disco duro, será de al menos 9 GB.

Es deseable tener instalado un DVD lector-grabador en la CPU y conexión a internet, especialmente para la activación de la licencia.

En Windows funciona mejor a partir de su versión 7 con una la tarjeta de sonido instalada compatible con ASIO, así tenemos una mejora en el rendimiento de su latencia.

En MAC con el sistema operativo OS X versión 10.6 o 10.7 y tarjeta de audio compatible con CoreAudio.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec