Menu

Komplete 4 :Un universo de posibilidades

Chema Vílchez

Normalmente, abordar el trabajo para realizar un exhaustivo banco de pruebas de un instrumento puede llevar horas. En este caso, la labor ha sido cuestión de días. Y no era para menos, dada la amplia variedad de instrumentos y efectos que contiene este software. En el artículo he intentado exponer una impresión de lo que significa para mí, como guitarrista, utilizar las herramientas que nos ofrece un paquete como el Kontakt 4. En mi condición de guitarrista debo recalcar que he usado como interfaz el AXON AX 100, posiblemente el más rápido conversor midi que hay en la actualidad, aunque tengo entendido que acaba de salir un nuevo Axon con conexión directa al ordenador. Espero probarlo en breve y os hablaré de él. He usado en la guitarra una pastilla midi Axon/Terratec 101, desde ahí al interfaz AX100 y desde este a otro interfaz midi que me permitiese entrar por puerto USB al ordenador.

La empresa fabricante es Native Instrument, que desde hace años tiene un gran prestigio en el sector del software musical. Prácticamente en cualquier estudio de grabación encontramos algunos de sus productos. En este caso, han reunido en una misma colección varios de sus mejores instrumentos, y el resultado es un pack de ilimitadas posibilidades.

Komplete 4 está formado por el siguiente software:

Guitar Rig 2; un procesador de efectos y emulador de amplificador tanto para bajo como para guitarra.

Kontakt 2; un sampler virtual tan sencillo como potente, un auténtico lujo.

Reaktor 5; un laboratorio de sonido.

Battery 3; un sampler de baterías completísimo y de gran variedad acústica.

Absynth 4; un sintetizador potente, versátil y con sonidos excelentes.
Fm8; síntesis FM con las máximas prestaciones.

Elektrik Piano; una emulación de los legendarios Fender Rhodes, Hohner Clavinet y Wurlitzer, absolutamente brillante.

Akoustik Piano; instrumento virtual que emula algunos de los mejores pianos acústicos de la historia.

El B4; otro instrumento virtual que emula el órgano Hammond con gran fidelidad.

Pro-53; este sintetizador emula a algunos analógicos, en especial el sistema de síntesis del Prophet VS, que creó Sequential Circuits en los años 80.

Vokator; para los amantes del vocoder una herramienta extraordinaria.

Spektral Delay: delays de todo tipo con gran calidad.

Me es complicado, en la brevedad de un artículo, plasmar todas las posibilidades y opciones que me he encontrado durante la experimentación de los diferentes instrumentos, por lo tanto, hablaré de todos ellos dando una visión general, sin entrar en el detalle específico de cómo manejarlos, ni en posibilidades o detalles concretos, cosa que podéis conseguir a través de otros muchos artículos, o en Internet, sin mayor problema.

Algunos efectos, por mi condición de guitarrista, me han seducido más que otros, lo que no significan que todos ellos no sean de gran utilidad. De entrada me referiré al Guitar Rig 2, y lo primero que hay que señalar es su excelente sonido, prácticamente en cualquier preset. Lleva cientos de ellos y ordenados en un menú por estilos, resultando extremadamente fácil buscar opciones: Jazz, Pop, Rock, Metal, Soul, Funk, etc. La disposición de los menús es muy inteligente, de tal modo que podemos elaborar un set de amplificación y efectos en menos de un minuto. Disponemos de una amplia amalgama de efectos, reverbs, compresores, delays, distorsiones, ecualizadores, simuladores de micrófono, bafles y otros procesadores. La emulación de amplificadores es bastante fiel y muy acertada en su selección; tenemos los amplificadores más emblemáticos.

Otra opción muy interesante es el Loop Machine, donde podemos grabar en tiempo real distintas capas de audio. De todas formas, lo fundamental no es tanto disponer de muchas posibilidades. Si la calidad del sonido no es suficientemente buena no deja de ser un juguetito. No hay nada que deteste más que perder el tiempo, no me gusta nada andar moviendo el ratón de un lado para otro y curiosear con algo que jamás pueda utilizar en un trabajo serio. Sin embargo, este software es serio y muy útil, en el tiempo que llevo con él en el estudio lo he usado en varias grabaciones y mi valoración no puede ser menos que excelente. Quizás, el aspecto que se debería mejorar sería el de la calidez y las distorsiones, aunque bien es cierto que no he encontrado ningún software musical que lleve esa misión a buen puerto.

Al igual que con Guitar Rig, Kontakt 2 me parece uno de los samplers más serios, flexibles, útiles y sencillos de manejar con los que me he encontrado. Su interfaz gráfica es directa, fácil y muy completa. Intuitiva al 100%. Desplazarse a través de ella es, ante todo, ágil y efectivo. Se nos presenta con el menú de muestras e instrumentos en el área izquierda, a la derecha una zona donde tenemos el rack y donde situamos el sonido o sintetizador seleccionado con sus efectos, modulaciones, etc. En la parte superior tendremos el acceso a la configuración general de todo el programa. El rendimiento es elevado y reproduce prácticamente cualquier librería en cualquier formato: Halión, EXS24, Akai, EXS24, SoundFont2, por mencionar unos pocos. Por otra parte, trae una gran colección de efectos y filtros con la máxima calidad como denominador común. Igualmente, comentaros que desde que dispongo de este sampler es, junto con Halion, los dos únicos que utilizo, y sin desmerecer a otras marcas vuelvo al concepto anterior de dar con algo serio, que funcione bien y no nos haga perder el tiempo, permitiendo, de este modo, centrarnos al máximo en hacer música.

Reaktor 5 es un laboratorio de sonido, para mí, profano en el manejo de este software, no se me ha hecho tan sencillo como los demás, pero estoy convencido que se debe más a mi desconocimiento de las versiones anteriores que a un planteamiento poco claro del programa. Lo que sí me quedó muy evidente en la experimentación con este software es su flexibilidad y la capacidad para generar una gran cantidad de increíbles sonidos. El concepto de arquitectura abierta se emplea para definir las posibilidades de configuración de este instrumento. Con este programa podemos diseñar nuestros propios sintetizadores y, con ello, cientos de sonidos modificando osciladores, filtros, generadores de envolvente, etc. El programa viene con una extensa librería y cantidad de herramientas y funciones; me imagino que los creadores de música electrónica deben de disfrutar al máximo con tantas posibilidades y mejoras.

Quizás Battery es la herramienta que más he utilizado. Me ha dejado realmente asombrado a todos los niveles. Facilidad de manejo, selección de los kits, excelente sonido... La librería se divide en modelos acústicos, electrónicos, percusiones, sintéticos, etc. y divide a su vez los kits por estilos: jazz, heavy rock, afro cuban, east asian, north indian, dance..., por mencionar sólo unos pocos. Son unos 100 kits abarcando todo tipo de sonidos y estilos musicales. La interfaz gráfica es muy cómoda, sencillísima de manejar. De un vistazo tenemos todo el set, la configuración, la forma de onda, el mapeado, los efectos, volumen, panorámicos y otras opciones. A su vez, la configuración de la interfaz es personalizable, dada la flexibilidad de sus opciones. También son ajustables las articulaciones, flam, roll, humanize, pudiendo añadir más claramente el factor humano a la interpretación de los pasajes. Por otra parte, podemos ajustar la velocidad de los loops al tiempo deseado con un margen elevado de calidad. Battery también nos lee librerías de sonidos de otros fabricantes. Definitivamente, una altísima valoración para este instrumento.

Absynth 4 ha sido otra gran sorpresa. Un sintetizador con más de 1.200 presets con cualidades acústicas de todo tipo; por cierto, la búsqueda y organización de los presets es fantástica. Pads super envolventes, creando atmósferas futuristas o sonidos solistas orgánicos y cálidos, crean una paleta sonora de inestimable ayuda para cualquier creador. Al igual que todos los demás instrumentos, la interfaz gráfica es sencilla y completa. Las opciones de moldeado de onda, filtros, secuenciación y modulación nos ayudan a diseñar sonidos muy interesantes, haciendo a este sinte de los más personalizables con los que me he topado. Encuentro este sintetizador ideal para la ejecución en vivo. A través del AXON puedo tocar con la guitarra fluidamente sin apenas notar retardo, auque para esto es importante tener muy bien ajustado el interfaz midi y su conexión con el sinte virtual.

FM 8 es un sintetizador basado en la síntesis FM, siglas de modulación de frecuencia, en la que se basa este sistema. Al igual que los otros sintes ya mencionados, calidad y utilidad aplastante, determinada por un poderoso motor de audio. En el FM 8, la edición de los sonidos es sencilla, de nuevo gracias a lo intuitivo de los controles y su rápido acceso a todos ellos. La página de navegación al lado derecho del software nos lleva directamente a los recursos esenciales del sinte, pudiendo modificar todos los parámetros existentes en cuestión de segundos, envolvente, modulación, efectos, etc. Por dar algún dato más concreto, podemos disponer para cada sonido de los siguientes efectos: Overdrive, tube amp, cabinet, shelving eq, peak eq, phaser, flanger, tremolo, reverb, psychedelay, chorus/delay. Aparte de las múltiples posibilidades con envolventes, modulación, arpegiador… El programa viene con 960 presets que incluyen sonidos de los instrumentos más diversos con ese carácter FM. También es extraordinario para tocar desde la guitarra sintetizada.

El Elektrik Piano es una de las estrellas de la compañía Native Instrument. Todo un lujo de pianos eléctricos, emulando los clásicos Fender Rhodes, Hohner Clavinet E7 y Wurlitzer A 200. El sonido es alucinante, ya no tanto por parecerse a los teclados imitados, sino por la pura calidad del sonido. En la interfaz nos aparece el teclado con los controles a ambos lados, por una parte los propios de cada teclado emulado, por ejemplo, drive, stereo, reverb, speed, chorus, boost, etc. En el lado izquierdo: afinación, panorámico y volumen. Los presets son todo un acierto, algunos como el Butterfly Hancock (rememorando el sonido del gran Herbie Hancock) o el denominado Late Night Vangelis, nos ofrecen de entrada un sonido sobresaliente. Todo un acierto este instrumento.

Akoustik Piano. Para un incondicional amante del repertorio pianístico supone un punto de intriga ver cómo responden los emuladores de pianos. Hay varios en el mercado, algunos muy buenos, y también muy caros. En este caso puedo afirmar que la calidad es extraordinaria, independientemente del precio, que en este caso es económico. La emulación escoge modelos históricos. Un Steinway D, un Bechstein D 280, un Boesendorfer 290 Imperial y un piano vertical, el Steingraeber 130. Cada uno con sus características particulares, brindándonos la posibilidad de poder elegir timbres variados. Además, directamente en la interfaz podemos seleccionar el espacio acústico donde queremos situar el piano: una sala de conciertos, un club de jazz, una catedral o un estudio de grabación. También podemos controlar la dinámica, la ecualización, el sustain, la cantidad de reverb, el panorámico, etc. Lo mejor es que, al ir combinando las diferentes posibilidades, podemos conseguir un sonido de piano transparente y convincente. Al escuchar el sonido en un contexto con más instrumentos, la emulación crece en calidad, al punto de llegar casi a despistarnos en saber el origen real de la fuente de sonido. Sin duda un buen plugin.
Bueno, me quedaría extenderme algo más sobre el B4, el Pro-53, el Vokator y el Spektral Delay. La brevedad del artículo me impide llevar la reflexión más allá de reseñar la gran calidad de todos ellos.

Creo que este pack es interesante no sólo para teclistas, quienes suelen ser los más familiarizados con este tipo de herramientas, sino para todo tipo de instrumentistas que quieran disponer de un buen arsenal de sonidos y posibilidades para su estudio digital.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec