Menu

Logic Studio: Potencia y sencillez de uso. Capítulo I.

Alberto González

La creatividad no tiene límites. Dar vida a todas nuestras ideas musicales y poder plasmarlas de una manera profesional, pero a la vez sencilla e intuitiva, es uno de los objetivos con que los músicos, sobre todo más veteranos, hemos soñado alguna vez.

Poder adaptar un producto informático con las más exigentes herramientas musicales es una realidad. Grabación, edición, producción y una repleta artillería de software para la creación de sonido y música para vídeo. Ahora podemos usarlo además en directo e incluso tener una “suite” de creación y grabación de CDs con los estándares más completos de los estudios más modernos. La guinda es un precio muy competitivo, comparándolo con otras ofertas del mercado.

Existen, como seguramente conocerás, otras opciones, pero voy a tratar de detallar mis impresiones de Logic Studio, y las razones que me han llevado a utilizarlo para mis trabajos.

Qué es lo que encontramos en la caja
El contenido de la caja son ocho DVDs, entre instalación, programas, librerías de sonido y efectos e instrumentos.

Los programas que encontraremos son:

- Logic pro 8
- Mainstage
- Soundtrack pro2
- WaveBurner

Todos estos programas harán posible poder plasmar toda tu creatividad como músico, compositor y, al tiempo, te ayudarán a producir proyectos de una calidad excepcional.

Logic Pro 8
Cuando hablamos de Logic Pro también hablamos de Logic Audio. Este secuenciador diseñado y desarrollado desde hace ya muchos años, presenta novedades muy llamativas en su versión 8. Como ya sabréis, Logic pertenecía en sus inicios a Emagic y desde hace relativamente poco tiempo es gestionado por Apple. Razón por la que la posibilidad de instalación se limita a ordenadores Macintosh.

Su objetivo: la simplificación de todo el entorno
Encontramos un apetecible diseño de ventana única. En ella se integra desde la ventana principal (arrange u organizar), hasta el mezclador. Pasando por la barra de transporte inspector de canales y pistas, barra de herramientas y la opción multimedia, donde podremos, desde la bandeja, ver todos nuestros archivos de audio (también nos permite desde aquí su edición). La cosa continúa con la presentación, en el mismo espacio visual, de gran cantidad de bucles entre los que elegir. Clasificados tanto por instrumentos, como géneros, estilos y efectos.

Abriendo el proyecto
Cuando abramos Logic tendremos la posibilidad de elegir entre distintos tipos de plantillas, lo que nos simplifica mucho el proceso creativo. Puedes crear las tuyas propias (muy aconsejable para los que estén trabajando constantemente con esta plataforma) o comenzar desde un proyecto vacío, en el que irás añadiendo poco a poco todas las pistas (instrumentos, audio, midi, loops, etc.). Existen también plantillas más específicas de tonos de guitarra, colección de instrumentos virtuales, composición (electrónica, hip hop, orquestal, R&B, rock, compositor); incluso plantillas de producción, como por ejemplo producción estéreo multipista, producción surround multipista, música para película, masterización estéreo, masterización surround, configuración TDM (esta última brinda la oportunidad de compartir contenido con Pro Tools).

Facilidad de uso
Otra de las apetecibles posibilidades que nos brinda es su acceso rápido al contenido grabado o secuenciado, a través del navegador. Accede a través de él a loops, efectos, bibliotecas de sonidos, etc., y todo ello organizado para un acceso fácil, rápido y directo.

Si por algo se caracteriza Logic Pro 8 de forma indiscutible es por la facilidad de manejo y organización en el estudio. Todo es sencillo, desde una potente creación midi con su motor de sincronización de lo más fiable, hasta su cómodo bloque de herramientas de producción MIDI, cuyas características de edición de interpretación serán controladas a tiempo real.

Si a todo esto le añadimos la opción Apple Loops, que permite la creación de loops que se ajustan automáticamente al tiempo y tono del proyecto, obtenemos la misma idea que os expongo desde el inicio: es posible centrarse en la labor de composición nada más instalar Logic, de una manera rápida y eficaz.

Notación musical
Añádele un completo y potente apartado para la notación musical. Lleva desde juegos de herramientas de notación con opciones de diseño e impresión, hasta transposición de instrumentos, notación de batería y hasta poder poner letra a tus canciones. Ahí es nada.

Grabación multipista
Las posibilidades que nos proporciona en grabación multipista es otro de los fuertes de este secuenciador. Puedes grabar desde varias pistas a la vez, secuencias pinchadas al vuelo o grabaciones multi-toma. De estas últimas podrás elegir las regiones que más te gusten, organizando y estructurando el contenido de todo lo grabado para seleccionar un resultado final que mezcle varias tomas. Estas señales grabadas son almacenadas en una carpeta, de donde pueden recuperarse fácilmente. Puedes moverlas y editarlas como si fuesen regiones convencionales. Una flexibilidad total para conseguir tu pista perfecta.

Más alternativas
Dentro de las herramientas de edición podemos ampliar y comprimir regiones de manera sencilla con el ratón, arrastrando y soltando. También podemos realizar ediciones destructivas en varias regiones y de distintas maneras. A través del editor incorporado, o incluso con Soundtrack Pro 2, del que hablaremos después.

La selección de transiciones en pistas de audio nos permite ampliarla hasta la transición anterior o la siguiente, algo muy efectivo en la sustitución de sonidos o edición de baterías y percusión. Con Quick Swipe señala las partes que más te gusten de una grabación de pista o multitoma y crea tu propia composición. En este caso es especialmente importante crear fundidos, con el fin de que las transiciones entre cada toma queden “suavizadas”, evitando clips. Este es uno de los apartados que más me atrae de Logic.

Más sobre MIDI
La sección MIDI es tan completa como pueda desear o imaginar un músico que haya trabajado este aspecto de forma profesional en el pasado. En este sentido Apple es pionera. Permite configurar desde tus pistas MIDI, crear ruta, efectos y un larguísimo etc. De tal manera que solamente este tema sería digno de un libro entero. Si te gusta especialmente este campo, aquí tienes un arma infalible.

A través del Environment podrás hacer las mil locuras. Configuraciones entre los instrumentos de Logic (también de terceros). Tus sintetizadores y samples externos no serán ningún problema para rutear todo lo que puedas imaginar con Logic.

La mesa de mezclas: ruteo, auxiliares y creaciones de franjas de canal
Puedes configurar hasta 255 canales de audio, instrumentos de software y auxiliares, también 32 grupos de mezclas, y los canales de salida dependerán del equipo de audio que estés utilizando (mira las características de tu tarjeta de audio). Los envíos por pistas son ocho (pre o post) y en cada pista puedes insertar hasta 15 plug-ins, teniendo en cuenta la compensación de latencia completa que permite sincronizar a tiempo real y escuchar todo junto, aún en modo de grabación (algo que todavía algún secuenciador echa de menos). Logic también permite la integración de equipos externos sin ningún tipo de problema.

Otra de las nuevas ventajas es la creación dinámica de franjas de canal, lo que nos facilita añadir automáticamente en el proyecto canales auxiliares y de salida. Al crear un auxiliar para una pista de audio (por ejemplo) éste se creará automáticamente, recibiendo la señal y así pudiéndolo ajustar a tu gusto. Exactamente igual puedes crear franjas de canales auxiliares para instrumentos multisalida, como son Ultrabeat, EXS24 o algún instrumento de terceros que nos dé esta posibilidad.

Las vistas del mixer permiten mostrar la señal de cualquier ruta de audio o solamente las franjas de canal que queramos.

Si tuvieses la posibilidad de conexión de varios ordenadores en red, la tecnología de procesamiento de audio distribuido te permitiría aprovechar toda esa potencia, que puede ser prácticamente ilimitada en el procesamiento de plug-ins.

Automatización
Poder ajustar cualquier parámetro en cualquier momento, canal o plug- in es todavía más fácil. Puedes visualizar y editar simultáneamente la automatización de las pistas que quieras. Todos sus parámetros, inclusive con la herramienta de curva, con la que podrás crear transiciones perfectas. Si agrupaste pistas, la edición será silmutanea en todas ellas.

Puedes automatizar manualmente o a través de tus mesas controladoras (superficie de control), entre las cuales Mackie ha sido una de las pioneras. Aunque existen muchas más; de hecho Euphonix está de gira en estos momentos con Apple, haciendo demos de Logic con Apogee. En la Web de Apple puedes ver si van a pasar por tu ciudad.

MainStage
Una de las aplicaciones novedosas de Logic Studio, y que ha despertado mucho interés, es MainStage. Desarrollada completamente para las interpretaciones en directo de cualquier tipo de controlador (teclados, guitarra, etc.), permite tocar los instrumentos software de Logic y sus efectos también, no solamente en una interfaz integrada especialmente para ello, sino en una pantalla diseñada para el escenario.

Vistas de escenario
Una vista optimizada con gráficos de alta resolución, fácil de leer incluso en condiciones de poca iluminación; junto con gráficos de alta resolución ajustables en cualquier monitor, hacen que tengas en el escenario todo el control de las herramientas de Logic.

Control del equipo
La preparación de un repertorio para directo implica muchas cosas. Entre las más importantes se encuentra el control del equipo que vayas a manejar (en este caso MainStage).

La compatibilidad del hardware totalmente integrado es importantísima en este caso. El uso de controladoras (superficies de control o mesas de hardware), tanto vía MIDI, como por USB, (teclados, baterías, guitarras, etc.) no es problema con Mainstage, ya que tanto el diseño como la rápida e intuitiva función de aprendizaje te permitirán hacer uso de todo el material en un instante. Además, el programa detecta de forma automática cualquier periférico que conectes. Nos encontramos una vez más con la misma característica: facilidad. Me apasiona esta filosofía: “dedícate a tocar y no a investigar cacharros”.

Tendrás también afinador a pantalla completa para guitarras, bajos o cualquier otro instrumento que necesites.

Por otra parte, puedes controlar sonidos y efectos a partir de las plantillas diseñadas o personalizar las tuyas propias.

Módulos de teclado
La combinación de instrumentos por capas no es ningún problema, hasta el punto de que en cada asignación de capas y división puedes separar el teclado en zonas. Reproducirás sonidos desde el mismo teclado MIDI o desde cualquier otro controlador. Puedes realizar ajustes, por ejemplo configurando un modo en donde parte del teclado de la zona de la mano izquierda sea un bajo y el resto un piano con cuerda (por poner un ejemplo).

Si MainStage detecta que estás haciendo una melodía con el bajo y éste supera la franja que ha sido programada para él, aún así seguirá sonando sólo el bajo. Con todo esto puedes imaginarte hasta dónde puede llegar el nivel de interpretación en un directo. Ten en cuenta también que puedes utilizar tus plug-ins de terceros (siempre Audio Units) en todas estas configuraciones.

Interpretaciones de guitarra
Tampoco podía faltar el uso de la guitarra en directo con Guitar Amp Pro y efectos. Usa sus plantillas prediseñadas, o personalízalas también para tu directo. Además podrás utilizar pedaleras que sincronicen a la perfección y te faciliten el acceso rápido en vivo.

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec