Logo

Steinberg y Native Instruments

  • Publicado en Software
  • Imprimir

Jorge Quesada

Steinberg: Virtual Guitarrist Electric Edición – Xprhase – Hypersonic – Halion
Native Instruments: Kompakt y Reaktor Session

Uno de los mercados que más rápidamente evoluciona, tanto en el mundo musical como en el resto de sectores, es la informática. Dada la evolución del harware, los equipos informáticos se han hecho mucho más rápidos y al tiempo económicamente accesibles para el usuario.

La informática ha sustituido o compite con muchos productos “físicos” como son las estaciones de trabajo, multipistas, módulos, sampler, multiefectos y casi cualquier aparato que podamos encontrar en un rack. Esto supone un acceso mucho más rápido a avances en nuestro equipo, fundamentalmente por precio.

Es cierto que los aparatos “físicos” y no virtuales, sobre todo en las gamas altas procuran mayor calidad en muchos casos y no bloquean nuestro ordenador por que no necesitan de sus recursos para el perfecto funcionamiento. Pero, ¿cuál es la diferencia de precio entre físico y virtual? Quizá la fórmula más inteligente y económica es la de completar nuestras herramientas de forma virtual y añadir los elementos más importantes de nuestro equipo mediante “herramientas físicas, producto tradicional de rack”.

Dentro del desarrollo de la informática musical debemos diferenciar dos campos, pues a mi modo de ver son bastante diferentes. Por una parte encontramos una gran cantidad de producto (que va inundando el mercado) destinado al DJ: loops, edición de sample, herramientas de mezcla, captura de muestras y generación de loops. En definitiva un amplio abanico de útiles para la manipulación de librerías, con asombrosa calidad.

En este grupo de usuarios también puede incluirse el aficionado a la música que no se encuentra de lleno ni el terreno del DJ profesional ni en el sector del músico. Es decir, aquellas personas con inquietudes musicales que aún no manejan instrumentos musicales ni la composición. Parece claro que el uso de loops grabados por músicos o DJs facilitan las tareas de creación e interpretación pudiendo conseguir resultados absolutamente profesionales sin tener una formación demasiado compleja.

El otro gran sector, es el compuesto por el músico medio o profesional que necesita de herramientas de calidad para la ayuda en sus grabaciones. Tanto en el caso de secuenciadores profesionales (Nuendo, Logic Pro, Pro Tools, Cakewalk, etc) como librerías profesionales que posibilitan la incorporación de instrumentos “reales”, ahorrando el coste del músico (en producciones de presupuesto limitada) y el equipo necesario (micros, salas acondicionadas, etc) para su grabación.

El músico generalmente necesita cosas opuestas al sector descrito anteriormente, basando la esencia diferencial en que las herramientas que son “cerradas”, es decir de complejas ejecuciones, al pulsar una sola tecla facilitan la ejecución para el principiante pero entorpecen la creatividad del compositor o intérprete.

Para mi sorpresa, el desarrollo de los nuevos productos contempla bien estas diferencias, separando cada programa o plug-in según su posible usuario y añadiendo recursos de libre ejecución para aquellos que necesitan algo más que un loop. Por ejemplo, la posibilidad de disparar loops de un kit de batería con perfecta calidad y exquisita ejecución desde la mitad de las teclas de nuestro teclado (o instrumento maestro) mientras en la otra mitad disponemos del disparo individual de cada pieza del loop. Es decir, si grabamos una pista de batería utilizaríamos los loops (según nuestra conveniencia rírmica) aportando una gran riqueza de ejecución sin la necesidad de programar minuciosamente cada detalle y a la vez disponemos de todo el kit de la misma batería, con idénticos sonidos para personalizar nuestro tema generando compases con cortes, breaks o acentos personales.

Dentro de este artículo voy a incluir referencias sobre varios programas que han llegado a nuestro estudio para bancos de pruebas. Lo cierto es que necesitaría muchas más páginas para describir con detalle todo lo que es capaz de desarrollar cada uno de ellos, no obstante y tras las pruebas puedo esbozar las características y posibilidades tras haber instalado, probado y grabado con todos ellos.

VIRTUAL GUITARRIST ELECTRIC EDICION
Más que centrarme en el funcionamiento exacto de cada instrumento VST (utilizados como instrumento virtual en el secuenciador) mi intención es la de hacer un repaso genérico aportando mis percepciones al utilizarlos.

Ya conocíamos la versión acústica de Virtual Guitarrist y el funcionamiento en esencia es bastante parecido, a excepción de alguna novedad que a continuación describo. La diferencia, como imagino ya suponéis, se encuentra fundamentalmente las librerías que, en esta ocasión, son colecciones de variadas y completas sesiones de guitarras eléctricas.

El programa se instala y se abre como instrumento VST. Disponemos de un menú principal en el que podemos cargar diferentes librerías con sonidos de guitarra eléctrica (especialmente rítmicas). El tempo de los loops se adapta de forma instantánea al tempo de nuestro secuenciador, pudiendo además doblar el tempo o reducirlo a la mitad en cada interpretación según la conveniencia.

En cuanto a sonidos, doy fe de su realismo absoluto en todos los tipos de ritmos, así como su amplia variedad y las posibilidades de incorporación de guitarras eléctricas para todos aquellos que no pueden grabarlas de otra forma, o incluso para quienes quieran tocar encima de ellas.

Encontramos loops de legendarias guitarras que se cargarán en función del estilo que seleccionemos (pop británico, heavy, blues, soul y un larguísimo etcétera). Fender Stratocaster 1961 o 1956, Fender Squier, tipo Telecaster, Gibson Les Paul, Gibson ES 335 de semicaja o Gibson Les Paul Junior.

Entre la amplificación escuchamos sonidos potentes emitidos por un rico conjunto de amplis: Fender Twin Reverb, Marshall Plexi 100 mit Rock Tuning, Fender Super Reverb, Marshall Plexi 50, Vox AC30 Top Boost o Mesa Boggie Triple Rectifier.

Además de las funciones como doblar la pista, controles de presencia, posición del captador (micro o pastilla), o low cut entre otros, accedemos a un segundo menú que permite personalizar con notable flexibilidad el sonido. Este segundo menú es una “pedalera virtual”. Como siempre en un diseño intuitivo y fácil de manejar al que Steinberg nos tiene ya acostumbrados. Se trata de una pedalera de estilo visual: “pedales para guitarrista tradicionales”. Su manejo es exactamente igual al de cualquier pedalera compuesta por varios pedales para guitarra, pudiendo activar y desactivar cada pedal así como variar los parámetros comunes de cada uno de los efectos al igual que haríamos en uno físico.

HYPERSONIC
Personalmente uno de los VST instrumentos probados que más me ha gustado. Se trata de un instrumento capaz de cargar librerías sample para cada canal midi. ¿Por qué es uno de los que más me ha gustado?

La respuesta esta en su facilidad absoluta de manejo, accesibilidad rápida a las librerías y bibliotecas, y lo cómodo del resumen de toda la información de nuestro interés en cada momento de la grabación/ejecución en una sola pantalla. Aunque cada uno tiene sus gustos y esto es algo poco “medible”, muchos de nosotros preferimos no tener que pasar horas investigando cómo demonios se hace lo que llevamos buscando media hora entre ventanas, por tanto esta facilidad de uso convierte al Hypersonic en una herramienta completa, de buena calidad y con la que puedes trabajar desde YA (es decir, sin investigar mediante horas de lectura los manuales).

El hecho de que no sea complicado a la hora de usarlo no impide que el programa nos brinde diversas utilidades que flexibilizan nuestras posibilidades y nos aportan nuevos recursos. Por ejemplo, los controles de edición, control de la inserción de efectos o los controles específicos para cada librería cargada. Poniendo un ejemplo y por resumir, si cargamos un kit de batería en nuestro canal 1, Hypersonic nos brinda un completo acceso a la manipulación del mismo.

Anteriormente y sin esta herramienta (u otras) nuestro set de batería quedaba en una pista de nuestro mezclador impidiendo variar de una forma cómoda los parámetros de cada elemento del kit. Pues bien, gracias a Hypersonic disponemos de un buen repertorio de kits de baterías, podemos retocar cada pieza del set y podemos cargar por separado y de forma cómoda los charles, cajas, bombo, toms accediendo a una total independencia de edición en cada pieza.

En cuanto a loops, algo que mencionaba en la introducción, también se resuelve el problema del “hermetismo”. Es francamente difícil conseguir que un loop se adapte a nuestro tema sin convertirlo en algo monótono. Problema solucionado, Hypersonic nos provee de una rica gama de loops a la vez que otra parte de nuestro instrumento maestro (teclado u otros) puede disparar cada parte por separado. Volviendo a los kits de batería, podrás utilizar un loop y disponer de el bombo, caja, charles y algunas combinaciones útiles para añadir tus propios patrones que enriquezcan la monotonía del loop.

Obviamente el Hypersonic es mucho más que una herramienta drum. Es como incorporar una buena “pila” de módulos a tu rack, pero sin ocupar espacio y con muestras sample.

Son muchas las utilidades que podemos sacar a este instrumento virtual, utilizando por ejemplo sus presets combi, que utilizan varias librerías simultáneamente para conseguir potentes sonidos.

Como resumen, decir que creo que este “invento” es útil para cualquier apasionado de la música en todas sus variedades, y en especial para el terreno del músico, por su variedad (guitarras, drums, pads, viento, metal, voces, efectos, ambiente, bajos, etc), calidad y por el poco tiempo que deberemos consumir en aprender a manejarlo. Me dejo muchas cosas en el tintero, pues si no mi resumen dejaría de ser tal. Quizá en otro número profundicemos más en Hypersonic.

Sin la llave USB no funciona.

X Phraze
Sinceramente pensaba que el X phraze me resultaría demasiado mecánico pero al utilizarlo un poco más despacio he llegado a la conclusión de que se trata de nuevo de una potente ayuda.

Este instrumento virtual puede ser uno de los predilectos para aquellos que quieren conseguir resultados rápidos y profesionales sin comerse mucho el “coco”. Hay que ver el “tinglado” que monta él solo pulsando un par de teclas.

En las primeras pruebas tuve la impresión de que sería hermético y más bien destinado al sector de consumidores que antes indicaba. No obstante, poco a poco y sobre todo por la calidad de lo que mis monitores me hacían llegar, fui cambiando de idea.

En un muy abreviado resumen, decir que gracias al X Pharze añadimos sonidos difíciles de conseguir a través de un teclado (si no es profesional). Sonidos compactos, con cuerpo, ricos y muy bien elaborados.

Muchos de los presets presentan una división en el teclado (pre programada) gracias a la que podremos hacer sonar loops (absolutamente variados y de todos los tipos) como base, mientras que la otra mitad del teclado esta cargada con sonidos que podremos utilizar para melodías en el mismo “ambiente” que el loop.

De entre todo lo que he visto, me quedo con la riqueza para la generación de ambientes, los exquisitos y llenos de matices pads para colchones, camas, bases rítmicas creativas y sólidas etcétera. Incluso aunque seas un músico tradicional de gusto por lo acústico, alucinarás con los sonidos del X Phraze. Si por el contrario te gusta la investigación, los sonidos digitales, los sonidos exóticos de gran ambiente y el terreno DJ, éste es sin duda uno de tus instrumentos virtuales.

Resumen. La suma de loops, combis y divisiones de teclado con varias librerías (en formato loop o patch) convierten a tu teclado en “última generación”, y necesitarás días enteros para recorrer todo lo nuevo que vas a encontrarte.

Al igual que en el anterior VST instrument mencionado, no entramos en los cientos de detalles que el software ofrece. En un futuro estudio detenido os mostraremos toda su potencia, descripción detallada en sonidos y librerías, así como su versatilidad mediante la “artillería” de edición que incluye (LFO Secciones, wave form selectors, wave form display, dibujo de curva LFO, envelope programación, looping envelope, vector síntesis, efectos…)

Native Instruments: Kompakt
Visualmente, las herramientas de Native Instruments parecen menos intuitivas, algo más apelotonadas y confusas que las anteriores testadas (más arriba). En cualquiera de los casos, la calidad del producto no tiene interrogantes y su interface es lo suficientemente clara como para desarrollar un trabajo rápido.

Kompakt: una compilación de las experiencias de Native Instruments en síntesis digital, sampling y proceso de señales. De forma parecida a alguno de los descritos anteriormente, la teconología convierte al Kompakt en un instrumento musical.

Importa archivos desde Baterry, Akai S1000/3000, EXS, HALion, SF2, LM4, Gigasampler, así como archivos AIFF, WAV, SDII, con resoluciones entre 8 y 32 bits.

Se trata de un rack virtual en el que podemos cargar 8 instrumentos diferentes en un multi, ajustando individualmente cada parámetro. Como podéis suponer, este software esta provisto de toda la eficacia de los filtros, tipos de envolvente, etc.

El Kompakt, además de ejecutarse como intrumento VST bajo Logic, Nuendo, Dxi Plug-in Pro Tools, (consultar compatibilidad con cada versión), puede utilizarse en su propia versión autónoma.

Los samples (audio digitalizado) son cargados a la memoria RAM o transferidos directamente desde el disco duro. El programa nos ayuda a organizar todas estas muestras, convirtiéndose en un multi instrumento virtual.

La operativa es cómoda, especialmente por el fácil acceso a las librerías, que aparecen ordenadas en un práctico menú que las separa por catergorías (orquesta, pad, drums, bajo y un muy extenso etcétera).

La sensación que se experimenta es parecida a la que hace años se sentía cuando comprabas un nuevo módulo repleto de curiosidades y cientos de sonidos para enriquecer nuestras ideas. Una vez más, la diferencia está en que se trata de audio digitalizado, y se actualiza por librerías.

En cuanto a los contenidos, el repertorio es rico. En particular me parecen atractivos los kits de batería (para estar dentro de una multi herramienta) y muy especialmente las grandes posibilidades en generaciones de ambientes de muy diversos tipos mediante sus sonidos gruesos y redondos pero con brillo y abundantes matices.

El perfeccionamiento de este tipo de herramientas se ve claramente en el Kompakt porque es capaz de aportar una gran cantidad de nuevos sonidos y formas de mezclarlos sin caer en el encajonamiento pasado de las herramientas loop, procesamiento de audio y síntesis digital que le anteceden.

En resumen, un software que cubre un amplio abanico de necesidades, tanto para las ejecuciones preprogramadas como para una completa libertad de acción sin programación previa, e incluso (y lo mejor) unir ambas cosas. Excelentes sonidos, simplicidad de uso y versatilidad.

REAKTOR SESSION
En primer lugar mencionar el punto positivo que supone que el fabricante se preocupe porque el usuario disponga de manuales en castellano. Y damos gracias a Dios, ya que si no dominas el inglés o el alemán, sin manual costaría más que un poco llegar a controlar todas las posibilidades del software por su extensión.

Éste es sin duda el programa más complejo de todos los descritos, en cuanto a comprensión y aprendizaje de uso. El hecho de que el manual esté en castellano ayudará mucho a hilar rápidamente vuestras acciones (si no sois usuarios experimentados).

Reaktor Session dispone de múltiples herramientas que servirán para algunas de las cosas ya mencionadas en otro tipo de producto, pero al que debemos añadir algunas cosas más.
A primera vista y haciendo un rápido recorrido por las librerías y procesamiento de samples, nuevamente se detecta una asombrosa ayuda para la generación de ambientes, sonidos peculiares (para un DJ el programa es ”total”) y en definitiva una recopilación más que generosa de sonidos de primera calidad y sin duda diferentes o novedosos.

El instrumento virtual te concede cientos de horas de trabajo de especialistas que dejan a tu disposición desarrollos en forma de “sonidos ya elaborados” que te permiten disfrutar al 100% de las posibilidades sin tener que invertir previamente tu tiempo en la “construcción”.

Este software también funciona bajo secuenciadores (Cubase VST 5, Nuendo desde 1.5, Logic 5) y de forma autónoma.

La Esencia del Reaktor Session
1. Permite la carga de bibliotecas enteras de ensembles e instrumentos. (Incluso las de la web de Native Instruments).
2. Permite la conexión entre instrumentos importados para realizar tus propias combinaciones ensembles. Utilizamos para ello las entradas y salidas de audio.
3. La limitación de Reaktor Session con respecto a Reaktor consiste en que no se pueden armar instrumentos propios y no hay acceso a objetos de bajo nivel como macros y módulos. En el momento que desees meterte de lleno podrás actualizarte sumergiéndote en la versión Reaktor.

El Reaktor Session es lo suficientemente extenso como para dedicar 4 o 5 páginas de nuestros textos. Dado que en esta ocasión intento mostrar un resumen que ofrezca variedad y amplitud de miras entre diferentes VST instruments, me limito a dejar constancia de un par de sintetizadores que contiene.

Sintetizadores:
Carbon. Un sound engine de gran calidad con más de cien sonidos de mundos “lejanos”. Básicamente operativo gracias a un potente sintetizador con cuatro osciladores, abundantes funciones de modulación y un filtro (seleccionable). Potente percusión, leadsounds y ambientes vibrantes.

Green Matriz. Basado en la síntesis en el estilo analógico. Su sonido, de gran calidad, viene dado por su engine dotado por dos osciladores de forma de onda múltiple, un filtro multimodo, distorsión multimodo y coronación de un segundo filtro multimodo. Un delay temposincronizado y un deley de difusión/chorus completan los efectos.

Os recomiendo una investigación más detenida en la que añadais información a todos sus detalles:

Más sintetizadores: Junatik, Kaleidon, Nanowave, P-Bass, SteamPipe, Sum Synth, Uranus.

Synths-Sequenced: Blue Matrix , DSq32, Vierring, WaveWeaver…

Sampler y transformer: Beatslicer (drums), Grain States (ambientes densos), Memory Drum, Travelizer III

Live Tools: goBox, Scenario.

Efectos: Analogic Filter Box, Banaan Electric Amp Simulation, Clasic Vocoder, Echomania, Flatblaster Multiband Dynamics, Fusion Reflections, Space Master Reverbs, Space Master Quads, Space Mster 5.1 Surround, Spring Tank , Two Keys Compressor,

Sample Map Editor: carga, guarda, mapea y loopea archivos de audio que se usan en el resto de módulos Reaktor Session.

Mi resumen acaba hoy aquí, dejando fuera el HALion del que pensaba hablar y que dejé para el final por haber realizado ya algún banco de pruebas con anterioridad. Las nuevas versiones presentan algunas novedades (como Giga Import), pero eso será objeto de una nueva cita entre nosotros.

Agradecimientos a Adagio

Para ver la ficha técnica y tabla de valoración descarga la Revista en PDF

Revista ISP Música ®