Logo

Korg TP2. Cuando poco es mucho.

  • Publicado en Procesadores y previos
  • Imprimir

Korgtp2Mira lo que hago, mira lo que cuesto. Cuantas veces intentamos configurar un equipo equilibrado, y, aunque nos hemos preocupado por instalar un magnifico programa en un ordenador de última generación, tenemos instalada la tarjeta de nuestros sueños y nuestros monitores son la verdad casi absoluta, todas las tomas que hacemos pasan a través de una pequeña mesita de baja calidad. Con esto sólo mantenemos un cuello de botella en el que chocan nuestros intereses, dado que la calidad total de nuestras grabaciones, por muy bien que las procesemos, nunca superará la de nuestras tomas, sumándose sobre la distorsión inicial todas las producidas en los diferentes procesos de la mezcla.

El previo al que hoy me enfrento no deja de ser una opción pobre si no somos conscientes de nuestra realidad, muchas prestaciones y poca paga, es decir quiero grabar bien pero no se con qué…

Podemos plantearnos sistemas de home que nos satisfacen en profundidad, sistemas ideales que sólo podemos mantener en nuestra imaginación, pero al ser realistas sólo podemos comprar BERINGHER, ya que si apenas nos planteamos seriamente un SE Electronics se nos sale del sueldo base. Este es el punto en el que el previo de hoy concursa, mira lo que hago, y, sobre todo, lo que cuesto.

En nuestro home estudio
El primer paso de un estudio es nuestro micro insignia, que viene a ser lo mejor que tu pasta pueda pagar, después es tu canal de grabación, como bien decíamos el que controla aquello tan importante llamado señal y no puede ser lo que sólo pasa por la mesa para el monitoraje, por tanto la calidad de la entrada de la que disponemos y, a su vez, el estándar mínimo de todo el conjunto para los que vamos pista a pista.

Puedes como cliente final buscar lo más justo del mercado, todas esas ofertas que habitualmente recibimos todos, no son sólo juguetes, te puedo decir: funcionan, y bastante más de lo que se preveía hace algunos años, pero también puedes valorar un conjunto de opciones, soluciones pensadas con cierto uso del cerebro llamado inteligencia, es decir, equilibrar la calidad con un pragmatismo propio de la mente más fría y calculadora, el pensar en lo que tienes, en lo que puedes y entre éstos, qué te da algo más.

El TP2
Es una de esas curiosas posibilidades donde siendo consciente de la calidad neta del producto, se abren ante ti posibilidades técnicas de una elasticidad inusitada para su precio, y aunque teniendo competidores, aquí cada peseta/euro que gastemos sirve para algo.

El previo por si mismo proporciona dos canales de una mesa de calidad media/alta del mercado. ¿Que significa esto? que podremos competir como si dispusiésemos de dos o tres de los previos de una mesa más que decente para hacer tomas (eso si de dos en dos) que a su vez no vamos a tener más compresión que la que nos de el TP2, y a la vez tenemos una EQ correcta, con el color propio de una AUX7, que redondea las necesidades básicas y en todo un final con salidas digitales incluidas.

En funcionamiento: Una buena llave inglesa para el que sepa de mecánica
El tacto de todos los mandos del TP2 es muy suave, se nota que me los mandan nuevos, pero aquí descubrimos que el acabado de los swichters es bueno, de cierta calidad; la sección del previo es bastante completa, con cambio de fase y alimentación phantom por canal, al apretar la ganancia te das cuenta que el primer escalón es un operacional en clase AB, pero el cruce y el fondo de ganancia no está falseado, demostrando que con un poco de corrección, la clase AB tiene su claro asiento en el mercado.

Los niveles de distorsión son más que correctos, como bien dijo Douglas Self (técnico diseñador de Souncraft Electronics) el trabajo en operacionales conjuga resultados sorprendentes si se mantienen unos mínimos de decencia a la hora de diseñar la circuiteria, especialmente cuando hablamos de previos de micrófono.

La grabación de voces junto a un micro de alta gama es muy buena a niveles que no superen los 125 dB, notándose defectos serios a márgenes mayores. De todos modos el tamaño de las muestras (y aquí quien me quiera escuchar allá él) nunca es inmenso, pero tampoco nos faltará nada. El uso del compresor es muy rápido y bastante exacto,

Echo de menos un release como dios manda, a pesar de los buenos resultados. Para el que sabe lo propio de una grabación: ¡chicos espabilad!, que aquí tenéis una buena llave inglesa para el que sepa de mecánica.

LA COMPRESIÓN: un pequeño milagro
Sobre todo para tan poca pasta se mantiene en resultados efectivos y con un funcionamiento transparente. Pero no os creáis que es un 160, está más cerca de un 166, con una ventaja añadida: da la proporción del uso de un solo mando de compresión general, con lo que aunque no seáis duchos en ese arte conseguiréis grandes resultados a partir de la sensibilidad de vuestros oídos.

SALIDAS
Dispone tanto de salida balanceada analógica por canal como de SPDIF y óptica en ADAT, con un conmutador para 44.1 48, y 96 en las frecuencias de muestreo, lo que nos proporciona posibilidades que en muchos otros cuestan lo que el TP2, que aquí son de serie. No he nombrado la existencia de la AUX7 porque en este previo sólo sirve para colorear la señal, lo que por otro lado es muy bonito, en este caso no aporta calidad ni es ninguna necesidad, yo os lo aseguro y que venga Dios a buscarme, o el "GUIRI" que lo diseño.

CONCLUSIÓN
Este es seguramente el mejor cacharro para lo que cuesta en el mercado, puedes dar el pego de algo mejor y, a su vez, buscar el "carácter propio" a tu mezcla, ahora, si lo que quieres es equipos de a millón, no es de esos. Éste funciona y da el callo... date cuenta de una cosa: tu pasta es difícil que valga más.

Revista ISP Música ®