Menu

Studiophile DSM1 de M-Audio. Monitores de estudio

Tras el éxito de las familias Studiophile BX y AV, el fabricante M-Audio presenta la nueva gama de monitores Studiophile DSM, situada en lo más alto de su catálogo de monitores de campo cercano. Desarrollada conjuntamente con su marca hermana, Digidesign, la nueva línea de monitores cuenta con dos integrantes: DSM1 y DSM2. Ambos modelos ofrecen amplificación Clase D independiente para cada vía (graves/agudos), entradas analógicas y digitales, extensa sección de ecualización y puerto bass reflex.

La principal diferencia entre ellos estriba en el altavoz de graves, cuyo diámetro es de seis pulgadas y media, en el caso de los DSM1, y de ocho pulgadas para el modelo DSM2. Esta variación en el transductor de graves supone una respuesta en frecuencia más extensa en la parte baja del espectro por parte del DSM2, así como un SPL ligeramente más elevado.

Sin embargo, ambos monitores cuentan con especificaciones similares y, teniendo en cuenta la calidad que caracteriza a los productos de M-Audio, es de esperar que tanto los DSM1 como los DSM2 sean del agrado de muchos usuarios.

El fabricante tuvo la amabilidad de hacer llegar a ISP una pareja de DSM1 poco antes del lanzamiento mundial, para que se pudiera comprobar de primera mano las aptitudes de los nuevos monitores. Desde luego, lo que escuchamos nos gustó...

DSM1, en detalle
El modelo DSM1 comparte muchas similitudes con su hermano mayor pero, en su caso, la caja construida con MDF (Medium Density Fiberboard) es de menor tamaño. Esta caja ha sido diseñada para reducir las vibraciones propias, y cuenta con refuerzos internos para hacer que sea “acústicamente inerte”.

El puerto bass reflex ventila en la parte trasera, donde también se encuentran todos los controles, incluyendo las conexiones de entrada y salida, el trim de ganancia, la sección de ecualización y el interruptor de potencia.

Para atacar en analógico a los monitores, se puede emplear indistintamente cualquiera de los conectores balanceados provistos (TRS y XLR). De hecho, la señal que llega a estos conectores es sumada, por lo que ambos pueden ser usados simultáneamente.

El ajuste de la sensibilidad de entrada se realiza mediante un switch que permite seleccionar entre –10 dBV y +4 dBu, y posteriormente esta señal es muestreada (96 kHz, 24 bits) para entrar en el DSP.

En caso de que se prefiera entrar en digital, existen dos opciones: AES/EBU y SPDIF, en frecuencias de 44.1, 48, 88.2, 96, 176.4 y 192 kHz, y resoluciones de 16 ó 24 bits. A diferencia de las entradas analógicas, las entradas digitales no pueden ser empleadas simultáneamente.

Cada monitor está provisto de un interruptor, para seleccionar qué canal reproducirá (izquierda, derecha o mono), y de un conector SPDIF Through para enviar al otro monitor el canal correspondiente.

La selección de qué entrada deben emplear los monitores se realiza mediante un interruptor, que permite escoger entre Analog, Digital o Digital Standby. Si bien las dos primeras son claras, quizá la tercera opción requiera algo de explicación:

En el manual se indica que la opción Digital Standby permite tener activa la entrada digital, pero en caso de que la fuente de señal se apague, los monitores entran en un estado de bajo consumo. Cuando la señal regresa, los DSM entran de nuevo en funcionamiento. Ya en la parte frontal, los drivers se sitúan de forma simétrica en el eje vertical. El altavoz de graves (6.5’’) es de aluminio anodizado, montado sobre un esqueleto de acero.

El tweeter de una pulgada, común a los dos modelos de la nueva línea, se monta sobre un guiaondas. El transductor de agudos se construye con Teteron, y cuenta con un imán de neodimio refrigerado por ferrofluido.

La respuesta en frecuencia de los DSM1 se extiende desde los 49 Hz hasta los 27 kHz (0 dB/- 3 dB), con un SPL máximo de pico de 110 dB a un metro (cada monitor). El led situado entre los dos altavoces cuenta con distintos estados, para indicar tanto encendido y buen funcionamiento, como sobrecarga en la entrada o alguna anomalía interna.

Digital Signal Processing
Una vez se ha introducido la señal en el DSP, ésta es procesada a 192 kHz y 32 bits, para realizar el filtrado crossover, el ajuste de nivel y la ecualización.

La frecuencia de cruce se sitúa en 2.7 kHz, y la separación se lleva a cabo mediante un filtro Linkwitz-Riley de 24dB/octava. El ajuste de nivel, gobernado por el potenciómetro situado en el panel trasero, ofrece variaciones de entre –22 dB y +10 dB.

En cuanto a la sección de ecualización, cuenta con un completo juego de interruptores que permiten ajustar la respuesta de los monitores a la sala en la que se encuentren, mediante seis filtros distintos: El filtro HF Shelf ofrece ajustes de +1.5 dB, -1.5 dB y –3 dB para las frecuencias situadas por encima de 5 kHz, y el Mid EQ proporciona +1.5 dB, -1.5 dB y –3 dB en torno a 750 Hz.

El Low Shelf y el High-Pass afectan a la parte baja del espectro, poniendo a disposición del usuario, respectivamente, -1.5 dB, -3 dB y -4.5 dB por debajo de 100 Hz, y filtrado paso alto en 40, 60, 80 y 100 Hz.

Se han incorporado dos controles más de ecualización (Desktop 220 Hz y Desktop 175 Hz), cuyo objetivo es acomodar la respuesta de los DSM cuando son colocados en campo cercano sobre una superficie reflectante, algo habitual en muchas ocasiones.

Empleados por separado, cada uno de estos filtros permite ajustes en torno a la frecuencia indicada (220 Hz y 175 Hz) de –1 dB, -2 dB y –3 dB, mientras que el uso de ambos filtros de forma conjunta centra su radio de acción alrededor de los 200 Hz.

En acción
Lo primero que se pudo comprobar fue la efectividad de esta sección de ecualización. Los monitores se colocaron en soportes, situados cerca de una pared.

Para mitigar este hecho, las distintas combinaciones de los filtros Desktop, High Pass y Low Shelf resultaron muy útiles para controlar la respuesta de los DSM1, proporcionando soluciones muy variadas.

Algunas de las combinaciones resultaron en cortes algo exagerados para este entorno de escucha, pero probablemente serán muy útiles en otras salas.

De forma parecida, las secciones de medios y agudos no fueron necesarias en este caso concreto pero, tanto sus distintas posibilidades como su sonido, mostraron que podían ser de mucha utilidad en otros casos.

A continuación, una vez ajustados los monitores, lo siguiente que destacó fue su rica respuesta en graves, especialmente teniendo en cuenta el tamaño de los DSM1. Tanto respecto a la extensión como a la potencia, los monitores se desenvolvían muy bien con la parte inferior del espectro.

También las frecuencias altas se resolvían de manera elegante, con unos agudos agradables y bien definidos, lo que permitía a los monitores ofrecer una imagen estéreo sólida.

En general, la respuesta de los DSM1 era muy “redonda”, con un buen rango dinámico, potencia por abajo y definición por arriba.

Conclusiones
Una vez más, el equipo de diseño de M-Audio ha hecho un gran trabajo, concibiendo unos monitores muy completos. Los DSM ofrecen un gran sonido, y disponen de un buen número de opciones adicionales que los hacen realmente seductores:

Amplias opciones de entrada (analógicas y digitales) profesionales, incluyendo una conexión SPDIF que permite sacarle partido a una salida habitual en las interfaces, pero que no siempre puede ser utilizada.

Selección de sensibilidad de entrada entre –10 dBV y +4 dBu para integrar los monitores con distintos tipos de equipo, y ajuste independiente de ganancia. Extensa sección de ecualización, para adaptar la respuesta de los monitores a distintos entornos de escucha… En resumen, unos monitores muy completos, tanto en prestaciones (importante), como en sonido (esencial).

Especificaciones técnicas
Respuesta en frecuencia:49 Hz – 27 kHz
SPL de pico a un metro:110 dB
Altavoz de graves:Driver de 6.5” de aluminio anodizado
Altavoz de agudos:Tweeter de 1” de Teteron, con imán de Neodimio y refrigerado por ferrofluido
Frecuencia de cruce:2.7 kHz. 24 dB/octava
HF shelf:+1.5 dB, -1.5 dB, -3.0 dB
Mid EQ:+1.5 dB, -1.5 dB, -3.0 dB
Filtro paso alto:40 Hz, 60 Hz, 80 Hz, 100 Hz. 12 dB/octava
Filtro Desk EQ 1:-1.0 dB, -2.0 dB, -3.0 dB @ 220 Hz
Filtro Desk EQ 2:-1.0 dB, -2.0 dB, -3.0 dB @ 175 Hz
Filtro Desk EQ 3:-1.0 dB, -2.0 dB, -3.0 dB @ 200 Hz
Entradas analógicas:XLR y TRS balanceados
Entradas digitales:S/PDIF y AES/EBU, hasta 192 kHz/24 bits
Impedancia de entrada:20k ohmios
Sensibilidad de entrada:+4 dBu proporciona 90 dB a 1 metro
Ajuste de ganancia:De –22 dB a +10 dB

Especificaciones AD
Nivel de entrada máximo:18 dBu
Relación señal ruido:102 dB (Ponderación A)

Amplificación digital
Potencia de salida (1% THD)::LF: 100 W, HF: 80 W
THD + ruido (10 W, 1 kHz)::< 0.05%
Relación señal ruido:100 dB (A-weighted)
Respuesta en frecuencia (+0, -3 dB)::20 Hz – 40 kHz
Eficiencia:> 90%
Dimensiones:325.5 x 228.7 x 261.5 mm.
Peso:7.5 Kg.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec