Menu

Monitores Gemini SR-6 ¿Sólo para DJs?

Recibimos los monitores SR-6 de Gemini, unas escuchas auto-amplificadas de dos vías diseñadas para el campo cercano, que cuentan con un altavoz de graves de 6.5’’ y un tweeter de 1’. Forman parte de la serie SR, compuesta por el modelo SR-5 (el pequeño de la familia, con un woofer de 5’’), el SR-6 (objeto de este banco) y el SR-8 (el hermano mayor, con un altavoz de graves de 8’’).

La gama se redondea con el sub-woofer SR10, un recinto de graves auto-amplificado de 175W, con cono de 10’’, diseñado para reforzar la parte baja del espectro de los otros tres modelos. Con una experiencia de más de 35 años a sus espaldas, Gemini es un fabricante muy conocido en el mundo DJ.

La línea SR conforma la propuesta de Gemini para el sector de los monitores de estudio auto-amplificados, un campo en el que hay mucha variedad y por tanto competencia…

Gemini, la historia
En concreto, Gemini tiene 38 años de historia, una edad ciertamente respetable para una empresa. Fue fundada en Estados Unidos en el año 1974, y desde el principio supieron entender el potencial existente en el mundo DJ, por lo que ya desde sus inicios se dedicaron a fabricar material para este –por aquel entonces no tan extendido–sector.

Con el tiempo, fueron ampliando su catálogo de productos, incorporando varios modelos de mezcladores a la oferta en platos, auriculares, recintos de PA y referencia, etapas de potencia, etc.

Por su parte, se enorgullecen de saber entender las necesidades de sus clientes y las tendencias del mercado, y por ello, renuevan constantemente sus productos, como los últimos lanzamientos en media players y equipos digitales DJ.

Se trata de una empresa que, si bien no es tan conocida en el sector del equipamiento de estudio profesional, goza de un nombre muy respetado en el mundo DJ, y cuenta con delegaciones en China, Gran Bretaña, Alemania, Francia y España. Cabe destacar que el cuartel general se encuentra en Nueva Jersey (EEUU).

Los monitores
Los monitores SR-6 disponen de un driver de graves de 6.5 pulgadas, construido a base de un compuesto de fibra de vidrio y Aramida.

El término Aramida es una abreviatura de Aromatic Polyamide, un material ligero y resistente, empleado habitualmente en la industria militar para la fabricación de protecciones personales, debido a su ligereza y dureza.

El woofer ofrece un llamativo y elegante acabado en color rojo –signo distintivo de la división de audio profesional de Gemini–, y está blindado magnéticamente para evitar interferencias electromagnéticas.

Como pareja del altavoz de graves, se dispone de un tweeter tipo soft dome de una pulgada, montado sobre un guía-ondas que mejora la dispersión de las frecuencias altas. Entre ellos se sitúa el logo de la marca, que se retro-ilumina en rojo cuando se encienden los monitores.

El diseño es activo, y cuenta con un amplificador de 65W para el altavoz de graves y otro de 35W para el de agudos (valores de pico). La separación en frecuencias entre ambos se lleva a cabo mediante un crossover de 12dB/octava (segundo orden), cuya frecuencia central está ubicada en 3.2kHz.

Para extender la respuesta en la parte baja del espectro, todos los monitores de la línea SR ofrecen un puerto bass réflex en la parte frontal, situado bajo el altavoz de graves.

El fabricante indica que prefiere que el puerto 'dispare’ hacia delante porque, en su opinión, se obtienen graves más limpios y precisos que cuando se ubica el puerto en la parte trasera.

La relación señal-ruido de graves y agudos es de, respectivamente, 90dB y 82dB, y un filtro sub-sónico situado en 45Hz evita posibles daños físicos al equipo causados por la acumulación de energía en la zona más baja del espectro.

Pasando a la parte posterior de los monitores, se dispone de conectores de entrada balanceados en XLR y TRS, y no balanceados en RCA.

El control de ganancia de entrada (VOLUME) ofrece infinitas posiciones entre -30dB, 0dB y +6dB, y se sitúa justo encima de un ajuste en agudos (HF ADJUST), que permite valores exactos de -2dB, -1dB, 0dB y +1dB, en las frecuencias por encima de 2kHz. El panel trasero finaliza con la toma de corriente, selector de voltaje e interruptor de encendido y apagado.

Primeras impresiones
Los monitores están bien construidos, y al ser sacados de la caja ofrecen una agradable sensación de solidez y buena manufactura.

Junto a las escuchas y el cable de alimentación, también se ofrecen unos pads de neopreno/goma adhesivos, destinados a ser pegados en la parte inferior de los monitores y proveer de cierto grado de desacoplamiento con la superficie donde se coloquen y evitar así vibraciones simpatéticas.

El manual de instrucciones incluido ofrece todos los detalles relativos a los SR-6, y nos llamó la atención el hecho de que se hiciera referencia al cuidado de los oídos.

Es habitual que los fabricantes incluyan alguna recomendación del tipo “exposiciones prolongadas a SPL altos puede provocar daños en el sistema auditivo”.

Sin embargo, Gemini va más allá, ofreciendo una tabla de valores máximos de SPL recomendados por la Deafness Research Foundation, y concluyendo la sección con un “¡Deseamos que conserve su audición!”.

Continuando con el aspecto físico de los monitores: Tienen el tamaño y peso adecuados para ser colocados en campo cercano, tanto en soportes independientes como sobre la propia mesa.

En acción
Las pruebas de los monitores coincidieron con el trabajo que estaba llevando a cabo en dos proyectos.

Uno de ellos se trataba de la pre-producción del próximo EP de Pequeño Salvaje, la propuesta musical del actor Fede Celada (Los Hombres de Paco, Báilame el Agua). Canciones tipo Folk-Rock muy orgánicas, con una instrumentación de tan sólo voz y guitarra, que permitieron poner a prueba los SR-6 en las labores de grabación.

El segundo proyecto era la mezcla de un tema de Juanma Roldán (Los Tranquilitos), para una conocida cadena de supermercados nacionales, el cual puso a prueba los monitores en el otro gran ámbito para el que fueron diseñados, la mezcla musical.

Ambos proyectos se estaban llevando a cabo en el estudio de grabación Retroestudio y la toma de contacto con los monitores se realizó escuchando material conocido, lo que siempre es una buena manera de romper el hielo.

La primera impresión fue positiva, aunque los monitores presentaban una respuesta en medios-graves algo acentuada. En este sentido, hubiera venido muy bien que los SR-6 contasen con un ajuste en graves, similar al existente para agudos.

A continuación, los monitores fueron usados durante la grabación de varias guitarras acústicas. En este caso, la respuesta en graves no resultaba tan acentuada, aunque sí se echaba en falta un poco más de detalle en los medios agudos.

En comparación con las escuchas principales del estudio (Adam P22), los monitores SR-6 carecían de algo de definición, aunque hay que decir que las otras escuchas que se estaban usando cuentan con un tweeter de cinta, y cuestan casi diez veces más. Léase por tanto lo anterior a modo de comentario, y no como comparación directa.

En cuanto a la mezcla de Juanma Roldán, se trataba de un tema muy de su estilo, con cajón, palmas, pequeña percusión, guitarra flamenca y eléctrica, y varias voces y coros.

En el terreno de la mezcla, los monitores se desenvolvieron mejor. Ofrecían una perspectiva alternativa a las otras escuchas, que resultaba útil y acertada, tanto para obtener un nuevo punto de vista en cuanto a planos, como para disfrutar de una respuesta en frecuencia distinta para “des-adaptar” los oídos de los otros monitores.

Todavía se notaba un poco la acentuación de los medios-graves, pero en estas labores resulta más fácil 'contar con ello’, y los monitores se mostraban útiles, con un sweet spot amplio y una respuesta que no causaba fatiga auditiva.

Segundas impresiones
Para la grabación, personalmente me gusta contar con unos monitores muy crudos, que muestren las cosas tal y como son.

En este sentido, quizá los SR-6 no destaquen. Para mi gusto, les falta algo de definición, en especial a la hora de grabar instrumentos “naturales”.

Sin embargo, si se tiene en cuenta la trayectoria del fabricante, y el tipo de música con que los usuarios habituales de Gemini suelen trabajar, es muy posible que esa “carencia” no sea en absoluto reseñable si se está trabajando con instrumentos virtuales o en una música menos orgánica.

De hecho, es muy posible que el realce en graves mencionado sea muy de agradecer en estilos de música con un alto componente en la parte baja del espectro.

En cuanto al trabajo en mezcla, como siempre, es una cuestión de gustos personales. Hay quien prefiere una respuesta más redonda tipo hi-fi para mezclar, y otros que trabajan mejor con escuchas “más planas”.

Los SR-6 se sitúan en el terreno de las primeras, por lo que si ello entra dentro de tus preferencias personales, la propuesta de Gemini será un acierto.

Incluso si prefieres unas escuchas más crudas, los SR-6 se mostraron como unos valiosos aliados a la hora de ofrecer un punto de vista diferente durante la mezcla, por lo que como segundos monitores pueden resultar útiles.

Conclusiones
Poniéndolos pues, en perspectiva, quizás los SR-6 no sean tan adecuados si en tu estudio trabajas con música “tocada” o tienes que hacer frente a varios tipos de música distintos, pero en el caso de trabajar en producciones más “electrónicas”, la respuesta de los monitores puede ser muy de tu gusto.

En cuanto a la mezcla, los SR-6 ofrecen una perspectiva valiosa, tanto como segundos monitores, como si gustas de escuchas más “redondas”.

Se echa en falta un ajuste que permita matizar la respuesta en graves de los monitores ya que, teniendo en cuenta el público a quien va dirigido, es muy posible que sean situados junto a una pared, y los graves pueden dispararse.

En cualquier caso, se trata de unos monitores bien construidos, con un precio atractivo, y que deben ser tenidos en cuenta a la hora de preparar la lista con los monitores a chequear, en la búsqueda de las escuchas que mejor se adaptan a tu gusto.

  • Especificaciones
    Respuesta en frecuencia: 50Hz – 20kHz
    Altavoz de agudos: 1’’ Soft Dome
    Altavoz de graves: 6.5’’ Fibra de Vidrio de Aramida
    Potencia (Amplificador de Graves / Agudos): 65W / 25W (de pico)
    Relación Señal/Ruido(Graves / Agudos): 90dB / 82dB
    Frecuencia de cruce: 3.2kHz – 12dB/Octava
    Filtro sub-sónico: 45Hz
    Conexiones de entrada: XLR, TRS y RCA
    Peso: 8.2Kg
    Dimensiones (AnchoxProfundoxAlto):260 x 216 x 318mm

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec