Menu

Emes Pink TV Active. Mejorando lo presente

Siempre que halagamos la belleza de una dama citamos "mejorando lo presente" en clara muestra de respeto y como no, de que la realidad de lo presente esté muy por encima de lo comentado. Los EMES PINK han resultado una agradable sorpresa, situándolos desde mi punto de vista entre lo mejor de su sector: los monitores autoamplificados de campo cercano con woofer de cinco pulgadas, con lo que cada vez que tenga que comentar marcas más populares, no dejaré de comparar con los ahora presentes.

El EMES PINK fué completamente rediseñado, si bien el exterior es igual a la versión anterior, la respuesta ha sido corregida para resultar más plana y minimizar la distorsión. La razón de no reformar su aspecto viene dado por la gran respuesta del montaje posterior del tweeter lo que deja la posibilidad de moldear el frontal con forma de guía - ondas, manteniendo así un patrón polar muy uniforme. También ayuda al escamoteamiento de la tornillería.

Las aplicaciones del monitoraje cercano se han ampliado en los últimos años por el aumento de pequeños estudios, tanto de maquetación como de broadcast que utilizan un solo sistema de escucha, el cercano, pero con vocación de gran escucha con lo que se fuerza pequeñas cajas en busca de graves insondables. Los Emes no se han rendido tanto en esta dirección, buscando rendir lo más claramente posible el rango de frecuencias propio de altavoces de su tamaño.

Descripción
Tenemos un monitor biamplificado, con un crossover activo a 1500 Hz, en el agudo disponemos de la mejor parte, un soft dome tweeter de 25 milímetros con imán de neodimio, montado desde la trasera del frontal, donde se forma un guía de ondas bastante abierto (patrón polar de 100 grados circular). Para los graves disponemos de un altavoz de cinco pulgadas, montado sobre un chasis de aluminio y blindado magnéticamente, con el cono realizado en una mezcla de papel, kevlar, y fibra de vidrio, buscando principalmente la ligereza y rapidez de respuesta, lo que fuerza a utilizar suspensión de goma pura y una araña lo más libre posible.

El frontal no sólo ha sido moldeado a gusto en la zona de agudos, sino que a su vez se han fresado los bordes y se ha evitado el chasis del woofer, siempre mirando por la desaparición de los estacionarios de superficie o paynes. Con este mismo motivo el acabado superficial del frontal es rugoso y mate.

En los cantos se han dispuesto perfiles de goma que aseguren el agarre de superficie, tan necesario para obtener el máximo rendimiento a bajas frecuencias, también esto nos proporciona una seguridad extra a la hora de situar las cajas sobre el puente de la mesa.
El puerto reflex está bien sintonizado, mirando más por una claridad en bajas frecuencias, que por un punch aplastante pero mentiroso, mismo factor aprovechado para una rapidez de respuesta lo que produce un mejor solapamiento con la vía de agudos.

La electrónica está bien conseguida, destacando en primer lugar la alimentación por fuente conmutada, en este caso dentro de las llamadas "digitales", que poseen una respuesta muy rápida y ágil menor peso, pero quedando por considerar la realidad del uso de la ley de Omh con respecto al rendimiento musical de la amplificación.

El uso de etapas simétricas de igual potencia en ambas vías es una solución inteligente para minimizar el modo de rechazo común, situando la potencia de cada una de ellas en 80w musicales según los papeles, a mí me parecieron cerca de los 40 + 40 RMS, lo que es una cifra más que coherente en cajas de este tamaño.


Las posibilidades de corrección son realmente amplias, disponiendo de conmutadores combinados para el ajuste de la ganancia en16 pasos tanto en graves como agudos, cinco en cada uno de ellos con entada balanceada, más las correcciones en desbalanceado. La ecualización está centrada en la vía de graves con cinco posibilidades distintas, en una diferencia de intervalo de 10dB.

FUNCIONANDO

En tomas
Lo primero que se agradece es el poco cansancio durante horas seguidas de trabajo respondiendo bien a esfuerzos continuados, (donde la espalda del monitor se pone echando chispas, dado que es la superficie de refrigeración de los transistores finales, y dispersor de la fuente de alimentación), con claridad y musicalidad suficiente, encontrando un poco sorprendente la larga excursión del woofer en las tomas de bajo, que hasta llegan a asustar, aunque en ningún momento pareció estar "tocado".

En teclados, voces, y acústicas la sensación es de respuesta plana y fiel, quizá un poco sombría en armónicos asociados cercanos a los 10 KHz, lo que normalmente se deja de apreciar con la costumbre al uso de la misma escucha.

En la mezcla
La mezcla ha sido otro cantar puesto que es aquí donde los EMES dan el do de pecho. La imagen estéreo se mantiene dentro del horizonte y bastante enfasada, dándonos medios / graves potentes y definidos, los medios / agudos son naturales y podemos distraernos fácilmente de las frecuencias de cruce. Aquí las diferencias con modelos y marcas del mismo coste se dibujan claramente, excepto por la no tan lineal respuesta en velocidad del agudo, que siendo intachable, nos esconde ligeramente los solapamientos cercanos a 8KHz, que luego pagaremos si comprimimos excesivamente la mezcla general.

El cruce de frecuencias de corte está fantásticamente alineado, prueba que realicé empíricamente y a oreja, y siendo esto lo más crítico a la hora de afrontar un diseño no he de hacer más que felicitar al fabricante.

La corrección de ecualización en graves así como el cambio de ganancias no me ha llegado a convencer por completo, pero tras un par de días me sentí bastante cómodo, lo que puedo achacar a mis oídos acostumbrados a mis QUESTED, que de por sí son muy especiales en este terreno. Cuanto más forzaba el grave menos me gustó, produciéndose un pequeño monte a eso de 100 Hz, descompensando la mezcla a favor de bombos llenos y bajos un poco sobrecomprimidos. Si partimos de la posición neutra en graves -0dB´s- encontraremos claridad y mejor equilibrio, pero a nuestros clientes les parecerá "poco llena".

Como uso único en "home studios" encuentro esta caja exigente con su técnico, dado que aporta bastante más que muchas de sus competidoras, que parecen mejor pintadas y con más alerones, pero si tienes el oído suficiente encontraras nuevas sensaciones que te acercaran a esa magia llamada mezclar.

Conclusiones
Nos encontramos ante un producto despegado de la última moda pero con bastante más vocación y compromiso con la herramienta que es, nuestra primera relación con el contenido de nuestro trabajo, nuestro compañero durante muchas, a veces demasiadas horas. No estamos hablando de lo mejor en su tamaño, pero es muy posible que sí en su precio. Con este monitor puedes poner el pie en mundos de mezcla por encima de lo vulgar, pero no dudes en que te exigirá un mínimo de aprendizaje. El ver la personalidad de cada escucha es importante, a veces crucial, y hay mucha oferta, ¡mejorando lo presente!

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec