Logo

Monitores Monkey Banana Gibbon 5

  • Publicado en Monitores de estudio
  • Imprimir

Gibbon5 red pareja

Calidad superior en su segmento de precio. Buena imagen estéreo y escucha equilibrada. Sobre Monkey Banana. Es la marca que da nombre a esta gama de monitores de estudio. Toda la familia de productos está diseñada y fabricada en Alemania, antes de ser ensamblados en China. Según parece, sus fundadores estaban en su momento descontentos con el tipo de monitor que estaban utilizando y recibiendo a cambio de la inversión que realizaban para la escucha de sus proyectos. Momento en el que decidieron embarcarse en la aventura de diseñar y construir su propia línea de monitores.

Una idea que a muchos ingenieros les llamaría la atención, desarrollar tu propia línea de producto bajo las especificaciones técnicas que crees realmente idóneas. De esta manera, y con un enfoque inicial humilde, se empezaron a diseñar y construir monitores propios para cubrir sus necesidades según sus principios de calidad, realizando al tiempo encargos para amigos y colaboradores que admiraban los resultados conseguidos. Posteriormente en 2010, nace como marca en Europa: Monkey Banana.

Gibbon 5 traseraLos Gibbon 5 Fueron desarrollados específicamente para satisfacer las exigentes necesidades de home estudio, donde el espacio es limitado. Equipados con un tweeter de cúpula de seda con protección magnética y Woofer 5.25" de polipropileno,este monitor permite un excelente monitoraje preciso y sin fatiga. Woofer y tweeter son alimentados por una amplificador de clase A específicamente diseñado, que proporciona una mayor dinámica. En el panel trasero se encuentran las entradas (balanceadas XLR, 6,3mmm Jack y RCA balanceado) y tres controles para regular el volumen total, el ajuste de los agudos y de los graves.

¿A qué sectores va dirigido? La primera consideración va a ser su precio, 299 € la pareja. Aunque esta modesta inversión no debe hacer pensar que se trata de un producto exclusivo para home estudio ambicioso. Por los resultados de escuchas obtenidos, se puede pensar que los Gibbon pueden impactar a diversas “orejas”; más y menos entrenadas. Uno de los factores que captura de este equipo es su precisión. Ideales seguramente para escuchas en pequeños espacios, tomas de grabación, edición y mezcla en post-producción. Se trata de un producto con una llamativa relación calidad precio, capaz de ser comparado incluso con monitores de mayor potencia y tamaño de woofer.

La elección. Aunque se supone que los monitores de estudio deberían tener una respuesta plana y debería ser una especie de producto “neutral”, lo cierto es que cada fabricante y desarrollo tiene sus propias peculiaridades. Del mismo modo que cada técnico se sentirá más cómodo con un tipo de escucha u otra, en función al trabajo a abordar o sus propias preferencias. Lo normal es estar algo indeciso ante nuevos productos que rompen los moldes de otros conceptos en empresas de audio profesional en estudio de grabación. Indecisos ante la variedad del mercado y su amplia oferta. Tal vez la mejor manera de asentar la idea firme de que los Gibbon 5 pueden ser una excelente opción en esta gama de precio, es escuchar su rendimiento, la llamativa imagen estéreo que procuran y la mencionada precisión auditiva. Prometen ser una de las opciones interesantes del mercado en producto de menos de 300 € por conseguir escuchas fiables, ajustadas y equilibradas. Os invitamos a que los pongáis a prueba y juzguéis por vosotros mismos.

Revista ISP Música ®