Menu

RV15 y RV10. Propuestas de Red 5 Audio: gran diafragma.

Establecido en el 2002, el fabricante Escocés Red 5 Audio comenzó su andadura realizando una curiosa apuesta inicial: sus productos sólo estaban disponibles a través de su página web. Esta drástica reducción de intermediarios les permitía reducir costes y ofrecer así productos de calidad a precios inferiores a los habituales. Para evitar el escepticismo inicial de los consumidores ante productos que no podían ser probados en una tienda física, Red 5 Audio ofrecía un periodo de 14 días para probarlos, y si no se estaba satisfecho, se podía devolver el artículo sin dar más explicaciones. Esta iniciativa debió dar sus frutos, ya que poco tiempo después se abría una nueva sede en Florida para abastecer al mercado Americano. Posteriormente, también comenzarían a distribuir sus productos a través de tiendas físicas, pero manteniendo siempre la oferta online (incluidos los 14 días de prueba).

La especialidad de este fabricante son los micrófonos de estudio, y hasta ISP han llegado dos de sus propuestas más fuertes: el RV15 y el RV10.

Ambos micros son similares, e incluso emplean la misma cápsula, pero la gran diferencia estriba en que el primero cuenta en su circuitería de preamplificación con un elemento de vacío, mientras que en el segundo todos los componentes son de estado sólido. Es decir, el primero “es de válvulas” y el segundo no.

RV15: el valvulero
Para ganarse este apodo, el micro incorpora una válvula tipo 12AX7 en la etapa que se encarga de amplificar la señal proveniente del diafragma, algo que para muchos es parte del secreto para obtener un sonido más cálido y con más cuerpo.

El transductor es de gradiente de presión, por lo que la cápsula incorpora dos diafragmas de una pulgada de diámetro. El material con que se construyen es mylar de tres micras de grosor, y el fabricante destaca que el componente que permite polarizarlos (oro) ha sido depositado en ellos mediante vaporización, técnica que, en principio, reporta resultados más sólidos.

Pese a que los dos diafragmas enfrentados hubieran podido ofrecer varios patrones de captación, el fabricante apostó por un diseño minimalista, y el único patrón disponible es cardioide. En la misma línea, tampoco hay pad de atenuación ni filtro paso alto.

El aspecto exterior es por tanto sencillo, sin ningún control que rompa la robusta carcasa de metal. La sensación general es de solidez.

La fuente de alimentación externa no es excesivamente grande, y dispone de dos conectores. El primero es de siete pines y permite alimentar el micrófono y recibir su señal; el segundo es un XLR estándar, para conectar el micro a un previo.

En el maletín de aluminio en el que se transporta el micro y la fuente también se incluye el mencionado cable de siete pines, un soporte antivibración, filtro antiviento, dos gomas de repuesto para el soporte, llaves para el cierre y una herramienta para abrir el micrófono en caso de que haya que cambiar la válvula o repararlo.

En cuanto a las especificaciones técnicas, la respuesta en frecuencia es de 20-20kHz (no se detallan rangos ni ninguna gráfica), con una sensibilidad de -34dB (+/-2dB, siendo 0dB=1V/Pa a 1kHz), un ruido propio de 15dBA y un nivel máximo de presión sonora de 128dB (a 1kHz, con una THD del 1%).

En resumen, un paquete de calidad bien completo, especialmente teniendo en cuenta el precio del micrófono.

RV10: el hermano versátil
Como se indicaba anteriormente, los dos micros emplean la misma cápsula. Sin embargo, en el caso del RV10, la etapa de amplificación se hace con elementos de estado sólido, y en la circuitería restante sí que se han añadido varias opciones para configurar el micro:

Hay tres patrones polares distintos (cardioide, figura de ocho y omnidireccional), seleccionables a través de un control situado en el cuerpo del micro, donde también se encuentran los interruptores para activar el pad de atenuación de 10 dB y un filtro paso alto.

La carcasa metálica es similar en construcción a la del RV15, con una forma ligeramente distinta y algo más pequeña, pero con la misma sensación de solidez y calidad.

En el maletín (también de aluminio) de este micro se incluyen los mismos elementos que en el micro anterior, a excepción de la fuente de alimentación externa y el cable especial de siete pines, ya que el micro emplea phantom de 48v.

Las características técnicas son similares, con la misma respuesta en frecuencia sin detalles, pero con sensibilidades de -31dB/-33dB y -34dB, ruido propio de 14dBA y un nivel máximo de presión sonora de 135dB (145dB con el pad activado).

En acción
Pese a que las aplicaciones en que estos micros pueden ser usados son muchas y muy variadas, en esta ocasión se ha querido prestar especial atención a la grabación de voces.

Este es un proceso delicado en el que se suele elegir con sumo cuidado el equipo que se va a emplear, especialmente la pareja formada por el micro y el preamplificador.

Por ello, para completar la oferta de los dos micros de Red 5 Audio, en otro artículo de este mismo número de ISP se analiza el Channel One, un canal de voz del fabricante SPL que ha compartido banco de pruebas con los micros.

En cuanto a estos dos últimos, ambos han destacado positivamente, cada uno en campos distintos.

El RV15 ofrece una respuesta suave y con cuerpo agradable al oído. Los agudos son suaves, sin perder brillo en lo alto, lo que confiere cierto “aire alrededor”.

Este micro resultó, por tanto, ideal para la toma de la voz y de la guitarra acústica en algunos temas tranquilos, en los que se quería dar cierta sensación de intimidad, con los instrumentos muy cercanos y una mezcla despejada.

También lo veo funcionando perfectamente con otros instrumentos acústicos, coros, o como micro de sala para una batería, por ejemplo.

Sin embargo, estas mismas características de cuerpo y calidez lo hacían menos adecuado para la grabación de la voz en algunos cortes con más instrumentos, donde se requería una voz más fuerte que destacase más en la mezcla.

En este campo fue donde el RV10 mostró su poderío, ya que presenta una respuesta algo más “dura”. Tiene ligeramente menos cuerpo que el RV15, con unos buenos medios-agudos que permitieron que la voz cortase más en la mezcla sin necesidad de mucha EQ.

Si se añade el pad y los tres patrones polares a la ecuación, el resultado es que este micro es más versátil que su hermano, ya que también puede usarse para amplis de guitarra, bajo, fuera del bombo, como OH en la batería, etc.

Las muestras de audio
Como se indicaba anteriormente, las pruebas de los micros coincidieron con las del Channel One. A la hora de preparar las muestras de audio se decidió escoger un pasaje muy tranquilo, en el que la voz sugería delicadeza e intimidad.

La idea, por tanto, era lograr una voz en primerísimo plano que acentuara esa intimidad, para lo cual se aprovechó el efecto de proximidad de los micros y el procesado del canal de voz.

En la web (www.ispmusica.com) están disponibles las seis muestras, todas ellas tomadas a la misma distancia del micro y empleando dos previos distintos (Channel One y otro adicional).

Han sido alineadas a cero para poder ser importadas en cualquier DAW, y la base musical (Libens_Base_Musical.mp3) se entrega por separado para poder variar su nivel o enmudecerla.

Las dos primeras muestras de voz se tomaron a través de los previos de una conocida interfaz de audio. Son los archivos Interfaz_RV15.mp3 e Interfaz_RV10.mp3, y se han incluido para escuchar la respuesta de ambos micros en una interfaz estándar.

En ellos se aprecia la diferencia entre los dos micros, pareciendo el RV15 algo más relajado que su hermano.

Los dos siguientes (CH1_RV15.mp3 y CH1_RV10.mp3) se realizaron a través del canal de voz Channel One, sin usar ningún tipo de procesado del equipo.

Permiten evaluar el comportamiento de los micros a través de la etapa de amplificación del Channel One, y en ellas se aprecia la diferencia de comportamiento de ambos micros ante un previo de válvulas.

Por último, los archivos Proc_CH1_RV15.mp3 y Proc_CH1_RV10.mp3 ofrecen el resultado final, en el cual se usaron los módulos de De-Esser, Compresión y EQ del Channel One.

De nuevo, las diferencias salen a relucir, ya que para llegar al resultado deseado hubo que procesar las señales de distinta forma (los detalles sobre este procesamiento se encuentran en otro artículo sobre este equipo).

Nota: Las muestras vocales no han sido procesadas de ninguna forma (a excepción de las dos últimas), para que las diferencias entre ellas obedezcan únicamente al equipo empleado.

Conclusiones
Los dos micros ofrecen muy buena calidad, en un rango de precios en el que, generalmente, antes o después se detecta algún recorte para mantener la competitividad.

No es este el caso de Red 5 Audio, pues tanto los micros como los accesorios son de muy buena calidad y acabado, mostrándose sólidos y robustos.

En cuanto al sonido, tal y como se ha comentado anteriormente, ambos micros han destacado de manera positiva, cada uno en distintos terrenos.

El RV15 proporciona un color agradable, que aporta cuerpo a voces e instrumentos acústicos, y muestra unos agudos ricos y suaves. Si se está buscando ese sonido valvulero y no se dispone de un gran presupuesto, ésta puede ser una muy buena elección.

Sin embargo, este mismo carácter hace que el micro pueda no ser el más adecuado en otras situaciones. Además, el SPL es algo bajo, y la falta de pad de atenuación y distintos patrones limitan la versatilidad del micro.

Y éste es el campo en el que destaca el RV10. Presenta menos carácter que su hermano mayor, pero ofrece más posibilidades a la hora de adaptar el micro a distintas situaciones, y precisamente esa falta de carácter en el sonido le hace ganar en versatilidad.

En resumen, el RV15 parece adecuado para usuarios que ya disponen de otros micros de gran diafragma y buscan ampliar su paleta de colores, y el RV10 se presenta como un micro más versátil que puede ser más adecuado como un “primer micro” todo terreno.

Nota: Las muestras de audio han sido cedidas por el grupo Libens, al cual quiero agradecer su colaboración y desearle la mejor de las suertes en su proyecto musical.

Especificaciones Técnicas RV15

  • Transductor Condensador. Gradiente de presión
  • Diagrama polar Cardioide
  • Respuesta en frecuencia 20Hz-20kHz
  • Sensibilidad -34dB +/-2dB (0dB=1V/Pa a 1kHz)
  • Impedancia de salida 200Ohm +/-30% (a 1 kHz)
  • Ruido propio 15dBA (IEC 268-5)
  • SPL máximo 128dB (a 1kHz, THD<1%)
  • Relación señal a ruido 79dB
  • Dimensiones (DiámetroXAltura) 55x201 mm
  • Peso 655g

    Especificaciones Técnicas RV10

  • Transductor Condensador. Gradiente de presión.
  • Diagrama polar Cardioide, Figura de 8 y Omnidireccional
  • Respuesta en frecuencia 20Hz-20kHz
  • Sensibilidad -31dB/-33dB/-34dB (+/- 2dB, 0dB=1V/Pa a 1kHz)
  • Impedancia de salida 250Ohm +/-30% (a 1 kHz)
  • Ruido propio 14dBA
  • SPL máximo 135dB (a 1kHz, THD<1%), 145dB con Pad
  • Alimentación Phantom 48v
  • Peso 590g

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec