Menu

AKG D3800, C5900, C1000, C4000

AKG dispone de una interesantísima colección de micros que cubren el campo medio de uso en casi todos los entornos, configurando una oferta de material europeo de buena calidad y más que contrastadas garantías. AKG D3800. El D3800 es la evolución del clásico D330 de los 80, que en los 90 recibió una cápsula en neodimio y pasó a ser la cumbre en micros dinámicos de la casa, enarbolando la serie "tripower" y tomando ese curioso perfil triangular, el cual, ligeramente redondeado y recubierto con una capa anti-choque en goma, nos ha llegado hasta hoy. También el sistema de suspensión de la cápsula y el soporte de la misma recibieron reformas a primeros de esta década, en parte para poder adaptarla a la gama inalámbrica y en parte como mejora de diseño técnico. Se acompaña de estuche rígido y pinza.

Características
Micrófono dinámico de patrón supercardioide con cuerpo magnético en neodimio y membrana de grosor progresivo Varimotion, montada a su vez en un sistema de módulos intercambiables, lo que hace más rápida su manipulación en el caso de reparación o sustitución de la cápsula. La membrana de la cápsula de grosor variable es la gran diferencia con modelos anteriores al lograr en su diseño la resonancia buscada, evitando de esta manera estacionarios de superficie y favoreciendo una respuesta bastante plana. La respuesta va de 50 hz a 20 Khz y la sensibilidad de 2,25mV/PA a 1 Khz.

En uso
Sí, he de reconocerlo, AKG en sus micros dinámicos no fue nunca santo de mi devoción, exceptuando el maravilloso D112. Sin embargo, el esfuerzo y la evolución de este modelo, con muchos años de experiencia, han convertido esta prueba en un experimento agradable en el que han desaparecido la mayoría de los grandes defectos de sus antecesores. Por ello, se vislumbra un sólido futuro para el 3800, con mucha más ganancia antes de acople en directo y una sensibilidad muy dulce en tonos medio altos, consecuencia posible del pico que a 4500 vemos en la curva de respuesta, lo que también exige cuidado a la hora de monitorear en directo si las trompetas de los monitores son de directividad constante que favorecen justo ese rango de frecuencias y que pueden traernos por la calle de la amargura. Su uso para broadcast es más que aconsejable, con un color lleno y muy claro en todo el espectro de la palabra, lo que lo hace perfecto para reportaje.

AKG C5900
El C5900 es la opción de mano en condensador que nos ofrece la marca. Dispone de la cápsula montada en suspensión y con el mismo sistema de módulos del 3800, con lo que podremos intercambiar las carcasas y el preamplificador que hay en ellas con carcasas inalámbricas o repararlas y sustituirlas con tremenda rapidez y sin herramientas. Por su parte, el acabado es muy similar al resto de la serie, con lo que las diferencias residen en las prestaciones y carácter del micro y en el gran incremento de sensibilidad que nos da su cápsula. Se acompaña de estuche rígido y pinza.

Características
El C5900 es un micrófono de condensador con alimentación phanton de 9 a 52 voltios, con patrón polar hipercardioide y una respuesta de frecuencias de 20hz a 20Khz, completando, por tanto, el registro completo del oído humano. Dispone de un pasa altos a 150hz de 6 dB de caída por octava y 12 dB a los 100hz, una sensibilidad de 6 mV/PA y resistencia de casi 140 dB con un 1% de distorsión. Contamos también con un atenuador de 0 ó + 6dB para ajustar la sensibilidad del mismo.

En uso
El C5900 es un micro completísimo dado el precio que pagamos por él, con una gran sensación de solidez y buen acabado, y he de decir que ha mejorado bastante en el popeo característico del modelo de los 90 con el uso a corta distancia. Su alta sensibilidad nos será muy útil cuando nos encontremos con cantantes con bajo nivel de emisión y el sonido en usos de reportaje es de alta calidad. En su contra hay que hacer notar una relativa falta de maleabilidad en su uso en directo, con lo que tendremos que ser delicados con el eq de la mesa para obtener resultados sin sustos, dado que al forzar ciertas frecuencias perdemos algo de cuerpo y presencia, pero no por ello dejamos de encontrarnos ante un equipo de alta calidad. Yo siempre he sido fan del C535 eb de la marca, que comparte algunos de sus defectos y suma otras características propias como mayor delicadeza y mayor efecto de cercanía, pero a mi modo de oír, un micrófono más fiel y preciosista.

AKG C1000
El C1000 comparte cápsula con el 5900 pero con grandísimas diferencias de uso, posibilidades y diseño. Es un concepto totalmente distinto y con unas curiosas soluciones que hacen de esta unidad la auténtica "llave inglesa" del mercado, dado que siendo un micrófono de condensador acepta tanto alimentación a pilas como fantasma. Con sólo cambiar de cobertura de la cápsula variamos el patrón polar y cubrimos así una amplísima gama de aplicaciones. Un cobertor extra soluciona los problemas de uso vocal por efecto de cercanía y un led se encarga del estado de baterías que se complementa con el interruptor de funcionamiento. Se acompaña de estuche rígido cobertores de patrón polar y cercanía y pinza.

Características
El C1000 es un micrófono de condensador de patrón intercambiable, con respuesta de frecuencias de 50hz a 20Khz, con una sensibilidad de 6 mV/PA y un máximo de presión a 1% de distorsión de 137 dB, complementadas por las prestaciones antes descritas.

En uso
Trabajar con el C1000 se hace casi siempre fácil y rápido, pudiendo ser una herramienta completa en casi todas las aplicaciones, tanto en su uso en broadcast como en directo o estudio. El hecho de que nos pueda servir no significa que sea el ideal. Sin embargo, hay que dejar dicho que el uso en directo de este micro en su posición cardioide se acerca a los buenos o específicos tomando platos y cajas, logra un gran resultado en guitarra española y correcto en acústicas, todo ello con resultados parecidos en estudio, sin olvidar la posibilidad de sacarnos de un apuro con las voces, donde se comporta claramente mejor en el estudio, ya que podemos obviar el cobertor de cercanía. En resumen, es un aparato para quien necesite una cobertura de frentes distintos y a su vez una buena calidad media.

AKG C4000
El C4000b aparece después del renombrado SOLIDTUBE como opción sin válvula y heredando parte de la investigación llevada acabo con su hermano mayor, consiguiéndose uno de los mejores resultados con los que me he encontrado en mi carrera, un micrófono de grandes posibilidades y premiado constantemente desde el día de su fabricación. La posibilidad de tres patrones distintos, un atenuador de 10 dBs, un paso alto a 100hz de 12 dBs y la respuesta de más bajo ruido de la marca y una de las más bajas del mercado, convierten al C4000 en la opción ideal para el estudio medio. Se acompaña de estuche rígido, araña y antiviento.

Características
El C4000 es un micrófono de condensador de membrana de una pulgada cubierta en oro, con 19 dBs de ruido equivalente, con patrones polares cardioide, hipercardioide y omnidireccional, sensibilidad de 25mV/PA y una resistencia máxima antes de distorsión de 1% de 155 dBs con el atenuador conectado.

En uso
Como micro de estudio nos encontramos con una maravilla de la técnica, especialmente si pensamos en su precio y sus posibilidades, aparte del fabuloso rango dinámico. Con las voces no llega a la dulzura del SOLIDTUBE y menos del C12, pero la presencia es fantástica y muy sincera, quizá un poco dura sobre todo en el ataque de las "pes" y "bes", de primerísima con acústicas y vientos e inmejorable como ambientes de batería.

El precio me parecería muy favorable sino fuese por las opciones que actualmente nos ofrece el mercado.

 

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec