Menu

Heil Sound: PR22 – PR35 y PR40.

Turno de prueba ahora para tres modelos de micrófono firmados por la americana Heil Sound Ltd. En los tres casos, el principio de funcionamiento es dinámico; ya saben, de bobina móvil, lo que quiere decir que no precisan de ningún tipo de alimentación eléctrica externa. Pese a dicho principio de funcionamiento, el comportamiento (la respuesta aportada) de estos tres micros, es cercano al provisto por micrófonos capacitivos, sobre todo en los casos del PR35 y más aún en el del PR40. Igualmente, estas tres concepciones de HEIL soportan envites de alta presión acústica (gran SPL), lo que les convierte en idóneos para un gran rango de aplicaciones. COEL S.L.
La importación y distribución oficial de los micros HEIL en este país corre a cago de la empresa Vizcaína, ubicada en el barrio Elizalde, Consultores Electroacústicos S.L. a quien ya, de paso, agradezco la atención que presentaron en su día a mis consultas.

Corriendo el año 1998, COEL S.L. da comienzo a sus actividades relacionadas con el ámbito del audio profesional y la consultoría electroacústica. Actualmente, además de los productos de HEIL SOUND, son distribuidores de una selecta gama de firmas cien por cien vanguardistas, orientadas principalmente a los campos de las instalaciones electroacústicas y estudios de radio y TV. Un par de ejemplos bien clarividentes de lo que estoy afirmando es la distribución de cosas, tan sofisticadas, como puedan ser las fabricadas por LECTROSONIC o CLOCKAUDIO. Expresado todo esto de modo entendible, el tema de COEL se pasa de serio.

Un PR22
Este es un micrófono concebido, en principio, para uso vocal y para este fin cuenta con un bajo ruido de manipulación, algo que ciertamente verifiqué durante la prueba del mismo. Rigurosamente hablando, HEIL lo presenta como: micrófono vocal con bajo ruido de manipulación (Low handling noise vocal microphomes). Se entiende así, que ha sido pensado para su utilización manual por vocalistas o locutores en directo, aunque su utilización en grabación también puede resultar óptima.

Debido al alto nivel de presión acústica que puede llegar a soportar sin inmutación (sin sobrecargarse), y añadido a ello su calidad de captación y nivel de articulación, el PR22 es también muy recomendable para la captación de la caja en un kit de batería y, como ya sabrán, se puede aplicar otro debajo (este último en contrafase) para la toma de su bordonera, o bien tener mejor control en la posible coloración y/o definición de la caja en cuestión. Igualmente, resulta indicado para la captación de instrumentos de viento, guitarra y piano.

El PR22 viene presentado en una bolsa de transporte con asa, en la cual también se incluye una pinza microfónica, un par de cabezas intercambiables (una plateada y otra dorada, aparte de la negra que viene en el montada) y una funda paravientos de foam.

El PR 35
Algo un poco más especial es el caso del modelo PR35. Este micrófono viene a tener la misma posible utilización que el anterior caso del PR22, aunque salvando un tanto las distancias; ya que, principalmente, por un lado su respuesta en frecuencia es más amplia, y por otro, incluye el montaje de una segunda bobina canceladora de ruidos inducidos (hum bucking coils), que lo habilita, por ejemplo, para ser utilizado cerca de monitores de vídeo sin que el campo magnético generado por los mismos le afecte o induzca ruidos por interferencia de campo electromagnético (EMF) que puedan invadir su entorno de utilización. Ya sólo por esto último, su uso en presencia de material electrónico cercano, como es el caso normal de estudios de radio y TV, resulta de lo más recomendable.

Su sensibilidad también es algo mayor que la del PR22 y, al igual que aquel, también contempla un gran rango dinámico. En su cuerpo encontramos un conmutador triposicional con el que podemos habilitar la red de filtraje que incorpora (filtro corta bajos), algo siempre de agradecer. En su posición inicial la respuesta frecuencial del PR35 permanece inalterada (plana), mientras que en las dos siguientes habilitaremos atenuaciones de bajos en incrementos de unos -3 dB cada una.

Una caja de transporte (mini maletín) de aluminio, en la que se incluye una pinza de muy buena calidad es el contenedor ideal en el que HEIL presenta este micro.

Excelso PR40
Este micrófono que me resta por comentar no tiene que ver gran cosa con los anteriores. Ya de mano, resulta ser un micro todo rango con una captación ultra extendida en la parte más baja del espectro audible, y es que el PR40 posee la habilidad de captar frecuencias o tonos a partir de unos 28 Hz; algo verdaderamente poco usual para un micrófono dinámico. Por otro lado, este no es un micro de mano y, además, estamos ante un micrófono de los denominados como gran diafragma.

La verdadera especialización del PR40 está definida, por lo comentado, como micrófono para la captación del bombo y, en general, instrumentos cuyo rango se extienda a bajos profundos. Su cuerpo está fabricado en cinc, posee doble apantallamiento acústico para evitar pop´s, y su diafragma está fabricado en aluminio.

Debido a su concepción o construcción, la cápsula fonocaptora del PR40 posee un campo magnético diez veces más intenso que el de un micro dinámico tradicional. Al igual que en el caso del PR35, una segunda bobina canceladora de ruido por campo electromagnético inducido también está presente en la capsula de este micrófono.

Les aseguro que esta concepción de HEIL SOUND es algo sublime, algo que, si a uno se le presenta la ocasión, debiera, al menos, probar. Yo diría que este PR40 eleva el listón de los micros dinámicos, ideados principalmente para la función primordial comentada, a una nueva cota. Al poseer tan amplia respuesta en frecuencia y, por supuesto, gran margen dinámico, encontramos además que, de los tres micros bajo prueba, es, como cabe suponer, el más polivalente de todos.

HEIL presenta el PR40 en una caja (cofre) de aluminio en la que además se incluye un soporte ajustable SM-3 (muy profesional), en lugar de una pinza como en los casos anteriores.

Con cierto pesar
Con buena pena, tengo ya que pensar en reembalar y proceder a la devolución de mis nuevos tres amiguitos natos en Illinois Chicago (allí los ingenia y produce HEIL SOUND).

Probados con mi propia voz, y a su vez registrada en digital utilizando mi EDIROL UA 25 (en 48/32, aunque la frecuencia de muestreo y resolución sean un poco exageradas para una toma de voz), y posteriormente reproducida para cerciorarme de la no influencia de mi propia interferencia auditiva (ya que cuando alguien habla o canta se encuentra en un estado natural de emisión/recepción, y en consecuencia lo que está escuchado en realidad es una mezcla de su propia voz por vía aérea + interna + ósea, añadiendo en su caso la aérea y también ósea del sistema de amplificación o cascos. Acabo de contaros por qué resulta inconveniente, lo creáis o no, que uno auto-ecualice o auto-ajuste su propia voz, te puede parecer una cosa cuando en realidad es otra). Observo que el PR22 y el PR35 tienen un comportamiento muy digno, en ambos la claridad (y en consecuencia la inteligibilidad) del mensaje resultó ser bien evidente; si bien gana por puntos el PR35, ya que éste, además, aporta un cuerpo a la voz extraordinario, tanto es así que, a mi parecer, a este micro utilizado en escena por un/a cantante sería casi obligado activarle, cuando menos, el primer corte de graves (-3dB); mientras que para locutores y/o presentadores iría de maravilla, debido a que hacen uso habitual de tal efecto para sus voces. Estos deberían probarlo, porque verdaderamente llama la atención. En contraste con el PR 22, el nivel de salida del PR35 se percibe como rápidamente superior.

En cuanto al PR40, también en principio lo probé del mismo modo que los anteriores y funcionaba perfectamente bien. Por su extensión, o la más amplia respuesta en frecuencia de los tres, se me antoja como el más plurivalente de la comparativa, lo que lo convierte en especialmente válido como opción en estudios de grabación. Como cabe esperar, por su concepción como micro, sobre todo para bombo, su comportamiento resultó idóneo en la captación del ampli del bajo, que fue finalmente la prueba de fuego a la que lo sometí. En consecuencia, resulta ser altísimamente recomendable en esta labor; y claro, en captación de bombos, timbal base, contrabajos, y en líneas generales instrumentos con registros graves, me da la impresión de que no muchos micros están a su nivel.

Ya para finalizar, comentar que durante el transcurso de todas las pruebas que llevé a cabo con estos tres magníficos, como cabe esperar, prudentemente no utilicé nada de ecualización ni artilugio alguno, para así procurar preservar la máxima realidad que me fuese posible. Incluso la escucha la llevé a cabo principalmente por auriculares conectados directamente a la EDIROL (mis AKG gran diafragma) para omitir y/o discernir la influencia de la sala de escucha (más bien cutre, también os lo digo). De no proceder así, todas las percepciones comentadas quedarían automáticamente invalidadas.

Pese al tiempo que invertí en el testeo (quería tener las cosas lo más claras posible y comentaros todo esto con la mayor propiedad que fuese capaz) de estos micrófonos, creo sinceramente que la ocasión lo merecía. Tenemos, pues, la fortuna, en esta ocasión, de contar con la gente de COEL. Hasta una nueva amigos.

 

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec