Menu

¿Te auto grabas?. Guía de supervivencia.

El ordenador se ha ido convirtiendo en una herramienta imprescindible para la mayoría de la población… ¿Guitarristas, bajistas, baterías, teclistas, cantantes? ¿Quién no tiene a estas alturas las redes sociales metidas en los sesos, o se apoya en el equipo informático para decenas de tareas? Pues bien, parece lógico pensar que cualquier músico que se va dando cuenta de que en su terreno (música, grabación, producción) también existen grandes herramientas de apoyo, se vaya interesando por auto-grabarse y auto-producir sus ¿maquetas? Desde este momento empieza una ardua tarea para aprender a manejar todo el conjunto de “bichos” informáticos que se ponen a nuestro alcance. Es una gran ayuda aunque a veces se convierta en una molestia para el músico, pues debe dedicar mucho tiempo a perfeccionar sus grabaciones. En ocasiones disgusta pasar más tiempo con estos temas que tocando. Para echar una mano a todos los que queréis iniciaros en la aventura, para los que ya os habéis adentrado y para los más exigentes, iniciamos este artículo de ayuda, que proseguirá en mayo con un artículo de Roger Montejano, elevando el nivel de forma progresiva. La intención es que nadie se nos quede perdido y, al tiempo, ofrecer la chicha suficiente para los que necesitáis ya empezar a hilar más fino.

Comenzamos en modo “light” e iremos aumentando las dosis de información técnica progresivamente. Para todos los públicos, comenzamos.

¿Qué tengo a mi disposición?
Tal vez contar a estas alturas lo que tenéis a las puertas de vuestro ordenador, en el terreno musical, es algo obvio. No obstante y siguiendo la promesa de que estos capítulos sirvan incluso para los que os acabáis de comprar un ordenador y os parece un 'bicho raro’, comenzamos desde el principio.

En estos momentos vamos a encontrar dos ventajas fundamentales: la primera es el conjunto bárbaro de herramientas para grabar nuestros temas, solos, ayudados de decenas de músicos, equipos, técnicos e ingenieros de sonido que vía software estarán en nuestra “casa” trabajando con nosotros. La segunda, la disminución progresiva de los precios.

El colectivo que trabaja para ti
Este primer punto, descrito como ventaja. Las actuales librerías (que nada tienen que ver con las de antaño) están desarrolladas por grandes equipos. Por ejemplo, para confeccionar una librería de órganos vintage de calidad, se reúnen varios ingenieros de sonido, equipo de grabación de importes espeluznantes, micros de pata negra, instrumentos valorados en millones de euros y generalmente se suma uno o varios “musicazos” que hacen loops y Groves para el usuario. Esto quiere decir que cuando abres la librería para utilizar esos sonidos de Hammond, órgano etc. abres el curro de toda esta peña que, digamos, colabora estrechamente en la grabación de tu trabajo, sumando sus esfuerzos a tus pistas. El resultado, adaptando las librerías a tu entorno con un poco de esfuerzo y cuidado, es maravilloso.

Además de las librerías, dispones de bestiales paquetes de software DAW. Es decir, la unidad central de tu estudio. Si estás mínimamente familiarizado, aunque sea de lejos, ya sabes de qué hablamos: Cubase, Sonar, Pro Tools, Logic etc. Una enorme cantidad de personas trabajan en el desarrollo de todas estas herramientas que, finalmente, aportarán la guinda final a tus trabajos.

El precio que baja
El mundo del “home Studio”, para el que ya he encontrado traducción satisfactoria (al menos para mí), “estudios personales”, ha ido creciendo a pasos agigantados. Como en todo, cuando hay más demanda, se fabrica en mayor medida, se optimizan los costes y llega el producto más potente, incluso a precios más bajos. Hace tiempo comprar una castaña de tarjeta (interface) de audio, costaba una pasta. Ahora tienes unidades básicas por USB o Firewire a precios “ridículos” y perfectamente utilizables. En resumen, es más fácil y barato montar tu estudio personal.

Recapitulando
En el próximo capítulo y de la mano de Roger Montejano, colaborador de ISP Música a quienes muchos de vosotros seguís desde hace tiempo por la facilidad con la que expone cosas que suelen atascarse, abordaremos aspectos más técnicos, muy útiles para quienes ya vais profundizando y os buscáis la vida “solos” en el estudio: Estructura de ganancia, niveles de entrada, compresión, uso de play lists y marcadores, loop recording, tiempos de pre-roll, tomas composite, multing, uso de buses etc.

Entre tanto, hagamos un repaso rápido a los elementos esenciales.

Guía en formato pardillo
- Para evitar problemas y mal funcionamiento debes disponer de un ordenador medianamente moderno. Esto no quiere decir que tenga que ser lo más puntero, pero sí evitar un cascajo del año 2003.
- Importante comprobar la velocidad del procesador, que el ordenador (si es win) esté formateado hace no demasiado tiempo y “limpito”, si es mac diría que mejor, pero va en gustos y bolsillos. Comprobar tener RAM suficiente (en ambos casos). Nuestro trabajo musical tirará en muchas ocasiones de la RAM. Un ordenador rápido con poca RAM también te dará problemas y atascos.
- Interfaces. Dispones de infinidad de interfaces, elementos que hacen de nexo entre tus instrumentos, micros etc. y el ordenador. Los interfaces actuales (todos) disponen de conexiones de audio y MIDI. Nos adentraremos en interfaces en otro momento. Lo importante es resaltar que debes olvidarte de la tarjeta de serie (seguramente SoundBlaster o similar) de tu equipo, y meter un interfaz USB o Firewire específicamente concebido para esto. Aunque sea de 30 euros, que los hay.
- Software. Ahora debes hacerte con un software DAW, central que te servirá de unidad multipistas virtual. A través de él captarás, mezclarás y procesarás tus pistas MIDI, instrumentos virtuales y pistas de audio. ¿Pro Tools, Cubase, Nuendo, Sonar, Adobbe audition? Otros… Puedes echar un vistazo a los bancos de pruebas realizados en ISP y al foro ISP en el que los usuarios debaten sobre sus preferencias entre unos soft y otros.
- Desaconsejamos por muchas razones el uso de software pirata.
Es negativo para todos los usuarios, puesto que si las empresas que desarrollan no tienen interés por generar producto, nos estancaremos. Además, suelen dar cantidad de problemas en el ordenador (trabajos que se pierden, bloqueos, rarezas del software que nadie sabe explicar , sustos, etc.)

- Unos monitores de referencia (activos, es decir autoamplificados) conectados a tu ordenador. Tienes elementos muy básicos, de compañías económicas que te ofrecen parejas de monitores (de calidad baja, pero suficiente para empezar) que te servirán de referencia mucho mejor que un equipo hi-fi o unos 'baflecillos’ cutres de ordenador.

Con estos elementos puedes comenzar a disfrutar, porque la aventura es larga. Larga en el sentido de que podrás aprender, exprimiendo posibilidades de forma permanente y al mismo tiempo ampliar tu equipo. Es como un hobby que procura mono, mejorar tus monitores, un interfaz con mejores previos, mejores efectos, un software más potente, un bajo, updatear tus micros, una librería que te mueres de baterías etc.

Pero, obviamente, puedes añadir diversos elementos de ayuda.

- Muy importantes son las librerías sampler. Antes discos que disparaban muestras de audio, grabada de forma estática y fija, ahora instrumentos virtuales muy complejos (no de usar, sino en posibilidades), que nos permiten flexibilidad total con las muestras, colaborar con otros músicos y meter desde acústicas reales, hasta baterías, coros y un sinfín de pistas de audio, en nuestros temas, con calidad absoluta. Las mejoras en este campo han sido la facilidad de uso, el abaratamiento del producto (en muchos casos) y sobre todo, la flexibilidad para mover el tempo, afinación e incluso cifrado o notas que deseamos emitir en cada momento, sin tener que acogernos a un loop de audio cerrado.

Una vez aprendas a manejar los apartados básicos de grabación del software que elijas (cubase, logic, Pro Tools, etc.) tendrás que empezar a hilar más fino: superficies de control, mejor conocimiento de los micros, previos, compresión, tomas de señal, nociones de mezcla… Iremos por partes en esta guía de supervivencia.

Se nos acaba el espacio de hoy, pero desarrollaremos este texto en el número que viene con el capítulo de Roger. Pistas esenciales para obtener no maquetas sino trabajos terminados, en ocasiones, con una calidad que despeina.

No se vayan todavía, aún hay más….

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec