Menu

Acelera con Pro Tools. Parte II. Trucos y técnicas para mejorar el trabajo diario con Pro Tools.

A menudo, muchas de las tareas que más se repiten cuentan con un atajo de teclado propio, o incluso con todo un workflow, que alivia en parte la carga de trabajo. En otras ocasiones, funcionalidades poco conocidas permiten llevar a cabo de manera sencilla prácticas que de otra forma sería complicado aplicar. En ambos casos, conocer estas particularidades redunda en una mejora de la productividad, y ese es el objetivo de esta serie de artículos.

Se ha escogido como referencia la versión 7.4 de Pro Tools y, salvo que se indique lo contrario, todo lo expuesto es válido tanto para HD como para LE y M-Powered. De hecho, algunas técnicas también serán de utilidad en otras DAWs, por tratarse de prácticas generales.

De nuevo, para salvar espacio y facilitar la lectura, los atajos de teclado indicados a lo largo del texto corresponden a Mac, pero en el cuadro resumen se indican tanto los atajos para Mac como para Windows.

Más formas de exportar
Retomando el punto en el que se quedó el anterior artículo, se acababa de ver cómo resolver la necesidad de trabajar (por ejemplo editar) parte de la sesión en un equipo, mientras se sigue empleando la sesión original para otras tareas (seguir grabando, por ejemplo) en otro ordenador.

Se pudo comprobar que los archivos de sesión de Pro Tools son “autónomos”, y pueden ser copiados junto con distintos archivos de audio de manera independiente, para después reconstruir la sesión manualmente en una carpeta, en cualquier otro equipo. Esto es interesante tenerlo en cuenta, ya que puede ahorrar mucho tiempo a la hora de traspasar archivos de una máquina a otra.

Otra forma de exportar la sesión es mediante el comando Save Copy In, bajo el menú File (no hay atajo de teclado). Esta opción abre un cuadro de diálogo en el que se puede especificar, entre otras cosas, dónde hacer la copia y si se quieren copiar todos los archivos de audio.

También se ofrece la opción de copiar o no los archivos de Fade. Si se ha hecho un gran número de ediciones en la sesión (se ha empleado Beat Detective, por ejemplo), es posible que haya un elevado número de fade files.

Puesto que se trata de archivos muy pequeños, pero una gran cantidad, a algunos equipos les cuesta copiarlos, y a veces se quedan colgados en el proceso (igual le ocurre a algunos programas de backup).

Si se selecciona la opción “Don´t copy fade files”, estos archivos no serán copiados junto con los demás ficheros, ahorrando una posible fuente de problemas.

Cuando se abra la sesión exportada en otro equipo, Pro Tools indicará que faltan algunos Fades y ofrecerá la opción de generarlos de nuevo (Regenerate missing files without searching). Puesto que los fades se construyen a partir de los archivos de audio que sí habrán sido copiados, en el ordenador de destino podrán ser creados de nuevo sin problemas.

Relinking
Y esto lleva directamente a una ventana que puede ser de gran utilidad, pese a que la primera vez que aparece puede asustar un poco: Missing Files. Cuando se abre una sesión y Pro Tools no encuentra todos los archivos necesarios para ello, se muestra la ventana Missing Files. En ella se informa del tipo y número de archivos extraviados, y se nos pregunta qué hacer.


Si sólo se trata de fades, la opción mencionada anteriormente permite regenerarlos sin necesidad de buscar, pero también es posible que en algún momento falte algún archivo de audio/vídeo.

En este caso, la primera opción que se ofrece es “Skip All”, la cual permite continuar abriendo la sesión, ignorando que faltan algunos archivos: todos los clips de audio/vídeo extraviados pasarán a estar en modo Offline.

Esto quiere decir que se mostrará su duración y posición en la ventana de edición, pero no se podrá ver la forma de onda. Por supuesto, tampoco podrán ser reproducidos, pero quizá para la tarea que se quiere llevar a cabo no son necesarios (el resto de archivos Online se mostrarán/reproducirán sin problemas).

La siguiente opción es “Manually Find & Relink”, que permite especificar dónde se encuentran los archivos o en qué carpetas se quiere buscar, y la última opción es “Automatically Find & Relink”, en la cual Pro Tools hace una búsqueda por todos los discos duros disponibles.

Si se tiene idea de dónde pueden estar los archivos, lo más rápido es seleccionar la opción manual e indicar al programa en qué carpetas buscar, ya que de lo contrario la búsqueda puede llevar bastante tiempo.

En el caso de que se escoja esta opción manual, la ventana Relink se abrirá automáticamente. En ella se podrán buscar los archivos y, una vez encontrados, se reescribirá en la sesión la nueva ruta a ellos (Commit links).

Para ello, primero se selecciona dónde buscar los archivos. En el ejemplo se ha seleccionado todo el volumen “HD Backup”, pero se podría haber seleccionado sólo una o varias carpetas.

A continuación se seleccionan los archivos para los que se quiere hacer la búsqueda y se presiona “Find Links”. Pro Tools preguntará qué criterios emplear para la búsqueda. Generalmente, la opción por defecto proporciona buenos resultados.

Se aprecia que Pro Tools está realizando la búsqueda porque donde antes ponía “Find Links” ahora pone “Stop”.

Si los archivos de audio son encontrados, a la izquierda de cada uno de ellos se mostrará un símbolo dorado, similar a dos anillos. Para cambiar la antigua ruta por la nueva, se debe presionar “Commit Links”, y con ello se le dirá al programa que ésa es la nueva ubicación de los archivos, y estos pasarán a modo Online.

Al hilo del Relink, cuando se comienzan a mover sesiones de un lado a otro, a veces es necesario comprobar dónde está cada uno de los archivos de audio. Para ello resulta muy útil la ventana Disk Allocation (Menú Setup), en la que se muestra un resumen del lugar donde se encuentran los archivos de audio contenidos en la sesión.

Otra ventana útil en estos casos es la ventana Project (Alt+O), donde no sólo aparece la ubicación de todos los archivos de la sesión, también se indica un resumen detallado de cada uno de ellos, que incluye tamaño, fecha de creación y modificación, frecuencia de muestreo, profundidad de bits, formato, número de canales, Original timestamp...

Cuando se termina un proyecto y se quiere archivar la sesión en un disco duro/DVDs, es conveniente confirmar que todos los archivos incluidos en la sesión se encuentran en la carpeta Audio Files correspondiente. A veces se cambia la carpeta de grabación inadvertidamente, y se puede estar guardando una sesión a la que le faltan archivos que se encuentran en otra ubicación.

Edición
A menudo, pese a que se cuente con buenos músicos, y tras haber hecho un comping con las mejores partes de varias tomas, es posible que haya que ajustar pequeñas desviaciones en la interpretación de un músico en un determinado pasaje.

A esta edición que ajusta todas las pistas antes de mezclar se le denomina “pocketing” y es una de las tareas a las que se ha hecho alusión cuando se hablaba de exportar sesiones para trabajar de manera simultánea en varios equipos.

Hay muchas formas de llevar a cabo esta edición, y cada persona acaba adoptando sus propias técnicas y preferencias. Sin embargo, una práctica bastante extendida es el “visual editing”, o lo que es lo mismo, editar no sólo escuchando (indispensable), sino también observando la posición de las formas de onda en la pantalla.

Pongamos por ejemplo que ya se tienen editadas las pistas de batería, y ahora se quiere ajustar la pista del bajo. En este caso, se escogen las pistas más representativas de la batería, y se colocan alrededor de la pista de bajo.

En el ejemplo, se ha colocado el bombo y la caja rodeando la pista de bajo (formas de onda rojas), e inmediatamente por encima y por debajo están la pista del charles y las de los timbales. En la imagen, el grado de zoom se corresponde con el preset 4 de Pro Tools (tecla “4” en el teclado normal, la que también es el símbolo del dólar).

Se puede comprobar visualmente lo que ya se había detectado mediante escucha: respecto a los golpes de la batería, el bajo está algo adelantado y atrasado en algunos puntos.

Una vez se han dispuesto de esta forma las pistas, es útil crear un marcador (tecla Intro del teclado numérico), que nos permita recordar la disposición y tamaño de ellas, así como el grado de zoom, para recobrar rápidamente esta configuración más adelante si fuera necesario.

Para editar la línea de bajo, los distintos golpes son aislados entre sí mediante el comando separar región (Apple+E), y a continuación se alinean visualmente con los golpes de la batería, usando las teclas minus/plus (símbolo “+” y “-” del teclado numérico).

Estas teclas +/- permiten realizar el comando “Nudge”, que para esta tarea de edición es conveniente colocar en “Mins:Secs”, con un valor de entre 5 y 15 milisegundos.

En la Figura 5 se aprecia cómo el primer golpe de bajo ha sido desplazado a la derecha 20 milisegundos, seleccionando la región y presionando dos veces seguidas “+” (el valor del Nudge es de 10 ms), para ajustarlo al golpe del bombo.

En la figura 6 se puede ver el resultado final de la edición. Por supuesto, el juicio final para determinar que la edición es correcta se hará mediante la escucha del pasaje, pero la posibilidad de hacer una primera edición visualmente agiliza muchísimo el trabajo.

Cuando se edita de esta forma, es conveniente emplear siempre el mismo grado de zoom (hay cinco presets, teclas del 1 al 5) y cantidad de Nudge, ya que con el tiempo se acaba sabiendo de manera intuitiva cuántas veces hay que pulsar +/- para cubrir la distancia que se va a editar.

En el ejemplo se ha ajustado el bajo con la batería, pero igualmente se podría ajustar algún golpe de guitarra, guitarras entre sí, la voz, etc. Sólo hay que colocar las pistas con las subdivisiones más importantes junto a la pista a editar, y seguir el método descrito anteriormente.

Fades
Si se vuelve a la Figura 6, se puede apreciar que todas las ediciones han sido cubiertas con un crossfade para evitar clicks. Una forma rápida de crear estos crossfades es mediante la “Smart Tool” (F6+F7 ó F7+F8).

Esta herramienta inteligente permite disponer a la vez de las herramientas Trim (F6), Selector (F7) y Grabber (F8). En función de dónde se coloque el cursor, éste permite ajustar la región (cuando se coloca en los extremos izquierdo o derecho), seleccionar parte de la región (cuando se coloca en la mitad superior de la región) o agarrar y mover la región (cuando se coloca en la mitad inferior).

Además, cuando el cursor es colocado en la esquina superior izquierda o derecha, la herramienta permite hacer un fade in/out (respectivamente), y si se coloca entre dos regiones (en la parte inferior), el símbolo para crear el mencionado crossfade aparece.

Por tanto, una forma de crear los fades manualmente sería mediante la herramienta Smart Tool. Si se quisieran crear todos a la vez, una opción sería seleccionar todas las regiones donde se quiere crear fades, y abrir la ventana de Batch Fades (con las regiones seleccionadas, Apple+F).

En ella se podrá especificar la duración de los fades, así como muchas otras opciones como la forma de entrada y salida, el tipo de fade, si se quieren ajustar los ya existentes...

Si se va a mezclar una sesión con muchas ediciones, una práctica recomendable es seleccionar todas las regiones de la sesión (el grupo de edición “All” es útil para esto) y aplicar un batch fade a todas ellas. Deseleccionando la opción “Adjust existing files” sólo se crearán nuevos fades donde no los hubiera, respetando los ya existentes. De esta manera se pueden evitar algunos clicks que hubieran pasado desapercibidos.

Para este tipo de fades, una duración de entre 5 y 15 milisegundos suele funcionar bien, aunque nunca se puede generalizar. Hay que tener en cuenta que los fades de muy corta duración pueden ser más audibles que otros de larga duración, pero también hay que tener cuidado, ya que fades muy largos pueden avanzar más de lo necesario en la forma de onda y cubrir transitorios.

Cuando se trata de unir dos regiones y un fade no acaba de funcionar bien, cambiar el tipo a veces brinda buenos resultados: “Equal Power” o “Equal Gain”. En teoría, el primero es útil para fades entre regiones con distinto contenido y el segundo se indica para fades entre regiones de un mismo instrumento.

De forma parecida, en ocasiones parece que lo adecuado es un fade muy corto, y al final un fade muy largo resuelve la situación (o viceversa). Como con todo en audio, hay que probar, y “si suena bien, está bien”.

Snapping to
Continuando con los atajos de edición, las teclas Ctrl, Apple, Alt y Shift vuelven a hacer su aparición, ya que cuando se quiere mover una región a puntos específicos de la línea de tiempo, estos modificadores cobran una importancia vital.

En la Figura 7, supongamos que se quiere mover el primer golpe del quinto (pista inferior) para que coincida con el primer golpe del bombo (pista superior).

Con la opción “Tab to transients” activada (parte superior izquierda de la pantalla de edición), se coloca el cursor a la izquierda del primer golpe del quinto (dejando un poco de espacio), y se presiona la tecla Tab (tabulador). Esto lleva el cursor al transitorio del primer golpe del instrumento (Figura 8).

Nota: cuando se usa la función Tab to transients, si no se deja suficiente espacio entre el lugar donde está el cursor y el siguiente transitorio, puede ocurrir que el cursor no detecte el transitorio. Si se pulsa entonces Alt+Tab, la función se desplaza hacia atrás en el tiempo (hacia la izquierda), y puede detectar transitorios que hacia adelante no había detectado.

A continuación, se corta (separa) la región (Apple+E), y posteriormente se sitúa el cursor en el primer golpe de bombo (de nuevo, se coloca el cursor a la izquierda del primer golpe de bombo, y se pulsa Tab: Figura 9).

Cuando el cursor está en el punto deseado, sólo hay que hacer Ctrl+Click sobre la región separada del quinto, para que el principio de la región se alinee con el punto donde está situado el cursor (Figura 10).

Si en lugar del principio de la región, lo que se quiere es alinear el final de la región con el cursor, se procede de forma parecida, pero en este caso se debe hacer Ctr+Apple+Click sobre la región que se va a mover.

Y en el caso de que lo que se quiera alinear es un punto intermedio de la región, se puede emplear un Sync Point. Si se vuelve a la Figura 7, supongamos que lo que se quiere es alinear el segundo golpe del quinto con el primer golpe del bombo.

Por supuesto, una forma sería separar la región del quinto en el segundo golpe, alinear esta región con el bombo y posteriormente arrastrar con la herramienta Trim la región hacia la izquierda.

Sin embargo, una forma más rápida es establecer un punto de sincronismo en el segundo golpe. Para ello, sólo hay que ir con el tab al segundo golpe, y establecer el punto de sincronismo: Apple+; (Apple más punto y coma).

Aparecerá entonces un pequeño triángulo verde en la región (Figura 11), y ahora sólo habría que hacer Ctrl+Shift+Click sobre ella para llevar el punto de sincronismo al lugar donde se tiene situado el cursor (Figura 12).

En resumen, para mover el principio de la región se usa Ctrl, para mover el final de la región Ctrl+Apple, y para mover el punto de sincronismo, Ctrl+Shift.

Y si quedan dedos libres (que alguno hay), todavía se puede introducir una tecla más: Alt. Este modificador permite crear una copia de la región. Es decir, si se arrastra una región con el grabber mientras se pulsa Alt, se crea una copia de la región.

Así, haciendo Ctrl+Alt+Click sobre la región, con un único click se crea una copia de la región, con su parte inicial sincronizada con el punto donde esté el cursor (la región original permanece intacta, en el mismo sitio donde estuviera).

Ctrl+Alt+Apple+Click sincronizaría por el final una nueva copia de la región, y Ctrl+Alt+Shift+Click haría lo mismo, pero con el punto de sincronismo.

Como se puede ver, estos modificadores pueden agilizar mucho la edición en Pro Tools.

Para concluir
Hasta aquí una nueva colección de atajos de teclado y técnicas que esperamos sea de utilidad. En el próximo número se continuará con la edición y se tocarán los temas de automatización, region groups, loops, cambios de vistas, importar mezclas completas, copiar mezclas de monitores, master faders, etc.

Figuras del artículo

Parte I

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec