Menu

Microfonar una batería. El reto de una producción.

Índice del artículo

Caja

Un micrófono dinámico con un gran SPL (sound pressure level o nivel de presión sonora) inclinado sobre unos 45º y apuntando aproximadamente hacia el centro del parche. Es preferible hacer pocas correcciones de EQ y dejarlas para la fase de la mezcla, en donde podremos ver mejor cómo interactúan los diferentes micrófonos. Agradece mucho una compresión de ataques y liberaciones rápidas, aunque la norma debería ser la prudencia.

sanredrums

La compresión no es reversible. Así que es preferible ir añadiéndola en pequeñas dosis, evitando excedernos. Siempre podemos añadir un poco más en la mezcla y hay que tener en cuenta que en la masterización vuelve a aparecer la compresión. Es frecuente añadir un micrófono de características similares al parche inferior, en disposición casi simétrica pero desfasado 180º. Ayuda a colorear metálicamente el sonido de la caja al captar mucho mejor el sonido de la bordonera. Se puede usar una puerta para controlar la cola y/o los armónicos, aunque yo no soy muy partidario. Es mejor afinar bien toda la batería y permitir que la caída de la señal de una caja sea natural.

Hi-Hat

hihat

Aunque, por proximidad, es mucha la cantidad de charles que entra por el micrófono de la caja, es preferible captarlo individualmente, con un micrófono de condensador de diafragma pequeño apuntando hacia el exterior, en sentido opuesto a la caja. Es frecuente ecualizar con un paso alto para aislar mejor las frecuencias propias y descartar lo que se "cuela" de otras partes.

Timbales

Al igual que la caja, se suelen usar micrófonos dinámicos que soporten altos SPL. Se dirigen hacia el centro del parche, con una inclinación sobre los 45º y, probablemente, son las partes de la batería más difíciles de sonorizar. Gran cantidad de su sonido entra por la microfonía aérea y, a su vez, sus micrófonos captan casi todo el resto de batería. Es preferible grabarlos limpios (para no perder información), con una ligera compresión y corrección de EQ que elimine el típico fango de los 200-300 Hz. Una vez en mezclas, se deben acabar de ajustar usando más EQ, compresión y puertas, en función de la interacción con el resto de microfonía, especialmente los overheads.

 

TOMS MIC

 

Goliat

Prácticamente como los timbales, con la diferencia de que su sonido más grave tiene energía suficiente como para hacer que el resto de la batería pueda entrar en resonancia si no se afinan todos los parches de forma adecuada.

 

 

Aéreos

También llamados overheads. Se usan micrófonos de condensador que se sitúan por encima de la batería formando un par estéreo. Erróneamente se tiene la idea de que sirven para captar los platos, con lo que, generalmente, suelen ser filtrados con pasos altos para intentar eliminar la mayoría de los sonidos que provienen del resto de la batería.

overheads


En realidad, la microfonía aérea es la responsable del color global de la batería. Se puede ecualizar para que el bombo no se capte en exceso y así evitar su desfase, pero es más importante encontrar la ubicación correcta y asegurar una buena alineación de fase con el resto de partes. El sonido que añaden los aéreos es el responsable de la naturalidad de una batería. Son los únicos micrófonos (junto con los micrófonos que podamos añadir en la sala para captar la respuesta acústica de la misma) que reciben el sonido completamente formado, de una manera similar a la que lo recibimos nosotros cuando nos ponemos a oír una batería al lado. Porque no nos engañemos ¿alguien se mete dentro de un bombo para oírlo? ¿o pone la oreja a 2 cm del parche de una caja? Obviamente no.

Conclusión
No hace mucho participé en la grabación de un disco de una artista nacional en el que toda la banda tocó a la vez. El estudio donde se grabaron todas las bases, Musiclan, tiene una sala con una acústica envidiable, y el productor (uno de los grandes en este país) decidió que, dada la concepción del álbum, la batería debería captarse con tan sólo un micrófono ubicado encima de la cabeza del baterista, junto con dos micrófonos de sala situados a varios metros de distancia y de altura. El resultado… sencillamente espectacular. Con esto quiero significar que todo lo anteriormente expuesto debe estar sujeto a la experimentación.

Donde yo he puesto micrófonos dinámicos otros pondrán condensadores, o los colocarán en diferentes ubicaciones. Una misma batería se puede microfonar con 4 micrófonos o con 12 y el sonido obtenido ser exactamente el buscado. Una configuración no es, en principio, mejor que otra, siempre y cuando suene bien, cumpla con lo que el cliente espera y el responsable de la grabación sea capaz de capear con los problemas que puedan surgir inherentes a la configuración. Es imprescindible probar las disposiciones, los tipos de micrófonos, la ubicación del instrumento en la sala, previos, etc., hasta encontrar el punto en el que el sonido que captemos sea exactamente el que buscamos. En todo caso, y teorías aparte, merece la pena recordar que "si suena bien, es que está bien". Eso nunca falla.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec