Menu

Casos prácticos (I). Problemas y soluciones en nuestras mezclas.

Cuánta teoría pasa por nuestras cabezas. Es increíble la cantidad de información que nosotros, los músicos, debemos aprender. Información muchas veces ajena a la música en sí misma: hardware, software, compresión, decibelios, señales de entradas, ruido, mezcla en grupos, subgrupos, retornos ... realmente escalofriante pero necesario. Sueño de todo músico (imagino): "dedicarse a componer, a sacar nuestra peculiar forma de entender la vida a través de sonido, ritmo, melodía, volumen... llanto o euforia capaz de contagiarse por los oídos de nuestros muchos o pocos seguidores".

Para algunos llega ese momento, en el cual no hemos de preocuparnos por los botoncitos, los cables, las mezclas, los efectos. En otras palabras, hacer que todo el feeling que está en nuestra alma quede reflejado de forma fiel (o al menos parecido a lo que pensamos a la hora de concebir el tema) en una grabación o bien que suene a "lo que tiene que sonar" en un directo.

Otros sienten con orgullo y satisfacción el éxito de alguno de sus amigos y/o músicos que pelearon junto a él en sus primeros tiempos y mientras tanto se "curran" de lo lindo todos los manuales de los "cacharros", sintes, módulos, tarjetas, software, multiefectos, procesadores de dinámica, etc... que se han de controlar para grabar en su propio home.

Hay quien se va sintiendo involucrado con todo este proceso de formación e incluso tiende a abandonar la creación propia para dedicarse a la grabación y/o producción de terceros. Algunos, por el contrario, sienten que todo este "terremoto" de información, roba tiempo a la composición y se hace una más que pesada tarea. Por esta razón, es necesario trabajar con herramientas cómodas, fáciles, eficaces... en dos palabras (como diría algún conocido personaje) que no roben tiempo a la verdadera creación (de dos a ocho no va tanto).

Una vez argumentadas las razones que me llevan hoy a "masticar" estos consejos, doy paso a un capítulo completamente práctico, que pretende dejar en un cajón a la insaciable teoría y echar una mano a quien investiga las posibilidades de mezcla en su equipo informático.

/estudio19_1.jpg" width="230" height="167" hspace="12" vspace="8" border="2" align="left">Herramientas
Hoy trabajamos con un equipo basado en:

a) Ordenador (como sistema central).
b) Software: CUBASE VST o LOGIC 3.6 , WAVE LAB 2.0, SOUND FORGE 4.5 y SAMPLITUDE 5.05 (o versiones superiores). Como veis no siempre es preciso utilizar las ultimísimas versiones (aunque, la verdad, ayuda).
c) Tarjeta de Sonido con prestaciones medianamente decentes.
d) El ampli, monitores, cableado, módulos, multiefectos y demás cosillas imprescindibles.

Cuestiones a solucionar
Bien, llega ese momento en el que nos bajamos el CD con los temas grabados al coche, al equipo de un amigo, etc...

a) El bajo tiene unos picos que nos machacan.
b) Los agudos no tienen brillo.
c) La caja suena a lata de tomate Orlandeich.
d) El bombo no tiene pegada.
e) La compresión que hemos utilizado potencia los temas pero destrozan las distorsiones de las guitarras.
f) Todo el tema suena muy bajo, sin garra , a pesar de haber controlado las señales.
g) Las voces no se entienden nada.
h) El sonido es extraño, suena muy distinto a otros CDs, muy lejos, muy cerca.

Por poner ejemplos, estos podrían ser algunos de esos fastidiosos detalles que hacen que nuestro tema suene a "cuerno quemado" y no se parezca "un pimiento" a lo que habíamos pensado. Cuando un pintor ejecuta su obra, suele calcular de modo extremo las condiciones de luz, que enfrían o calientan su creación; así cuida los detalles, los matices, los colores. Si posteriormente los que "contemplan", lo hacen en un sitio oscuro, o con luces poco adecuadas, todos los esfuerzos de calor, frío y matiz que el pintor a realizado serán inútiles. Algo parecido pasa con los músicos: ese charles abierto que en la mezcla ha dejado de oírse con nitidez, le daba el puntillo al tema; el plato de ritmos está más alto que el bote de medicinas que no deben coger los niños; el bajo ha perdido todo el cuerpo que le daba esa vidilla al tema etc... etc... etc...

Nuestros futuros oyentes no tendrán ni idea de lo que habíamos pensado cuando grabamos el tema, ya que lo que suena no se parece ni por asomo.

En este primer capítulo de "optimización de la mezcla digital en nuestro home", daremos algunas soluciones posibles a estos "problemas propuestos". Así mismo y de forma "interactiva" os invito a que me hagáis llegar (enviando vuestras cartas a la editorial: Revista Instrumentos y Sonido Profesional, Sección Home Estudio - o bien a través de esta web) problemas que soléis encontrar en las mezclas o soluciones que habéis inventado en "malos rollitos de mezcla" frecuentes.

El Bajo tiene picos
/estudio19_2.jpg" width="236" height="184" hspace="12" vspace="8" border="2" align="right">Problema.
Hemos intentado grabar un bajo (de los de verdad, no midi) potente, redondo, grueso y encontramos unos picos que desbordan los bafles, pero si bajamos el volumen de la pista perdemos cuerpo.

Alternativas
El problema puede estar generado por un par de picos excesivos en la señal. Lo cuál hace que si subimos la pista, cuando llega el frame del pico, la señal pega un petardazo. Si bajamos el volumen de la pista de tal modo que cuando llegue ese segundo no distorsione, el resto de la secuencia quedará bajo, apagado y sin cuerpo.
Solución general: equilibrar la señal de toda la pista para conseguir un rendimiento medio neutral, es decir, ni muy alto ni muy bajo.
Bueno, en primer lugar podemos dirigirnos a la pista de audio del bajo en nuestro programa principal, Logic, Cubase etc....

Haciendo Click dos veces sobre la pista de audio del bajo (grabada) nos aparecerá la ventana de edición de audio (caso propuesto en logic). En un primer vistazo podemos ver toda la pista, haciendo grande la ventana, y comprobar como es la señal en general, ver si presenta algún pico pronunciado y en que momento.
Ahora podemos seleccionar la parte que presenta ese "subidón" en la entrada y bajarle la ganancia, de tal modo que el impacto baje. Evitaremos así el desequilibrio de la pista.

/estudio19_3.jpg" width="277" height="94" hspace="12" vspace="8" border="2" align="left">Acto seguido procedemos a la reducción de la ganancia.

Una vez realizado este proceso en todos los momentos en los que se hubiera grabado un fuerte desnivel, podemos intentar tratar de mejorar la calidad de la muestra. Como primera opción, podríamos comprimir la pista del bajo desde este mismo programa.

Si queremos complicarnos un poco más la vida y conseguir, a su vez, resultados más potentes, podremos llevarnos la pista a un editor externo, como podría ser el Wave Lab, el Samplitude o el Sound Forge. Desde cualquiera de estos editores podremos tratar a fondo la pista, ecualizarla, meterla algún efecto "molón", comprimirla etc... y posteriormente importarla de nuevo desde el programa "secuenciador" para dejarla "funcionando" ya "requetecuidada".

En Cubase vst, tenemos la opción para asociar directamente un editor (nuestro preferido) de modo que cuando pinchemos dos veces sobre la pista de audio, arranque el editor predefinido.

Ahora nuestra pista del bajo está equilibrada, comprimida y medianamente ecualizada. Ya hemos resuelto los problemas de los picos de señal, conseguido uniformidad y elevado el volumen de la pista sin quebraderos de cabeza.

Como es de suponer, necesitaremos retocar la ecualización y volúmenes de nuestra pista del bajo para conseguir flexibilidad en nuestras sesiones finales de mezcla. Ahora y para conseguir un empaste perfecto con el resto de las pistas retocaremos con el mixer de nuestro programa (Logic o Cubase).

/estudio19_5.jpg" width="207" height="190" hspace="12" vspace="8" border="2" align="right">Sin menospreciar a CUBASE, ya que es una herramienta más que potente, os muestro a continuación una fotografía en la que podéis observar el control total que poseemos sobre nuestra pista, tanto en ecualización, como efectos y como no posible plug-ins.

En el próximo capítulo trataremos los siguientes problemas sugeridos al inicio de estas páginas. Del mismo modo os dejo abierta la invitación a participar, exponiendo vuestros quebraderos de cabeza y soluciones que podáis y queráis compartir con el resto de los lectores.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec