Menu

Elección del lugar y preacondicionamiento

Queridos compañeros y lectores, hoy vamos a escoger y acondicionar ese sitio ideal en el que tendremos nuestro Estudio de Grabación.

¿Qué es el sonido?
El sonido es una propagación de ondas en un medio elástico. El medio elástico es el mismo aire por el que viajan las vibraciones hasta nuestros oídos y ese aire, si estamos en una habitación o sala, indudablemente se ve afectado de muy diversas formas tanto positivas como negativa. ¿Dónde podríamos montar nuestro Estudio de Grabación?
Mi larga experiencia personal en este terreno me está enseñando principalmente una cosa, y sencillamente la podríamos definir de esta manera "Lo más importante es el resultado". ¿Qué más nos da en qué cocina han preparado el guiso si mientras lo comemos cada vez nos gusta más, y además no nos importaría repetir?

Pero dejando los idealismos aparte, claro está que tenemos que encontrar ese rincón o ese cuarto idóneo para montar nuestro estudio, y pienso que estas opciones que os voy a exponer a continuación os podrán ayudar a decidiros por alguna de ellas en concreto.

Si lo hacemos en un piso con un número de habitaciones limitado
- En nuestro propio dormitorio: esta opción podría tener futuro si somos solteros y nuestro dormitorio fuera grande.
- En el dormitorio de alguno de nuestros hijos: esta opción en principio no suele ser buena, aunque dependerá mucho del interés y la buena disposición musical de ese hijo, sin embargo conozco amigos que han tenido que agarrarse a esta opción y consiguen funcionar.
- En el salón: esta opción podría tener futuro si somos solteros, y si en caso de tener un perro éste no fuera demasiado travieso y mordedor, aunque desde luego puede ser una opción interesante.

Si lo hacemos en un piso o chalet con habitaciones de sobra
- En ese cuarto que no se usa para nada en concreto: esta opción es la más óptima, pues desde ese momento ese cuarto quedaría sentenciado de por vida a ser nuestro santuario musical.
- En dos cuartos a la vez: esta opción podría ser colosal si tenemos a nuestra disposición dos cuartos pegados, pues en uno podríamos poner el control y las máquinas y en el otro la sala de grabación, y esto quedaría visualmente unido por una ventana que nos podría hacer cualquier albañil económico.
- En el garaje: esta opción en principio suele ser la más idealizada por los músicos, aunque yo personalmente jamás pondría mi estudio de grabación en un garaje por estos dos probables peligros: "robos e inundaciones", aunque si pasamos ampliamente de estas dos amenazas, y si las solucionamos, esta opción es sin duda alguna muy interesante

Preacondicionamiento del lugar
Una vez elegido el cuarto, o el sitio idóneo, tendremos que prepararlo debidamente antes de instalar en él cualquier aparato.

Si el suelo es de terrazo, deberíamos enmoquetarlo totalmente, y si el suelo es de parquet, podrían existir diferentes opiniones sobre la conveniencia o no de enmoquetarlo, ya que el parquet o tarima de madera no suele ser demasiado brillante a la hora de producir reflexiones sonoras.

Los enchufes del lugar deberían ser revisados y provistos de una buena toma de tierra. Es muy importante tener en cuenta que si vamos a tener varios aparatos eléctricos funcionando a la vez, la fuerza que tengamos contratada con la compañía eléctrica deberá soportar todos esos watios conectados a un mismo tiempo, evitando que salten los plomos o tener recalentones peligrosos en los enchufes.

Las paredes y el techo deberían revestirse de materiales que neutralizaran las desagradables y engañosas reflexiones sonoras. En este aspecto es muy extendida la opinión de que una sala de audición y decisión musical debería de tener diferentes materiales en las paredes, haciéndolas más irregulares y un poco agresivas, para no igualar demasiado la expansión monótona del sonido. En algunos estudios de gran nivel suelen poner paredes con zonas de rocas auténticas que visualmente quedan guay y en lugares de menos nivel suelen poner unos paneles llenos de pequeñas pirámides hechas de un material sintético de altísima densidad.
Vamos a situarnos: visualicemos la habitación. La mesa de mezclas está situada en el centro de la sala. Nos sentamos ante ella como para manejarla. Ya estamos situados. En la pared que está frente a nosotros, que es donde irán colocados los monitores de escucha, yo pondría un revestimiento neutro y totalmente liso. En las paredes laterales se podría poner un revestimiento semi-brillante, como unos tableros de buenas maderas lisas. En el techo deberíamos poner un revestimiento absorbente y suavemente irregular, y en la pared que queda a nuestra espalda, también es muy aconsejable poner un revestimiento de formas irregulares y algo agresivas, y que al mismo tiempo tenga ciertos niveles de absorción. Es importante redondear las esquinas y zonas de ángulos en general.

Aislarnos del exterior: si nos fuera posible económicamente, podríamos pensar en insonorizar eficazmente el lugar, o sea, que detrás de los revestimientos de los que hemos hablado antes, podríamos poner unas planchas de aglomerados de fibras de altísima densidad. Para que os hagáis una idea, todo esto quedaría como un sandwich compuesto por: Pared + Plancha de fibras aglomeradas + revestimiento para neutralizar las reflexiones sonoras.

Con esto bien diseñado y bien puesto, no molestaríamos a nadie, y tampoco escucharíamos al simpático vecino cuando se entusiasmara con la taladradora o el martillo.

La puerta del lugar podría ser internamente revestida con el material que le corresponda, dependiendo de en qué pared se encuentre.

Las luces serán algo muy importante a tratar, para ver bien y crear ambiente, o sea que en ese tema recomendaría que nos enrolláramos un poco.

Para colocar la mesa de mezclas, deberíamos hacernos con un soporte que la deje a la altura de nuestro pecho, y que una vez sentados nos permita mover nuestros brazos sobre ella con total libertad.

Una silla giratoria con ruedas es también algo imprescindible.

Los monitores de escucha deberemos ponerlos frente a nosotros y a una altura que coincida con nuestros oídos cuando estamos sentados en la mesa de mezclas.

Estos monitores deberán estar un poco separados de su pared trasera y alejados de las laterales, y puestos sobre unos soportes metálicos y macizos que no propaguen ni generen resonancia alguna.

Enfrente de nosotros, y entre los monitores de escucha, podríamos tener la pantalla del ordenador y debajo de la mesa de mezclas, en una bandeja extraible, el teclado del ordenador y el ratón.

También podríamos tener delante la máquina multipista y alguna cosa más. Para sujetar estas dos cosas podríamos hacernos con una estantería metálica, o algo parecido, y procurando siempre que sean soportes muy sencillos y sin cavidades internas, pues éstas podrían desarrollar resonancias misteriosas.

A la izquierda de la mesa de mezclas colocaríamos el rack de efectos y módulos de sonido y a la derecha algún soporte para los teclados, Pads de Percusión y demás artilugios de expresión musical.

O sea, que tenemos que hacernos con diferentes soportes, racks y estanterías dependiendo de la cantidad de máquinas y cacharritos que pensemos comprar.

Si solo disponemos de una habitación, y este lugar es amplio, podíamos pensar también en fabricarnos una cabina insonorizada para los cantantes, instrumentos acústicos, etc. ... Si tenemos espacio para que la cabina pueda ser más grande, podríamos meter una batería, varios cantantes, etc. ... Pero todo esto, amigos, dependerá del posible generoso tamaño de nuestro lugar idóneo. Estas posibles cabinas tendrían que tener una buena visibilidad y una buena ventilación, además de contar con unos buenos enchufes, conectores para micrófonos, auriculares, etc.

Una vez revisado y revestido el lugar en diáfano, colocaríamos todos los soportes y empezaríamos a instalar los aparatos para su posterior cableado, y si para ello contamos con cables en condiciones, nos evitaremos problemas misteriosos.

En estos lugares pequeños, en los que se mete mucho material electrónico, sería conveniente poner un ionizador, lo que mitigará bastante la electricidad estática. Yo personalmente no tengo un aparato de esos en mi estudio, pero tengo un ventilador debajo de la mesa que me refresca las piernecillas en el verano.

¡Ah! No nos olvidemos de tener un extintor, puede ser de gran ayuda en un momento dado.

A partir de todo esto comenzará nuestra andadura en nuestro maravilloso estudio de grabación, así que nos pondremos a leer uno a uno todos los manuales de los aparatos para conocer al máximo su manejo y rendimiento. No debemos desesperarnos ni tener prisa ya que, poco a poco, iremos asimilando todas esas nuevas rutinas de manejo.

Ideas para la comercialización y amortización del estudio de grabación
- Grabar nuestros propios discos y posteriormente intentar venderlos a las compañías discográficas (esto parece difícil pero es alcanzable si el producto es bueno).
- Grabar discos para otros artistas o grupos (esto dependerá de cómo trabajemos los aparatos y del buen entendimiento que establezcamos con esos artistas).
- Hacer arreglos musicales y secuencias midi para otros artistas (este mundillo está muy infravalorado pero genera trabajo).
- Hacer playbacks de cantantes famosos para cantantes menos famosos (este mundillo está algo mejor valorado y siempre hay cantantes que lo necesitan).
- Hacer y grabar músicas para spots de televisión (puede ser un chollo pero es necesario tener buenas amistades para acceder a él. No es ninguna solución abaratar los precios ya que no sirve de nada, si tienes el contacto entrarás, y si no, a fuerza de insistir lo conseguirás, pero al precio establecido generalmente por el mercado).
- Hacer y grabar músicas para series de televisión (lo mismo exactamente que la anterior idea).
- Hacer y grabar músicas para documentales y reportajes (este mundo suele ser más accesible).
- Hacer y grabar músicas para películas de cine (amistades, fiestas, caer bien, etc. ... ¿Por qué no?).
- Hacer y grabar músicas para spots de radio (igual que en el mundo de la imagen, pero quizás bastante peor pagado).
- Hacer y grabar músicas para formatos multimedia, CDroms, etc. ... (mundillo en expansión, habría que currárselo).
- Hacer y grabar músicas para relajación, Yoga, esoterismo, etc. ... (mundillo casi inexistente por el momento pero en expansión)
- Hacer y grabar músicas para ballets (casi nadie piensa en este campo, pero es indudable que hay muchos ballets que no tienen repertorio).
- Hacer y grabar música para espectáculos teatrales (no es demasiado complicado acceder y se puede conseguir algo de vez en cuando).
- Alquilar el estudio para locuciones en general (fácil pero se suelen fijar mucho en la decoración ¡Pillines!).
- Hacer y grabar en nuestro estudio absolutamente todo lo que nos dé la real gana y sin pensar nunca en que eso después le tiene que interesar a alguien. Ésta es una de las ideas que a mí me parece más sana y creativa y cuando sea mayor y millonario pienso tomármela al pie de la letra, os lo prometo.
- En el próximo capítulo nos meteremos con la perfecta asimilación de todo este engranaje de máquinas y artilugios y estar seguros de que vamos a llegar a buen puerto, tiene que ser como el estudio de un pintor: pinceles, pinturas y lienzos, lo demás esta todo en nuestra mente de artistas.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec