Menu

Ponerse en marcha (II)

La etapa de potencia para los monitores. Esta decisión podría ser muy sencilla si nos aconsejan bien donde preguntemos para asesorarnos cuál comprar; yo pienso que tendría que ser una etapa específica para estudio, muy plana (que no coloree, que sea fiel, que sea real) y totalmente exenta, si es posible, de toda esa circuitería moderna de última generación (esa nueva circuitería está pensada para embellecer el sonido y eso no nos interesa. Tenemos que oír solamente la verdad). El precio podría oscilar entre los 100 € y los 6.000 €.. Los monitores de escucha. Aquí nos pasaría lo mismo que con la etapa, aunque esto todavía es más delicado y primordial o sea que mucho cuidado con los consejos que nos dan, y a partir de ahí procurar adquirir algo muy plano (que no coloree, que sea fiel, que sea real) y con componentes de gran calidad a ser posible. No hace falta que sean muy grandes, lo bueno sería un tamaño medio. El precio de una pareja de buenos monitores puede ir desde las cien mil pesetas en adelante.

Los procesadores de señal. En este apartado podríamos encontrar dos categorías: la semi-profesional y la totalmente profesional; y lo curioso es que la diferencia de precio entre las dos no es demasiado grande. Por ejemplo, un multiefectos bueno semi-profesional nos puede costar entre las noventa mil y doscientas mil pesetas y una reverb profesional nos puede costar entre las doscientas cincuenta mil y las ochocientas mil pesetas. Seguidamente os haré un resumen de la variedad que puede haber de estos procesadores para que nos situemos.Procesadores que simulan espacios virtuales (Reverbs, Reflexiones, etc...)

Procesadores que simulan retardos y repeticiones virtuales (Delays, Ecos, etc...)Procesadores que simulan otros espacios (Tridimensionales, etc...)Procesadores que simulan desafinaciones (Chorus, Flangers, etc...)Procesadores que simulan Distorsiones y sonidos de Amplis, etc... Procesadores que armonizan y multiplican la señal con efectos extraños, etc...Procesadores que comprimen la señal (Compresores, etc...) Procesadores de discriminan frecuencias (Puertas de ruido, Silenciadores, etc...) Procesadores especiales para la voz (Antisibilantes, Correctores de afinación, etc...) Procesadores que magnifican la señal (Excitadores, etc...) Multiefectos variados que llevan un poco de todo (suelen ser semi-profesionales, aunque los hay buenísimos).

Podríamos tener todas estas cosas pero hay que decidirse sólo por algunas, y en este caso yo me decantaría en principio sólo por tres cosas: una buena unidad de Reverbs, una buena unidad de Delays y un multiefectos muy variado, de los mejores, para así tener algunas rarezas, y en lo que respecta a los compresores, puertas de ruidos, anti-sibilantes, excitadores y cosas por el estilo; éstas son unas cosas que nunca se deberían comprar al principio pues corremos el riesgo de no usarlas casi nunca, o sea que es más interesante adquirirlas cuando verdaderamente estemos seguros de que nos hacen falta y sepamos cómo usarlas.

Por lo demás si decidimos comprar en principio las tres unidades de efectos, esto nos podría costar alrededor de setecientas mil pesetas e incluso mucho menos.

Instrumentos reales y Amplificadores. Sería aconsejable que tuviéramos en nuestro estudio de grabación algunos instrumentos, los más convencionales o los más exóticos, pues en un momento dado nos podrían venir bien para tocarlos nosotros, o algún amigo músico que pase por allí y se anime. En lo que respecta a tener algún amplificador de guitarra o bajo, mi experiencia es que cuando les acercas un micrófono hacen demasiado ruido y soplan, por lo tanto se pueden suplir perfectamente con esos previos tan estupendos y exentos de ruido que hay en el mercado.


Los sintes. Si queremos tener unos buenos sonidos para que respondan a nuestras secuencias Midi deberíamos pensar en módulos de sintetizador y no en teclados con sonidos pues estos ocupan mucho sitio y suelen tener menos prestaciones. Los teclados con sonidos están bien para el directo pero para el estudio no son prácticos. Hay módulos de sonido muy potentes y flexibles que se pueden ampliar cuando queramos y su precio oscila desde las doscientas mil pesetas en adelante. Hay varias marcas que se complementan todas muy bien entre ellas y habría que escucharlas todas para ver las que más nos convendrían según el estilo de música al que nos pensemos dedicar.

Un buen módulo nos podría bastar en principio.

El sampler.Este aparato podría no ser necesario en un primer momento, pero para qué vamos a esperar para disponer de los mejores sonidos reales que existen en el mercado e igualar así a las mejores bandas sonoras de Hollywood. El precio de los samplers actualmente está por los suelos y existen unas librerías de sonidos que quitan el sentido, yo me lo pensaría. El teclado maestroCon un teclado maestro o una guitarra Midi, podremos disparar los sonidos de nuestros módulos y secuenciar nuestras canciones en el ordenador.

Existen muchos tipos de precios y opciones diferentes.

El ordenador. El ordenador en el estudio de grabación de hoy en día puede usarse para muchas cosas. Para secuenciar y programar exclusivamente Midi. Para grabar múltiples pistas de Audio directamente sobre un disco duro

Para gestionar Midi y Audio a la vez con programas específicos Para realizar un Mastering profesional Para controlar el posible automatismo de una mesa de mezclas Para editar via Midi los parámetros de los sonidos de algún módulo o teclado Etc, Etc, Etc... Existen dos plataformas para elegir, la de los PCs y la de los Macintosh. Mi experiencia personal es que los PCs, sobre todo los clónicos, suelen fallar de vez en cuando y nos pueden dejar colgados y en ridículo, y sin embargo los Macintosh, si están bien configurados, no fallan nunca.

La mayoría de los músicos se decantan por los PCs alegando que son mucho más baratos y que además pueden conseguir los programas gratis, pero no sé si sabréis que los programas pirateados nunca funcionan bien ni al completo, y por lo tanto pueden ser un desastre. El precio de los Macintosh puede ser un poquito más caro pero merece la pena.

Los micrófonos. Yo recomendaría disponer de pocos pero buenos micrófonos. Dos buenos micrófonos de condensador nos podrían valer para todo ( Voces, Guitarras, Saxos, Percusiones, Etc... )A lgún buen micrófono dinámico para captar el sonido de amplificadores de guitarra o bajo.  Algún buen micrófono de pinza o flexo para captar alguna señal complicadaAlgún buen micrófono de contacto tipo pastilla para pegárselo a Guitarras, Bandurrias, etc... Con estas modalidades tendríamos más que suficiente y si viniera la coral o la BigBand tendríamos que comprar unas docenitas de dinámicos.

Los precios de los micrófonos son muy variados y los que sin duda serian más caros, si son de los buenos, son los de condensador y amplio espectro.

Los pies de los micrófonos. Estos accesorios son relativamente baratos y convendría tenerlos lo más variados posible para situaciones muy artísticas y complicadas. Los atrilesSiempre conviene tener unos atriles aunque nada más sea por si los cantantes se olvidan de la letra.

Los auriculares. Deberíamos tener una pareja como mínimo de auriculares de gran calidad, uno para la persona que trabaja en el control y otro para otra persona más, así como una caja de distribución para varios auriculares más normales para cuando tengamos que grabar a varios músicos a la vez. Este apartado es muy importante y todo este pequeño tinglado no nos costaría demasiado caro.

Un buen cableado. Este tema es fundamental y merecería la pena que se lo encargáramos a un buen profesional que se tomara interés y nos hiciera un cableado a la medida exento de parásitos y pérdidas. No nos costará demasiado barato pero no nos queda mas remedio, si tenemos buenos aparatos no podemos tener cables de mala calidad.

Aislamiento sonoro. Una total y eficaz insonorización de nuestro lugar de trabajo podría ser algo primordial pero sin duda costoso y complicado, por lo tanto habrá que buscar soluciones intermedias y evaluar muy seriamente todas las posibilidades y futuros problemas sobre todo si montamos el estudio en casa. Nos molesta algún vecino con su taladradora (¿esperamos a que acabe de taladrar o ... ?)Molestamos a algún vecino con nuestra música (antes de comprarnos nada habría que hablar con esos vecinos difíciles y llegar a un acuerdo de horarios y posibles molestias)

Molestaríamos a alguien de nuestra familia si trabájaramos en casa (difícil solución) De todas maneras lo más importante es que en el lugar donde tengamos instalados los monitores de escucha y posterior mezcla así como el lugar donde podamos situar a un invitado para que cante o toque un instrumento acústico sean sitios lo más neutros posible para evitar las posibles reflexiones de las paredes, suelo y techo pues esto añadiría al sonido de nuestras grabaciones resonancias muy desagradables y coloreadas, por lo tanto neutralicemos al máximo nuestro estudio.Unas buenas regletas de enchufesNecesitaremos sin duda muchas y variadas regletas de enchufes para conectar a la red todo nuestro estudio de grabación y no estaría de más que consultáramos a algún electricista de confianza si nuestra instalación general es estable, si tiene suficiente fuerza y si tenemos realmente en casa una buena toma de tierra.

Por lo demás, y esto imagino que ya lo sabréis, os recordaré que cuando se está entre tanto material eléctrico hay que tener muchas precauciones.

Una buena silla ergonómica y giratoria. Debido a que vamos a pasar muchísimas horas sentados en medio de todas esas complicadas máquinas lo mejor es que estemos muy cómodos y a gusto.

Estanterías y soportes variados. Para poder colocar bien tantísimo material dentro de una habitación habrá que hacer cálculos casi matemáticos, por lo tanto quizás tendremos que hacer alguna estantería o soporte a la medida de nuestro espacio.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec