Menu

KOSS, una marca con más de 50 años de historia

Koss Auriculares

En 1958, John Koss se asoció con Martin Lange para desarrollar el Fonógrafo 390, con el fin de exponerlo en una feria Hi-fi de Milwaukee. Junto con este Fonógrafo se incluían unos auriculares, destinados únicamente a ser utilizados como un accesorio; pero fue tan rotundo su éxito, que Koss decidió lanzar estos primeros auriculares para el uso personal dentro de la industria del audio. Una marca con garantía de por vida.

El modelo SP-3 fue el primer auricular de alta fidelidad que proporcionó sonido estéreo de amplio rango. En la década de 1960, los auriculares Koss estaban en las orejas del mundo musical. Celebridades como Tony Bennet, Mel Tormé y Les Brown fueron algunos de sus usuarios. En esta época la Corporación Koss obtuvo el reconocimiento presidencial, ya que en el 1969 fue instalado el modelo Pro-4 en Air Force One (el mítico avión del presidente de EE.UU.) durante la Administración Nixon; este éxito se repitió cuando la aeronave fue actualizada durante la Administración Reagan.

En 1970 Koss había ampliado su mercado, expandiéndose internacionalmente, y se había establecido como el estándar de la industria de los auriculares con nuevos modelos notables. El PRO/4AA, introducido en 1970, estableció un nuevo estándar, ya que su diseño presentaba un gran avance para la época, al ser su bobinado de una pulgada, lo que los hizo prácticamente indestructibles. Después de más de cuarenta años este modelo de auricular aún continua en producción y con la misma salud que el primer día.

La empresa siguió mejorando, perfeccionando y reinventando el mundo de los auriculares en las décadas que siguieron. El PortaPro, introducido en 1984, fijó el estándar para la escucha portátil. Este modelo combina un diseño de claros rasgos ochenteros y plegable, altamente funcional y con un excelente sonido 3D, que representa el auricular ideal para los fanáticos del sonido. El mismo sigue siendo un modelo popular hoy en día.

En 1986 presentó el JCK/200, uno de los primeros modelos inalámbricos e infrarrojos de la industria.

En julio de 1989, Koss dio a conocer su nueva política de garantía de por vida, la única de este tipo en la industria de los auriculares. La innovación continúa en la década de 1990, cuando el sonido fue llevado a un nuevo nivel con la introducción del modelo electrostático ESP/950, que se definió como "el culmen del sistema de reproducción de audio. La norma sobre la cual todos los demás auriculares electrostáticos se pueden medir". Se trata de un sistema profesional libre de distorsión, que empuja los límites de los más sofisticados instrumentos que tratan de medir su funcionamiento. "El resultado es una experiencia a la que ningún otro sistema estéreo se puede acercar, y es utilizado en los más importantes laboratorios de análisis acústicos del mundo, como Cambridge u otras importantes universidades", aseguran desde Franval, su distribuidor en España.

Otra innovación de Koss fue el KSC/35 SportClip del año 1995, uno de los primeros productos que sustituyó a la diadema.

En las últimas décadas Koss ha continuado trabajando y aportando innovaciones, como el modelo inalámbrico Tugo y productos de gran popularidad, como el Plug y Spark Plug, "auriculares perfectos para la monitorización en escenario, ya que ofrecen reproducción acústica exacta y un aislamiento increíble, así como un gran nivel de presión acústica.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec