Menu

DMX 6 FIRE USB. La alternativa media de Terratec.

DMx6

La 6 Fire 24/96 es ahora la DMX 6Fire USB. Formato compacto para 4 entradas y 6 salidas en conexión USB 2.0. Así nos anunciaba en su momento la compañía TERRATEC el relanzamiento de este ya clásico interfaz, ahora con el nombre DMX 6 Fire USB. Es la sucesora del modelo DMX 6Fire 24/96. Tras una revisión y puesta a punto, la idea es ofertar al músico y DJ un dispositivo más eficaz; más prestaciones y más rendimiento. Llegando ahora a 24 Bit y 192 kHz (frente a los 96 kHz de su predecesora).

Cambio de PCI a USB 2.0.
Entre los fundamentales cambios, encontramos el paso del formato PCI (en tarjeta interna) hacia una unidad externa con conexión USB 2.0. Ya puestos, podrían haber sustituido esta USB 2.0 por la conexión Firewire. Dado la potencia real de esta interfaz, gracias a sus cuatro entradas y seis salidas, pienso que el Firewire habría sido una solución más optima y actual. No obstante, el 2.0. se presenta como una solución perfectamente válida y que funciona.

Así describe el fabricante su nuevo producto
Diseñada para el mercado de electrónica de consumo, esta interfaz puede sorprender también a los que tengan su pequeño estudio en casa, gracias a sus cuatro entradas analógicas y seis salidas analógicas en formato RCA, además de salidas y entradas digitales (óptica y coaxial). Su nueva configuración ofrece audio en alta fidelidad y un ratio de señal de ruido de 100 dB. También está equipada con entrada para micro (jack XLR/combo) de 48V de potencia, conmutador de -20dB y botón para ganancias, así como una entrada ajustable para instrumentos como guitarras o bajos. Todas estas prestaciones permiten que la DMX 6 Fire USB realice grabaciones con la mayor calidad profesional. A través de monitorización de hardware, se puede redireccionar las señales de entrada directamente a la salida y escucharlas sin latencia. El broche de oro del dispositivo lo ponen su interfaz MIDI y su salida para auriculares. Los DJs obtendrán lo que necesitan gracias a esta tarjeta con tan sólo conectar su reproductor (tocadiscos) a la entrada de phono jack (con preamplificador). Los controles del monitor dejarán que los DJ’s hagan una escucha de prueba de los temas antes de pincharlos. Las entradas de micro (jack de 1/4” o XLR, con adaptador mini jack) y auriculares están situadas una junto a la otra. La DMX 6 Fire USB también posee un sistema de sonido envolvente 5.1 y convierte las entradas de sonido mono en estéreo.

TERRATEC en banco de pruebas ISP Música

Bajo Windows Vista
Instalamos la unidad en un PC para someterla a nuestras pruebas habituales. Algo que nos ha gustado es su actualización (incluida) de drivers para Windows Vista. Aunque muchos de los usuarios aún utilizan XP, es realmente lamentable que se estén comercializando aún productos sin drivers para Vista pues, supuestamente, es la tendencia natural de cualquier usuario PC.

Aunque su fabricante lanza este producto como “de consumo”, es decir, para la totalidad de usuarios multimedia, la realidad es que, en efecto, es una buena herramienta para quienes montan o mejoran su instalación “home studio” (estudio casero). De hecho, supera las prestaciones de muchos pequeños dispositivos que por el mercado circulan, eso sí, también es más alta en precio (que las interfaces más bajas de gama que podremos encontrar).

DMx6 b

De gama media
Esta interfaz podría situarse en la media por ofertarnos cuatro entradas y seis salidas simultáneas. Además, por proveer de alimentación fantasma, disponer de controles de ganancia y monitor, formato multientrada (XLR, jack), mejora de la frecuencia de muestreo, conexiones MIDI, salidas digitales, etc.

Podría decirse que existen modelos mucho más económicos para empezar, con dos entradas, dos salidas (es decir una estéreo) y todo lo necesario para abordar las tareas básicas de un home studio. Se trata de unidades que suelen estar por debajo de los 80 € y nos ofrecen lo más básico para comenzar.

En el otro extremo, es decir, por arriba, nos encontramos formatos con carácter profesional o semi. Interfaces en formato rack con ocho o más entradas, previos de calidad, diferentes vías de monitorización, superficies de control/interfaces motorizadas y un largo etcétera. En estos rangos nos movemos entre los 600 € y los 2.500 €. Sus principales ventajas son el mayor número de entradas simultáneas y, sobre todo, la calidad de los previos. Obviamente, las superficies de control/interfaces tienen (según cada caso) encantos añadidos.

Por tanto, podemos afirmar que un producto de cuatro entradas y seis salidas, que ronda los 300 €, se sitúa en una escala intermedia.

Por la experiencia de usuarios, me consta que Terratec es una marca que ha dejado una huella satisfactoria hasta el momento. No obstante, y en función del software de producción que se tenga en la cabeza utilizar, por este precio podríamos alcanzar diversas opciones, también confiables, como M-Audio, Digidesign, Edirol, Presonus, etc. Todo es cuestión de analizar (a mismo precio) entradas, salidas, garantía de latencia cero, previos y prestaciones en general.

El contenido del paquete y resultados de la prueba
Instalamos el dispositivo sin ningún problema y su funcionamiento es correcto. Sin latencia. Su juego de entradas/salidas funciona correctamente y toda la oferta de funciones cumple su objetivo con soltura. El desarrollo y fusión de MIDI y audio bajo el control de esta interfaz es correcto.

Dentro de la caja encontramos
1. Transformador.
2. Dos conversores de mini-jack a jack ¼ (uno mono y otro estéreo).
3. Conector de la interfaz al puerto USB.
4. Interfaz.
5. Disco de instalación.
6. Manual de instalación (incluido en castellano).

Panel frontal de la interfaz
a) Entrada múltiple válida para TRS ¼ (jack ¼ ) y XLR (para micro).
b) Salida de cascos.
c) Potenciómetro de volumen cascos.
d) 4 potenciómetros: ganancia 1, ganancia 2, entrada Phono y control monitor.
e) Salida y entrada digital.
f) Salida /entrada en formato RCA.
g) Interruptor off / -20dB.
h) Interruptor alimentación fantasma 48 V.

Panel trasero
a) Alimentación.
b) Conexión USB.
c) MIDI IN.
d) MIDI OUT.
e) Panel de entradas y salidas en formato RCA.

Conclusiones
Me sorprendió leer que la interfaz estaba destinada o concebida al público en general. Quizá su preparación para juguetear con el 5.1 en sonidos envolventes sea lo que la acerque más al consumo general. Aunque estoy seguro de que la “masa” podrá disfrutar de esta interfaz para sus aplicaciones multimedia, la veo algo excesiva para un individuo foráneo, ajeno a la música. ¿Para qué querría un “ajeno” a la grabación una alimentación fantasma?

Por el contrario, encuentro un compendio de utilidades que la hacen muy válida para cubrir con desahogo todas las necesidades básicas. Sirve para conectar nuestra creatividad, guitarras, teclados, platos, dispositivos mp3, cajas de ritmos, módulos, etc. con la unidad central (ordenador) y el software musical adecuado (Cubase, Cakewalk, etc.). El dispositivo muestra detalles que le hacen bastante específico para aplicaciones de producción digital. Nos han gustado los detalles, la entrada multifuncional, el control individual de ganancia, de cascos y demás potenciómetros de control de niveles.

También hace pensar en su desarrollo como semi-avanzado el hecho de proveernos de la atenuación y la alimentación fantasma para el uso de micros de condensador. Con la única extrañeza de que la renovación de la DMX 6 Fire 24/96 se quedara en 2.0 en lugar de en Firewire. En cuanto al precio, no está mal para cuatro entradas y seis salidas.

Tiene todo lo que puedas necesitar en una interfaz media. Como decía el famoso señor trajeado de la TV: mira, busca, compara y si encuentras algo mejor, cómpralo.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec