Menu

Yamaha GO46

Yamaha GO46

Sedujo a músicos que necesitaban de una solución de grabación de calidad profesional, tanto en casa como “on the go”. Presentada en la feria Summer NAMM hace algùn tiempo, esta interfaz Firewire ofrece dos entradas analógicas con alimentación fantasma y regulación de ganancia independientes, dos puntos de inserción, MIDI I/O, dos canales I/O digitales (S/PDIF óptico) y cuatro salidas analógicas con una toma de cascos.

Además, las salidas digitales son compatibles con los formatos de sonido surround AC3 y DTS, y todo ello es configurable a través de un panel de control software. Con esta tarjeta de presentación, la GO46 de Yamaha está llamada a seducir a músicos que requieren de una solución de grabación de calidad profesional, tanto en casa como “on the go”.

Para ofrecer un sistema completo que permita comenzar a trabajar de inmediato, la interfaz se complementa con un paquete de software que incluye la DAW Cubase LE, el sampler HALion SE y el plugin Groove Agent SE, todos ellos de Steinberg.

Mobile Audio Interface
Este es el rótulo que aparece junto al logotipo del fabricante en el frontal de la unidad, indicando claramente el carácter “nómada” de la interfaz. Diseñada desde el comienzo para ser transportada con frecuencia y permitir grabar en prácticamente cualquier sitio, el chasis se construye a base de una aleación de aluminio que proporciona solidez y ligereza.

También en la parte anterior se encuentran dos conectores combo XLR/TRS (balanceados) que permiten introducir señales analógicas en la interfaz, con sus respectivos potenciómetros de ganancia de entrada que ofrecen rangos de -60/-16 dBu para la opción XLR y -34/+10 dBu para la TRS.

Junto a estos potenciómetros se encuentran los interruptores para habilitar la alimentación fantasma (48 v) en las conexiones XLR. Esta alimentación se puede activar de manera independiente en cada canal –y no común a todos ellos, como suele ser habitual-, lo que permite el empleo de un micro de condensador en un canal y la conexión de una fuente sensible a la alimentación fantasma en el otro, sin riesgo de dañar la fuente. Se echa de menos, sin embargo, la inclusión de un led que indique cuándo está conectada la Phantom, muy útil cuando se trabaja en entornos oscuros.

Yamaha Go46 c

El panel frontal se completa con el control Master, la toma de auriculares y el control de ganancia de estos.

Ya en la parte posterior, dos nuevos conectores TRS (balanceados) ofrecen otra alternativa para introducir señal en los dos canales de entrada analógicos, con un rango de acción en este caso de -3/+9 dBu. Estas entradas tienen menor prioridad que las frontales, lo que quiere decir que en caso de conectar dos fuentes al mismo canal, una en la parte anterior y otra en la posterior, la entrada posterior queda deshabilitada.

Junto a estas entradas adicionales se encuentran los dos puntos de inserción (TRS, uno por canal) y las cuatro salidas analógicas (TRS balanceadas). Estas salidas se agrupan en dos pares estéreo, denominados Main y Monitor, cuya principal diferencia estriba en la frecuencia de muestreo soportada: la salida Main permite operar en 24 bits/192 kHz, mientras que la Monitor lo hace a un máximo de 24 bits/96 kHz.

El nivel de las dos salidas se regula mediante el control Master situado en el panel frontal. Para saber a qué salida está afectando el potenciómetro existen dos leds junto a él, rotulados respectivamente Main y Monitor. Con una breve pulsación del potenciómetro (que actúa también como botón) se conmuta entre el control de las dos salidas simultáneamente, sólo Main o sólo Monitor.

Si bien esta es una solución ingeniosa para ganar espacio -ya que no hay que montar dos potenciómetros-, en mi opinión presenta un inconveniente: puesto que el nivel en las dos salidas puede ser distinto, el potenciómetro es de giro infinito, es decir, no tiene posición mínima ni máxima. Esto implica que a simple vista no se puede saber el nivel de salida -ya que el potenciómetro no marca ninguna posición- y hay que recurrir al software del panel de control para visualizarlo.

Si eres de los que antes de mandar nada a monitores chequeas siempre el nivel de salida para evitar sustos (no es agradable cuando inadvertidamente el potenciómetro estaba al máximo…), tener que recurrir frecuentemente al panel de control puede hacerse algo tedioso.

En cualquier caso, este potenciómetro presenta aún más funcionalidades, ya que también actúa como “Mute” de las salidas. Manteniéndolo pulsado durante más de dos segundos se enmudece la salida que estuviera activa en ese momento, pasando el led respectivo a parpadear para indicar el nuevo estado.

Las conexiones I/O para audio digital son del tipo TOSlink, y admiten señales S/PDIF de hasta 24 bits a 96 Khz. Además, en la salida digital se añade la posibilidad de emplear los formatos surround AC3 (Dolby Digital) y DTS (Digital Theater System).

El puerto Firewire de seis patillas conecta la interfaz al ordenador y permite proporcionarle alimentación. En el caso de que el puerto del ordenador sea Firewire de cuatro patillas –que no proporciona alimentación-, existe una toma de corriente DC adicional (el transformador viene incluido con la interfaz).

Entre las conexiones Firewire y la toma de corriente se sitúan los conectores MIDI In y MIDI Out, que completan el panel posterior.

Yamaha Go46 r

Frecuencias de muestreo y controladores
La frecuencia máxima de muestreo en las entradas analógicas es de 192 kHz con una resolución de 24 bits, aunque hay que tener en cuenta que si se emplea esta configuración, la reproducción de audio simultánea con la entrada y salida de datos MIDI no es posible (esto sólo es posible en muestreos de hasta 96kHz).

Si bien esta limitación puede desanimar en un principio, lo cierto es que en las aplicaciones a las que está dirigida la interfaz probablemente no se necesite una frecuencia de muestreo tan elevada, y trabajar a 96 kHz sea más que suficiente.

En cuanto a los controladores, para las plataformas Windows existen dos posibilidades: MME y ASIO. Ambos permiten el uso de resoluciones de entre 8 y 24 bits, en frecuencias de muestreo de entre 32 y 192 kHz, aunque los valores de latencia más bajos se obtienen con ASIO.

En sistemas Mac el dispositivo no requiere la instalación de ningún controlador especial, ya que es plenamente compatible con Apple CoreAudio y CoreMIDI.

El panel de control
Al margen de todos los controles físicos, la GO46 también puede ser configurada desde un panel de control software que proporciona acceso a prácticamente todas las características de la interfaz. Este panel de control está dividido en tres pestañas: Digital Mixer, Output & Settings y About.

En la primera sección se dispone de un mezclador digital que permite controlar los cuatro canales de entrada de la interfaz y los seis canales de salida provenientes de la DAW.

En la segunda sección se encuentran los datos de configuración de la interfaz como la frecuencia de muestreo y la sincronización, un apartado denominado Routing que encamina las distintas señales del mezclador a las salidas, y los faders de las salidas analógicas (equivalentes al control Master del panel frontal).

También en esta sección se tiene acceso a la configuración de los drivers ASIO para controlar la latencia del sistema, y a una funcionalidad denominada Scenes. Como su nombre indica, estas escenas permiten almacenar distintas configuraciones de la interfaz, guardando los parámetros del mezclador, enrutamiento y niveles de salida, para rápidamente pasar de una configuración a otra.

Por último, la pestaña About contiene información sobre el sistema, versión de los controladores y firmware, versión del panel de control, etc.

En acción
Ciertamente la interfaz se comportó muy bien durante las pruebas. Se empleó Cubase SX en un Pentium D con 3GHz de RAM, lo que permitió configurar la latencia a unos más que notables 3.6 ms. trabajando a 96 kHz.

Los previos de micro son de buena calidad, como cabía esperar en un producto Yamaha. Trabajan muy bien en una amplia variedad de fuentes y la ganancia de entrada permite obtener buenos niveles de señal en la DAW.

A diferencia de otros fabricantes, Yamaha sigue apostando por incluir puntos de inserción en los canales analógicos, algo que puede suponer una gran diferencia si se acostumbra a emplear equipamiento externo.

Se agradece la posibilidad de habilitar la alimentación Phantom sólo en uno de los canales, y la funcionalidad para mutear las salidas estéreo mediante el potenciómetro Master es muy útil para la comparación directa de dos parejas de monitores, ya que rápidamente se puede enmudecer una u otra según las necesidades. Estas salidas secundarias también pueden ser muy prácticas durante la grabación, proporcionando una ruta para mandar al músico una mezcla de cascos distinta de la mezcla principal.

El paquete de software es muy completo y proporciona muchas de las herramientas más demandadas actualmente: una DAW (Cubase LE, con hasta 48 pistas de audio), un sampler (HALion SE, una versión reducida del aclamado sampler de Steinberg) y Groove Agent SE, también una versión, en este caso del potente plugin para crear pistas de batería.

El panel de control permite acceder a la configuración de la interfaz desde el propio ordenador, algo que puede resultar extremadamente útil si la unidad no es accesible fácilmente. En resumen, tal y como suele ocurrir con los productos Yamaha, diseño cuidado, componentes de calidad y amplias funcionalidades hacen de la GO46 una alternativa seria en su terreno.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec