Menu

CC121 y MR 816. Tacto real para plataformas Steinberg

CC121

El software de CUBASE contiene complejas mesas de mezcla para grabación y mezcla; escuchas en casi infinitas pistas, sorprendentes efectos aplicables a nuestra voluntad para cada una de esas pistas (ecualizaciones, ecos, etc.) y otras herramientas de edición y normalización, todo lo necesario para controlar nuestras interpretaciones por MIDI y hasta los sonidos de muchísimos instrumentos musicales, aunque también podremos incorporar los procedentes de otras librerías o aparatos externos.

Hay otros programas diferentes a CUBASE que también siguen esta línea. Es absurdo en mi opinión estar trabajando con cada uno de ellos. Son tantos los recursos que ofrecen cada uno, que quizá merece la pena centrarse en conocer a fondo alguno, en lugar de a todos, “sólo un poquito”...

¿A cuál acudir? Pues deberías imaginar que algo tendrán mejor “los que más suenan”. CUBASE está entre los líderes y, particularmente, yo es el que más uso sobre mi PC. Naturalmente que cada vez encuentro en él nuevos atajos y formas de trabajarlo que logran entusiasmarme horas y horas “sacándole partido”, también desde mis propias interpretaciones musicales obtenidas desde diferentes instrumentos.

En continua evolución
Desde los años 80, CUBASE ha modificado satisfactoriamente su software en sucesivas versiones. Fue uno de los primeros secuenciadores que aparecieron, para la satisfacción de muchísimos músicos que así ya podían trabajar cómodamente desde sus propios estudios.
Pero el sucesivo desarrollo de la informática y en tan alocada carrera de novedades, por supuesto que Steinberg las ha aplicado a sus productos y, en especial, a CUBASE, que actualmente ya se supera en su versión 4.5, tras una nueva serie a la que ya le dio un gran impulso en este mismo siglo, en que se asoció con YAMAHA para fabricarlo en Japón.
Desde Internet, incluso en español, atienden a las necesidades de sus usuarios, donde tratan de satisfacerlos como asiduos al producto. Muchísimos músicos prefieren usar CUBASE que, por supuesto, puede instalarse en cualquier sistema operativo de PC o de MAC.

CC121 b

Los avances de Cubase con el tacto real
Ahora nos sorprenden con un par de herramientas “físicas” y fuera del ordenador, que pueden servir de gran ayuda para manejar este ya complejo programa y sin estar esclavos de hacerlo continuamente con el ratón (Mouse). Muchas de sus múltiples funciones las alteraremos “al tacto” y sin ni siquiera tener que seguir los cambios a través de la pantalla del computador, lo que en algunos casos también podrá beneficiar a un gran colectivo de ciegos, muchos de los cuales tienen unas extraordinarias cualidades desarrolladas con los sonidos y la música.

Ambas máquinas son complementarias y amplían así la capacidad del manejo de CUBASE. Van “enganchadas” al ordenador a través de cables USB, de modo que todo ello compone un extraordinario conjunto de trabajo que sería la gran envidia de aquellos estudios de grabación profesionales que antes contaba, y que desaparecieron frente a estos otros sistemas ahora más desarrollados y, sobre todo, muchísimo más económicos. Es algo así como lo que ha supuesto el mp3, que ha creado una gran criba ante la comercialización de los productos musicales. Y, por supuesto, que mp3 es un formato que también podrá entrar en cada una de las pistas de CUBASE, y sobre lo cual luego podremos seguir trabajando hasta transformarlo a otra cosa, mezclándolo con otros formatos, como por ejemplo de MIDI, incluso para sonorizar bandas acústicas en productos de vídeo. Y todo ello con la mejor calidad profesional.

CC121
Es el “nombre” de una de estas dos máquinas controladoras de nuevo desarrollo, de tamaño bastante reducido (284 x 72 x 185 mm) y 1,5 Kg de peso, fácil de situar sobre nuestra mesa de trabajo y junto a nuestro computador, del que extrae 1,5 W a través del USB (5V), y sin necesitar otra alimentación de corriente añadida para su funcionamiento.

No obstante, añaden un alimentador de corriente supletorio (YAMAHA PA-3C o PA-130) que permitirá que actúe de forma independiente el controlador deslizador monitorizado que contiene, y que así “se moverá solo”, por ejemplo cuando le hayamos programado mezclas automatizadas. En el pack que yo he recibido también viene incluido este adaptador. Y por supuesto, también vienen unos cables y soporte en CD para instalarlo junto a nuestro CUBASE en el computador, añadiendo así ventajosos y excelentes nuevos recursos.

CC121 salió a un precio de venta,en España, de 399 € (IVA incluido).

CC121 back

Este controlador contiene a la vista, y para manejarlo con nuestras propias manos, los mandos fundamentales para operar con ese programa CUBASE que tendremos instalado en nuestro computador. Facilita de una manera muy rápida acceder a cada una de las pistas o canales que usemos en el secuenciador, así como alterando mediante sus potenciómetros, ya entre nuestros dedos, a todo tipo de parámetros como ecualizaciones, sus efectos, los sonidos de los instrumentos, etc. Sólo vemos un Fader (deslizador) similar a los varios que aparecen en CUBASE (uno por canal) y aunque, al usarlo, podremos pasar de un canal a otro mediante un conmutador denominado “Channel Select”, para mi gusto, sería más útil que contara con cuatro de esos Fader en lugar de uno; quizá eso le daría un mayor coste y tamaño de la máquina. Poner en marcha así la grabación o escucha de los temas será de un acceso mucho más inmediato y cómodo, así como la manipulación del programa. Sin duda así logramos una soberbia ayuda a quienes ya estamos familiarizados con CUBASE.

Quizá también rediseñaría la rueda de abajo a la derecha denominada AI NOV, con el que rápidamente controlaremos múltiples parámetros. Yo habría instalado una de esas del tipo con un agujero a un lateral superior, para con el dedo moverla aún mucho más deprisa. Ese tipo de “rueda”, Yamaha ya la instala en muchas de sus máquinas, por ejemplo en sus teclados musicales. Posiblemente lo harán más adelante, pero sin duda ésta también es eficaz.
La disposición de estos controles y potenciómetros sobre la carcasa del CC121 recuerdan mucho a los que aparecen en la pantalla principal del programa CUBASE, con lo que es fácil familiarizarse con ellos y, sin duda, agradecido al acceder así mucho más rápidamente a todas las funciones del programa.

Puede también ajustarse al gusto personal (del 1 al 8) la sensibilidad del fader (deslizador).

MR816

MR816csx y MR816x
Se tratan de unos Rack del tipo DSP que se venden en España por 1.199 € o por 799 € respectivamente, IVA incluido.

Permiten transferir de una forma cómoda y mejorada las señales de sonido analógicas o digitales, así como todo tipo de datos entre el CUBASE instalado en el computador con el resto de nuestros equipos de audio e instrumentos musicales que queramos adosar al sistema.


cubase producer packTodo el conjunto se convierte así en un impresionante estudio profesional musical, en el que no echaremos en falta casi de nada y que, además, será compatible para anexionarle otras máquinas relacionadas con la música y de cualquier otra compañía diferente a Steinberg.
Estas máquinas traen su propio software en un CD, para completar con su manejo a nuestro computador en el modo más óptimo y eficaz posible. Prácticamente es auto-instalable.
Una de las habilidades más útiles, a mi juicio, con la interposición de este Rack a nuestro sistema es el conseguir una latencia prácticamente inapreciable, en lugar de “hinchar de RAM” a nuestro computador.

Es necesario tener instalada al menos una versión de, o por encima, a la 4.5 de CUBASE en nuestro computador, aunque entre ese software que contiene ya tiene una versión CUBASE AI 4 para poder trabajar.

MR816 contiene ocho preamplificadores muy sofisticados y adecuados para obtener la mayor calidad de sonidos. Permite la entrada de hasta 16 canales de audio y la mezcla en ocho canales estéreo, de los cuales dos podrán ser asignadas a una salida estéreo para auriculares a modo de monitor, o para otras funciones que se nos ocurran. Y a ese sonido de monitorización le podremos añadir, por ejemplo, procesos de reverberación y sin retardos de latencia, lo que así nos resultará más cómodo en su uso.

Al frente existen dos salidas para dos parejas de auriculares (1 y 2).

Está equipado con ocho entradas (también del tipo XLR) monourales, para cualquier tipo de impedancias con micrófonos (también con Phantom), de línea o desde instrumentos musicales; y una toma de línea o de micrófono en el panel frontal que facilitará trabajos inmediatos, y nada incómodos, en la preparación de su instalación.

Incluso contiene una toma WCL (de reloj) compatible con algunos trabajos muy profesionales.
El modelo CSX contiene además efectos de ecualización, compresión y de rever diseñados por YAMAHA con su más última tecnología, para obtener resultados óptimos y satisfactorios.
La configuración “de escena” que preferentemente queramos usar (con nuestros ajustes escogidos) la podemos almacenar como un fichero en el ordenador, de modo que para otro futuro trabajo, podemos acudir a esa misma “escena de trabajo” sin perder el tiempo de reajustes otra vez de nuevo, aún cuando entonces también podríamos alterarlos.

Estas dos nuevas herramientas, más CUBASE 4.5, constituyen un curioso estudio de grabación semi profesional del siglo XXI, y a un precio ridículo frente a similares prestaciones de antaño.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec