Menu

Presonus Firebox. Firewire en pequeño formato y con grandes soluciones.

presonus firebox ISPmusicaHace un tiempo, no demasiado, lo de pinchar una tarjeta o dispositivo de audio a nuestro ordenador era algo complicado, además de caro. Hace algunos años, sólo encontrábamos dispositivos PCI que, generalmente, estaban destinados a parcelas de consumidores muy reducidas. Poco a poco, y de forma paralela al crecimiento de los “home studio”, han ido apareciendo cantidad de dispositivos.

Primero para conexiones USB y, posteriormente, en formato FIREWIRE. Cada vez estas interfaces son más desarrolladas; mejorando la rapidez de trasmisión de datos (a través de este puerto firewire) y completando aquellas funciones que las primeras tarjetas PCI de audio no satisfacían ni por casualidad.

¿Qué debe ofrecernos una interfaz de audio/MIDI?

Inicialmente, las funciones básicas de estos dispositivos eran las de proveernos de una salida analógica estéreo, una entrada analógica estéreo y MIDI In y Out. Actualmente las interfaces van un poco más allá y son fabricadas de tal modo que cubran todos los aspectos básicos. Estos son:

1. Entradas. Cuantas más entradas tenga el dispositivo más instrumentos podremos grabar al tiempo. Si generalmente tocamos solos, una entrada estéreo será más que suficiente, pues al ir grabando pista por pista, no sobrarán entradas auxiliares. En cualquier caso, disponer de entradas suficientes siempre es bueno. Nunca sabes qué necesidades podrás tener en un momento dado.

2. Versatilidad de conexiones. Lo ideal es que cuentes con entradas MIC y entradas instrumento. Formatos XLR (generalmente para MIC) y TRS ¼ para instrumento.

3. Previos de micro. Potenciómetros que controlen la ganancia de las líneas de entrada. De este modo puedes adecuar la intensidad de la señal a lo que necesitas.

4. Alimentación fantasma. Como sabes, los micros de condensador necesitan de alimentación 48 V (phantom power o alimentación fantasma). Sin ella no funcionan. Hasta hace poco había que comprar cacharros externos para proveer a los micros de alimentación (hablo de estudios pequeños/caseros). Actualmente casi todos los pequeños dispositivos – interfaces, mesas, superficies de control etc.- solucionan este problema o necesidad.


5. Salidas. En efecto, con una salida analógica estéreo podemos empezar a manejarnos. No obstante, contar con salidas digitales y varias salidas analógicas no es ninguna tontería. Utilizaremos las salidas para diversas aplicaciones. Por ejemplo, utilizar parejas de monitores diferentes y disparar a las salidas ½ ó ¾ en función de los monitores por los que queramos oír la mezcla. También podremos utilizar la multisalida para grabaciones en sistemas 5.1 (obviamente si contamos con todas las salidas necesarias). En fin, a mayor número de salidas, mayor número de posibilidades.

6. Salida de cascos. Preferentemente con control de volumen; de tal modo que podamos regular la intensidad de la señal. Parece una broma, pero hay dispositivos que incorporan la salida de cascos sin potenciómetro de volumen.

7. Latencia 0. Evidentemente esto es imprescindible.

8. Compatibilidad con el software. Conviene asegurarse de que el dispositivo será bien reconocido por nuestro soft.

FIREBOX en banco de pruebas
Durante estos días hemos tenido en banco tres dispositivos de Presonus. Abarcando tres precios y tres tipos de producto para diferentes exigencias. El Firebox es el termino intermedio entre los tres probados: Inspire 1394, Firebox y Firepod.

Intermedio, pues cuenta con algunas prestaciones más que su hermano pequeño, pero no llega a la versatilidad y potencia del mayor. También en precios estamos en terreno central.

Se trata de un dispositivo pequeñín. Parecido en dimensiones al Inspire. Un cuadrado de unos 15 x 15 cm. y una altura de 4 cm., aproximadamente. Es cómodo y puede colocarse en cualquier parte del estudio, aunque personalmente habría preferido que pudiera incluirse en el rack. Supongo que Presonus deja para rack (también otros fabricantes) modelos un poco más altos de gama. Por ejemplo el Firepod. Me molesta un poco que el dispositivo se mueva y que el cableado quede por ahí fuera. Está claro que esto pasa en todas las interfaces que no se montan en rack (que son muchas).

Instalando
El paquete trae varios CDs, incluyendo los drivers, un CD de plug ins y muestras sample, más el CUBASE LE. Un pack muy completo para ponerte en marcha a la orden de ya.

El dispositivo se instala rápidamente y, lo que es mejor, de una forma especialmente sencilla. No tienes que hacer nada más que seguir el proceso que se te indica y enchufar. En unos minutos todo funcionando. El Firebox fue perfectamente reconocido por nuestro ordenador en pruebas. También el software apreció la presencia del nuevo invitado. Abrimos varios programas (diferentes versiones de Cubase, aplicaciones de windows estándares, etc.). Todas las aplicaciones tomaron buena nota de la existencia de la nueva interfaz. En todas ellas funcionaba a la perfección.

Al tiempo que se instalan los drivers, se incorporan a nuestro escritorio dos nuevos invitados. El firebox mixer y el firebox control panel. Con el primero controlamos los niveles de entrada/salida, seleccionamos las señales operativas, las salidas, etc. Se trata de un mixer virtual que controla el dispositivo.

Por su parte, el control panel nos permite ajustar los parámetros:

Sample Rate: de 44.1 kHz a 96.0 kHz
Clock Source: Internal / SPDIF
Latencia: 1.5 ms a 25 ms
Ganancia de entrada: +12 dB en entradas 1,2,3 y 4

Conclusiones
Este dispositivo va un poco más allá de los convencionales o mínimos. Existe mucha oferta en el mercado que soluciona lo básico. El Presonus Firebox pasa con nota estos resultados y nos brinda más opciones. Más soluciones por su calidad de previos, por la versatilidad de sus conexiones y por su número de entradas/salidas, que es un poco más generoso de lo estrictamente necesario. Con esto quiero decir que podrás hacer algunas cosas más, como configurar diversas salidas, etc.

En resumen, creo que se trata de una solución compacta, de precio razonable, que despunta y destaca sobre sus “hermanas pequeñas”. Hay ofertas de producto más profesionales, como es el caso del Firepod, también de Presonus, aunque tal vez se exceda en recursos y tu home studio no necesite tanto. La interfaz que más se adapte a tus necesidades, por precio y soluciones, debe ser elegida por ti. Aquí tienes una opción apetecible y que podríamos considerar como intermedia entre lo básico y lo profesional.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec