Menu

BlackBox. Herramienta para estudio y directo.

BlkBox ISPMusicaRecientemente he estado utilizando un pequeño equipo de la prestigiosa compañía M-Audio. M-Audio conjuntamente con Roger Lynn, toda una leyenda en el diseño de instrumentos, (creador de las primeras cajas de ritmo digitales, entre otras cosas) han desarrollado este interesante y sencillo equipo que puede ser un buen aliado en los dos principales focos de trabajo de cualquier guitarrista, el directo y el estudio de grabación.

El Black Box es varias cosas al mismo tiempo, una interfaz de audio digital, que podemos conectar a nuestro ordenador vía puerto USB, y también un simulador de amplificadores, un procesador de efectos y una caja de ritmos. Teniendo en cuenta la versatilidad del equipo vamos a ver cada uno de sus aspectos.

Grabación e Interfaz de audio
Con respecto a su función como interfaz de audio, lo primero que hay que señalar es que la conexión con el ordenador es sencilla y el equipo está operativo en unos minutos. El primer tema a contrastar es la latencia, ya que a la hora de grabar esos milisegundos de retardo pueden ser todo un problema. En este caso y durante la grabación, estamos escuchando el sonido de la guitarra en tiempo real, sin ningún tipo de retardo, ya que no estamos monitorizando la entrada de la pista sobre la que estamos grabando, si no la señal directamente desde la unidad. La calidad del sonido grabado es buena, suficiente para un buen número de proyectos. En esta ocasión, con equipos de gama media que no superan los 500 euros, debo recalcar que con tal nivel de calidad, lo que más va a influir va a ser nuestro gusto, más que otra variable, ya que en los últimos años el listón de calidad de equipos de estas características se ha puesto realmente alto. Otra particularidad es que podemos sincronizar el tempo de los temas que estemos trabajando con la caja de ritmos y los efectos del Black Box.

La Simulación de amplificación
Encontramos en este equipo 12 tipos de amplificador diferentes, muchos de ellos conocidos por todos y que abarcan un amplio espectro de tímbricas y estilos. Son los: Fender Bassman, Fender Deluxe Reverb, Fender Twin, Vox AC 3, Marshall JTM-45, Marshall Plexi JMP-50, Marshall JCM-2000, Mesa Boggie Maverick, HiWatt DR103, Soldano SLO 100, Mesa Boogie Dual Rectifier, Bogner Uberschall. Varios de estos modelos son amplificadores que conozco bien y puedo decir que la simulación es bastante acertada. Para ajustar los parámetros de cada ampli tenemos los siguientes controles: Amp, con el que seleccionamos el modelo simulado. Drive, para ajustar los niveles de distorsión y saturación. Bass, como control de graves y Treble, como control de agudos. Nuevamente se hace muy rápido el control de cada preset y nos podemos hacer una idea de los que más y menos nos gustan, o son más o menos acertados para una u otra situación.

Efectos
Aparte de los efectos habituales en equipos de estas características, Chorus, Flanger, Wah, etc., encontramos unos presets denominados Talk Box que recuerdan al clásico efecto popularizado por Peter Frampton donde la guitarra "parecía hablar", puede semejar un sintetizador de guitarra, cuanto menos curioso. Los efectos de Arpegiador y Tremolo salen de lo habitual y quedan realmente bien sincronizados en combinación con la caja de ritmos. Los controles con los que podemos ajustar los efectos son: la velocidad, la intensidad del efecto y la mezcla de señal procesada y no procesada. Dentro de los efectos, pero como una opción aparte, tenemos el Delay, y dentro de éste los siguientes parámetros: Delay Time, Delay Repeats, Delay Volume y Drums to Delay/Input. En Delay Time vamos a controlar el tiempo de retardo entre la señal original y la señal procesada. En este equipo tenemos la posibilidad de definir el tiempo de retardo en milisegundos pero también, y lo que es más importante, usando valores de nota con respecto al tema o la secuencia que estemos grabando o tocando.

Diferentes utilidades
Otros parámetros que podemos controlar son el Volumen de salida del ampli o el balance entre la mezcla del sonido de la guitarra y el de la batería. También tenemos un afinador, función nada desdeñable, al que podemos acceder pulsando a la vez los botones Utility y Delay. Otra función interesante es la puerta de ruido o Noise Gate que nos sirve para eliminar el ruido que genera la electrónica de la guitarra.

En cuanto a las conexiones, tenemos una entrada XLR para micro dinámico, dos salidas balanceadas para conectar unos monitores activos o un mezclador, una salida digital S/PDIF, una conexión para pedal de expresión y dos más para controlar otras funciones, y por supuesto la conexión USB para utilizar con el ordenador. Frontalmente tenemos en la unidad la entrada de guitarra de 1/4 y la salida de auriculares, también de 1/4.El Black Box viene con 99 patrones de batería, algunos de ellos muy interesantes, y también dispone de 100 presets programados por la fábrica y otros 100 de usuario para hacer y deshacer a nuestro antojo. Como este equipo es realmente sencillo y quizás, afortunadamente, de los más simples de manejar que me he encontrado últimamente, no creo que sea difícil hacer un rápido recorrido a sus posibilidades y ver si puede sernos de ayuda para nuestras creaciones musicales.

Por último, solamente deciros que el precio de lista es bastante accesible, así pues, dada la facilidad de manejo, si hay algo en este artículo que ha avivado vuestra curiosidad no dudéis en probarlo, ya que en unos breves minutos os haréis una fiel idea de lo que esta "caja negra" puede proporcionaros.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec