Menu

Gutrhie Govan. Autodidácta: “La buena música invita a la música”. Amén.

 Guthrie-Govan-ISPMusica

“Empecé a tocar la guitarra cuando tenía tres años”

Ciertos guitarristas nacen con la música precipitándose por sus venas, al igual que posteriormente sus dedos se deslizarán con la misma agilidad que su sangre por el mástil de ese preciado y precioso instrumento. Es algo innato, algo natural, singular y propio, muy propio. Únicamente unos pocos vienen al mundo con tal don. Son los Elegidos. Probablemente, sea este el caso de Guthrie Govan.

Por ello, no es de extrañar que a los tres años empezara a tocar la guitarra de forma autodidacta. A una edad tan temprana en la que el uso de la razón queda todavía relativamente lejano, Govan ya hacía gala de un talento innato…Pero detrás de ese gran guitarrista hay todavía mucho más: Una gran simpatía y dulzura cercana, una cándida humildad, una personalidad encantadora, una amabilidad franca y una modestia sincera. En definitiva, conversar con Guthrie y entrevistar a Govan se convirtió en un auténtico placer, un placer muy parecido al que se siente escuchando su brillante técnica y su dominio de mil y un estilos. Probablemente, estemos ante uno de los mejores guitarristas de los tiempos actuales. Se lo merece. Demos paso al gran Guthrie Govan; Desde ISP Música os presentamos a un verdadero artista, a un artífice de calidad. ¡Disfrutad de esta entrevista en exclusiva!
Guthrie, eres considerado como uno de los mejores guitarristas modernos. ¿Cómo te sientes?
Bueno…Yo sólo hago lo que hago. Es genial que a la gente le guste lo que hago, pero nunca me he preocupado demasiado de lo que piensen los demás. Yo trato de hacer lo que considero que es correcto.



¿Cuándo empezaste a tocar la guitarra?
Empecé a tocar cuando tenía tres años….Realmente no me acuerdo. ¡Yo era muy joven y la guitarra era muy grande! (risas)

He leído que eres autodidacta. ¿Es verdad?, ¿a qué se debe?
Es verdad. Mi padre me enseñó a tocar la guitarra. Luego empecé a escuchar todo tipo de música para tratar de aprender.

Actualmente, ¿cuántas horas tocas al día?
No lo suficiente. Honestamente, paso más tiempo esperando en los aeropuertos, sentado en embajadas tratando de obtener visados y contestando emails (risas).Aunque esto también es guay…

¿Cuál es tu guitarra favorita?
Mi guitarra signature Suhr. Te la enseñaré ¡TACHÁN!

Guau…¡Es una pasada!
¡Es genial! Esta es mi favorita.suhr guthriegovan 17108 frontfull


Pero, ¿cuántas guitarras tienes?
¡Tengo 15 guitarras!


Y, ¿podrías decirme cuáles son los guitarristas que más te han influenciado?
¡Oh! Mucha gente. Principalmente, mi padre, que fue quien me introdujo en el mundo de la música. Es quien me hizo amar la música. Por otro lado, me gustan los guitarristas que empezaron a tocar rock and roll en la década de los 50, como Elvis, Jerry Lee Lewis o Chuck Berry. Creo que he aprendido mucho también de Scotty Moore. También me ha influenciado el rollo blues, Eric Clapton en su década de los 60. Creo que es genial. Por otro lado, B.B. King. También, Jimi Hendrix y por supuesto Jimmy Page.


Hablemos de tus equipos, ¿qué esperas de una guitarra?
Principalmente, una guitarra que escuche…Es agradable que una guitarra responda de forma diferente cuando tocas las cuerdas de forma distinta. Es decir, que tenga un amplio rango de sonidos y que se pueda tocar sus cuerdas de diferentes maneras. De hecho, para mí, que la guitarra responda supone el 50 por ciento; Que sea fácil de tocar sería el 25 por ciento; y el otro 25 por ciento restante sería que sea confiable.
Que sea confiable es muy importante para mí, puesto que, por ejemplo, hace poco estuve en Sudáfrica, así que mis guitarras viajan mucho…Si coges una pieza de madera y la sometes a cambios bruscos de temperatura y a otros contratiempos, no supone nada bueno puesto que esto no es algo que le guste a la madera. Por ello, considero que una guitarra debe ofrecer confianza.

Y, ¿qué esperas de un amplificador?
Creo que debe permitirte crear sonidos y mantener la forma en que tocas, que te permita utilizar sustain, overdrive, pero sin perder la carga emocional.

Por otro lado, ¿cómo te describirías a ti mismo, como guitarrista, como músico o como ambos?
Bueno…En realidad no lo sé. Considero que debes ser músico para ser guitarrista. Debes tener la música en tu cabeza y 'decirle’ lo que necesitas para crearla. Me encantan los guitarristas que hacen cosas grandes, cosas más profundas y que estén interesados en la música.

Guthrie, eres un guitarrista muy versátil pero, cuando tocas tu guitarra, ¿con qué estilo de música te sientes más cómodo?
No lo sé…No soy la clase de persona que se centra en eso. Sé que hay grandísimos guitarristas que sí que buscan la fuente estilística y se convierten en expertos en un determinado estilo e ignoran todo lo demás. Yo me he pasado la vida distraído con todo (risas) Me gusta por ejemplo el country, el blues, algunos clásicos, y soy fan del jazz, aunque también me gusta el rock. Sin embargo, creo que el blues tiene una gran personalidad. Como puedes ver me gusta toda la clase de música…Creo que la buena música invita a la música. Yo me centro en toda ella.
Asimismo, eres un profesor de guitarra muy destacado. ¿Qué es lo que más te gusta de enseñar?, ¿y lo que menos?
Empezaré por lo que me gusta menos (risas). Algunas veces me siento raro como profesor de guitarra puesto que yo soy autodidacta. Es una situación inusual (risas). Sin embargo, trato de enseñarles quizás como se enseñarían a sí mismos…Creo. Igual que me enseñé a mí mismo, igual que yo aprendí. Trato de enseñarles lo buenos que son en algunas cosas, con humanidad.
Otra cosa que no me gusta de enseñar es que te puede absorber. Honestamente, es una de las profesiones actuales con las que puedes hacer dinero como músico. Hay muchos guitarristas que se dedican a la enseñanza 50 horas a la semana, y se pierden en la vorágine… y yo me niego a que esto me ocurra a mí.

Normal…Además, tienes tu propia banda, 'The Aristocrats’…
Sí, The Aristocrats es mi propia banda, es la banda con la que ensayo aquí en mi ciudad. Sin embargo, también hago grabaciones para otros. Esto último son cosas (y enseñar) que uno hace para vivir de la guitarra. Yo no me planteé específicamente “quiero ser profesor de guitarra”, es algo que simplemente ocurre. Son cosas que ahora forman parte de mi vida.

Tu genial primer álbum en solitario se llamaba 'Erotic Cakes’. ¿Cómo se lo describirías a nuestros lectores?
Es música instrumental, que contiene muchas notas (risas) Creo que es estilísticamente una mezcla de muchas cosas. Se pueden encontrar ritmos funky, ritmos heavy, también ritmos extraños…Creo que es una fusión de diferentes estilos, es algo original. Es música de guitarra.

¿Por qué decidiste llamarlo así?
(Risas) Los Simpsons tuvieron un capítulo especial de Halloween, en el que Homer se encontraba a sí mismo en una calle, pero en el mundo real, en el mundo en el que vivimos tú y yo y se asustaba. De repente veía una tienda en la que ponía 'Erotic Cakes’ y Homer entraba en ella, mientras todos los humanos se le quedaban mirando fijamente. Me pareció un capítulo realmente divertido…Por ello llamé así a mi disco.

Por cierto, estuviste involucrado en la banda de estrellas Asia…¿Cómo fue?, ¿qué significó para ti? ¿Y para tu carrera?
Bueno, para mi carrera no estoy seguro de lo que significó, pero para mí fue una experiencia genial. En un principio fui contratado como un tipo de sesión para ayudarles a terminar todo el álbum. Esto ocurrió alrededor de 1990. Supuso una gran experiencia para mí porque fui al estudio y participé en los tracks, y me di cuenta de que estaba tocando con auténticos monstruos. Todo esto se convirtió en algo muy estimulante para mí. Después, me llamaron unos meses más tarde para que me uniese al tour como guitarrista. Y yo dije “OK”, y comencé a vivir en un autobús durante la gira…Fue un gran aprendizaje para mí y además me pasaba con la música 24 horas al día.

Hablemos ahora de tu banda The Aristocrats. ¿Cuáles son vuestros proyectos?
Hemos estado 'girando’ mucho este año. De hecho, hemos ido a distintos países de Asia, como Corea, Japón, etc. También hemos estado perdidos en Estados Unidos. Hemos estado por Europa, hemos ido a Turquía…En resumen, ¡hemos estado girando por este pequeño mundo! (risas) Sin embargo, nuestro proyecto más inmediato es sacar al mercado un DVD en directo que grabamos en el mes de junio en California, que suena y se ve genial. Por otro lado, lanzaremos nuestro nuevo álbum en enero, y también nos iremos de gira por Europa.

Estuviste tocando con The Aristocrats en España el pasado marzo...¿Volveréis?
¡Por supuesto!

Por cierto Guthrie, puedes tocar como cada gran guitarrista del mundo pero, ¿has encontrado tu propio estilo?
Sí, creo que sí lo he hecho. Además, creo que todo guitarrista debe preocuparse de encontrar su propio estilo. Uno siempre intenta sonar de una forma determinada o como un determinado guitarrista, y eso es bueno, porque te ayudará a aprender. Pero después, tienes que pasar página. Sin embargo, uno tiene que darse cuenta del momento en que está listo para pasar a otra cosa. Tienes que sentir que es la hora; Cuando tienes ese sentimiento, ya no tienes elección. Durante los últimos años mucha gente se ha interesado por lo que yo hago, debido a lo que toco y que también enseño en una revista…Al final se crea como una reputación y a veces la gente te dice: “Oh, tú eres ese tipo que puede tocar como otra gente”. Pero en realidad, nunca es lo que yo he querido. Es algo que haces por trabajo, como por ejemplo puede ser que toque un solo de Steve Vai para una revista de guitarristas. Por otro lado, a mí me está ayudando internet a mandar mi propio mensaje y que la gente me escuche.

¿Es difícil ser guitarrista hoy en día?
Sí, supongo. Son tiempos confusos para todo el mundo.

Para finalizar la entrevista, ¿podrías dar algún consejo a los lectores de ISP Música?
Déjame pensar…Hay muchos guitarristas que aprenden a tocar de oído, que buscan su propia identidad...Algunos de esos tipos se preocupan por aprender mucha técnica y se encierran en su búsqueda y dicen “No, es imposible saber más”. Sin embargo, tocar la guitarra significa aprender y crecer. Hay gente que tiene su propio estilo y debe ir a por él, ya que nadie se lo podrá arrebatar. Es un don, un regalo. Por otro lado, hay tipos que van a muchos clinics y a cosas de estas. Allí he conocido a músicos que empezaron a tocar cuando tenían 14 años y escuchaban a John Petrucci y trataban de imitar cada una de sus escalas y cada una de sus claves. Se encerraban en la habitación y trataban de lograr lo mismo que él. Pero luego, una vez en el escenario, cuando por fin tocaban con una banda, se sentían perdidos. Todos estos chicos deben darse cuenta de que tener una buena técnica es genial, pero uno debe preguntarse: “¿Por qué toco?, ¿existe una razón para que yo esté tocando?”, y así conocer las razones que le llevan a uno a estar ahí. No es como estar en el instituto y decir: “Esta semana tocaré más rápido que la semana anterior”. Está bien, pero si quieres tocar música, aunque sea sin gente, debes componer tu propia música. Supone un gran esfuerzo. Por ello, la técnica no debe ser el único punto en el que se centre un guitarrista. Muchas veces la gente toca discursos ridículos y hacen ver que no están contentos, porque no saben qué será lo siguiente y únicamente se centran en conseguir trucos y se presionan a sí mismos. Principalmente, un guitarrista debe estar feliz con lo que hace.

Poco más queda por decir. Únicamente aprovechamos para añadir: Guthrie, ¡mil gracias por todo! Y como el propio Govan ha dicho: “La buena música invita a la música”. Amén.

email  facebook rec  twitter rec  google rec  printrest rec  linkedin rec  rssnews