Menu

Guitarras españolas

Raimundo 630 E. Un modelo de versatilidad.

  • Escrito por Chema Vílchez

 

Hacía algún tiempo que no realizaba un banco de pruebas a una guitarra española. Esta ocasión es algo particular, la casa fabricante, Raimundo, celebran su 40 aniversario. Es sin duda una ocasión para darles la enhorabuena. Ellos comenzaron, como muchas de las marcas míticas (Fender, Gibson, etc.), con una empresa pequeña y familiar. Desde entonces no han parado de crecer en todos los sentidos y ganar numerosos premios. Personalmente, puedo decir que he trabajado con su guitarra flamenco-midi los últimos dos años y mi experiencia es que la calidad les avala.

Leer más

Prudencio Sáez Modelo Stage, sonido natural.

  • Escrito por David Martín

Prudencio saez

Qué origen de fabricación mejor que España para hacerse con una guitarra de cuerdas de nylon. No hay dudas al respecto. Este constructor de guitarras está ubicado en Valencia, España. Su fabricación de instrumentos artesanales data de 1963 y construye diversos modelos divididos en las series: colección clásicas, colección ecológica, colección niños, colección cutaway y colecciones varias.

Leer más

Ricardo Sanchís Flamenco Extra. Investigación y buen hacer.

  • Escrito por Chema Vílchez

flamenco extra

La construcción de un instrumento musical tiene, desde mi visión como guitarrista, dos aspectos complementarios: uno puramente técnico, incluso podríamos decir científico; el otro tiene que ver con la sensibilidad, la imaginación y el buen gusto. Es este último, el que puede elevar la creación de un instrumento a "obra de arte". A nadie debe extrañar, por lo tanto, que muchos instrumentos musicales hayan pasado a los museos como piezas únicas, constituyendo un autentico deleite para la vista y por supuesto para el oído.

Leer más

Manuel Rodríguez MB. No sólo los clásicos tocan con españolas.

  • Escrito por Román Vega

manuel rodriguez

Cuando aprendía a tocar la guitarra, recibía clases de clásica. Con una española, como era de esperar. Sobre los 13 años, seguía con mis clases de clásico, pero me hice con una eléctrica. Por entonces me daba hasta “vergüenza” que mis colegas me vieran tocar con una cuerdas de nylon “clasicorra”. Pensaba yo que era poco moderno y que ese tipo de guitarras sólo las usaban los clásicos, o en misa.

Leer más

email  facebook rec  twitter rec  google rec  printrest rec  linkedin rec  rssnews