Menu

Tamburo Opera Custom. Evolución y revolución.

TAmburo drums 2Es increíble cómo parece que ciertas cosas han tocado techo cuando, de repente, aparece alguien y abre nuevos caminos. Se pensaba a finales de los 60 que se había dado el salto definitivo en la construcción de baterías, cuando el japonés Takashi Hagiwara consiguió un hasta entonces nuevo sistema de unión de las capas que forman el casco, consiguiendo con ello una mejoría sin precedentes en aspectos como la calidad de sonido o la durabilidad, tanto del casco como de la afinación.

Desde entonces, si os fijáis, las evoluciones más notables han sido en base al tipo de madera utilizada, o bien en cuanto a herrajes o sistemas flotantes, pero la construcción propiamente dicha de los cascos seguía siendo prácticamente igual que a principio de los 70. He dicho bien: “seguía”. A mediados de los 80 Tullio Granatello, batería y artesano italiano, comienza a experimentar con una nueva forma de construir los cascos. El sistema tradicional de construcción es, a grandes rasgos, el mismo para todas las marcas: se cogen láminas de madera, se humedecen para hacerlas flexibles, se les da forma y se pegan. Este buen artesano ideó una técnica diferente al cortar las láminas en tiras alargadas y pegarlas lateralmente dando forma cilíndrica; el mismo sistema que se puede ver en un barril, para que nos entendamos.

El resultado de ésta idea ofrece el acabado poliédrico que se puede apreciar en las fotos. Sólo construyó cinco modelos con láminas de madera maciza y, en 1989, decidió utilizar contrachapados y otras maderas (haya, álamo), con el fin de hacer una nueva serie más accesible al público.

Los años 90 fueron muy prolíficos, ya que presenciaron el nacimiento de los modelos Studio, Opera o Linea y en todos ellos se utilizaban maderas de calidad (arce, abedul, haya) combinadas a la perfección con el nuevo sistema de construcción de cascos. Actualmente se fabrican todo tipo de medidas en todos los componentes y en cada serie, así como sets completos con diferentes combinaciones, con la seguridad de que entre ellos podrás encontrar el que mejor se adapte a tu gusto.

El éxito está claro y el apoyo del colectivo de músicos es incuestionable, el cual viene avalado por una creciente lista de endorsers que podéis contemplar, junto con el resto de información detallada, en la web de la marca. Se puede encontrar una lista de precios y resulta destacable cómo baterías de arce y abedul (las de gama alta) se encuentran por precios más próximos a los de gama media.

Nuestro banco de pruebas
Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar el modelo Opera Custom, color White Sunny Pearl, compuesto por bombo de 22x18”, caja de 14x5”, timbales aéreos de 10x7” y 12x8”, y timbales al suelo de 14x12” y 16x14”. Se acompañan las patas de los timbales base y dos holder de timbal para adosar a sendos pies de plato. Este set se ha realizado por encargo y la serie Opera (al igual que la serie original) se fabrica a mano. Su precio es de 6.150 € + IVA.

La batería viene de fábrica con parches Evans, atendiendo a la siguiente configuración: en timbales usan G2 White Coated como batidor y G1 White Coated como resonante; en caja G1 White Coated como batidor y Hazy 300 como bordonero; y en el bombo EQ4 Clear como batidor y EQ3 White Coated como resonante.

Sin duda Evans es siempre una buena elección, y destaca el hecho de utilizar parches blancos en casi todas partes. Conozco músicos que afirman que se consigue con ellos el mejor sonido para la batería, aunque siempre es opinable. Lo que sí está claro es que ofrecen una respuesta armónica nítida y definida al sonido del tambor, diferente a la que se consigue con parches transparentes, que suelen tener algo menos de ataque y más cuerpo. Conviene destacar otro detalle interesante en la construcción, que se incluyó en la fabricación de los modelos a partir de mediados de los 90, consistente en un aro de madera que envuelve ambos extremos de los cascos, a modo de anillo de contención, contribuyendo a mantener las láminas firmes en su posición.

Además en los modelos Custom, como el que hemos tenido ocasión de probar, este grupo de láminas con anillo se encuentra recubierto de una corona plástica con el fin de suavizar el contacto del parche con el casco. Entramos en el tema más interesante, que es el grado de influencia de la novedosa técnica de construcción en el sonido de la batería. Para empezar he de decir que me llegó por carretera desde Italia, y cuando la monté se encontraba perfectamente afinada, tanto de manera individual como en la relación entre timbales. No es la primera vez que esto me ocurre, pero sí es un hecho muy destacable, dado que se le somete al traqueteo de las carreteras, junto con los inevitables cambios de temperatura.

Por tanto este dato sólo puede hablar bien de la construcción. De todos es sabido que con el paso del tiempo todas las baterías se van asentando y las afinaciones se van haciendo más duraderas, pero parece que esta construcción aporta una estabilidad a la madera más notable que el sistema tradicional.

También denota que los componentes han pasado por un proceso de afinación en la propia fábrica y es éste otro detalle sumamente importante. Cada uno viene con los parches ya montados, como es lógico en baterías custom, ahorrando un tiempo considerable en la puesta a punto. Desde luego es de agradecer, pues pocas veces una batería es “montar y listo”.

Como no podía ser de otra forma, se utilizan los prestigiosos aros Die Cast, que se caracterizan por la sección que se destina a alojar el tornillo tensor. Se ha demostrado fehacientemente en los últimos años que contribuye a hacer más precisa la afinación, y más duradera que otros tipos de aros más tradicionales.

Y ya que estamos hablando de herrajes, conviene destacar la forma redondeada de los tensores que reciben los tornillos, adornados con la T de la marca. En el bombo éstos llevan adosadas unas gomas que suavizan el contacto con los aros (por supuesto de madera) que sostienen el parche. Por último hay que destacar que el sistema flotante es del estilo RIMS, consistente en unas abrazaderas metálicas que se instalan en los tornillos tensores y que sostienen el casco con solvencia y eficiencia.

El sonido
Es un modelo que se podría utilizar como ejemplo de cómo debería sonar una batería. Da la impresión que la construcción laminada ayuda al tránsito del aire entre los parches. No hay necesidad de contener ningún exceso: sólo hay que montarla y tocar para descubrir un equilibrio muy destacable entre armónicos y cuerpo. Es nítido en notas de relleno y poderoso y contundente en las acentuadas.

En el bombo destaca la combinación del EQ4 en el batidor (una capa gruesa con otra de anillo interior) con el EQ3 en el resonante (dos capas de anillo interior de diferente diámetro). El uso de ambos modelos ofrece un equilibrio de armónicos fantástico, así como un volumen muy apreciable.

Tuve la suerte de disponer de tres días para hacer este banco de pruebas y pude comprobar cómo la afinación no variaba significativamente, manteniéndose estable y equilibrada.

Conclusiones
Es una batería que gusta a la vista y enamora al oído, dejando claro que la nueva técnica de construcción es un éxito. El sonido se muestra poderoso a la vez que sutil, las afinaciones son duraderas por fin y la respuesta de la madera parece que también es favorable. Se trata de un modelo muy especial por ser “a medida”, pero lo más importante es entender que la filosofía de trabajo de Tamburo es una evolución y una revolución en la construcción de baterías. Puedes encontrarla en el mercado en sets más accesibles, incluso con maderas de la más alta gama, construidas con éstos patrones.

Estoy seguro que en pocos años se verán baterías de esta marca funcionando al más alto nivel, así como modelos en otras marcas inspirados en la evolución que Tamburo ofrece.

email  facebook rec  twitter rec  google rec  printrest rec  linkedin rec  rssnews