Menu

Korg Triton Studio

  • Publicado en Teclados y síntesis
  • Correo electrónico

Triton studio

Hablar de la compañía Korg en el 2004, era hablar de revolución y consolidación. A lo largo de la historia del sintetizador en las últimas décadas Korg ha ido innovando cada día un poco más en todos los aspectos: sonido, intuitividad, facilidad de manejo, etc. Me quiero centrar en el Tritón estudio, que salió al mercado cuando escribí este texto, en lo que a materia de sintes se trata.

Uno es por supuesto el último modelo de la ya mítica serie Triton, el Triton Studio, y una pequeña joya con la que nos sorprendieron a todos por su capacidad y versatilidad, tanto en directo como en estudio, el MicroKorg. Este artículo está orientado a mostrar mi experiencia con ellos y cómo los utilizaré en estos conciertos, aunque para ello sea necesario explicar las características que ofrecen cada uno, para que os hagáis una idea de qué es lo que podéis conseguir con ellos y si se adaptan a vuestras necesidades, tanto si estás pensando en incorporarlos a tu estudio como para usarlos en tus actuaciones.

Triton Studio: la búsqueda de la perfección
Ya en la década de los 90 asistimos a la creación de un modelo que marcaría la dirección hacia la que apuntaría Korg en los años venideros, el famoso Trinity, el cual evolucionó de una manera bastante lógica hacia la serie Triton que tan bien conocemos hoy en día, ya que posiblemente haya sido el modelo más usado en los ultimos años en estudios de grabación y sobre todo en directo, debido a su manejo intuitivo y a la calidad y cantidad de abanicos sonoros que se nos ponían a nuestra disposición. La última consecuencia de esta apuesta tan personal nos llega con el Triton Studio, perfeccionando algunos detalles que quizás se echaban en falta en su predecesor.

Entrando en materia
Lo primero de todo es que combina la síntesis, los efectos, el sampling y la secuenciación integrada en un mismo teclado, además de la incorporación de una grabadora de CD (opcional) con la que puedes “tostar” tus trabajos realizados en el secuenciador del sinte.

Existen modelos de 61 y 77 teclas con pulsación de teclado, además del modelo con 88 notas contrapesadas, lo cual es de agradecer para aquellos pianistas que buscan una pulsación realista. Además, Korg mantiene su intuitiva pantalla táctil para moverse a través de las diversas opciones y configuraciones, y continua clasificando los sonidos por categorías (teclados, guitarras, baterías, etc.).

El Triton Studio se basa en la síntesis HI (hyper-integrated), lo cual quiere decir que hay varios tipos de filtros para cada oscilador además de un par de LFOs, con 21 formas de onda cada uno. Tienes también la posibilidad de controlar en tiempo real prácticamente todos los parámetros relativos a cada sonido asignándolos a la palanca de joystick, a los 4 Knobs, a las cintas de deslizamiento, la rueda de entrada de datos, etc.

Korg ofrece 1.536 presets de fábrica en Rom al igual que 1.536 combinaciones de usuario. Los performances pueden estar constituidos por 8 sonidos simultáneos en distintos layers o superpuestos. El Triton Studio ofrece una polifonía de 60 voces ampliable a 120. La calidad de muestreo de los sonidos se ha mejorada bastante con respecto al Korg Triton, sobre todo el sonido de piano, que desde mi punto de vista siempre ha sido el punto débil de los sintetizadores Korg. Además, este modelo de Triton es el primero en ofrecer la tecnología Open Sampling System, mediante la cual nos permite tener accesos directos a funciones de sampling desde los presets, los combis, y el secuenciador directamente sin tener que ir a la página de sampler. También contamos con dos arpegiadores polifónicos con diversos patrones cada uno. Dentro del secuenciador (que dicho sea de paso, ofrece 16 pistas o lo que es lo mismo, 16 canales MIDI) podemos samplear directamente una fuente externa de sonido, como una voz o una guitarra mientras que se reproduce en tiempo real las pistas grabadas. Las funciones del sampling ofrecen muestreo a 16 bit-48 Khz tanto en mono como en estéreo. En un principio tenemos 16 Mb de memoria de sampleo aunque es ampliable a un máximo de 96Mb mediante las placas SIMM correspondientes, y además es posible grabar las muestras a un disco duro interno como archivos Wav y luego pasarlos a la grabadora de CD para su uso en ordenadores. El Triton Studio permite cargar los formatos AIFF,WAV y AkaiS1000/3000, aparte del propio de Korg.

En lo que respecta a los efectos, El Triton Studio posee 102 efectos digitales con unos algoritmos bastante similares al clásico Triton aparte del proceso digital que sí que ha sido mejorado. Podemos insertar 2 efectos en el Master, tenemos 5 canales de inserción de efectos estéreo y una ecualización de 3 bandas. Tanto los efectos internos como de salidas pueden ser aplicados a sonidos externos, como si utilizáramos el Triton como un procesador de efectos. Por último, decir que tenemos 2 entradas analógicas y 2 entradas digitales, 6 salidas (4 de ellas individuales). Tiene las entradas y salidas MIDI de rigor (In, Out y Thru), salida SCSI y salida S/PDIF.

En el escenario
Uno de los aspectos que más me atrajo desde un principio cuando me ofrecieron formar parte de este proyecto fue la idea de trabajar con este sinte, ya que mi experiencia con el Triton ha sido siempre muy productiva. El sistema de clasificación de los sonidos por familias de Korg me parece muy inteligente y cómodo para el directo. Además, suelo trabajar bastante con samples, y aunque el sistema de mapeado de Korg no es de los más intuitivos que me he echado a la cara, sí es cierto que tan sólo es un poco de práctica, ya que si algo define a Korg es la impronta personal en todos los procesos de los que constan sus sintes. La verdad es que prácticamente con el Triton Studio no te hace falta ningún otro teclado en el escenario. Es posiblemente el más completo que puedas encontrar en conjunto, y puedes usarlo para cualquier estilo imaginable, ya que su gama de sonidos es amplísima. Quizás una de las cosas que más temía era qué había pasado con el sonido de piano, ya que el del Triton Clasic no me parecía bastante conseguido (aunque siempre tienes la posibilidad de adquirir la placa de ampliación de sonidos de piano que se vende por separado), y tengo que reconocer que los programadores han dedicado bastante tiempo a mejorarlo, lo cual para un pianista resulta imprescindible a la hora de encontrarse cómodo en un escenario. Además, no debemos olvidar que cualquier sonido podemos modificarlo en tiempo real gracias a los 4 Knobs asignables con los que contamos. En estos conciertos he buscado unos sonidos con un carácter analógico, y tener este control resulta muy práctico. Además, es muy de agradecer la posibilidad de instalar la grabadora, ya que a la hora de cargar samples es la forma más directa, y además puedes crear tus propios Combis y llevarlos en tan sólo un CD. En definitiva, creo que Korg ha creado un teclado todoterreno y sobre todo muy cómodo, al que le auguro muchos años de vida, y que a buen seguro veremos pululando por todos los estudios y conciertos durante bastantes años.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec