Menu

MicroKorg: el poder de la imaginación

MicroKorgLo primera pregunta que asalta al tener delante de tus ojos este sintetizador es cómo diablos han podido meter en un espacio tan pequeño tantas opciones. Debido al auge del sonido analógico ya desde el 2.000,  Korg quiso ofrecer un teclado con la facilidad de manejo propia de la última generación y el control y la calidez del sonido analógico. 

Posee síntesis por modelado físico, vocoder, efectos integrados y control a tiempo real de prácticamente todas las opciones a un precio bastante bajo. Además no debemos olvidar que el sonido de los patches conserva la calidad a la que nos tienen acostumbrados los programadores de Korg.

Una pequeña joya
Consta de un teclado sensible al tacto de 37 teclas un poco más pequeñas de lo normal y puede que al principio pueda costar adaptarse pero, realmente, cuando llevas un rato tocando ni siquiera te acuerdas de ello. En la sección izquierda del teclado tenemos el control de volumen, el botón de encendido/apagado del arpegiador, con un led que indica el tempo interno como el de MIDI y dos botones para transportar el sonido (con un rango de 3 octavas). El teclado viene equipado con 112 presets de fábrica divididos en 7 categorías de 2 bancos cada una, abarcando una gran cantidad de estilos: HipHop/Vintage, Retro, D´n´B/Breaks, Electronica, Techno/House, Trance y S.E./Hit. Además existe una octava categoría que es el Vocoder, que incorpora 16 patches más, por lo que hacen un total de 128. Los sonidos se seleccionan mediante un control tipo rueda en el que se escoge la categoría y gracias a los grandes botones de cambio de programa (program number) y el botón de selección de banco (A o B) .El microkorg es capaz de ofrecer hasta 4 voces de polifonía y puede responder a 2 canales MIDI simultáneamente. El motor de síntesis está basado en su hermano mayor, el Korg MS2000, y efectos DSP, y tenemos a nuestra disposición 2 osciladores. Existe la posibilidad de combinar 2 sonidos simultáneamente (performance). No es mucho, pero si tenemos en cuenta que podemos modificar cualquier parámetro de cada sonido por separado y combinarlos, las posibilidades son infinitas. Un Led de 3 parámetros nos sirve para saber qué programa estamos seleccionando y poder ver en tiempo real los valores de los parámetros que vayamos modificando. El botón Edit Select sirve para indicarnos cuál de las dos partes estamos editando, aunque tenemos la posibilidad de trabajar con las dos partes a la vez. El listado de parámetros que podemos configurar es muy amplio, y además aparece un listado de 5 columnas debajo de cada uno de los cinco Knobs para poder operar en tiempo real. La síntesis de sonido del microKorg se basa en sus 2 osciladores y un generador de ruido, cuyo resultado pasa por un filtro común para los dos osciladores para luego pasar por la envolvente de volumen (síntesis substractiva). Respecto a las conexiones, en el panel posterior encontramos la fuente de alimentación y el botón de encendido (tenemos la posibilidad de trabajar con pilas),las entradas y salidas MIDI (In, Out, y Thru), 2 entradas de audio con controles de volumen independientes, 2 salidas de audio jack 1/4”(una conmutable entre micro y linea para el uso del vocoder) y la toma para auriculares.

En el escenario
Cuando me puse a trabajar con el microkorg para este proyecto, la primera utilidad que pensé que podía darle era como un instrumento destinado a crear ambientes, colchones cálidos... En efecto, no me equivoqué, pero a medida que fui trabajando con él inevitablemente me di cuenta de que por encima de todo hay dos cualidades que destacan de las demás: la edición de efectos y el vocoder. Korg ha conseguido integrar una gran facilidad de manejo gracias a los cinco Knobs de control, ya que mediante estos controles y los botones de Edit Select podemos modificar en directo cualquier aspecto sonoro. Esto me llevó a concebir el microKorg como un aparato ideal para leads, y ése es el uso principal que le doy en estos conciertos. Además, es en estos momentos cuando agradeces el listado de 5 columnas debajo de los Knobs, ya que te permite una flexibilidad instantánea, cualidad imprescindible cuando se quiere trabajar en vivo este tipo de conceptos. El sonido del vocoder es muy limpio y la respuesta es bastante buena, además de ser muy fácil de usar en directo. Sin duda, no he visto ningún sintetizador que ofrezca esta calidad de sonido junto con la facilidad de manejo en directo como la que ofrece el microKorg. Todo un acierto.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec