Menu

Zoom GFX-5. Procesador de guitarra.

Simulación de amplificación y multiefectos en una cuidada estética y versatilidad garantizada. De todos es conocida la buena labor de Zoom en el mercado del procesamiento de guitarra: multiefectos. Desde hace ya muchos años ha sido y es una respetada marca dentro del conjunto de usuarios. Esta compañía sigue el desarrollo de la tecnología y avanza en el mismo camino que sus competidores: la simulación de la amplificación. La primera impresión antes de su encendido es la de un aspecto impoluto, cuidado y absolutamente estético. Un formato compacto que aprovecha cada centímetro de su diseño para ofrecer prestaciones al guitarrista. Supongo que resulta complicado idear el control de tantas funciones de tal forma que el usuario final (guitarrista) pueda aprender a manejarlas de una forma sencilla, rápida, visual e intuitiva. Dada la complejidad de posibilidades que el procesador (frente a un pedal) incluye, creo que la concepción y desarrollo del Zoom GFX-5 está bastante acertada.

Para llegar a conocer al 100% las posibilidades de esta máquina, deberemos dedicar un tranquilo y exclusivo espacio de tiempo (tampoco exagerado) hasta hacernos completamente con él. Aprovecharemos en este banco de pruebas para estructurar lo que ofrece y describir los resultados que, ante nuestras demandas (vía guitarra), el producto nos ha brindado.

Concebido para el directo
Su formato pedalera lo convierte en una buena herramienta para directo (incluyendo local de ensayo). El procesador puede ser manejado con los pies sin problema (tendremos que agacharnos alguna vez que otra) y el desarrollo de los leds es adecuado, ya que desde "arriba" podremos ver perfectamente que módulos de efecto están actuando y acceder a la mayoría de la información visual que necesitaremos en el escenario, incluso con la más que probable falta de luz.

Haciendo un guión rápido de sus elementos de control, describir que el procesador estará manejado a través de sus pedales 1,2,3 (multifunción) y los dos pedales (bank) para pasar de un preset a otro, así como cambiar de "auto" a "manual",disparar el sampler y una buena parte de las funciones preprogramadas.

Secciones de amplificación y controles giratorios
En la parte superior del ZOOM GFX-5 se encuentran dispuestos, a la derecha, los potenciómetros de ecualización con los que graduamos: graves, medios, agudos y la presencia.
Justo al lado del control de presencia se halla una herramienta que dota al zoom de cierta exclusividad: ENERGIZE. Este peculiar mando proporciona un especial empaque, ataque, volumen y potencia al sonido; interesante a la hora de recrear la simulación de la amplificación, buscando ese ambiente nervioso y lleno de fuerza.

Pasamos ahora a la izquierda con el bloque de distorsión. Una forma cómoda para seleccionar el tipo de saturación / distorsión que deseamos utilizar. Por una parte se encuentra el mando que controla la ganancia (gain) y por otra, un selector del tipo de "drive". El módulo drive incluye 30 tipos de distorsión y efectos de simulación de acústico. Entre ellos podremos recorrer sonidos de blues de un ampli de válvulas, sonidos saturados a válvulas, sonidos secos, muy distorsionados, sonidos de previos a válvulas con gran ganancia, crunch, sonidos cálidos de combo, británicos y un generoso etc...

Así pues el módulo drive será manipulado con el selector , eligiendo el tipo de sonido deseado y al que sumaremos como más posibilidades la acción de los tres pulsadores situados a su lado:

Variation: este pulsador modifica nuestra selección drive según tres categorías (classic, standard y modern). Lo cual quiere decir que por cada giro del selector, disponemos a su vez de tres formas de hacer sonar cada una de las posibilidades.

Turbo: éste pulsador aumenta la presión sonora del sonido previamente seleccionado.

Edge: Enfatiza los agudos del programa seleccionado.

Lo cierto es que el Zoom GFX-5 es especialmente rico en posibilidades a la hora de moldear las ganancias y tipos de amplificación. La experiencia y el sonido que me ha brindado en las pruebas es en general satisfactorio. El test, se hace especialmente interesante cuando curioseamos el aparato por línea (evitando el amplificador de guitarra), con objeto de conocer la realidad y calidad de su simulación. El abanico de amplificación y saturación es sabroso. Hemos requerido al procesador sonidos suaves con poca saturación, pero nerviosos, buscando la válvula, el espesor y brío de un amplificador real, con resultados bastante parecidos a lo que se pretendía. Del mismo modo nos ha ocurrido en todo el resto de la gama de sus modalidades.

Personalmente creo que lo más difícil de conseguir, no es la calidad o realidad en distorsión máxima (que también). Por el contrario, a mi modo de ver, lo más complejo es que el procesador sea capaz de absorber la densidad y ataque de la amplificación de válvulas aun en sonidos de poca saturación. Resumiendo, Zoom, en este modelo, ha alcanzado buenos objetivos gracias a los controles ENNERGIZE, TURBO y EDGE, los cuales, bien ajustados y aderezados con la ecualización y ganancia, llegan a proporcionarnos sonidos cálidos de amplificación real.

El afinador
Sencillo dispositivo pero que nos viene de perlas. Afinador digital que recoge automáticamente la cuerda pulsada (en modo afinador, lógicamente) indicando si hemos de subir, bajar o si la nota, definitivamente, esta en su tono perfecto.

La caja de ritmos
Muchos de los procesadores últimamente son enriquecidos con unidades de ritmo. El Zoom GFX 5 , cuenta con una sección de ritmos en la que controlamos la velocidad o el tipo de patrón (60 diferentes). Se trata de algo básico que en mi opinión toma especial sentido fundamentalmente para el guitarrista que necesita ejercitar su "afinidad" al tempo. Es decir, acostumbrarte a tocar a velocidades concretas y estables, podrá ayudarte a conseguir que tu banda vaya más hilada y compacta (ayudado con el entrenamiento previo de esta unidad de ritmos). También podrá darte alguna idea, pero insisto en que es una unidad rítmica sencilla.

Los efectos
Aunque en la actualidad casi toma más importancia la simulación de amplificación que los propios efectos de modulación o reverb (seguramente porque estos están bien conseguidos desde hace más tiempo), no podemos olvidar las herramientas propias del procesador: los efectos.

Cada módulo de efectos podrá ser activado o desactivado, sumándose o restándose en serie al sonido definitivo. Pueden actuar todos los bloques a la vez (o ninguno).

Resumen de los módulos de efectos

Boost (ajuste de la señal de entrada low/high)---- -> Compresión---- -> Drive (FDR, MS, BG, CLEAN, HI GAIN, ZOOM, OVERDRIVE, DIST, FUZZ, METAL, ACOUSTIC) ---- -> Ecualizador ---- -> Puerta de ruido ---- -> Cabinet , tipo de caja (BOX, Z BOX, BR CMB, CMB, CMB + EV, STK, STK + EV) ---- -> Modulación (chorus, V chorus, flanger, phaser, tremolo, A-Apn, A- wah, P- wah, sep, Pitch, P-pit, ring M, slow A, filter, delay, echo, t-trip, rinvib, vive) ---- -> Reverberación (hall, room, spring, mn delay, pp delay, dyhal, dyrom, hlddly).

A ojos de cualquiera, ésta colección de efectos es más que suficiente para casi toda intención del guitarrista. Por tanto y ya que salta a la vista, concluir la sección de efectos diciendo que los sonidos son buenos y los recursos prácticamente "infinitos".

El sampler
La sección también es digna de resaltar. No todos los procesadores nos proporcionan opción de sampleado. Consiste en la posibilidad de muestrear la guitarra por un período de tiempo. Es decir, pulsas el rec, tocas y queda grabado. Posteriormente, y en el momento que precises, pulsas el pedal y la grabación se dispara, pudiendo así tocar encima. Quien dice grabación de guitarra, dice grabación de cualquier cosa que conectes a la entrada "aux in". La opinión isp, el tema del sampler es interesante para hacer cosas que un solo guitarrista no puede hacer y un añadido que no encontrarás en otros multiefectos (algunos si, obviamente). Seis segundos, que es su capacidad de almacenamiento, me parece que se quedan un poco cortos.

Pedal de Expresión
El pedal de expresión es un elemento que proporciona diversas utilidades controlables desde el pie. Por ejemplo lo utilizaremos como control de cambio de volumen, modificación en tiempo real de algunos efectos, cambios de intensidades de las distorsiones, cambios de tono, volumen de la reproducción del sampler etc...

Sobre el pedal de expresión incluido en la unidad, decir que es un factor decisivo en la compra de un procesador , por la cantidad de acciones que podemos programar en él y, en definitiva, la comodidad que nos supone para la manipulación de ciertos cambios que requeriremos hacer en directo (o local) de forma rápida.

Modo automático / modo manual
Puedes trabajar en ambos modos. El automático pone a tu disposición la unidad programada, de tal forma que, mediante los pedales bank y los tres pedales de selección, podrás ir recorriendo los diferentes presets de fábrica o bien los que tú retocarás y almacenarás con anterioridad.

La segunda opción, manual, convierte el Zoom GFX 5, en una especie de pedalera (de las antiguas convencionales con alguna que otra ventajilla). Es decir, el pedal uno activará /desactivará el módulo drive (según la selección que tengas elegida), el pedal dos actúa sobre los efectos de modulación y por último, el tercero que controla el módulo de la reverb.

Si tienes claro el sonido que te caracteriza y deseas, el modo manual es muy interesante, ya que programaremos exactamente los sonidos que queremos que dispare cada pedal (DRIVE/MOD/REV) y entre los tres, el pedal de expresión, los controles superiores de ecualización, drive y ganancia, podremos estar tocando perfectamente de modo radicalmente controlado y a nuestro gusto.

En el caso de automático, solamente tendrás que saber cuales de los presets son los que se adaptan a lo que necesitas e irlos accionando con tus pies. Es sencillo.

La edición y la ventana digital de información
Una pantalla amplia y bien visible (en rojo) que indica cada uno de los ajustes que realizamos. Cada vez que un potenciómetro actúa, la pantalla muestra los cambios que estás realizando.

A través de esta pantalla, controlaremos todos los aspectos de almacenamiento, selección, cambio de parámetros, edición etc... , para ello nos ayudamos de una "rueda" giratoria (comando Value) y varios pulsadores (y leds) situados en esta sección.

Conclusiones
Está claro, la tendencia y esfuerzo de las compañías se dirige a la simulación. Es la parte más complicada y la que finalmente debería hacernos decidirnos por uno o por otro, ya que la parte de modulación y reverb desde hace tiempo presta calidad casi en cualquier aparato (con salvedades y observaciones). El otro factor es , bajo mi punto de vista, la comodidad de uso y facilidad de manejo en situaciones en las que el multiefectos no puede robarnos concentración (directo, ensayo o cualquier momento en el que deseamos tocar y no estar pendientes de una máquina como atadura, sino como recurso).

Con respecto al ZOOM GFX 5, creo que es una especie de "caja de herramientas total". Lo tiene absolutamente todo, afinador, pedal de expresión, sampler, caja de ritmos, abundantes y buenos efectos de modulación y reverb, ricas posibilidades de amplificación y saturación etc... Por otra parte el manejo es bastante cómodo y facilita las tareas de manipulación en directo.

Precio venta público 375 Euros, I.V.A. incluido. Un "todo incluido" por un precio competitivo en el mercado. Si necesitas investigar, versatilidad y muchos recursos en diferentes sonidos: una guitarra, el Zoom GFX 5 y a tirar millas, no necesitas nada más.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec