Logo

Xotics. Alta calidad, están de moda y son versátiles.

  • Publicado en Pedales y efectos
  • Imprimir

Esta entrega tiene algo especial, tiene la particularidad de que nos vamos a meter de lleno con ocho pedales, los cuales lo tienen todo: son de alta calidad, están de moda y además son muy versátiles. Personalmente soy de la opinión de que los extremos en muy pocas ocasiones son la mejor opción y, generalmente, las tendencias van de un extremo a otro. Hace ya unos años, todos íbamos cargados de racks; eso pasó al otro extremo, donde estamos ahora, que es ningún rack, nada relacionado con lo MIDI y, por tanto con lo digital, y pasamos a la opción de todo analógico y en pedales. Eso hace que el mercado entero se ponga a producir en esa dirección. Por tanto, aparecen soluciones más o menos válidas. Lo que podemos decir de los próximos sujetos que nos concentran hoy aquí, es que todos ellos son más que válidos y cumplen más que de sobra como pedales de alta gama y, sea cual sea nuestra opción, es muy difícil equivocarnos con cualquiera de ellos.

Las compañías que han diseñado y fabricado los ocho pedales que vamos a analizar hoy son Xotics, Fulltone y Mad Profesor. Vamos a hablar un poco de estas marcas para conocer algo más sobre ellas y así hacernos una idea de lo que tenemos delante.

La empresa Xotics comienza en 1996 construyendo bajos y guitarras, pero cuando se hicieron realmente conocidos fue cuando decidieron construir pedales, que consistían en un boost (RC), y a partir de ahí fueron más y más conocidos.

Por otro lado tenemos a Fulltone, que nace en 1991 mediante el guitarrista de sesión Michael Fuller, con la idea de acercarse al sonido Led Zeppelin, Hendrix, etc. Por tanto ya nos podemos hacer una idea de por dónde van los tiros.

La compañía Mad Professor, se encuentra afincada en Finlandia, donde aparte de construir todo tipo de pedales para todo tipo de efectos, construyen también amplificadores de gran calidad.

Por tanto, ya que son muchos los individuos que tenemos hoy entre manos, vamos a pasar directamente a describirlos y así descubrimos algo más sobre estas joyas que tenemos delante.

Descripción
Comencemos por la familia Xotics, por empezar por algún lado, y así poco a poco vamos descubriendo todo el arsenal. Los pedales de los que vamos a hablar son Ac Plus, BB preamp Plus y X Blender.

1. AC PLUS: El Ac Plus es el hermano pequeño del AC, como suele ocurrir en ocasiones, el hermano pequeño crece más que el mayor. En este caso consiste en lo mismo que el Ac, pero con alguna otra opción más. Para quien no lo sepa, el Ac y el Ac plus consisten en un booster, con el cual podremos enfadar más a nuestro amplificador y así conseguir más saturación y algo más de volumen. El pedal se divide en dos partes, canal A y canal B. Si comenzamos por el canal A, es prácticamente similar a su predecesor Ac, donde podemos encontrar un volumen, una ganancia y un control de tono que, como bien podemos intuir, utilizaremos para dicho menester. Además incluye un control de boost mediante el que le inserta un pequeño extra al volumen del canal A. El canal B, un potenciómetro de volumen y otro de ganancia, más el control de ecualización clásico, graves medios y agudos. Más un control de compresión para el canal B. Y por último, un conmutador para elegir el orden de los dos canales.

2. BB PLUS: Estamos como en el caso anterior, es decir, el BB plus tiene una versión anterior, la cual es muy conocida y es común encontrársela en las pedaleras de medio mundo, pero ¿qué es el BB Preamp? Consiste en una sutil distorsión o un overdrive un pelín más saturado. También podemos dividirlo en dos partes o canales. El canal A es fiel a su primera versión, donde encontramos un volumen y una ganancia. Y por otro lado tenemos un control de tono. Además tenemos un control para activar el compresor más o menos agresivo. Por otro lado tenemos la opción de utilizar el canal B, el cual consiste prácticamente en algo similar al canal A, es decir, un volumen y una ganancia, más un control de ecualización completo, es decir graves, medios y agudos. Un compresor similar al del canal A. Por último tenemos un control que nos permite elegir en qué orden tenemos los canales.

3. X Blender: Este es un pedal muy específico y muy útil para ciertas circunstancias. En él podemos encontrar un loop con el que se puede controlar otro efecto que queramos mezclar con la señal de la propia guitarra. Tenemos dos conmutadores, uno que indica la opción de true bypass y, por tanto, activamos la opción de serie en el loop. En el otro conmutador tenemos la opción de activar el control de mezclador entre la señal original y el efecto. En el caso en que estemos en la opción serie, todos los demás controles están desactivados. El control de boost es el cual nos proporciona 6 db extras, pero debe estar activado el control de blend. Un conmutador para controlar la fase de la señal, para el caso en que tengamos problemas con los efectos utilizados. Y tres controles: uno de volumen, otro de bajos y agudos. Por otro lado, debemos tener en cuenta que tenemos dos entradas y dos salidas: Un par de in/out y uno loop, es decir, send/return.

Hasta aquí los pedales correspondientes a Xotics. Podemos continuar con el pedal de Mad professor, el cual consiste en un delay (he de decir que me sorprendió para bien). El pedal que tenemos entre manos es conocido como Deep Blue delay, del cual me parece genial el hecho de que tenga sólo tres potenciómetros, algo sencillo pero efectivo. Personalmente prefiero productos sencillos, donde no tenga que estar mucho tiempo hasta conseguir el sonido que estaba buscando. El formato del pedal es de tamaño pequeño, así que un punto aún más positivo a tener en cuenta. Por tanto, el pedal consiste en un delay digital, que funciona muy limpio para sonidos limpios y muy claro en sonidos más saturados. Por tanto, mi opción es este delay con sonidos saturados. Tiene además tres potenciómetros, uno de level, el cual nos permite controlar el volumen del delay con respecto a la señal original. Tenemos un control de delay, que va desde 25 ms a 450 ms, que nos da la opción de elegir cuánto de lejos o cerca queremos la repetición. Y por último el número de repeticiones de 1 a infinito. Además poseemos un pase true bypass.

Pasemos al lado de los pedales Fulltone, los cuales tienen un muestrario bastante amplio; pero hoy nos centraremos más bien en overdrive y distorsiones. Comencemos a describir cada uno de los miembros de la expedición:

1. Robin Trower Signature overdrive: Este es un pedal que viene con el sello de la marca y del propio guitarrista; es decir, todos conocemos al guitarrista Robin Trower, ya desde los 70 estaba preocupado por su tono, así que realmente es una persona que se debe tener muy en cuenta si estamos dentro de un sonido blues-rock. Por tanto, estamos ante un pedal de overdrive que empasta perfectamente tanto sobre un sonido limpio como un sonido semisaturado. El pedal viene en un formato pequeño; posee tres potenciómetros: uno de volumen, otro de drive y otro de tono.

2. GT-500: Es uno de los pedales más completos que nos ofrece Fulltone. Consiste en un overdrive y una distorsión. En el primer caso nos aporta dos controles: uno de volumen y otro de drive. Más dos controles: uno de bajos y otro de agudos. En la sección de distorsión tenemos dos potenciómetros: uno de volumen y otro de cantidad de distorsión que deseamos dentro del pedal. A su vez, nos proporciona una ecualización completa con tres potenciómetros agudos, graves y medios. Y además tenemos la opción de poder elegir que queremos primero el overdrive/boost y luego la distorsión o viceversa, el sonido es completamente distinto.

3. Full drive 2 (Mosfet): Este es uno de los pedales más importantes de la colección fulltone. Aparte, la popularidad que tiene no es gratuita, ya que funciona francamente bien. Es un pedal realmente útil y bien construido y, por supuesto, suena increíble. Posee dos secciones, una sección de overdrive y una sección de boost, la cual se puede sumar a la anterior, pero no puede funcionar por sí sola. A su vez, en la sección de overdrive tenemos tres controles: uno de volumen, uno de tono y otro de overdrive; así como un conmutador de tres posiciones que nos da varios sonidos distintos. Por último, tenemos un control de boost para elegir cuanto de boost queremos dentro de nuestro sonido. Al igual que nos da un conmutador con varias posiciones para elegir un sonido que nos encaje perfectamente.

4. OCD: Este es un pedal completamente orientado para tener una buena distorsión. Posee tres potenciómetros: volumen, tono y drive; que todos intuimos qué significa cada uno. Más un conmutador Hp, Lp, que como resultado final obtendremos más rico en armónicos.

Hasta este momento hemos comentado qué nos ofrecían los pedales y cómo estaban construidos, pero no habíamos emitido ningún tipo de comentario de a qué suena. Ahora es momento de saber qué nos vamos a encontrar cuando pisemos cada uno de los conmutadores de cada pedal, con qué combinan mejor, con qué tipo de guitarra va mejor, etc.

Sonido
Por fin llegamos a la parte más importante, la que todos estábamos esperando, la del sonido; es decir, a qué suena cada pedal, qué nos vamos a encontrar en cada conmutador. Por tanto, no perdamos más tiempo y pasemos a analizar individualmente a cada uno de los protagonistas del artículo. Comencemos por el sentido inverso a la descripción de construcción. Es decir, despeguemos con la familia Fulltone:

1. OCD: Lo primero que me viene a la cabeza cuando hablamos del OCD es que es un gran pedal que se debe tener muy en cuenta. Tratar un caso particular, como es el de un pedal de distorsión, es algo para mi muy delicado, ya que siempre se suelen pasar de eso mismo, de distorsión, o en ocasiones les faltan armónicos, o viceversa, les sobran, ya que son muy artificiales. Pero en el caso del OCD, han dado justo en el centro de la diana, es decir, tiene la cantidad de saturación necesaria para poder vivir como distorsión, pero sin llegar a ser un sonido demasiado procesado. Los armónicos están presentes pero de una manera natural. El conmutador hp y lp es genial, sobretodo para jugar con el asunto pastilla doble, pastilla simple. Podría decir que hp se utilizaría para sonidos más agudos y el lp para sonidos más graves, pero no lo interpreto así, para cada caso es distinto, es decir, depende de con qué lo estés probando y bajo qué circunstancias pondrás una opción u otra. Los potenciómetros funcionan a la perfección y responde fácilmente a los movimientos de rueda.

2. Full drive 2 (Mosfet): Pasamos a centrarnos, como ya dijimos anteriormente, en uno de los pedales más importantes, en mi opinión, de la gama Fulltone. Como ya decíamos anteriormente, nos encontramos ante un overdrive y un boost. En el primer caso, consiste en lo que a veces me recuerda a un tube screamer, pero sin tantos medios. Tenemos un conmutador de tres posiciones, donde podemos ir desde un sonido completamente armónico y con un elevado volumen, a sonidos que saturan un poco más, con algo menos de armónicos y agudos. Empasta a la perfección cuando lo combinas con otros pedales de overdrive, o con canal más saturado del propio amplificador. Cuando conectamos el boost nos da el resto que nos faltaba, principalmente para solos o partes más saturadas. Es el típico pedal que te llevas cuando no sabes qué amplificador te vas a encontrar en el escenario y no te la quieres jugar.

3. GT-500: He de reconocer que es al pedal que más me costó sacarle sonido, ya que no es tan fácil, es decir, no supone llegar conectarse y sonar, requiere un poco más de tiempo. En la opción de overdrive podemos considerar que funciona como un overdrive más cerca de una ligera distorsión, ya que satura algo más que un overdrive normal; también hay que indicar que sobresale en agudos y medios. Cuando pisamos la opción de distorsión conseguimos esa saturación extra, en este caso sobradamente, es decir, tenemos suficiente distorsión para controlar el potenciómetro de drive. Es muy curioso el control del orden del overdrive y de la distorsión, ya que varía mucho el sonido, principalmente lo noto a nivel de compresión. A la hora de combinarlo con algo más que él mismo, no podemos decir que se lleve bien con todo el mundo, eso sí, con los delays va de maravilla.

4. Robin Trower Signature overdrive: Estamos ante un pedal de overdrive, en toda regla. Se caracteriza por tener un sonido rico en graves, genial para Stratos y Marshalls, así poder controlar ese exceso de medios y agudos. A nivel de saturación me parece que posee algo más de lo que tenemos generalmente en nuestros overdrives cotidianos, pero muy útil. A la hora de combinarlo funciona genial con lo que querías, pero si te excedes de saturación puedes llegar a generar el efecto excesiva compresión.

Hasta aquí podemos hablar de los pedales de Fulltone con los que teníamos cita hoy. Pasemos al delay de Mad Professor, el cual nos va da mucho que hablar:

Deep Blue Delay: He de decir que soy un gran fan de los pedales de delay, ya que me parecen decisivos a la hora de tener un buen tono. Ocurre muchas veces que puedes tener un gran delay, pero que no empasta perfectamente con tu equipo, o que simplemente se te descontrola encima del escenario. O el caso en que tienes un gran delay pero con mil opciones que te vuelven loco y que luego siempre tienes que ajustar en medio del concierto. Pero en este caso es una opción genial el sonido del Deep blue, es sencillamente genial, empasta a la perfección.

Las pruebas las hice con un Matchless Clubman, con un Koch Studiotone y con varios booster; funcionaba a la perfección, tanto antes del previo del amplificador, como en el loop de efectos. He de comentar que aunque en limpio suena genial, donde se encuentra a sus anchas es en sonidos saturados. Es difícil que se te descontrole y comiencen a sonar esas colas de delay que te acaban volviendo loco. También funciona con las saturaciones antes o después del mismo. Una gran opción que hay que tener muy en cuenta.

Pasemos a desmembrar la última bancada de pedales que corresponde a Xotics:

1. AC PLUS: Qué se puede decir del AC que no se haya dicho ya. Es el típico pedal que suena increíble esté como esté. Aunque personalmente soy gran fan del modelo anterior (AC), este caso funciona francamente bien, como su predecesor. El principal factor que debemos pensar es que respeta tu tono como si fuese la cuestión más importante, es decir, vas a escuchar tu guitarra con ese algo más de saturación y volumen que te provoca el pedal. El nuevo canal B, te proporciona un extra de saturación que incluso a veces me puede recordar al BB Preamp.

2. BB Plus: Como su compañero de artículo, qué se puede decir que no se haya dicho ya, el BB se caracteriza por empastar a la perfección con lo que quieras. Tiene un sonido saturado de drive que te da el típico armónico en el momento crucial. Es otro pedal que te llevas cuando no sabes qué te van a poner de amplificador en el concierto. Es curioso como funciona el nuevo canal B, con ese mayor nivel de ganancia y el compresor ayudando a controlar un poco más la señal.

3. X Blender: Este pedal es un arma que hay que tener muy en cuenta. ¿Cuántas veces has conectado una cadena de pedales y cuando has tocado tu guitarra está pobre de armónicos y no tiene nada de “rollo”? Seguro que muchas veces. Este pedal es la solución a esos problemas, con él podrás recuperar el sonido como si tratase de conectarse directamente de la guitarra al amplificador. Especialmente genial para Whaw y saturaciones.

Conclusión
¿Qué más podemos decir estos pedales que tenemos hoy? Principalmente podemos destacar que poseen una serie valores que son “un seguro”; si tienes un Ac de Xotics, o un FullDrive de Fulltone, o un BB Preamp nunca te vas a equivocar. Es decir, son pedales necesarios para un guitarrista relativamente versátil, que cuida su tono y se preocupa por sonar bien en cada momento, sea cual sea la circunstancia que le rodea.

 

Revista ISP Música ®