Menu

AMT electronics: Du Hast y Freak Guitar

AMT Electronics es una empresa rusa que se encuentra desarrollando productos destinados a guitarristas y bajistas. Principalmente nos ofrecen pedales de saturación, previos, reverbs, ecualizadores, etc. Los cuales se caracterizan por tener siempre presente la reminiscencia de una empresa del este. Esto hace que la sensación al verlos sea de pedales robustos, que parecen diseñados para soportar el paso de los conciertos, los pisotones y golpes de tu pedalboard, etc. En este caso, nos centraremos en dos pedales: DU HAST y FREAK GUITAR. El primero es un pedal de distorsión destinado para los sonidos más Metal. El segundo es el pedal signature del guitarrista del grupo Freak Kitchen Mattias Ia Eklundh. Se caracteriza por poseer muchas virtudes, y una de ellas es el sonido tan particular que tiene. Comencemos el análisis.

CONSTRUCCIÓN
Ambos pedales guardan una cierta similitud estética, y es algo que realmente me llama mucho la atención; personalmente pienso que tienen el tamaño perfecto. Si fueran demasiado pequeños se harían incómodos al pisar. Si por el contrario fueran muy grandes, sería bastante problemático a la hora de distribuirlos por tu pedalboard.

Du Hast
Entrando de lleno en cada uno de los protagonistas que tenemos, podemos comenzar con el pedal DU Hast. Esta máquina del Heavy Metal está diseñada de una manera bastante normal, pero funcional: una entrada, una salida y otra entrada (ahora de corriente) de 9 V para alimentar el pedal en caso de no utilizarse la opción de la pila. Sumamos ahora el switcher para activar o desactivar el propio efecto, así como cuatro potenciómetros que funcionan como level, high, Low y Dist, es decir, cantidad de efecto, agudos, bajos y, por último, de distorsión. Hay que comentar que el pedal viene teñido con un color rojo anaranjado, que perfectamente resalta entre nuestra pedalera y nos ayuda a tenerlo localizado dentro de un escenario a oscuras, además, un led indica si está activado o no, permitiendo que no tengamos que pensar demasiado cuando estamos tocando.

Freak Guitar
Por otro lado, tenemos el pedal Freak Guitar, el cual es un paso más allá que el Du Hast, ya que entre otras cosas, el pedal de Mattias viene equipado con dos válvulas 12Ax7, que le dan un color mucho más cálido al sonido de distorsión que podemos obtener.

Cuando pedales convencionales poseen válvulas integradas dentro del propio aparato, suelo desconfiar, ya que tener esas “lámparas” debajo de mis pies siempre me da una sensación de inseguridad; pero debemos comentar que, en este caso, las válvulas se encuentran completamente protegidas con un chasis que soporta el peso de pisotones y caídas que suelen ocurrir durante los bolos. El pedal nos ofrece dos conmutadores para optar entre un sonido saturado o uno aún más saturado, es decir “drive” y “distorsion”. Son dos interruptores de pie, perfectamente accesibles desde cualquier posición de tu pedalboard. Además, tenemos la opción de seleccionar entre seis potenciómetros, eligiendo entre una ecualización con un “mid freq” extra, un level y una cierta cantidad de saturación; podremos acceder a ellas pisando los conmutadores de pie. Además tenemos dos salidas: una que podría ir al amplificador y otra que iría a la mesa o la entrada de recording.

SONIDO
Entramos en la faceta más importante de los productos que aquí nos encontramos, y es el “a qué suena”. Aunque realmente ya sabemos que son pedales de distorsión estrictamente. El pedal Freak Guitar puede tener un rango más amplio, ya que en algún momento sí podemos llegar a la sensación de tener un overdrive comprimido. En general, todos los sonidos que sacamos son puramente “distorsión” con todas las letras. Por tanto, el estilo de música para el que van orientados principalmente estos dos pedales, son las vertientes más duras. Desde un Hard Rock endurecido hasta un sonido metal en algunos registros. Por tanto, para las pruebas he comprobado el sonido de ambos con un cabezal Koch Studiotone y un cabezal Mesa Boogie Nomad. De guitarras utilicé una Les Paul “The Heritage”, una SG con P-90 y una Telecaster. Hay que comentar que en ambos casos el funcionamiento ideal de los dos pedales se encuentra en un sonido limpio de amplificador, al cual le añades el pedal de distorsión; ya que si intentamos insertar distorsión a un sonido ya saturado del propio amplificador, lo único que conseguimos es una mayor compresión y, por supuesto, más zumbido.

Centrándonos en el caso del Du Hast, es un sonido completamente destinado al público más metal. Al conectarlo te das cuenta que distorsión tiene para dar y regalar. Lo primero que te llama la atención es la cantidad de medios que desborda, y además la cantidad de “grano” de distorsión. En algunas ocasiones se puede quedar fino, principalmente con las pastillas single. Con la Les Paul es con la guitarra que creo que puede compaginar mejor. Los potenciómetros funcionan correctamente, aunque la amplitud de los mismos a veces se queda corta.

Pasamos a hablar del pedal de Mattias. Lo que hay que comentar es que, nada más conectarlo, lo primero que piensas es “esto suena como “Freak Kitchen”, lo cual es todo un logro, ya que no es nada fácil hacer algo que realmente sea tan fácilmente reconocible. Una de las características principales de este pedal es que (aunque sea cañero, y por tanto una fuente de sonidos sucios y ruidos) consigues un sonido limpio y claro, dentro de que es una distorsión. Tenemos que decir que los agudos salen fácilmente, también un poco de medios. Si en algo a lo mejor está más débil, es en graves, pero por otro lado, tal vez sea uno de los aciertos para no añadir más “suciedad” en el sonido. En el conmutador 1 “drive” sí que podemos considerar que nos encontramos cerca de un overdrive, el cual sería perfecto para mezclar con un ampli saturado. Por supuesto que en la opción “distorsión” del pedal, la mejor solución es posicionarlo en un canal limpio del ampli; eso te llevará a sonidos míticos de canciones como “Nobody´s laughing”. De nuevo, quizás echo de menos un poco más de cuerpo en el sonido del pedal, ya que en las posiciones más graves de la guitarra me falta una pizca. Eso me hace llegar a la conclusión de que, efectivamente, me recuerda al sonido de Mattias, pero principalmente en los sonidos solistas, más que rítmicos.

CONCLUSIÓN
Du Hast y Freak Guitar son dos pedales muy útiles para encontrar esos sonidos distorsionados. Es justo hacer una diferencia entre ambos pedales ya que, aunque los dos cubren ese rango de sonido Hard Rock–Metal, debemos ver que el Du Hast funciona francamente bien, aportando distorsión al sonido de tu amplificador. Pero el pedal de Mattias, al poseer válvulas hace que sea más cálido, más cercano a un sonido orgánico. Aunque tiene el suficiente “grano” para cubrirte en todos tus legattos y frases interminables, no llega a ser un sonido sucio y desagradable. Por tanto, si buscas una distorsión, tienes una gran opción dentro de estos dos pedales; si quieres un sonido más frío y con una gran saturación puedes optar por el Du Hast, sin embargo, si quieres uno más cálido, con algo más de versatilidad y sin sacrificar un buen sonido, entonces tu pedal es el Freak Guitar.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec