Menu

Pedales Toneschlager y Booster de T-Rex

En este articulo de la Revista ISP Música,  os presentamos dos“armas” que se deberían tener muy en cuenta a la hora de configurar nuestra lista de pedales de batalla.  Son “dos hermanos": el Toneschlager de T-Rex y el Booster de la misma marca. Cuando abro la caja donde me llegan todos los pedales, me impresiona la presentación de cada uno de ellos: Sólo con verlos ya me dan ganas de conectarlos.

Sin embargo, antes de centrarnos en ellos, me gustaría hablar de las compañías que están detrás de los productos: T-Rex es una organización que comienza en 1996, con un par de socios que construyen un equipo MIDI para guitarra…Corrían los años 90 y ya se comenzaba a pasar de usar todo en rack y emplear sonidos muy procesados, utilizando el amplificador y varios pedales. Fue por ello que T-Rex apostó por fabricar efectos individuales en este formato, intentando llevar los productos al más alto nivel. Así se llegó a tener una empresa que hoy en día construye pedales de calidad y para todos los públicos.

 

Análisis técnico

Trex Booster

T-Rex Booster
La principal característica del pedal es la sencillez, algo que personalmente valoro mucho: Prefiero antes algo sencillo a un producto me dé muchas opciones y cuyo acceso sea complicado. En este caso, nos encontramos ante un Booster a la vieja usanza. Tenemos dos controles, la cantidad de boost que deseamos, y un control de scoop, con el cual podemos manipular el tono del pedal. Añade un led en el que se indica si el efecto está activado o no (es lo suficientemente grande como para verlo incluso en un escenario oscuro).

Tiene un conmutador para activar el pedal, pero no es de click, sino que es sensible a la presión del pie. En la parte superior encontramos la entrada y salida comunes a cualquier otro, y la entrada de 9V para conectarlo a un alimentador. En la parte inferior posee la cavidad para la pila, lo cual es muy útil al no tener que abrir todo el pedal para poder insertar o cambiar la pila. A nivel de construcción cuenta con un acabado muy retro, que hace que tenga una imagen muy atractiva. Además, es bastante ligero por lo que permite un fácil transporte de la pedalera. Conviene también considerar que el T-Rex Booster está disponible a un precio asequible.

 Toneschlager

T-REX Totenschlager
El familiar cercano al Booster es este pedal con nombre prácticamente impronunciable. A pesar de ello, seguro que le encontrarás atractivo por alguna de sus características. El efecto consiste en una distorsión metalera, completamente orientada hacia ese propósito. La imagen es calcada a la de su predecesor Booster, pero en este caso está presente una estética metalera, ya que es de color negro con combinaciones metalizadas. Además, posee dos controles: Uno de ganancia, con el que eliges cuánta distorsión quieres y el otro de level, que actúa sobre el volumen propio del pedal.

Nos ofrece la posibilidad de utilizar un control de ecualización de tres bandas (graves, medios y agudos). En la parte superior tiene la entrada y salida, así como la entrada del alimentador de 9v. Su conmutador de on/off no tiene el click de los conmutadores habituales y el acceso a la pila es un pequeño espacio por la parte inferior. El led de encendido/apagado sigue la línea del Booster: Es lo suficientemente grande y vistoso (rojo) como para poder verlo perfectamente en cualquier situación.

Sonido
Después de trastear con ellos y manipularlos, llegamos a la fase de conectarlos y ver cómo suena cada uno de los sujetos de hoy.

T-Rex boost
Lo primero que se aprecia es la subida de señal de la guitarra. Sin embargo, todas las frecuencias no suben por igual, ya que las medias graves se beneficiarán más. Por otra parte, el control de boost hace que vayamos aumentado la cantidad de saturación. Seguimos con el control scoop ; un ecualizador que asegura los medios graves.

Realicé las pruebas con un ampli Powertone de Koch y un JCM 800 2203 de Marshall. En cuanto a instrumentos, una Les Paul estándar y una 335.

Para realizar el análisis de modo completo, comprobé cómo funcionaba el pedal antes (en el caso del 800 fue imposible ya que el 800 no tiene loop). Al mismo tiempo, lo combiné con un overdrive que encajaba bastante bien y le daba ese grano característico de la combinación de los dos pedales. Después, probé a colocar el boost en varias posiciones de la cadena de efectos: Conseguí más grano en la saturación. Por último lo coloqué en el loop, aumentando de manera considerable el nivel de la señal, pero de una manera más discreta que un boost habitual.

T-Rex Totenschlager
“Metal”…Ésa es la palabra que se me viene a la cabeza cuando conecto este “pequeñín”. Desborda distorsión por todos los lados. El control de gain, aunque lo tengas a cero, te brinda una cantidad de distorsión suficiente para marcarte cualquier solo sin sufrir en los ligados. El control de level es discreto, por lo que el control de gain es, con mucho, el más agresivo. Algo similar al control de level le ocurre a los de la ecualización. El sonido generado está coloreado en gran medida por frecuencias medias/agudas, con pocos graves y una onda muy comprimida: En resumen, y por tanto, dependerá bastante del amplificador con el que lo combines.

Conclusión
Estos pedales son opciones muy válidas para las diferentes situaciones en las que te encuentres. El Boost es perfecto si quieres tener un poco más de volumen, algo más de saturación, y además, no “destrozarás” tu bolsillo. Por otro lado, si tu sonido no depende del Boost, es perfecto para levantar solos. Mientras, su hermano el Totenschlager te servirá para acercarte al sonido metal más europeo (Rammstein por ejemplo), donde los medios y agudos funcionan muy bien.

email  facebook rec  twitter rec  google rec  printrest rec  linkedin rec  rssnews