Menu

Ashdown Radiator 1. Buen sonido y portabilidad.

¿Y qué pasa con la amplificación de la guitarra acústica? Tanto en estudio como en directo, tendremos que enfrentarnos a la captación de nuestra guitarra acústica. La tecnología ha avanzado mucho en este terreno; actualmente disponemos de previos realmente versátiles, que dan un gran juego en la amplificación por línea de nuestra acústica. Cuando empezamos a experimentar con micros, ecualizaciones, brillos, etc., nos damos cuenta de que la acústica puede mostrar decenas de timbres sonoros.

Podemos ir de un extremo a otro, de lo metálico a lo pastel, de lo estridente a lo discreto. Aquí, nuestro invitado de hoy empieza a jugar su papel. Nos brinda muchas más posibilidades que un buen previo y, además de dotar de 100w de potencia a nuestra acústica, nos permite moldearla, realmente como queramos, para cada situación.

Primeras impresiones, desembalando
Llegó la caja. Un pequeño artefacto, por su dimensión. Aún no sabía de qué modelo se trataba. Era un encargo. Analizar este “chavalote”. Cuando abrí la caja recibí buenas vibraciones. Me gustó mucho el look; una combinación de aromas vintage y rollo acústico muy apetecibles.

Acabado
Llamó mi atención el acabado tan cálido en madera vista. Aparte de las características acústicas de resonancia y control del sonido que presten al amplificador, me resultó especialmente grato su aspecto. Supongo que el hecho de estar cómodo y sentir “atracción estética” por tu ampli también tiene su encanto.

Diseño
Bajo este aspecto natural de madera, se sitúan una serie de switchs y potenciómetros especialmente eficaces. Lo analizaremos luego. El caso es que su diseño, acabados y colores van muy en línea de este gran (por potencia y calidad), pequeño (por tamaño y manejabilidad) amplificador. Ultimando detalles que me sorprendieron a primera vista, sumar la práctica correa incorporada. Dado el tamaño y peso, esta correa nos permite echar al hombro el “bicho” sin ningún tipo de problema. Cómoda y de mismo rollito vintage guitarrero, al ser de cuero oscurecido. Un ampli muy guapo, la verdad.

Antes de pasar a otros apartados, decir que mis ojos se fueron al interior de la rejilla del combo. Esos tweeters tienen pinta de hilar fino. Ansioso por enchufar...

Jack –Jack de la guitarra al ampli. Enchufamos
Cuando encendí el Radiator1 (aún no conocía su potencia en vatios) escuché ese chasquido grueso de un ampli potente al ser encendido. Me sonó grueso para ser tan pequeño. Esto promete, tweeters duales con una magnífica dispersión de agudos y graves redondos. Vamos allá.

En efecto. 100 vatios de potencia bajo un gran poder de graves (si los buscamos) y con una definición extrema. Recuerda a la alta fidelidad. Cuando buscas brillos y matices de tu acústica... ¡qué bien suena!, qué riqueza de detalles.

Panel de control
Trasteando un buen rato con el Radiator1, compruebas su gran eficacia e impresionante desarrollo acústico. Hagamos un repaso de su oferta de control.

Panel frontal
1. Control de volumen general en salida.
2. Reverb. Switch de selección de tipo hall o plate. Switch de selección corta / larga. Y potenciómetro de mezcla de reverb con señal en limpio. Switch de encendido/apagado reverb.
3. Notch. Control ya conocido en previos y amplificación acústica. Concebido para cancelación de resonancias excesivas del cuerpo. Control de acoples y variación densidad de nuestro color tímbrico.
4. Phase Switch. Interruptor para la inversión de fase. Considerando que, según nuestra posición con referencia al amplificador, puede interesarnos más una u otra alternativa en phase, el switch nos permite elegir la selección más acertada. Además de variar las cancelaciones o posibles acoples, variamos el timbre y densidad.
5. SHAPE. Interruptor que añade un toque de graves, corte de medios y empujón de agudos. Es (según los gustos) apetecible para rasgueos y en rollos picking.
6. EQ. Poco hay que decir de la ecualización que no sepas, salvo su excelente respuesta en graves y agudos. Cuerpo y definición a nuestro antojo, según demanda.
7. Sección INPUT. Con esta sección de control, y una vez realizados los ajustes de ecualización, reverb, fase, shape, etc., podemos (y debemos) optimizar el nivel de señal de entrada de nuestra guitarra. Para conseguirlo, nos servimos de un potenciómetro de control de señal de entrada y de un útil led. Debemos procurar un buen nivel señal/ruido, y para ello haremos que el led esté, de forma más o menos constante, en colores verdes de encendido. Así evitaremos niveles de ruido indeseados (por falta de “chicha” en la señal).
8. ENTRADAS. Disponemos de dos canales. Entradas en formato TRS ¼ y XLR en uno de los casos. Además, podremos procurar alimentación fantasma (mediante interruptor) a la entrada XLR. Conveniente para micros de condensador o artefactos que la requieran.

Panel Posterior
1. Interruptor de encendido
2. Salida directa, XLR D.I.
3. FX RETURN
4. FX SEND
5. LINE OUT (en Jack ¼)

Un panel posterior perfecto para aplicaciones en directo, conexiones directas con mesa y sistemas de PA. Adecuado para estudio, para envío y retorno de efectos, para la conexión externa de afinadores, etc.

Conclusiones
Mis impresiones finales pueden resumirse en que se trata de una joyita. Es un gran capricho para quienes utilicen sistemas acústicos de modo principal. Bajo un precio medianamente razonable, accedemos a un gran amplificador acústico. Grande, porque es muy manejable, porque tiene una gran potencia (100w), porque nos permite un rotundo control sobre la señal y porque su calidad de sonido es fiel, precisa y potente.

Detalles muy cuidados, tanto en su aspecto como en su desarrollo técnico. En directo, nos ayudará a moldear perfectamente el sonido y evitar acoples indeseados (algo como un buen previo, pero a lo bestia). En estudio, accedemos a una gran caja de herramientas. Control absoluto de timbres, tonos, colores, frecuencias y, en definitiva, podremos hacer sonar exactamente como deseamos a nuestra guitarra acústica (sin variar, lógicamente, las propiedades intrínsecas de la misma, es decir, que si es un churro, no sonará como una Martin de gama alta).

Si eres un loco de lo acústico y quieres darte un gran caprichazo, prueba esta joya, aunque estás advertido, lo mismo te quedas enganchado.

 

email  facebook rec  twitter rec  google rec  printrest rec  linkedin rec  rssnews