Menu

Gallien-Krueger 700RB/115, un combo de lujo.

Gallien-Jrueger-700BR-ISPmusicaTenemos un “castigo” los bajistas con el uso necesario de los amplificadores de escena para hacer que suenen en las mejores condiciones nuestros instrumentos; y es generalmente el volumen aparente y el peso de los aparatos que tenemos que manejar, para escucharnos a nuestro gusto, son mas bien incómodos, si es que no deseamos depender tanto de ese sonido que no controlamos ya y que los técnicos de mesa luego sacarán hacia el público que nos esté viendo, desconociendo así sus resultados a tiempo real.

Si no nos encontramos a gusto sobre el escenario, nuestra interpretación no va a ser la misma por satisfactoria y al final eso se va a notar, lo vamos a notar nosotros y finalmente, nos vamos a sentir algo frustrados. Evidentemente no podemos depender de los monitores que improvisadamente nos coloquen a los pies “los pipas de turno...” y perdón por definir así a “ese honroso oficio imprescindible...”

Ir con nuestro “caracol” de acompañante, no puede ser cualquier cosa
Naturalmente me estoy refiriendo a ese “necesario” acompañante que junto a nuestra guitarra deberá subir con nosotros al escenario, según acabo de explicar. El amplificador primario desde nuestro bajo, ese que nosotros escucharemos mejor “que el resto de los auditores en la sala”. Debemos sentirnos cómodos y no solo cuando lo usamos con su entrega de sonido, sino también con la penuria de ir “tirando de él” para transportarle de un lado para otro, porque no siempre podremos depender de alguien que nos ayude a realizar esta tarea.

Gallien Krueger
Dispone de varios modelos para satisfacer esta nuestra necesidad, que de otra parte también va a servirnos y no poco para practicar en casa e incluso para inmovilizarlo en el estudio de grabación.

De entre sus combos, yo diría que en este momento, este 700RB/115 es el “mas soberbio” y recomendable de entre esta gama, pues sitúa el altavoz y amplificador + previo, todo en una única caja monovolumen, consiguiendo al tiempo un acabado de aspecto sobrio, en negro mate típico de esta marca, donde destacan los serigrafiados y controles varios con múltiples opciones prácticas logrando que escuchemos a través de él ese sonido que mas nos agrada y sea capaz de emanar lo que anhelamos suceda desde nuestra guitarra así como acentuando mejor nuestra interpretación sobre ella.

La serie COMBO 700RB
Al frente de este modelo 115 se aprecia un impresionante altavoz de 15”, así como “una trompeta” para reforzar los agudos, ambos conectados a 8 ohmios. Hay otro modelo COMBI (el 700RB/112) que en lugar de 15” disponible, su altavoz es de 12” con lo que el total de la caja es mas ligera para transportarse, pero evidentemente “con algo menos de peso” también en el sonido resultante. Igualmente han ideado el modelo 700RB/210 que sustituye este de 15” y en su lugar, por dos de 10” a 16 ohmios y conectados en paralelo (de modo que quedarán finalmente juntos a los 8 ohmios antes reseñados), todos en sus respectivos casos, con sus correspondientes trompetas de agudos añadidos.

En cuanto a su electrónica en los tres modelos son similares, ofreciendo hasta los 350 watios de amplificación por el altavoz de graves y como 50 watios en el de agudos que es mas de lo que podemos necesitar para no acabar sordos como tapias...; claro que como la salida del sonido queda a nuestros pies y no a la altura de nuestras orejas, en ese detalle estamos algo mas protegidos de tanto volumen posible. Pero conviene tomar precauciones del alto poder que este aparato puede ofrecer, no solo por el impacto de volumen sino por la intensidad de diferentes frecuencias que en cualquier momento podríamos hacer resaltar y con ello dañar nuestro sistema auditivo. Una cosa es que a uno le escuchen y otra que uno mismo, “deje de hacerlo...”. Dicen que “en el medio está la virtud” y desde luego este amplificador “está sobrado de medios...”

700RB/112
Para mi, es el mas adecuado de esta serie (o mas práctico de entre ellos), tiene bastantes controles autosuficientes para elegir las prestaciones mas variadas. Por ejemplo, algo no común en otros previos de la competencia es que este ya tiene incorporada una salida de señal balanceada (tipo Canon) para sacar la señal hacia una mesa de mezclas de sala o hacia una de grabación (en este caso, hay quién prefiere sacar el sonido situando algún micrófono delante de los altavoces). Podremos enviar la señal “Pre o post” a la ecualización interna que le hayamos añadido dentro de este previo; para lograrlo, en el frontis aparecen unos conmutadores que hacen posible tales elecciones, de manera accesible y cómoda para ejecutarlo al instante. Igualmente, un potenciómetro especial, regulará la cantidad de señal que queramos enviar desde esta “salida directa”.

Al conectar a la red eléctrica el aparato, se enciende una luz roja, sin que suene el típico “chasquido” que se produce en la mayoría de este tipo de amplificadores. En ese momento se “calientan los circuitos internos”, hasta que segundos (pocos) mas tarde, cambia el mismo LED esa luz roja por otra verde que nos indica ya todo está ok y dispuesto; y a partir de ese momento, en efecto ya notamos que suena normalmente. Esto por ejemplo es bastante útil cuando salimos al escenario frente a un nutrido público, sin hacer ese ridículo de los ruiditos eléctricos que a muchos ponen nerviosos.

La entrada de señal para la guitarra es la normalizada para un jack de ¼” que al sacarlo deja mudo al amplificador evitando igualmente ruidos indeseados. No obstante al lado tiene también un conmutador para dejar muda la señal de nuestro instrumento en caso necesario (lo que se da con cierta frecuencia...).

Por supuesto, además de los controles de volumen (dos combinados) que son totalmente efectivos, los de ecualización, permiten un gran control de frecuencias tanto en agudos, como en medios y en graves, además de otros potenciómetros de “presencia” y “señal reforzada” que podremos ajustar según cada ocasión y a nuestro gusto.

También podremos variar voluntariamente con otros potenciómetros, “el color” proporcionado por el altavoz de agudos, tanto por su volumen entregado como por las frecuencias mas o menos acentuadas y por él, acomodando “su corte” a nuestro gusto. También podremos balancear su resultado por el efecto a controlar sobre el altavoz de los graves (y todo esto, independientemente de los controles anteriormente citados para la “ecualización general”).

Y por si ya todo lo anterior nos pareciera suficiente...; pues no, aún hay mas..., podemos enviar nuestra señal a otros procesadores de sonido “en viaje de ida y regreso” hasta de nuevo reintegrarla a nuestro previo debidamente “coloreada” de un modo aún mas personalizado e incluso regulando la intensidad de ese efecto sobre nuestro sonido general que finalmente se vaya a escuchar por los altavoces o vaya a la línea de mesa.

Por detrás, tiene la posibilidad de sacar la señal amplificada hacia otros altavoces externos, además de los que ya se conectan en este mismo combo, así como salidas hacia otros previos para aumentar la capacidad final de su amplificación, aunque en este caso habrán de tomarse ciertas precauciones, naturalmente, ya que el poder de este aparato es enorme, mas de lo que aparenta por su tamaño, pudiendo dañar con su fuerza al resto del sistema acoplado.

En su conjunto
Apariencia espesamente sobria y elegante, con muchos detalles prácticos y abundantes. Por ejemplo, empezando por su transporte, dotado de una barra telescópica y ruedas como en las grandes maletas de viaje, pero también con asas laterales para hacerlo menos enojoso entre dos personas. A pesar de estar todo tan condensado, con su altavoz de 15” y poderoso amplificador interno, es difícil “descargarle” mas peso. Pero además lleva un previo con numerosos y eficientes controles fáciles de manejar y versátiles para obtener multitud de combinaciones de resultados al lograr con ellos variados y muy diferentes tipos de sonidos desde nuestra guitarra, según diferentes momentos y circunstancias que elijamos.

Los hay mas grandes, seguro, pero ¿igual de prácticos...?. Sobre un escenario, en cualquier caso necesitaremos algo mas que tan solo el reparto de nuestra señal a través de la mesa general de mezclas, aunque para “lograrlo” empleáramos junto a nosotros altavoces mas grandes. Por lo tanto, concluyo que este Combo ya nos sería mas que suficiente e incluso mucho mas efectivo que otros similares de otras marcas.

Conclusiones
Después de todo, hay pocos bajistas profesionales que no conozcan GALLIEN-KRUEGER, porque desde hace tiempo hacen este tipo y otras máquinas de mucha fiabilidad, reconocida por la mayoría y que facilitan un sonido puro, redondo de auténtica “pegada” que muchos bajistas requerimos casi siempre. En mis pruebas no he escuchado en ningún momento la mas mínima distorsión. Sin duda, yo lo recomendaría.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec