Menu

BlackHeart, un gran pequeño cabezal a válvulas

BlackHeart. En la ficción, un poderoso demonio creado por Menphisto. Posee este superhéroe inigualables virtudes, como la fuerza sobrehumana o la velocidad desorbitada. Hilando con este aspecto, me ha llamado la atención el nombre del producto por lo mágico y superpoderoso del mismo.

Llevado al amplificador, no creo que encontremos capacidades tales como el teletransporte, el cambio de aspecto y tamaño, o salir de los diferentes planos existenciales. Lo que sí tengo claro es que, además de tener un nombre cañero (corazón negro), la energía de este “pequeñín” es también, y en cierta medida, superpoderosa. Veamos las razones.

Introducción
Había oído algún comentario sobre esta nueva gama de amplificadores. En general, buenas referencias relativas a sus calidades y precios. Ya era hora de probarlo. Así que manos a la obra. Nada más desembalar, este mini cabezal llamó poderosamente mi atención. Me gustó especialmente su aspecto, su logo, su nombre y sus acabados. Una combinación de un rollo vintage sumado a la pasión del corazón de su logo, y la magia de su nombre de héroe de cómic.

Detenido ante el cabezal, me sorprendía su reducido tamaño y su interruptor 3 w/5 w. Inicialmente, pensé en lo fantástico de que, por fin, alguien diseñara un cabezal manejable, pequeño y de poca potencia pero con chicha. Ante esta idea, el objetivo está claro: un ampli de tamaño reducido y portable que nos procure sonidos cálidos, potentes y cremosos. En muchas situaciones no tenemos la necesidad de tocar con grandes volúmenes. Por el contrario, deseamos trabajar a un volumen razonable y moderado. Pero sin perder el grueso y cálido sonido de las válvulas.

Ahora mi pregunta era cristalina ¿sería un juguetito o una herramienta de verdad útil? Aún sin enchufar y observando el albarán que indicaba el (accesible) precio, me incliné más por la primera y aún nada sólida idea: ¿se trataba más bien de un coqueto capricho de escasa utilidad? Era muy barato.

Coloqué el amplificador encima de un recinto de 4 x 12” (con el que probaría posteriormente el cabezal). Lo dejé cableado y listo para las pruebas. Allí se quedó durante tres días, preparado, inmóvil, silencioso. La curiosidad me picaba y cada vez que pasaba por la sala de bancos asomaba la cabeza pensando en las ganas que tenía de probar el apetecible y curioso Blackheart.

La prueba
Llegó ese esperado momento. Coger guitarra, enchufar y encender. Empecé las pruebas en el modo 3 w. Es algo que llevo buscando bastante tiempo: poco volumen, buena chicha. Como alternativa para la grabación de guitarras en estudio. Me quedé francamente sorprendido, puesto que la caña entregada por esos 3 w era realmente poderosa. Obviamente, no comparen en sus cabezas con un 300 w, por favor. El mini cabezal supera con creces las expectativas de tres minúsculos vatios.

Unos sonidos limpios estupendamente definidos; con poder, calidez y un gran ataque. Su ecualizador de tres bandas (graves, medios, agudos) es muy eficiente. Moldeamos el sonido de una forma realmente seria. Sin ruidos y con precisión prácticamente profesional.

Pasamos ahora al modo 5 w. De nuevo sorpresa. Esos dos vatios añadidos (de 3 a 5) meten un buen zurriagazo a la señal emitida por la guitarra. Manejamos aún más chicha. El sonido se hace un poco más desgarrado y peleón. Desde luego como previo para conseguir sonidos auténticos, este pequeño es una excelente herramienta. Especialmente cuando consideramos su precio: 199 €, aproximadamente.

Posibilidades
El cabezal viene bien equipado: Ecualizador de tres bandas, selector 3 o 5 w, válvula de previo 12AX7/ECC83, válvula de potencia EL84/6BQ5 y un panel trasero bien preparado para diferentes impedancias del recinto. Concretamente, 1 x 16 ohms, 2 x 8 ohms o 2 x 4 ohms. Esta última cuestión implica una buena compatibilidad con diversos recintos que podamos tener en mente. Entre los recintos de la marca, he visto (aunque no probado) el BH-112 Little Giant de 75 W, preparado para posibles modificaciones, 16 ohm y un altavoz BlackHeart 1216B de 12”. Parece una buena compañía para este cabezal y teniendo en cuenta sus no escandalosos 169 € de coste, es sin duda una opción.

En este caso, lo hemos probado con recintos de marcas diferentes. Varias configuraciones de altavoces y calidades variopintas. Aunque en todos los casos los recintos estaban preparados para recibir mucha más chicha (en vatios). Pues bien, este gran pequeño ha movido con energía los altavoces y ha procurado un sonido, como ya he mencionado un poco más arriba, realmente poderoso en relación a su precio.

Conclusiones
Añadiendo tus retoques “drive” personales, con tus efectos, pedales etc., conseguirás prácticamente cualquier meta sonora que te propongas. A excepción de tronar como lo harías con un bicharraco de 300 vatios, claro.

Creo que el cabezal es perfecto para trabajar en situaciones de volúmenes moderados. Sesiones de estudio, ensayos (no salvajes con baterías peleones), e incluso para salir del paso en conciertos (salas pequeñas o grandes si captamos la señal con micro).

Hasta ahora muchos guitarristas que han necesitado trabajar con sonidos cálidos, pero sin excesivo volumen, han optado por simuladores de amplificación y recinto. Hablo de Line6, Rocktron, Vox, etc. Hay quien experimenta con las opciones disponibles en simulaciones por ordenador: Guitar Rig, Amplitube, Eleven, Peavey plug-ins. También encontraremos quién mezcla un poco de cada una de estas herramientas, más algún previo, para conseguir un sonido realmente convincente.

Este tipo de alternativa, amplificadores a válvulas de potencia discreta, está resultando como una de las opciones más apetecibles y funcionales de entre todas las mencionadas arriba. Incluso la mezcla de algunas de las variables expresadas en el párrafo anterior, sumadas a este cabezal, darán unos resultados realmente versátiles, cálidos y extraordinarios.

El cabezal me ha gustado mucho. Por su aspecto y por su rendimiento. En su escala de precios es, bajo mi punto de vista, una gran alternativa. Si por potencia te encaja, te recomiendo que lo pruebes.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec