Menu

Vox AC30 Custom Clasic 2X. Los clásicos renovados

El AC30 Custom Clasic es la culminación de 45 años de investigación y desarrollo en amplificación de guitarra. Vox afirma haber tomado lo mejor de los AC30, añadiendo ciertas particularidades y nuevas características para crear un ampli más flexible. Es de todos conocido el sonido caliente de los AC30. Un diseño clásico y legendario.

Vox fabrica sus propios transformadores y altavoces (a excepción de los modelos diseñados por Celestion), lo cual procura sonidos personales y difíciles de encontrar en otras firmas de amplificación.

Partiendo del aclamado AC30, nace el VOX AC30 Clasic Custom

Por suerte, cada día son más cotizados y valorados los amplificadores "auténticos". Cierto es que la simulación también se desarrolla de forma interesante, además de proporcionarnos ciertas ventajas como la grabación por línea con una calidad aceptable. En cualquiera de los casos, el cuerpo y realidad sonora de la amplificación tradicional, basada en los sistemas clásicos (como en el caso del ampli de nuestro banco de pruebas de hoy) es insuperable. Siempre pienso esto cuando estoy tocando con un amplificador potente de válvulas. Realmente ganas en expresividad y la cantidad de matices que aparecen entre tu guitarra, tu púa y tú, aumentan.

Dos canales
La parte más apetecible y novedosa de estos dos canales, es la posibilidad de mezclarlos, obteniendo fusiones de ambos. El primer canal recuerda al AC30 clásico, mientras que el segundo ofrece dos modos: normal y brillante. En resumen, podremos utilizar cada canal por separado, con diferentes configuraciones y sonidos, o bien generar un tono "a medida" fusionando ambas señales.

Controles versátiles
Panel frontal
El panel de control está situado en la parte superior del ampli. Esto permite una buena visibilidad desde arriba y por tanto, en todo momento, tenemos visibles los ajustes de nuestro sonido.

Comenzamos con dos entradas y un interruptor "input link", para sumar las señales o no. Pasamos al volumen, equipado igualmente con un interruptor de brillo. Continua con el "Top Boost", sección en la que controlaremos los agudos, medios o graves, y en la que encontramos además un selector de ecualización standard o boost. Pasamos ahora a la reverb: control de tono y, en segundo lugar, control de mezcla del efecto con la señal. En la sección de efecto disponemos también de un interruptor - low drive/higth drive- .

Seguimos con los potenciómetros que dirigen al trémolo y con los que actuaremos sobre la velocidad y profundidad del mismo.

El panel de control finaliza con un curioso potenciómetro "CUT TONE", del que hablaremos en el sonido, volumen master, interruptor de standby, para acabar con el on/off.

El panel trasero
Aunque en ocasiones parezca que no utilizaremos algunas de las conexiones que a veces traen los "cacharros", finalmente siempre viene bien una buena versatilidad de conexionado.

El Vox AC30 CC, viene provisto de dos salidas hembra jack ¼ para la conexión de altavoces externos. Seguidamente encontramos cuatro pequeños interruptores que nos permiten configurar los siguientes parámetros:

a) Impedancia: 8 ó 16 Ohm
b) Output Bias. Hot o Warm
c) Smoothing: Modern o Vintage
d) Level: -10dB ó + 4 dB

Conexiones de efectos send y return en formato jack ¼ hembra, junto a un interruptor on/off (loop bypass). Finalmente, y antes de llegar a la tradicional toma de corriente, disponemos de una entrada jack ¼ para el footswich (pedalera).

El detalle de las asas
Pese a que se trata de un combo medianamente manejable, se agradece la inclusión de las dos asas laterales, situadas en la parte superior del amplificador, pues ayuda a transportar aún mejor el aparato. Incluso permite moverlo entre dos personas si fuera preciso. No obstante, el AC30 CC cuenta con el asa central tradicional. Es decir, un total de tres. Por asas, que no quede.

 

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec