Menu

Peavey Classic 30. Sonido Vintage muy cálido

El Classic 30 es miembro de la familia de los amplificadores de válvulas de la marca Peavey. Utiliza el mismo diseño de pre-amplificador que el modelo "Classic 50" , con el añadido de un "boost switch" que viene de otro modelo, el "Classic 20". Sus caracteristicas definen bastante claramente el tipo de sonido que sus constructores quieren obtener, todo "tubos", tanto en el pre-amplificador que son las "12AX7" (mismas que mesa boogie) como en las de la etapa de potencia, las maravillosas "EL 84", el chasis semi-abierto, dos canales, uno limpio y otro con posibilidades de obtener, tanto un sonido "Vintage Blues", como un sonido mas hacia el "Rock" o el "Grunge".

Algo nuevo en este tipo de amplificadores es el "effects loop" y la reverberación a muelles que son muy bien venidos y os explicaré por qué. Toda esta gama de amplificación desciende de los amplificadores "Fender Bassman" hechos para el bajo eléctrico allá por los años 50 60, eran de un tamaño bastante asequible contando con lo que corría en aquella época para los bajistas, pero lo curioso es que, quien mas los uso y los hizo populares fueron los harmoniquistas de blues. Posteriormente los guitarristas que los usaban generalmente en situaciones de trío o cuarteto, por su gran poderío y percusividad en el registro medio y grave, ideal para un guitarrista que tiene que acompañarse y hacer solos al mismo tiempo, "lo llena todo"; además ese sonido de tubos 100x100 era y es una delicia para los oídos, por gran suerte use uno de esos durante varios años.

Desembalando
Me llego a la casa en una caja de cartón bien preparada para el transporte que tiene que soportar, y eso aunque parezca absurdo es de gran tranquilidad, al sacarlo la primera impresión que tengo es la de un amplificador serio, con una construcción y diseño compactos, pesa pero se puede llevar.

A prueba
Lo enchufo en la sala de grabación del estudio, no hay ruido de fondo, conecto la guitarra y voy viendo la versatilidad del ecualizador a un volumen bajo, a los 15 minutos con los tubos ya calientes la respuesta es buena, voy viendo las posibilidades extremas, muy agudo, muy grave, mucha distorsión, muy limpio etc… me sigue gustando, tiene un tono dulce en los medios agudos y los graves, como suponía, son abundantes pero claros y consistentes. Una de las cosas que observo es que el potenciómetro a 3 (de 10) en el canal limpio tiene un volumen considerable y más para sus 30 Watios de potencia.

En el escenario
Bueno la prueba final es llevarlo al escenario, así que nos fuimos a la sala Galileo (es una sala de conciertos que fue un antiguo cine y que cuenta con un equipo de P.A. aceptable).
El grupo en escena consta de batería, bajo, acordeón, guitarra española y voz. Es importante el saber con que otros instrumentos tocas para crear un sonido que no se tape ni se confunda con los demás elementos del grupo, por ejemplo si tocas con un Big Band, deberás procurar tener un sonido medio grave, pero redondito, si lo tienes muy agudo los metales te taparan y el oyente confundirá lo que estas tocando.

Ahí reside también la versatilidad de un buen amplificador e instrumento. Al Classic 30 lo recortamos un poco de graves dentro y fuera del escenario y el sonido fué completamente satisfactorio, incluso mi sorpresa fue que al apretar la guitarra (en volumen) con la púa, el amplificador tiene ese pequeño punto de saturación tan cálido y tan deseado por la mayoría de guitarristas que usan amplis a válvulas. En definitiva felicito a los diseñadores y a Peavey por esta pequeña joya tan completa para los que gustan de ese sonido "vintage" muy calido.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec