Menu

Elmwood Stinger, amplificador de guitrra de primera división

Las próximas páginas serán todo un repaso de lo que tengo ahora mismo en mis manos, nada más ni nada menos que un amplificador de la compañía Elmwood, para ser más concreto el modelo Stinger. Dentro de todas las opciones que tenemos dentro de nuestra cadena de sonido del mundo de la guitarra, existe un eslabón muy importante que es el amplificador, por supuesto la guitarra, los pedales, la púa, los cables, etc. Pero el amplificador es una figura clave dentro de nuestro propio sonido, y cuando tengo delante una pieza como ésta, ya sólo la estética me motiva para saber cómo sonará: Tolex granate, potenciómetro tipo “Vox”, caja cerrada, un input y una etiqueta que pone “equipado con Jensen”. Come08emos a destripar cada uno de los pormenores del amplificador.

Construcción
Hablemos primero un poco sobre la compañía, ya que siempre pienso que la trayectoria de la empresa que fabrica los productos nos da pistas de a qué suena. Elmwood es una empresa sueca que se ha caracterizado por fabricar amplificadores de alta gama, con sonidos muy cálidos.

La construcción del amplificador es algo que realmente me ha llamado la atención, por así decirlo, es uno de sus puntos fuertes, da la sensación de haber sido concebido como una pieza indestructible, dando un aspecto de sólido y robusto, pero sin perder todos los detalles que hace que sea un amplificador de gama alta. Ahora bien, he de decir que me tiene completamente despistado, ya que en muchas ocasiones simplemente con ver el aspecto del propio amplificador me da una idea de “a qué va a sonar”, pero en este momento, me tiene completamente fuera de combate.

El amplificador consiste en un combo de pequeño tamaño, lo cual nos permitirá transportarlo con completa tranquilidad, sin que nuestra espalda sufra las consecuencias. Como indicaba anteriormente, es una caja cerrada, esto nos ayuda un poco a pensar que se busca un sonido muy direccionado, con un gran empuje, intentando resaltar los extremos (graves y agudos), este detalle ayudará también a la compresión y, teniendo en cuenta que es un combo pequeño, tendrás aún más de la misma. El tolex de todo el amplificador, como decíamos al comienzo, es de color granate, dándole un toque de distinción.

Fijándonos en los detalles al máximo, vemos como todos los cantos de ampli se encuentran recubiertos por cantoneras, salvo las dos esquinas superiores frontales, las cuales se encuentran plegadas con un cuidado máximo. Por otro lado, tenemos un asa en la parte superior, que es más que suficiente, ya que el peso del ampli no exige asas laterales. La rejilla es curiosa, ya que dentro de que el aparato se encuentra orientado a “alta gama”, la rejilla es de metal dorado, dando una sensación “agresiva”, y por supuesto en la parte superior de la misma se encuentra el logo de la marca, en blanco perla.

En el frontal podemos encontrar una única entrada; dos interruptores, uno de On/off y otro de stand by, y ocho potenciómetros, dándonos las siguientes opciones: volumen y ganancia del canal 1, volumen y ganancia del canal 2, agudo, medio y graves compartidos por los dos canales; así como un potenciómetro de corte de agudos; tres conmutadores, los cuales nos permiten seleccionar qué canal de los dos queremos utilizar; y un realce de agudos para el canal 1, otro para el canal 2 y un led que indicará qué canal está siendo utilizado. Por otro lado, tenemos la opción de conmutar entre dos opciones a nivel de etapa de amplificación, “moderm” o “vintage”, mediante la cual conseguiremos más salida (moderm), o un sonido quizás más cremoso (vintage). En la parte posterior nos encontramos cinco salidas para speakers (una de 16, dos de 8, y dos de 4 Ohm), el send y return del loop de efectos, el cual además nos surte con un control para elegir la cantidad de señal que se envía, así como la opción de utilizarlo como un solo/boost. Continuando, nos encontramos la entrada del footswitch, que es simplemente una entrada jack stereo, por tanto, es perfecta para utilizarla cuando tenemos un cambio tipo switch en una pedalera midi. Curiosamente, podemos ver las rejillas de un ventilador tipo CPU, el cual se activará cuando la temperatura del ampli comience a elevarse.

Internamente podemos saber que el amplificador viene dotado, como decíamos en un principio, con un altavoz de 12” Jensen.

Sonido
Habiendo numerado todos los pequeños detalles que nos encerraba el amplificador, pasemos a describir cada uno de los sonidos, ya que son varios. Como decíamos al principio, es un amplificador de dos canales, mediante los cuales podemos llegar a casi todos los registros de un amplificador, por así decirlo, desde unos limpios cálidos, a una saturación potente, sin llegar al metal, aunque creo que no es el motivo de este amplificador. Comencemos a comprobar qué tenemos internamente y a qué suena. A nivel del previo, nos proporcionan tres válvulas ECC83, lo cual hace que en el canal limpio nos dé un sonido cálido, lleno de armónicos; también hay que decir que no se caracteriza por ser un sonido tipo “Fender” cristalino, donde existen “campanitas” cada vez que tocamos una nota, digamos que el sonido es algo más oscuro, aun así, el fabricante nos da un conmutador para poder elevar esos brillos (frecuencias más altas) que a lo mejor podemos echar de menos, y efectivamente se realzan, pero no significa que nuestro sonido sea cristalino; las EL84 de etapa que monta el ampli tendrán algo que ver en todo esto. En el segundo canal podemos obtener sonidos saturados de varias gamas, pero lo que más me llamó la atención es la “cremosidad” del amplificador; he de decir que es fácilmente saturable, de tal manera que no hace falta subirle demasiado la ganancia para recibir saturación.

Digamos que conseguimos ese sonido saturado, con suficiente grano, pero sin estar demasiado atacado; me recuerda a un sonido muy americano, tipo “boutique”, aunque es curioso que las válvulas que monta como etapa sean EL84. A su vez, ocurre exactamente lo mismo que en canal 1, donde podemos optar por un selector de brillo, como en el caso anterior, tendremos una opción de realzar las frecuencias más altas. Por así decirlo, en el canal dos nos permite un sonido crunch muy cremoso, y nos puede llevar a una posición de sonido solista donde el timbre es sumamente cantarín. Hay que comentar que el amplificador me parece especialmente diseño para sonidos realmente Pop/Rock/Fussion-Rock, por supuesto que se puede utilizar para otros estilos, pero en esos mencionados se sentirá como pez en el agua, e incluso podríamos apurar aún más diciendo que, aunque funcione para todo tipo de guitarras, para las guitarras solistas será perfecto.

Las pruebas las realicé con unas cuantas guitarras, para conocer la respuesta del amplificador. Principalmente, conecté una Strato, una Les Paul y una 335, y podemos decir que para la Strato el amplificador suena genial, consigue sacar ese sonido a “pato” de las pastillas simples; para la 335 el ampli suena incluso mejor, al ser tan cremoso, y la 335 te lo permite, puedes obtener todo el sonido crema que quieras. Pero la Les Paul es con la que puedes atacar, ya que el ampli se va a sentir como en casa, al conectarla te da un sonido cálido, redondo, etc. Perfecto para este tipo de guitarra con mástil encolado.

Conclusión
Elmwood Stinger es un amplificador de primera división, que nos da opciones tanto de sonidos limpios, más funky, como de sonidos solistas muy fácilmente reconocibles, lead guitars, pasando por crunch, para disfrutar de nuestras rítmicas. Es un gran amplificador, con el tamaño perfecto para trasportarlo y, además, tiene suficiente potencia como para responder en cualquier situación.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec