Menu

George Tornado y El Dorado, custom de fabricación nacional

Este mes nos atrapan dos amplificadores combos: “Tornado” y “El Dorado”, de la empresa George. Sistemas de alta calidad, de fabricación nacional, la cual nos puede ayudar a encontrar ese sonido que llevábamos buscando tiempo y tiempo. Antes de empezar a desmembrar cada uno de los amplificadores que tenemos, me gustaría hablar de “George” como empresa y sistema de construcción, ya que con ello tendremos muchas respuestas a preguntas que nos asaltarán a lo largo del banco de pruebas. George es una empresa nacional, la cual se basa en construir amplificadores, por supuesto todo a válvulas, con una filosofía de “boutique”, la cual imprime la necesidad de fabricar los amplificadores a mano, con conexiones punto a punto y con componentes de alta gama.

Cuando cae en tus manos un par de amplificadores de estas características, la curiosidad de “a qué suena” es la primera sensación que te viene a la cabeza, aunque con el aspecto que tienen te vas haciendo una idea. Por tanto, cuando sacas los amplis de las cajas lo primero que te llama la atención son los colores elegidos, nada convencionales, y es de agradecer, ya que es genial tener algo de vivacidad entre todos tus amplis. Además, en un escenario tendrá un componente visual que se debe tener muy en cuenta. Como indicábamos al principio, nos centraremos en dos combos: “Tornado” y “El Dorado”, de 30 W y 15 W respectivamente.

Construcción
Como veníamos diciendo al conectar los amplificadores, los colores te hipnotizan, tanto los del propio ampli como el del led de encendido del sistema. En la construcción podemos observar que se han intentando mantener todos los detalles a la máxima precisión, pero esto es algo realmente complicado cuando estás analizando un sistema de alta calidad. El aspecto que tienen me recuerda inmediatamente a los amplificadores VOX y, como más adelante concretaremos, no sólo es algo estético. Es decir, amplificadores de 1x12 (un altavoz) y con el panel de control detrás, con lo cual de frente sólo aparece la rejilla del altavoz y el logo de la marca. Un par de huecos en la parte superior, a modo de sistema de ventilación, nos permite ver las válvulas, así como la rectificadora y demás. Una de las características de las cajas que montan los combos es que ambas se encuentran abiertas, produciendo un sonido determinado, con menos presión pero más abierto. Ambos sistemas se caracterizan por ser amplificadores de clase A, los cuales difirieren de los amplis de clase AB en varios aspectos; la principal diferencia se encuentra en el tipo de sonido resultante, así como la cantidad de vatios que necesitamos para desarrollar el mismo sonido. Por tanto, nos encontramos con dos amplificadores de estas características, para más datos, dentro de nuestras sospechas de lo que tenemos entre manos, nos trae reminiscencia VOX.

Entrando a qué nos ofrece a nivel de elaboración de los amplis, podemos ver que en el caso de “Tornado” nos ofrecen un amplificador de 30 W, hecho a mano (punto a punto), con un altavoz de 12” Celestino Vintage 30. Personalmente, una gran elección, ya que nunca se nos va a quedar corto porque este altavoz permite hasta 75 W. Por otro lado, podemos ver desde las rendijas las 4 EL84, vemos las de previo, que no distinguimos averiguar cuáles son, aunque leyendo las especificaciones del fabricante nos informamos que son tres ECC83 y una EF86 para el segundo canal. También leemos que la rectificadora del amplificador es también a válvulas, esto nos ofrece aún más información para darnos cuenta de que el sistema ha sido pensado para ofrecer la máxima calidad posible. Por otro lado, podemos elegir la impedancia mediante un selector, optando por 4, 8 ó 16 ohmios. Esto nos ayudará a conseguir el sonido que podemos estar buscando. En el frontal (es una forma de decir la parte donde se encuentran los potenciómetros, ya que como tal no se encuentran en la parte de enfrente) podemos encontrar cuatro entradas, dos para el canal 1 y dos para el canal 2, puenteables, así como Volumen 1 y 2, graves, medio y agudos, y un máster general.

Para el caso de “El Dorado”, es un amplificador de 15 W, el cual posee otro altavoz Celestion Vintage 30 y nos ofrece dos válvulas EL84 de etapa; de previo monta una EF86 y dos ECC83. Debemos tener en cuenta que la válvula rectificadora que utiliza es una TAD 5Y3, imprimiendo aún más calidez al sonido final. En ambos casos, podemos darnos cuenta que las cajas que montan son cajas abiertas, dando al sonido características de menos presión, pero ganando amplitud. Por otro lado, tenemos un selector de pentodo/triodo, con lo que podemos reducir la potencia hasta 7 vatios, para casos específicos donde queremos conseguir toda la calidez del sonido a válvulas, pero sin la necesidad de rompernos los tímpanos con ese volumen. Los controles son muy sencillos, ganancia y volumen, así como una ecualización de graves, medios y agudos.

A nivel de dimensiones y peso, la verdad es que me llamó mucho la atención “El Dorado”, ya que siendo realmente pequeño era bastante ligero, lo cual se agradece para el propio transporte. Con respecto al Tornado, que ya no es tan pequeño ni tan ligero, es un amplificador, por así decirlo, no tan fácilmente transportable: debemos pensar que las medidas son 61,5 cm ancho x 47 cm alto x 25,5 cm profundidad, frente a 50 cm ancho x 45 cm alto x 25 cm profundidad de “El Dorado”.

Sonido
Una vez analizados todos los elementos que constituyen los amplificadores y cómo interactúan entre ellos, vamos a escuchar cómo es el resultado final. La verdad es que cuando tienes amplificadores de estas características, simplemente el hecho del propio aspecto es completamente motivador, incluso antes de conectarlos ya tienes esa sensación de “qué bien va a sonar esto”. Si comenzamos con el Tornado, tenemos como primera toma de contacto la opción de entrar en el canal 1 o el canal 2. ¿Cuál es la diferencia entra ambos canales? Como bien podemos intuir, las diferencias se encuentran en la facilidad de saturación y en la “cremosidad” del propio timbre del amplificador. Cada uno de estos canales posee dos entradas puenteables. Como indicábamos anteriormente, los controles que nos ofrecían eran una ecualización, dos volúmenes de entrada, así como un master general.

Comenzando por el canal 1 podemos notar un amplificador con un sonido completamente limpio, desprende sonido VOX por todas las costuras. Personalmente, me llama la atención la dinámica que nos ofrece el amplificador, me gusta la sensación del sonido limpio pero enfadado, imprimiendo carácter al timbre. Las pruebas las he realizado un poco con los sonidos más característicos, una Les Paul, una SG con p-94 (singles), Strato y Telecaster. En este canal, personalmente me llamó la atención la gran combinación “pastilla simple con el canal 1”, las pastillas dobles, aunque nos proporcionaron un sonido agradable, no superaron al simple.

En cuanto conecto la guitarra al ampli noto un sonido determinado, el cual intento modificar alterando la ecualización o cualquier potenciómetro y, por así decirlo, no consigo modificar, es decir, los controles no tienen un gran rango de actuación, son un poco más del tipo ON/OFF. Otra opción hubiese sido colocar un conmutador tipo Matchless, con cuatro o cinco posiciones, donde nos ofrecen varios tonos. Personalmente, soy más de esa opción dentro de estos amplificadores de alta gama, simplemente por el hecho de que me gusta que mi señal pase por el menor número de potenciómetros posibles, aunque sean de gran calidad. Volviendo al propio sonido del amplificador en el canal 1, podemos ver que tiene ese sentido dinámico y con pico que me llama la atención, evidentemente, como hemos indicado al principio, nos encontramos ante un amplificador de características VOX, por tanto, si lo que buscamos son “campanitas” Fender, no encontraremos exactamente ese sonido limpio; aunque sí que sientes los armónicos, es un sonido con un timbre más oscuro que a mí, personalmente, no me desagrada.

Cuando nos conectamos al canal 2 ocurre lo siguiente: la sensación de saturación crece y nos aporta un sonido cremoso, con unos graves poderosos, permitiendo acceder a registros más distorsionados. Es en este canal donde, aún con las pastillas simples, nos permite sonar bastante empastado. Me da la sensación de sonar un poco hueco, es con las pastillas dobles con las que creo que puedes notar más el peso del amplificador. A este canal le sienta muy bien cualquier overdrive/Fuzz/Booster potente que le queramos poner. Las pruebas las realicé con un FullDrive, con un Tube Screamer antiguo y el Voodoo One de Roger Mayer, y la verdad es que el amplificador no se sentía cohibido a la hora de echar más señal antes de la entrada del propio sistema.

Ahora es el turno del combo de 15 W “El Dorado”, de color morado, un amplificador más sencillo a la hora de canales, controles, construcción, pero que personalmente me llama mucho la atención. Para ir precisando un poco el sonido que vamos a encontrar, podemos decir que vuelve a coincidir con el caso anterior: un sonido VOX, pero con algo más. Ese algo más, al principio, cuesta saber qué es, pero después de un rato tocando lo descubres, simplemente es que es más dinámico que el Tornado. Pero a pesar de lo que podamos pensar sobre qué combinación de pastilla puede ir mejor o peor para el ampli, pues contra todo pronóstico pienso que las pastillas dobles funcionan mejor que las simples en este combo. El timbre que nos proporciona es limpio con más “campanitas” que el modelo anterior, pero a la vez que vamos subiendo la ganancia, podemos ver cómo aparece un sonido cremoso, con un buen timbre y con una sensación de empaste, además notamos inmediatamente cómo funciona el vintage 30. De nuevo, vuelve a dar la sensación de un sonido algo hueco. Por otro lado, responde muy bien a la hora de introducir pedales antes de la entrada del sistema, aunque como también es lógico, en el caso del Tornado, responde con más amplitud a la hora de colocar saturaciones previas. Por otro lado, al ser un combo más pequeño, como es lógico, es mucho más direccional y, por tanto, abre menos que el caso anterior, pero casualmente el sonido resultante me llamó mucho la atención. Con respecto a los potenciómetros, vuelve a ocurrir como en el caso anterior, no tienen un margen grande de actuación.

Conclusiones
Tornado y “El Dorado” son dos amplificadores de alta gama, con un sonido VOX característico y que nos aporta un poco más (sobre todo “El Dorado”). Sonidos que van desde limpios a Crunch cremosos. Perfectos para grabaciones, especialmente “El Dorado”, y para grabaciones y conciertos el Tornado. Facilidad de transporte, muy buen sonido y un precio más que razonable para ser amplificadores de boutique: Una opción que se debe tener en cuenta.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec