Menu

Koch Twintone y Studiotone. Válvulas de alta gama

Si tengo que decidir qué es lo que personalmente me atrae en toda la cadena de sonido de un guitarrista, debo decir que es el amplificador. Las guitarras son importantísimas, los pedales ayudan a conseguir un poco más el sonido que queremos, pero la base sobre la que se sustenta todo es el sonido del amplificador, tanto el que él mismo nos ofrece como el que nos puede proporcionar al insertar pedales o utilizar tal o cual guitarra. Entrando un poco más en detalle, podemos decir que tipos de amplificadores existen infinidad, pero si pensamos en amplificadores a válvulas de alta gama, no podemos pasar sin hablar de KOCH.

Dentro de la familia KOCH, tenemos unos cuantos amplificadores para poder elegir, en función del sonido que se necesite. Para sonidos más cañeros, el Powertone II; para sonidos más limpios y suaves y, sobre todo, para casa, utilizaremos el Classic SE; para un sonido más versátil y con un gran sonido crunch, el Multitone es el más aconsejable; por último, para un sonido completamente polivalente y muy versátil, encontramos el Supernova, que tiene todo tipo de opciones MIDI, canales, etc.

Hoy tenemos presentes dos amplificadores de la familia: el Studiotone y el Twintone. Los dos últimos hermanos que faltaban por nombrar en la marca, y que son realmente útiles en cada uno de los campos que se presentan: el Twintone, como amplificador de rock; el Studiotone, como amplificador versátil y todoterreno. Por tanto, no esperemos más y pasemos a analizar cable por cable, válvula por válvula, soldadura por soldadura, cada uno de los detalles de los amplificadores.

Construccion
Los amplificadores KOCH se caracterizan por una imagen muy seria y clásica. La mayor parte del amplificador está construido a mano, por lo que la calidad que nos ofrece es bastante cuidada.

Pasemos a analizar, potenciómetro a potenciómetro, cada uno de ellos.

Twintone
Comencemos con el Twintone, un amplificador de 50W, con dos EL34, que nos permite mover los altavoces, sea cual sea la pantalla que le añadamos. En el panel frontal nos encontramos con dos entradas para conectar la guitarra: una normal y otra con un extra de brillo, según la marca que aparece más abajo. Con este planteamiento, se pretende dar cabida a todas las opciones: humbuckers, singles, etc. y, así, el amplificador puede proporcionar el mejor sonido para cada caso. En mi opinión, si se necesita sonar con brillo con una humbucker, es recomendable entrar por la bright clean.

El siguiente control que nos encontramos es el conmutador, para seleccionar el canal. Esto es algo bastante particular ya que, por lo general, suele estar en la parte trasera. Personalmente, la prefiero delante porque, si en un momento crítico en medio del concierto tienes algún problema con el cambio de canal, puedes acceder fácilmente a cambiar el canal manualmente. El primer canal que tenemos es el canal limpio, donde podemos controlar el volumen, así como los graves, medios y agudos. El otro es el canal saturado, donde podemos controlar el volumen y su ganancia, así como el control de etapa, Presence, con el que se puede elegir cuánto sale la guitarra en el sonido final. Por supuesto, están también los tres controles de ecualización, es decir, graves, medios y agudos. Y, por último, los conmutadores de On/Off y stand by.

Debemos señalar que, aunque sólo aparezcan dos canales, existe un tercer canal, por decirlo de alguna manera, ya que se le puede añadir una especie de booster al segundo canal. Por tanto, el conmutador de selector de canal, consiste en Clean, OD y OD+, sonido limpio, crunch y distorsión.

Pasando a la parte trasera, podemos comenzar indicando que la primera conexión que nos encontramos es la entrada de corriente junto al fusible. También se sitúa ahí la entrada para el footswitch, que consiste en un conector de siete pines y un control de volumen rítmico. Cuando conectas la pedalera, es posible elegir entre el volumen rítmico o solista. En caso de que el cambio de canal no esté conectado, debemos considerar que el volumen que está activo es el rítmico. El siguiente potenciómetro que nos encontramos es el control de reverb. Se concluye, por tanto, que la reverb es compartida por todos los canales.

Siguiendo el panel trasero, nos encontramos a continuación las entradas y salidas que pertenecen a la herramienta loop. Podemos elegir qué formato utilizar: en serie o en paralelo. Por tanto, disponemos un send (envío), con el que dirigimos la señal al efecto, y dos conexiones return (retorno). Estos dos últimos van asociados por separado al loop serie y al loop paralelo.

Continuamos con las salidas correspondientes a las conexiones para las pantallas, es decir, los conos del recinto. Disponemos de una salida principal que cuenta con un selector de impedancia (4 Ohm u 8 Ohm) , y una auxiliar que puedes conectar a una segunda pantalla. Ahora viene la sorpresa: nos ofrecen una protección crucial, el power soak. Una fantástica herramienta para proteger nuestras pantallas o trabajar con cascos.

Además de otras aplicaciones del apartado mencionado anteriormente, debemos pensar que podemos utilizarlo para disminuir a la mitad la potencia del amplificador (de 50 W a 25W), dejando libre la salida principal y conectando una pantalla por la salida extra.

Finalizando la artillería de conexiones, encontramos la salida recording, que sale directamente del amplificador sin pasar por el recinto, y que tiene una simulación de altavoz. Esto nos permite usarla directamente con la entrada de la tarjeta de grabación, obteniendo una calidad de ampli real (y no de línea). La salida de cascos también tiene simulación de altavoz, por lo que escucharemos el sonido más cercano al sonido original con los altavoces.

Entrando de lleno en el interior del amplificador, lo más importante que debemos comentar son las válvulas que utiliza: en el previo, utiliza 12AX7; en la etapa, utiliza EL34. Por tanto, ya podemos ir adivinando un poco el sonido que va a darnos: uno bastante británico.

Studiotone
Pasemos a analizar el Studiotone, uno de los amplificadores más versátiles y con mayor éxito de la marca. Existen dos versiones: el Studiotone, de 20W clase A, y el Studiotone XL, de 40W clase A.

Vamos a desmenuzar cada uno de los detalles del amplificador.

El primer elemento que nos encontramos es la entrada de la propia guitarra. Aquí no hay distinción en función de si son pastillas simples, dobles, etc. Como en el caso anterior, tenemos un selector del canal que funciona si no está conectado el pedal de cambio de canal.

Al igual que el otro, hay tres canales: clean (limpio), crunch (OD) y distorsión (OD+). Además, tenemos un control de realce de graves, medios y agudos que sólo funciona en el canal OD+.

El primer potenciómetro que nos encontramos es el del volumen del canal limpio, de uso exclusivo de este canal. El siguiente corresponde a la ganancia, tanto del canal OD como del OD+. Debemos prestar atención de no ponerlo demasiado alto, ya que un excesivo control de ganancia puede llevarnos a un sonido excesivamente ruidoso.

Posteriormente, pasamos a los controles de ecualización, que están formados por agudos, graves y medios. De ahí se concluye que la ecualización es compartida por los tres canales, algo que personalmente no me desagrada, ya que se ve el planteamiento que hay detrás del amplificador. Por otro lado, tenemos dos controles que son de realce de medios y agudos. En el caso de los medios, existen dos posiciones: una posición natural y otra que nos ofrece un pequeño boost en la frecuencia media.
Hay otro control que cuenta con tres opciones: en primer lugar, la posición de corte en agudos; después, un pequeño boost para las frecuencias más altas; y, por último, una tercera posibilidad que deja en bypass el control. Para finalizar, nos encontramos con la reverb, que es tipo spring, y los controles de On/Off y Stand by.

En el panel trasero, podemos ver la cantidad de entradas y salidas que existen, algunas de ellas particularmente interesantes. La primera que nos encontramos, como en el caso anterior, es la entrada de corriente y el fusible. Una entrada jack nos permite conectar la pedalera de cambio de canal, y es muy de agradecer el hecho de que la conexión sea un simple jack estéreo. Tenemos también ahí la entrada y salida del loop de efectos.

Una de las secciones más importantes es la de las salidas de grabación, que cuenta con simulación de altavoz, lo que quiere decir que la salida incluye tanto efectos externos como la propia reverb. Primero nos encontramos con un selector del ángulo que queremos simular del micro, en el centro del altavoz o inclinado, que posee menos brillo pero es mejor para sonidos más saturados. El siguiente control es de simulación de un 1x12 o un 4x12, con el cajón más grande, es decir, que tendremos más graves. Y, por supuesto, la salida recording, que está desbalanceada. La salida Direct out se utiliza para llevar una salida sin filtrar y, generalmente, si queremos llevar a la entrada el return de otro amplificador.

La salida to guitar amp clean input es una salida muy particular, pensada por si queremos enviar la salida del koch a otro amplificador sin loop. Hay que introducirla en la entrada del canal limpio.

El siguiente bloque de salida es para enviarlo a las pantallas, que pueden ser de 4, 8 ó 16 Ohm, pero sólo podemos utilizar un altavoz a la vez. Hay un control que no sale a ningún altavoz y sirve para poder usar el amplificador por las salidas recording o phones, sin necesidad de colocar una pantalla. También hay una salida para cascos.

En el interior, el amplificador lleva 12Ax7 como válvulas en el previo y EL84 en la etapa, dándonos 20W de clase A, con lo que vamos más que servidos.

Sonido
Ahora vamos a describir el sonido de estos amplificadores. Antes de comenzar a explicar cada una de las características de cada amplificador en el ámbito del sonido, debo decir que las pruebas las he realizado con unas cuantas guitarras: una The Heritage Les Paul, con humbuckers una, y otra con p-90; una Strato con tres singles y una Telecaster; también usé una 335, e incluso una SG. En todos los casos, he de decir que los dos amplis se comportaron de manera sublime. Utilicé también un par de pedales para ver cómo reaccionaban ante la presencia de algo más de saturación: un Full Drive de Fulltone, un AC de Xotics y el Boost de Retrosonic.

Twintone
El Twintone, nada más enchufarlo, respira rock, concretamente un sonido que ya comentamos anteriormente, muy británico, del que las EL34 son bastante responsables. El canal limpio suena bastante nítido, con la particularidad de que, para la Strato, saca las “campanitas” rápidamente aunque, como podemos intuir, en el momento en que subimos un poco el volumen, comienza a rajar y, por tanto, a saturar, llegando a un crunch con facilidad. Si a eso le añadimos algún boost u overdrive como los anteriores, tenemos un sonido completamente AC/DC. Con la SG no debemos ni dudar en que saldrá un sonido bastante rock. En el canal OD y OD+, conseguimos el sonido crunch que veníamos comentando pero con más graves aún y, si cabe, más “gordo”. En cuanto a las Les Paul, al sumarle un delay, se obtiene un sonido solista perfecto para deslumbrar y despeinar a cualquiera.

Studiotone
El Studiotone es un amplificador muy versátil, que llega a una gran cantidad de registros, por lo que, lo conectes con la guitarra que lo conectes, encontrarás un sonido afín al amplificador. El canal limpio es completamente cristalino, incluso me recuerda un poco a un sonido más Fender; para las Telecaster y Stratos suena sencillamente brutal. El canal crunch suena muy rock y el OD+ suena agresivo pero sin llegar a ser atronador, perfecto para un sonido solista. Las salida recording es altamente recomendable y, por supuesto, nos puede salvar en alguna mala ocasión en un concierto o grabación.

Conclusión
El Twintone y el Studiotone son realmente dos opciones top. En el primer caso, para un sonido rock; en el segundo, para tonos muy versátiles. Como ya hemos comentado, su calidad es espectacular en ambos casos, y el tamaño y el peso acompañan, ya que son fácilmente transportables. Si a eso le sumamos un precio más que competitivo, estamos hablando, bajo mi punto de vista, de unas de las mejores opciones a las que podemos acceder.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec