Menu

Fender Super SonicTM 22 Combo

En todos lados existen figuras que con el paso del tiempo se convierten en un referente. En la música, si hablamos de Fender®, no podemos dejar de pensar en Stratocaster®, Telecaster®, etc., y si pensamos en amplificación resuenan también los clásicos: Twin Reverb®, Bassman®… Podemos hablar con contundencia del sonido Fender®. Por si alguien no lo conoce, es limpio, cristalino, con poca tendencia a saturar y un buen muestrario de frecuencias más graves.

Hoy dedicamos nuestra atención al Fender Super SonicTM 22, otra propuesta de la compañía en la que la versatilidad es su mayor fuerte. Es un amplificador combo a válvulas de 22 W, y podríamos decir que tiene casi tres canales (limpio, crunch, saturado). Veamos…

Análisis técnico
Vamos a analizar cada una de las características técnicas que tiene el amplificador, es decir, cómo está construido, qué tiene y qué no tiene para hacernos una idea del sonido. En la parte frontal podemos encontrar:

Input. Entrada de jack común a cualquier amplificador. Me sorprende que no tenga una segunda entrada de baja impedancia, ya nos va dando una pista de la orientación del amplificador.
Vintage/Burn. Es el control de selección de canal. (Por supuesto, un led nos dice quién está activo en cada momento).
Reverb. Controla la cantidad de reverb, pero hay que tener en cuenta que ese control es común para los dos canales, por tanto hay que ser extremadamente cuidadoso y encontrar un punto intermedio y óptimo.

Canal Vintage
a) Volumen. Es una pieza importante porque, además de controlar el propio volumen, nos va a dar la cantidad de ganancia para conseguir un sonido no tan limpio (eso sí, preparemos los tapones).
b) Normal/Fat. Sirve para seleccionar un sonido normal o un sonido más engordado, con más cuerpo y quizás con menos frecuencias agudas.
c) Treble. Ajusta las frecuencias agudas del amplificador.
d) Bass. Regula las frecuencias más graves del amplificador. Debemos decir que no tenemos control de medios, algo común en ciertos amplificadores y que suele ocurrir cuando los medios del ampli son suficientemente naturales como para vivir con ellos sin necesidad de alterarlos.

Canal Burn
a) Gain 1 y 2. El segundo canal, que posee mayor saturación, tiene dos controles de ganancia. En realidad son más bien de ganancia en el primer caso, y sustain en el segundo. Y, por supuesto, ambos están directamente relacionados con el control de volumen del propio canal.
b) Treble. Ajusta las frecuencias más altas del canal saturado.
c) Bass. Controla las frecuencias más bajas del amplificador en el modo saturación.
d) Middle. Aquí sí que tenemos un potenciómetro para manipular las frecuencias medias. Es realmente necesario, ya que es muy fácil engordar este canal y, por tanto, podemos necesitar una mayor definición en medios.
e) Volumen. Control del volumen del canal saturado. Como decíamos antes, está muy relacionado con los otros dos reguladores de ganancia.

Hasta aquí hemos analizado el panel frontal, es decir, la parte del amplificador que más vamos a utilizar, ya que es donde tenemos que manipular para conseguir el sonido deseado. La parte trasera nos proporcionará todo lo necesario para realizar las conexiones que nos permitirán aumentar las posibilidades del amplificador. Pasemos a ver cada uno de los puntos importantes de esta parte:

a) Power/Stand by. Son los típicos conmutadores de encendido y stand by para activar el ampli.
b) Toma de corriente y fusible
c) Internal Speaker/External Speaker. Son dos salidas realmente importantes, ya que es de donde sacamos el sonido para llevarlo a los altavoces. Como hemos indicado al principio, se trata de un combo y, por tanto, necesitaremos que la salida del internal speaker esté siempre conectada. Aún así, podemos utilizar otra salida para conectar otra pantalla; es una opción a tener en cuenta cuando estamos en escenario grande y necesitamos algo más de presión.
d) Footswitch. Consiste en la entrada del pedal del cambio de canal (entrada de multipin). Con el cambio de canal, podemos elegir entre opciones de amplificación, cambio de canal, bypass, bucle de efectos y reverb. La opción de bypass del loop de efectos es algo realmente importante; en muchas ocasiones, los delays van al loop, por tanto, con simplemente pisar el conmutador, podríamos tener delay o no.
e) Send – return (loop de efectos). Consiste en una salida después del previo y una entrada antes de la etapa. Al loop puedes conectarle los efectos que quieras.

A nivel de construcción, el amplificador se encuentra muy en la línea tradicional de la compañía a la que pertenece: un aparato robusto y resistente que soportará los maltratos de los ensayos y conciertos. En cuanto al peso, no es extremadamente ligero: unos 18 kg, que tampoco está mal teniendo en cuenta que es un amplificador de un solo cono. Haciendo referencia al altavoz, monta un cono de 12” construido por Eminence y una resistencia de 8 Ohm, algo bastante estándar.

El amplificador nos ofrece 22W, que es más que suficiente para desenvolverse en cualquier situación por difícil que parezca. Añadiendo además que pensamos que podrá desenvolverse sin problema en sonidos jazz, blues, funk y algo de rock.

Sonido
Nos introducimos en el campo del sonido. Vamos a ver a qué suena todo lo que hemos ido explicando anteriormente. Como bien podemos intuir, este amplificador suena Fender®: los sonidos más limpios suelen ser el punto fuerte. Pero pasemos a analizar cada uno de sus canales y sonidos.

a) Canal limpio. El primer canal que nos encontramos, y para mí el más importante, el lado más fuerte del amplificador. Tenemos que recordar que no posee control de medios. Personalmente, es algo que valoro ya que yo soy de la opinión de que por cuanto menos controles pase nuestra señal, más limpia y cercana a nuestro sonido original será. Obtenemos un abanico lleno de armónicos, sea cual sea la cuerda que utilices. En este canal es bastante complicado llegar a saturar ya que, como decíamos antes, es un canal limpio bastante bien conseguido. Realicé las pruebas con una guitarra tipo Les Paul® con P90. Hay que considerar que al utilizar unas pastillas de bobinado simple, conseguimos mayor dinámica; todo eso, unido al factor sensible del canal limpio, da muchísimo juego. A medida que vamos aumentando el volumen conseguimos algo más de saturación, pero tampoco algo muy exagerado, es decir, se obtiene algo más de empuje y un “quiero saturar pero mi condición de Fender lo impide”. Al mismo tiempo, si presionamos el control de Normal/Fat y pasamos al segundo modo de operación, conseguiremos un realce de medio y ahí sí encontraremos un sonido relativamente crunch. Tendremos empuje y ataque para dar y regalar. Debemos plantearnos que será un sonido muy percutido y con gran capacidad de reacción. A este canal le sentará perfectamente cualquier pedal que queramos poner antes del previo, sobre todo boosters y overdrives, que sabrán sacar todo el partido del amplificador, principalmente porque el amplificador tiene un gran ancho de salida.

b) Canal saturado. Aquí obtenemos la parte de saturación que no nos daba el canal limpio. Es en los sonidos más crunch donde más se hace valer este amplificador. Como decíamos en el apartado de descripciones técnicas, posee dos controles de ganancia, el primero de ellos es más convencional; el segundo es el que nos da la opción de saturar y llevarlo un paso más allá. Lo que antes era un sonido relativamente crunch, ahora, y con la actuación del segundo regulador, se convierte en un campo de distorsión. Pero si estás pensando en una distorsión muy cercana al sonido pesado y heavy, no es el caso. Es más bien una saturación cercana al fuzz, con gran cantidad de grano, un gran sustain, pero sin demasiado ataque. Una gran opción es conseguir una saturación relativamente relajada controlando que no se nos pase demasiado de sustain, pero debemos ponerle un overdrive al canal, o incluso un boost.

Conclusión
Resumiendo un poco, podemos irnos con la idea del sonido de un gran amplificador limpio y un gran crunch. Debemos plantearnos el aparato para sonidos más bien blues, pop, funk o algo de rock. Funcionará con Stratos® o Telecasters®, por supuesto con rollos Les Paul®; sin ir más lejos, con las pastillas p-90 va de maravilla. Es decir, cualquier cosa que tenga algo de ataque y dinámica. En el canal supersaturado, puede funcionarte para sonidos muy largos de sustain donde necesites prolongar las notas el máximo posible.

Por otro lado el precio es competitivo, así que es una opción que no debes dejar de probar.

email  facebook rec  Twitter rec  Google rec  Printrest rec  Linkedin rec  RRSnews rec